El TC rebaja la condena a la mitad a un hombre que mató a su pareja en Sitges

La Vanguardia

25.04.2008

El Constitucional considera que el hombre no tenía porque saber que un “tirón fuerte del cuello” podía causar la muerte de la mujer. Su adicción a la cocaína también ha atenuado la pena

Barcelona. (EUROPA PRESS).- El Tribunal Supremo ha rebajado a la mitad la condena de un hombre al que un jurado popular declaró culpable de matar a golpes a su compañera sentimental durante una discusión en una habitación de un hotel de Sitges (Barcelona) en septiembre de 2004, y al que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) había condenado a 12 años de prisión.

La Audiencia de Barcelona condenó, en abril de 2007, a cinco años y ocho meses de prisión al acusado, Shidart C., de 33 años y nacionalidad británica, después de que un tribunal popular lo declarara culpable de un delito de homicidio imprudente y otro de lesiones.

También lo condenó a indemnizar con 150.000 euros a la hija de la víctima, que tenía un año cuando murió su madre, Yauheniya B., de 19 años y nacida en Bielorrusia, y se encontraba junto a su niñera en otra habitación del hotel en el que residían desde hacía dos semanas.

Los miembros del jurado declararon probado que Shidart C. y Yauheniya B. se encontraban alojados en el Hotel Playa Golf de Sitges cuando, el 8 de septiembre de 2004, iniciaron una fuerte discusión. El procesado empezó a golpear a su pareja y, en el calor de la pelea, le dio “tirón fuerte y brusco”, desnucando a la víctima y causándole la muerte.

Sin embargo, en ese gesto no hubo intención de matar porque “no puede considerarse que el conocimiento de que un fuerte y brusco tirón sobre el cuello pueda producir la muerte de la víctima sea un conocimiento común”. Además, consideraron probadas la agravante de parentesco y la atenuante de “grave adicción” a la cocaína, de la que el acusado es “consumidor crónico”, hasta el punto de presentar perforación en el tabique nasal.

El magistrado que presidió el tribunal popular condenó a Shidart C. a dos años y cinco meses de cárcel por el delito de lesiones y a tres años y tres meses de prisión por el de homicidio imprudente. La Fiscalía recurrió la sentencia y el caso llegó al TSJC, que consideró que el procesado sí quería matar a su compañera sentimental, por lo que la Sala Penal calificó el crimen de asesinato y, en julio de 2007, elevó la condena a 12 años de prisión.

Posteriormente, el procesado recurrió la resolución judicial ante el Tribunal Supremo, que ha considerado que los hechos son constitutivos de un delito de homicidio por imprudencia, al entender que Shidart C. no pretendía matar a su compañera sentimental, como ya señaló el tribunal popular. No obstante, reconoce que Yauheniya B. fue víctima de “una agresión múltiple que puede calificarse de fuerte y dolorosa paliza”.

Por eso, el Supremo ha rebajado a la mitad –seis años de cárcel– la pena impuesta por el TSJC, si bien mantiene la indemnización de 150.000 euros que el procesado deberá abonar a la hija de la víctima.

Consultar fuente



A %d blogueros les gusta esto: