Archive for the ‘Asentamientos ilegales’ Category

Seguir leyendo »

Anuncios

El alcalde de Morales de Toro, Luis Segovia, ha anunciado que el Ayuntamiento va a tomar medidas para conseguir que los ciudadanos de origen rumano que residen en una nave agrícola y en una antigua bodega, sean desalojados al no reunir ambas edificaciones unas mínimas condiciones higiénico sanitarias. Esta decisión ha sido adoptada por el alcalde de Morales de Toro después de que el pasado sábado, un ciudadano de nacionalidad rumana supuestamente prendiera fuego con dos botellas rellenas de gasolina a la vivienda y al vehículo de un vecino de la localidad que en la actualidad convive con la ex pareja, también rumana, del supuesto autor del incendio.

Aunque Luis Segovia ya solicitó el pasado verano a la Consejería de Sanidad que realizara una inspección para comprobar las condiciones en las que reside un grupo numeroso de ciudadanos de nacionalidad rumana, desde esta Administración, como señaló el alcalde, «no se ha hecho nada» e incluso llegó a plantear al Ayuntamiento que la solución era la construcción de nuevas viviendas que reunieran unas condiciones higiénico sanitarias, en las que poder realojar a las personas que integran los asentamientos rumanos.

El alcalde insiste en que, con esta petición, lo que pretendía era que la Consejería de Sanidad diera una solución a «un problema higiénico sanitario de interés que podría derivar en cualquier tipo de enfermedad, ya que son personas que carecen de agua, que no se lavan y que hacen sus necesidades en las inmediaciones del lugar donde viven». La intención municipal es que Sanidad inspeccionara la nave agrícola y la antigua bodega en la que residen los inmigrantes y que, «si no había otra alternativa, denunciara a los propietarios de ambas edificaciones».

Después de varios meses, los asentamientos rumanos en una nave y en una antigua bodega se mantienen, por lo que, tras el suceso del pasado sábado, el Ayuntamiento de Morales de Toro no está dispuesto a dar más plazos y estudiará posibles medidas para que los ciudadanos que residen en la zona de ‘Las Bodegas’ «se vayan, porque no pueden seguir viviendo en esas condiciones».

La antigua bodega que un grupo de rumanos tiene alquilada «está declarada en ruina desde hace varios años», asegura el munícipe, e incluso llegó a ser precintada ante su posible derrumbe.

Además, Segovia mostró su preocupación por el estado de insalubridad en el que se encuentra este paraje del término municipal ya que «está como una pocilga, porque los rumanos que residen en esta zona han acumulado mucha suciedad y hacen sus necesidades en la calle».

Aunque el Ayuntamiento será ahora el encargado de adoptar las medidas precisas para intentar desalojar a los ciudadanos de nacionalidad rumana que residen en el municipio, el alcalde también ha invitado a los vecinos de Morales de Toro a que denuncien esta situación, que está generando una gran tensión social en el municipio.

http://www.nortecastilla.es/20080401/zamora/alcaldia-morales-desalojara-asentamientos-20080401.html

http://www.laopiniondezamora.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008040100_4_266440__TORO-alcalde-Morales-Toro-pide-medidas-contra-asentamientos-rumanos

Luis Segovia ha pedido «protección» a la subdelegada de Gobierno tras el incendio intencionado de una casa, el cual está siendo investigado por la Policía Judicial

M. BARRIO. El alcalde de Morales de Toro, Luis Segovia, ha anunciado que el Ayuntamiento de la localidad va a «buscar medidas» para conseguir el desalojo de las familias de nacionalidad rumana que desde hace tiempo permanecen asentadas en las bodegas y en una nave de las afueras. Segovia ha hecho estas manifestaciones tras el incidente ocurrido el noche de pasado sábado, en que la vivienda y un vehículo de un vecino del pueblo resultaron con importantes daños materiales en el incendio provocado intencionadamente por dos botellas llenas de gasolina que fueron arrojadas en su interior, presuntamente por un ciudadano rumano. Segovia ha vuelto a «reclamar protección» a la Subdelegación de Gobierno porque teme «que los vecinos cojan la Justicia por su mano».
La subdelegada de Gobierno, Josefa Chicote, dijo ayer que el caso está siendo investigado por la Policía Judicial. Fuentes de la Guardia Civil consultadas por este diario confirmaron también que las sospechas recaen sobre la ex pareja de la mujer rumana con la que vivía el propietario de la vivienda. El sospechoso, de hecho, había sido denunciado en más de una ocasión por malos tratos y el Juez le había dado orden de alejamiento de su ex pareja. La subdelegada de Gobierno cree, sin embargo, que lo ocurrido es «un hecho aislado» y descarta que haya habido casos similares entre vecinos de Morales de Toro y ciudadanos rumanos asentados en esa localidad. Según Chicote, «hasta ahora no ha habido problemas», aunque ha puntualizado que prefiere ser «cauta y esperar a los resultados» de la investigación.
El alcalde, Luis Segovia, asegura sin embargo que los vecinos están «hartos» de los problemas que ocasiona la presencia del asentamiento rumano en la localidad, donde actualmente afirma que podría haber unas 60 personas. Según explicó ayer, «un vecino tuvo que denunciar en otra ocasión que sus hijas habían sido perseguidas por un rumano que les quería quitar el móvil», aunque las quejas de Segovia se enmarcan, sobre todo, en cuanto a las condiciones en que viven estas personas. «Piden por las calles, revuelven en los contenedores, van con los coches a toda velocidad por las calles y las condiciones en las que viven son de una absoluta falta de higiene; de hecho, los vecinos no pueden ni ir a sus bodegas, porque el olor es insoportable», ha señalado en este sentido. El alcalde moralino culpa de la situación, entre otros, al propietario de la nave y al de la bodega -que está declarada en ruina-, «por permitir que vivan allí». Segovia se queja de que las instituciones públicas «no han respondido» a la ayuda reclamada hasta ahora por el Ayuntamiento de la localidad. En este sentido afirma que han puesto los hechos en conocimiento de la Consejería de Sanidad «y nos contestaron que el problema era del Ayuntamiento y que les pusiéramos casas con servicios». Asimismo, sostiene que «la Guardia Civil les pide la documentación, pero allí siguen».

«Esto es la guerra»
Segovia quiere que «obliguen al dueño a cerrar la nave, porque no es un lugar para vivir». «Aquello es la guerra», ha dicho, a la vez que reclama públicamente que Sanidad haga una inspección y compruebe en qué condiciones viven; cagan y mean en la calle y no hay quien aguante los olores».
Según dice, los propietarios de algunas bodegas han denunciado su presencia en estos recinto y «han conseguido que los desalojen» al tratarse de una propiedad privada, «pero hay una persona que está permitiendo que vivan en la suya pese a que está declarada en ruina y llegó ser precintada». Y lo mismo dice que ocurre con la nave, «yo no puedo impedir que una familia traiga a sus parientes a vivir con ellos».

Efecto llamada
El alcalde de Morales de Toro descarta que en la localidad se haya producido el “efecto llamada” entre ciudadanos de nacionalidad rumana por motivos laborales, ya que, como señalaba ayer, «en nuestro pueblo solo hay trabajo en época de vendimia y ahora no hay nada en que poder emplearse». Por eso piensa que, más bien, «es que cuando vienen a España se ubican donde ya hay otros compatriotas con los que se entienden».
El alcalde quiere dejar claro, no obstante, que «no se trata de un problema de racismo», ya que explica que en la localidad viven otras ocho o diez familias «que están perfectamente integradas, viven en una casa que reúne las condiciones adecuadas, mandan sus hijos a colegio y no da problemas».

Un campamento de quita y pon se levanta cada noche en el mirador.

23/03/2008

Una docena de tiendas de campaña brota cada noche en la columnata semicircular que hace de mirador de los jardines de Las Vistillas, en pleno centro de la capital, junto al Viaducto. Es el campamento, desde hace apenas unos meses, de un grupo de unos 25 gitanos rumanos, que cada día repiten el mismo ritual: en cuanto llega la noche montan su campamento de quita y pon, en el que sólo estarán el tiempo imprescindible para dormir y, en cuanto amanezca, habrán desaparecido del lugar. Sin dejar apenas rastro.

Los vecinos están más que acostumbrados. Desde hace unos cuatro años se han habituado a las viviendas de plástico que también cada noche levantan unos 40 inmigrantes rumanos, en el cercano parque de la Cornisa, detrás de la basílica de San Francisco. Los nuevos vecinos no hacen más que extenderse por la misma zona, en el barrio de Palacio.

La mayoría de los hombres del campamento vive de recoger chatarra y venderla después por unos pocos euros. Las mujeres, en cambio, se apostan a las puertas de las iglesias cercanas para pedir. Muchas veces tienen que pasar el día con la tienda de campaña plegada, pero a cuestas. Quien puede improvisa un armario en las alcantarillas cercanas, cuyas tapas levantan con un gancho. Allí guardan mantas, sacos de dormir, ollas… enseres cuidadosamente guardados en bolsas de plástico. Y la higiene y la limpieza se solventan en las fuentes cercanas, delante de todos. Aunque el agua en esta época del año salga sucia.

Algunos vuelven al lugar para comer a mediodía. También al aire libre cocinan lo poco que han conseguido durante el día. Y hacen gala de un torpe español, aprendido por capítulos de telenovelas latinoamericanas pasadas en la televisión rumana.

“Ellos no nos estorban, no se meten con nadie”, comenta una vecina del barrio. Otra cosa es soportar las deposiciones. “Ahora que es invierno, todavía; pero con el calor hay más olor”, continúa la misma mujer.

Más crítico es David Jiménez, portavoz de la Asociación Amigos de las Vistillas-Parque de la Cornisa. Asegura que todo el entorno, la única zona verde del barrio, se ha dejado degradar a propósito. “Para construir”, recalca.

http://www.elpais.com/articulo/madrid/Decenas/rumanos/pernoctan/jardines/Vistillas/elpepiespmad/20080323elpmad_2/Tes

T. G. C. – Vitoria – 14/03/2008

El Ayuntamiento de Vitoria está buscando una salida para un grupo de 18 inmigrantes rumanos que malviven en un viejo pabellón industrial en el pueblo de Aretxabaleta, sito a las afueras de la capital. Este colectivo, empadronado en su mayoría en Miranda de Ebro (Burgos), ya fue desalojado de su primer asentamiento en la ciudad, bajo el puente de Abetxuko. Entonces se les instó a acudir a un albergue municipal, pero optaron por establecerse de forma irregular en este nuevo asentamiento.

El caso salió ayer a la luz por la denuncia pública de la concejal del PP Encina Serrano, quien visitó a las familias, a sabiendas de que el consistorio ya estaba tramitando una solución. La Policía Local y los servicios sociales del Ayuntamiento mantienen contacto con este grupo de personas desde finales del pasado febrero, cuando su asentamiento fue localizado bajo el puente de Abetxuko, lugar del que fueron desalojados por los agentes policiales.

Entonces se les ofreció el recurso a los servicios sociales del Ayuntamiento e incluso se contrató personal para su atención, pero lo rechazaron y se trasladaron a este nuevo alojamiento. “Los contactos con estas familias han sido varios y hemos obtenido siempre la misma respuesta, por lo que hoy mismo les hemos hecho llegar por escrito un ultimátum: o abandonan el lugar o recurriremos a la Policía para que los desalojen”, explicó el concejal de Asuntos Sociales, Peio López de Munain.

http://www.elpais.com/articulo/pais/vasco/Vitoria/busca/solucion/asentamiento/irregular/inmigrantes/elpepiesppvs/20080314elpvas_13/Tes/

SEVILLA. Los vecinos de la barriada El Gordillo están alarmados por la acumulación de basuras y la tensión que se vive en la zona desde que se instalara en el barrio un asentamiento rumano. La situación empezó a fraguarse hace unos cuatro meses y afecta tanto a la parte del barrio que se localiza en Sevilla como a la que está en el término de La Rinconada.
En el caso del barrio de Sevilla, unas ocho familias de procedencia rumana ocuparon una casita que formaba parte del antiguo centro de control aéreo situado en la zona y a ella se suman de forma esporádica otras cuantas familias más que colocan a su alrededor tiendas de campañas que por la mañana desaparecen porque, como contaba María del Carmen, portavoz de los vecinos, saben que la Policía Local viene y los quita de allí. En el caso de la parte de la barriada situada en La Rinconada, varias familias se han ubicado en una antigua gravera y han ocupado una casa abandonada de cuatro plantas.
La presencia de estas familias, cuenta María del Carmen, no sería un problema si guardasen unas mínimas normas de convivencia, pero es que «abren los contenedores de basura y la desparraman por las calles, y así está el barrio, lleno de ratas e insectos. Llamamos a Lipasam, pero no vienen». Además, apuntan, hay continuas peleas entre estas familias por la falta de espacio y eso redunda en que el barrio viva gran tensión y que muchas madres no dejen a sus hijos ir solos por la calle.
Desde el Ayuntamiento se señala que ya han actuado en esa zona en alguna ocasión para evitar la proliferación de estos asentamientos.
PUENTE GENIL. Una docena de agentes de la Policía Local de Puente Genil procedió días atrás, en la zona conocida como Señor del Río, a la inspección de dos viviendas en las que residían 60 personas de nacionalidad rumana. Se trataba, por tanto, de dos casas «pateras», por lo que se han abierto las oportunas diligencias. En la inspección, los agentes han recuperado aceituna y material de obra, presumiblemente procedentes de hurtos, imputando a dos personas por los hechos. También se intervinieron y retiraron siete vehículos por falta de documentación y se levantaron dos tiendas de campaña, imponiéndose varias denuncias por arrojar basura al río; vehículos en estado de abandono y otras acciones relacionadas con la ordenanza municipal de residuos sólidos.

La Policía Local, que seguirá realizando controles de este tipo periódicamente, ha solicitado a los técnicos municipales que inspeccionen las viviendas de la citada barriada por si estas no reunieran las condiciones mínimas de habitabilidad, dado su mal estado de conservación.
De esta zona se desalojaron hace varios meses a 100 rumanos y el pasado diciembre, otro grupo protagonizó una «batalla campal» que finalizó con la hospitalización de dos agentes y varios inmigrantes.
De otro lado, los agentes evitaron que 70 personas, rumanas que habían sido expulsadas de Cabra, acamparan en las inmediaciones del polígono de Las Acacias, siendo acompañados hasta los límites de Puente Genil.

Que dos mendigos rumanos lleven semanas viviendo en un pasadizo del parque que se construye sobre los túneles de la M-30, entre basura y ratas, es más que simbólico. Alrededor de 2.000 personas sin hogar viven en la calle en la capital -otras 1.500 en albergues municipales-. Poquísimas consiguen rehacer sus vidas. Al igual que las obras de la M-30, que parece que nunca acaban -el parque no estará hasta 2010-, los sin techo también recorren un trayecto interminable para salir de la calle. Muy pocos lo consiguen porque cuando logran un trabajo, y pueden ahorrar, tienen que abandonar el albergue. Pierden el trabajo y vuelven a la calle. Es su particular M-30.

Edición: Zoe Rodríguez

SEVILLA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) –   Efectivos de la Policía Local de Sevilla, apoyados por un dispositivo de la empresa de limpieza pública del Ayuntamiento (Lipasam), han desmantelado hoy en las inmediaciones del Charco de la Pava tres asentamientos chabolistas habitados por ciudadanos rumanos, recogiéndose unos 3.850 kilogramos de residuos sólidos.

El Ayuntamiento hispalense informó de que el operativo comenzó ayer y ha finalizado hoy mismo con el desmantelamiento de estos tres campamentos y asentamientos de ciudadanos rumanos.

En total, se han desmantelado diez tiendas de campaña tipo iglú y varias construcciones ilegales, identificándose a un total de 25 ciudadanos rumanos en el total de asentamientos.

El operativo municipal descubrió que los moradores de estos rudimentarios emplazamientos usaban hasta seis vehículos para sus desplazamientos. En esta ocasión, algunas de las tiendas estaban escondidas bajo unas estructuras metálicas y entre los arbustos con la finalidad de pasar desapercibidas ante cualquier operativo de la Policía Local, que descubrió que el colectivo se servía de seis vehículos para sus desplazamientos.

En esta intervención, que eleva a la treintena el número de actuaciones en la materia, Lipasam ha retirado de la vía pública unos 3.850 kilogramos de basura.

http://www.europapress.es/00279/20080212165013/sevilla-desmantelados-tres-asentamientos-ciudadanos-rumanos-aledanos-charco-pava.html

AGENCIAS. 08.02.2008

  • Sucedió la pasada noche en el poblado de El Gallinero.
  • El fuego comenzó por motivos que se desconocen.
  • Los afectados rechazaron un alojamiento provisional.

Tres chabolas ardieron anoche en el poblado de El Gallinero de la Cañada Real Galiana, sin que se produjeran heridos, ha informado hoy una portavoz de Emergencias Madrid. El fuego comenzó, por motivos que se desconocen, en una de las chabolas y se fue extendiendo a las demás sobre la medianoche.

Al lugar se desplazaron tres dotaciones de bomberos, que apagaron el incendio sin dificultad, y una UVI Móvil del Samur, que no tuvo que atender a nadie.

Los afectados rechazaron marcharse a un alojamiento provisional

Agentes de la Policía Nacional también se presenciaron en el poblado y ofrecieron a los habitantes de las chabolas destruidas activar el Samur Social para que les proporcionara un alojamiento provisional, si bien todos lo rechazaron asegurando que “se apañarían en casas de familiares”, según la fuente.

Un portavoz de la Delegación de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Madrid ha confirmado que el Samur Social no se activó y que el poblado chabolista de El Gallinero está “dentro de la Cañada Real Galiana, habitado principalmente por población rumana gitana“.

Según un vecino de la Cañada Real, el poblado de El Gallinero está en un “terreno privado” y lo componen, desde hace alrededor de un año, unas sesenta chabolas.

http://www.20minutos.es/noticia/346403/0/ncendio/chabola/canada/ 

EFE – lunes, 4 de febrero, 17.28

Alicante, 4 feb (EFE).- Cuatro personas han sido detenidas esta mañana durante la operación de desalojo llevada a cabo por el Cuerpo Nacional de Policía, a instancias del Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA), en un inmueble del barrio del Carmen de Alicante, han informado fuentes policiales.

Una de estas personas ha sido arrestada al negarse a abandonar su vivienda, mientras que las otras tres han sido detenidas durante la identificación de los vecinos y tras detectarse que tenían órdenes de búsqueda policiales.

Asimismo, los agentes han hallado algunas dosis de sustancias estupefacientes, “pipas de agua” -herramienta casera para fumar o inhalar droga- y restos de papelinas.

El desalojo, del que se informó a los vecinos hace ocho meses, ha sido ordenado por un juez, a instancias del IVVSA, propietario de las viviendas, después de que se detectaran “problemas de impagos, mala convivencia, numerosos conflictos, falta de titularidad, algunos delitos y falta de salubridad”.

La subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares, ha informado de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han actuado por orden judicial y a instancias del IVVSA, que fue quien inició los trámites para el desalojo.

La operación ha comenzado a las 7.30 horas de la mañana en un edificio de cuatro bloques situado entre las calles Diputado Juan Rodríguez Marín y diputado Joaquín Galán.

De las 65 viviendas intervenidas, 40 estaban ocupadas por familias, 12 de las cuales ya han sido realojadas pues cumplían con los expedientes de titularidad y las órdenes de pago, según han explicado fuentes del IVVSA.

El resto de familias (28), cuya estancia en las viviendas intervenidas era ilegal, deberán buscar alojamiento en casas de familiares o vecinos.

De hecho, algunas de estas personas han asegurado a EFE que accedieron a las viviendas “tras tirar la puerta abajo” o, según han indicado otras, “al ver que la puerta de la casa estaba abierta”.

En este sentido, la mencionadas fuentes han informado que estas familias afectadas deben presentar en el registro del IVVSA una petición formal y registrada de solicitante de vivienda.

Desde que se ha producido el desalojo, los vecinos, entre los que se encuentran ancianos, niños y mujeres embarazadas, siguen en la calle, al tiempo que de forma ordenada y bajo custodia policial van sacando sus enseres al exterior del inmueble.

En distintas ocasiones han proferido gritos en contra de la Policía Nacional y exclamando frases como “No hay derecho”, “Es una injusticia” o “Queremos una casa”.

Asimismo, han responsabilizado de esta situación tanto al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, “a quien -según han gritado- no lo votaremos” como a “Camps, que aquí no viene”, en alusión al presidente de la Generalitat Valenciana.

El único incidente registrado se ha producido cuando dos jóvenes han intentado agredir a una vecina a la que acusaban de haberse “chivado” de que en este inmueble “se vendía droga”, según han comentado a EFE los propios vecinos.

Aunque los efectivos han intentado identificar y detener a estas dos personas, éstas se han refugiado en un inmueble cercano y posteriormente han huido a través de una ventana, según han explicado fuentes policiales.

http://es.noticias.yahoo.com/efe/20080204/tes-detenidas-cuatro-personas-en-la-oper-61bd63d_1.html

 

La zona, conocida como ‘El callejón de la muerte’, era el refugio de clanes dedicados al narcotráfico.

La policía ha desalojado esta mañana 65 viviendas ocupadas ilegalmente en el barrio del Carmen, un enclave del norte de la capital de Alicante con los mayores índices de delincuencia de la ciudad. La zona, conocida como El callejón de la muerte, era el refugio de clanes de la etnia gitana dedicados al narcotráfico, según fuentes policiales.

Durante la evacuación se han vivido momentos de tensión entre los inquilinos y los agentes que han concluido con el arresto de cuatro personas. Las casas, cuatro bloques de la calle del Diputado Juan Rodríguez Marín, fueron construidas hace ocho años por el Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA).

Tras el desalojo, la policía bloqueó la zona con vallas de tres metros de altura para evitar que las casas vuelvan a ser ocupadas. El IVVSA ha anunciado que invertirá tres millones de euros para rehabilitar las casas, la mayoría prácticamente arrasadas por sus actuales moradores.

Personas en los tejados

El desalojo de las casas, en medio de un fuerte dispositivo policial ?más de un centenar de agentes entre policías nacionales y locales, y equipados con material antidisturbios- comenzó a primera hora de la mañana, una vez que el IVVSA obtuvo la autorización judicial. El inicio de la evacuación estuvo rodeado de momentos de gran tensión, con personas refugiadas en los tejados y otras atrincheradas en las casas. Superados esos incidentes iniciales, los empleados de los servicios de mudanzas comenzaron a retirar los enseres que se amontonaban en el interior de las casas. Doce de las familias desalojadas ya han sido reubicadas en otras viviendas del IVVSA, mientras que para el resto no se ha adoptado aún ninguna medida.

Oficialmente, según ha informado el Instituto Valenciano de la Vivienda, el desahucio, comunicado a los vecinos hace ocho meses, obedece a la falta de titularidad, impagos y mala convivencia. Junto a este problema legal, se sumaba el elevado índice de delitos que acumulaba la zona, la mayoría derivados de ajustes de cuentas por narcotráfico entre clanes rivales, salpicados en ocasiones con homicidios como consecuencia de balaceras en plena calle.

http://www.elpais.com/articulo/espana/Desalojadas/65/viviendas/ocupadas/barrios/conflictivos/Alicante/elpepuesp/20080204elpepunac_10/Tes

La policía municipal de Vitoria ha detectado en Vitoria un pabellón industrial habilitado como vivienda para inmigrantes, ha informado hoy el Ayuntamiento, que ha movilizado a dos de sus departamentos para hacer frente a este problema.
Fue el pasado día de Reyes cuando una patrulla de Policía Local detectó en la calle Oreitiasolo la presencia de varias personas de origen magrebí que entraban y salían de un pabellón industrial. Dichas personas manifestaron a los policías que, además de ellos, otros inmigrantes de su mismo origen vivían en el pabellón, pagando por ello una cierta cantidad de dinero a su propietario.
La patrulla puso los hechos en conocimiento de la Unidad de Protección de la Policía municipal, cuyos miembros comprobaron como el pabellón estaba habilitado como vivienda. El pabellón estaba dividido en habitaciones por tabiques provisionales, realizados con todo tipo de materiales (chapas, cartones, maderas, plásticos,..) y amueblado con camas y otros enseres. El lugar tenía suministro de agua y electricidad, así como saneamiento básico (ducha e inodoro).
Se identificó a 10 personas, de origen magrebí y en situación regular en España, quienes informaron que el pabellón estaba alquilado a una persona de la cual solo conocían su nombre de pila y número de teléfono.
Los agentes contactaron con el titular del pabellón, quien les facilitó una copia de dos contratos privados de alquiler. Dado que los agentes percibieron un gran riesgo de incendio debido a la gran cantidad de materiales susceptibles de arder, así como a la existencia de diversas tomas de corriente eléctrica sobrecargadas de enchufes, llamaron al técnico de guardia de bomberos para que inspeccionara el lugar. Este técnico elaboró un informe al observar que el local carece de todo tipo de extintores, bocas de incendio equipadas, luces de emergencia ni otros elementos de seguridad exigidos por la normativa de seguridad contra incendios para este tipo de actividad residencial, no disponiendo además de los requisitos mínimos de ventilación y salubridad exigidos por otras normativas.
Según el Ayuntamiento, los Departamentos municipales de Bienestar Social y de Medio Ambiente van a coordinar acciones que permitan dar el tratamiento adecuado al problema y “evitar situaciones de desamparo y de riesgo a las personas afectadas”.

http://www.elcorreodigital.com/alava/20080114/local/detectado-vitoria-pabellon-industrial-200801141752.html

  • En el asentamiento habitan 150 adultos y 23 niños.
  • El decreto para que desalojen se les notificará a finales de semana.
  • Tendrán 48 horas para desalojar los asentamientos.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MURCIA .

Un equipo de profesionales formado por Policía Local y técnicos de los servicios de Servicios Sociales, Sanidad y Urbanismo ha visitado esta mañana los tres asentamientos de búlgaros localizados en Patiño, en la calle Fuensanta, Carril del Cebadero y en las inmediaciones del Campo de Fútbol, con el fin de desalojarlos.

El Ayuntamiento de Murcia ha tenido conocimiento de estos asentamientos a través del presidente de la Junta Municipal de Patiño y está trabajando para desalojarlos, localizar a los propietarios de los terrenos y limpiar. Estos asentamientos no reúnen las condiciones para alojar a personas, por razones de salud pública -carecen de agua, luz y de las mínimas condiciones higiénicas-.

Despertador policial 

«A dónde vamos a ir. Si en mi país vivo peor que aquí», se lamentaba uno de los búlgaros, apodado Pincho, que vive en una chabola, rodeado de basura y escombros en el Carril del Cebadero en la pedanía murciana de Patiño.

A dónde vamos a ir. Si en mi país vivo peor que aquí”, se lamenta uno de los búlgaros chabolistas

Sobre las 10.00 h de ayer dos camiones de policías se adentraron en el poblado chabolista más númeroso, con 36 chabolas, del Carril del Cebadero. «¡No foto, no foto!», espetaban varios búlgaros aún medio dormidos y muertos de frío. Dicen que si los echan se irán a otro lugar cercano porque nadie les alquila casas con un pasaporte de Bulgaria. «¿Habéis pensado ir a Italia?», aconseja uno de los agentes.En la inspección realizada esta mañana, los técnicos municipales y la Policía Local han detectado 50 chabolas y dos casas abandonadas en las que vivían 150 adultos (búlgaros y rumanos) y 23 niños.

En concreto, en el Carril del Cebadero hay 36 chabolas ocupadas por 110 adultos y 10 niños de nacionalidad búlgara; en el campo de fútbol viejo (junto al Carril del Cebadero) se han detectado 6 chabolas ocupadas por 10 adultos y dos niños de nacionalidad búlgara; en la calle Fuensanta hay un asentamiento con 7 chabolas en las que viven 10 adultos y 6 niños; y otro asentamiento en la que hay una casa vieja ocupada por 14 adultos y 4 niños, ambos de nacionalidad rumana. Detrás del campo de fútbol nuevo hay una chabola y una vivienda vieja ocupada por 6 adultos y un niño.

Se irán y limpiarán la zona

Además, el Ayuntamiento está preparando los decretos para que los búlgaros abandonen sus asentamientos y se les notificará a finales de esta semana. Una vez se les notifique tendrán un plazo de 48 horas para desalojar los terrenos.

Si los abandonan de forma voluntaria, el Ayuntamiento limpiará la zona y repercutirá el coste en los propietarios de los terrenos. También se solicitará a los propietarios que vallen las zonas y las mantengan limpias.

Si transcurridas las 48 horas de plazo los búlgaros no abandonasen voluntariamente los terrenos, el Ayuntamiento acudirá al juzgado para que una orden judicial autorice a la Policía para realizar el desalojo.

http://www.20minutos.es/noticia/330715/0/murcia/chabolas/patino/

Clanes expulsados de asentamientos ilegales en Sevilla, dedicados a los robos con violencia y en domicilios, se han instalado en Málaga. La policía investiga a varios grupos por delitos graves

MIGUEL ÁNGEL REINA

La realidad es la que es. Dedicaré sólo unas líneas a explicar lo obvio sin pasar por los cerros de Úbeda. Son gitanos y rumanos. Su ´modus vivendi´ es el delito y lo ejercen en clanes familiares en los que cada miembro tiene asignada una tarea. Niños, mujeres y ancianos incluidos. Residen en asentamientos temporales y aprovechan todas las ventajas de su peculiar estilo de vida para escapar de jueces y policías. Este carácter ´doméstico´, más cercano a la delincuencia común urbana, ampara sin embargo a bandas extremadamente violentas, sin escrúpulos por segar vidas si la ocasión lo requiere.
El Cuerpo Nacional de Policía detecta cada año en España más de 400 bandas activas de crimen organizado de alto, medio y bajo nivel, según las clasificaciones de Interpol. Las bandas nacionales continuaron liderando el ranking del delito en España, seguidas de las colombianas y las rumanas. Tras éstas, y en este orden, marroquíes, francesas y rusas. Por lo general los grupos desarticulados estaban integradas por más de tres personas, tenían actuaciones continuadas en el tiempo, cometían delitos graves y obtenían beneficios, poder o influencia.

Todos los ´palos´
La mayoría, además, basaba sus actuaciones en un reparto de funciones y empleaban violencia o intimidación. Los expertos policiales lo tienen claro: “España ya no es una ´sucursal´ de los grupos organizados, sino una auténtica oficina central”, aseguran. En los primeros ocho meses del año se les intervinieron a estas organizaciones casi el doble de dinero (2,3 millones de euros) que en todo el año anterior.
No hay una sola banda organizada que se dedique a un solo negocio. “Los que hacen chalés o pisos asaltan joyerías, cuando tienen ocasión, o perfumerías, roban los coches que luego utilizan para los atracos, suelen clonar las tarjetas que sustraen y la extorsión es otra de sus aficiones”, explica un responsable policial.
A pesa de ocupar el tercer lugar, las bandas rumanas son las más polifacéticas ya que abarcan casi todos los ´palos´ del mundo criminal: falsificaciones de tarjetas de crédito, de moneda y de documentos; tráfico de cocaína, prostitución, contrabando de tabaco, explotación infantil para la mendicidad; robos en domicilios, en establecimientos de hostelería y en la vía pública al descuido; atracos a bancos y comercios; secuestros, extorsiones, etc.
Gran parte de estos grupos, que se caracterizan por su carácter nómada y su extraordinaria movilidad, se asentaron en Italia hasta que los sucesivos golpes policiales terminaron por expulsarles del país transalpino. En el mes de junio el éxodo forzado les llevó a España. Primero, a Cataluña, Cantabria, Galicia y la Comunidad de Madrid. Luego a Levante y, de manera inexorable, a Andalucía. Más del 80 por ciento son de origen rumano, aunque los hay también albaneses, kosovares o búlgaros.

Nuevos asentamientos
Decenas de clanes gitanos rumanos construyeron nuevos asentamientos en las márgenes del río Guadalquivir. Sólo en julio, la Policía Local de Sevilla desmanteló siete poblados ilegales. Más de 500 personas buscaron entonces acomodo en Málaga y Granada, así como de manera minoritaria en Almería y Huelva. Cártama, Campanillas y la capital acogen los grupos más numerosos, que ya han dado motivos para centrar la atención policial.
La capacidad de las bandas rumanas para delinquir en cualquier punto de la geografía española es apabullante. A finales de noviembre, efectivos de la Udyco Costa del Sol realizaban una serie de investigaciones en el Valle del Guadalhorce cuando los agentes identificaron a un grupo de gitanos rumanos. Venían de Sevilla y aseguraron que llegaron a Málaga en el mes de agosto. Sólo les filiaron, dado que no se les pudo probar la comisión de delito alguno. Al día siguiente, no obstante, uno de los filiados en Cártama fue detenido en Vilafranca del Penedés (Barcelona) después de asaltar una vivienda.

Robos violentos
Días antes, el sábado 10 de noviembre, un vecino de Fuengirola tuvo que ser hospitalizado en el Hospital Costa del Sol por la paliza que recibió de dos individuos rumanos que asaltaron su vivienda con sus moradores dentro. Un par de semanas más tarde, un matrimonio del Atabal fue víctima de otra banda rumana que entró a robar en su chalet. El hombre se llevó la peor parte y también tuvo que ser ingresado en un centro hospitalario de la capital malagueña. Fuentes policiales aseguraron además que las bandas rumanas son las responsables de la mayor parte de la oleada de robos que desde hace meses sufren los vecinos del Atabal, el Puerto de la Torre y Churriana.

Familiares de ocasión
Otro clan, integrado por una única unidad familiar de unos 30 miembros, se ha asentado en una casa mata de la calle Doctor Sáinz de Tejada, en el polígono El Viso, donde los vecinos han observado la entrada y salida de bultos empaquetados con envoltorios de comercios, que son cargados en una furgoneta Volvo y en un Mercedes a cualquier hora del día o la madrugada. Otras informaciones policiales vinculan además a este clan con los autores del atraco con rehenes a la sucursal de Cajamar en Nueva Málaga, posiblemente dándoles cobijo tras el asalto; una colaboración que suele justificarse con la excusa de que se trata de familiares o compatriotas que no tenían donde alojarse.

http://www.laopiniondemalaga.es/secciones/noticia.jsp?pRef=3110_2_151158__Malaga-huracan-rumano-asola-Malaga

Los altercados dejan dos coches incendiados con cócteles molotov y más de un centenar con desperfectos.

X.P. PALMA. Un nuevo control policial en Son Banya desató ayer tarde una oleada de disturbios en los alrededores del poblado. Los altercados provocaron por los pobladores dejaron un saldo de dos vehículos incendiados y más de un centenar con graves desperfectos tras ser apedreados. La primeras estimaciones elevan los daños materiales causados a los 120.000 euros.
El detonante de la algarada fue la puesta en marcha de un nuevo control policial en los accesos a Son Banya para impedir la afluencia de toxicómanos al poblado en busca de su dosis de droga, una iniciativa que la Policía ya efectuó el pasado fin de semana. Los agentes iniciaron el dispositivo alrededor de las 15.00 horas, momento en el que cortaron las vías de entrada para no permitir el acceso a todo aquel no residente en la zona. La respuesta de los pobladores a la interrupción de su negocio no se hizo esperar. Más de una decena de jóvenes pasó a la ofensiva descargando su rabia contra una empresa de distribución y almacenaje de vehículos situada en las inmediaciones. Los moradores lanzaron cócteles molotov y piedras a los automóviles, lo que dejó dos coches incendiados y entre 120 y 150 con graves desperfectos a consecuencia de la lluvia de pedradas, según los testigos. La agresión obligó a intervenir a los agentes establecidos en las entradas, lo que dejó vía libre a los compradores de droga para acceder al poblado a adquirir su mercancía. La intervención de un grupo de antidisturbios, una quincena de agentes de la Unidades de Protección y Reacción (UPR), permitió a los policías regresar a sus puestos de control de los accesos a Son Banya. Los graves incidentes causados por los moradores desataron una batalla campal con los agentes cuando éstos intentaron detenerlos. Para ello tuvieron que recurrir incluso a los gases lacrimógenos y a pelotas de goma con el fin de reducir a los asaltantes. Tras sofocar la algarada, el grupo de antidisturbios se sumó al dispositivo de control situado en el lugar para prevenir nuevos incidentes.

http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=1731_10_312566__Sucesos-nuevo-control-para-impedir-venta-droga-Banya-desata-oleada-disturbios

Europa Press

El juicio comenzará el lunes en la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla SEVILLA, 1 (EUROPA PRESS) – La Fiscalía de Sevilla solicita la pena de siete años de cárcel para cada uno de los tres acusados de protagonizar el tiroteo del Vacie que se saldó con tres heridos y que constituye el germen del posterior crimen del celador Gaspar García, acribillado a balazos por uno de los chabolistas que fue tiroteado en dicho asentamiento y que fue realojado en el albergue juvenil de la calle Isaac Peral.

Según el escrito de acusación provisional del fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, los acusados R.M.G., A.J.R. y F.S.M. intentaron acabar con la vida del portugués conocido como ‘El Rúa’ por un ajuste de cuentas.

De esta manera, sobre las 19.00 horas del 27 de diciembre de 2005 los procesados acudieron a la chabola en la que se encontraba la víctima junto a una candela y comenzaron a disparar “indiscriminadamente” hacia las personas que estaban alrededor de la citada candela “con la intención de acabar con la vida de ‘El Rúa’.

En ese momento, resultaron heridos I.S.D.A., su hijo F.S.D.A. y su ahijada D.R.J, familiares del asesino del celador, Ricardo S.A. Así, la Policía Nacional, que escuchó los disparos, se personó en el lugar y comprobó que los hoy imputados huían a toda velocidad de la barriada.

Las víctimas sufrieron heridas con armas de fuego por lo que precisaron intervención quirúrgica en el hospital Virgen Macarena de Sevilla, donde permanecieron varios días ingresados.

El Ministerio Público considera que los hechos son constitutivos de tres delitos de tentativa de homicidio por lo que solicita un total de 21 años de cárcel –siete años para cada uno–, así como una indemnización de más de 21.000 euros por las lesiones causadas.

La vista oral se celebrará los días 3, 4 y 5 de diciembre en la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla.

CONSECUENCIAS.

El citado tiroteo fraguó la posterior tragedia del crimen de Gaspar García, pues los chabolistas tiroteados fueron realojados en el albergue de la calle Isaac Peral y fue allí precisamente donde uno de ellos, Ricardo S.A., abrió fuego contra un trabajador de la sanidad de 64 años tras comprobar que su hija había resultado herida por el paso de su vehículo.

La Audiencia Provincial de Sevilla condenó a Ricardo S.A. a 21 años de prisión –ya sólo cumplirá 17 años y seis meses al rebajarle la pena el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA)– y a 15 años a su esposa, después de que un jurado popular los considerara culpables de un delito de asesinato.

La sentencia se basa en el veredicto del jurado que consideró probado por unanimidad que el pasado 8 de enero de 2006, en la calle Isaac Peral y tras un accidente de tráfico sin consecuencias lesivas, el acusado se dirigió de “forma sorpresiva” hasta la víctima, llevando a cabo dos tanda de disparos “primero a una distancia mayor y se fue acercando hasta la víctima hasta acertar en la cabeza, como demuestra la mayor profundidad de los disparos en la misma”.

De igual modo, consideraron empleó dos cargadores, “porque como acreditaron los forenses de balística el arma sólo tenía una capacidad para ocho cartuchos”, cuando se efectuaron al menos nueve.

http://es.noticias.yahoo.com/ep/20071201/ttr-piden-21-aos-para-los-tres-acusados-c2ebf40_1.html

  • La actuación se desarrolló de manera pacífica y con un amplio dispositivo policial.
  • Algunos de los moradores empezaron a marcharse anoche.
  • Los rumanos se concentraron por la tarde en la puerta del Ayuntamiento de Granada.

Las familias que vivían ilegalmente desde el pasado mes de marzo en el conocido como Cortijo Nuevo, ubicado en la carretera de Dílar, han sido desalojados esta misma mañana. La actuación se ha desarrollado de manera pacíficca y con un amplio despliegue policial.

Este cortijo, cuyo desalojo está respaldado judicialmente, fue cedido por el Ayuntamiento de Granada al Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud (PTS), que necesita el espacio para la ampliación del campus.

Después de que sus moradores abandonaran el inmueble y que diversos operarios limpiaran el entorno, se ha procedido además al tapiado del mismo para evitar que éste pueda volver a ser ocupado.

Una portavoz de la Plataforma “El Cortijo”, formada por 14 ONG granadinas, ha explicado que la mayoría de las personas, unos 40 adultos y 17 menores, que ocupaban el Cortijo optaron por comenzar a abandonarlo desde anoche, al tener constancia de que el desalojo podría producirse hoy.

Pese a todo, algunas familias no descartan instalarse en otro inmueble antes que “dormir en la calle”, según han declarado tras el desahucio.

Mientras, otros cuatro ciudadanos de origen rumano eran detenidos poco después en el cercano Cortijo de la Reja, ya que sobre ellos pesaban sendas reclamaciones judiciales. Uno de ellos incluso tenía pendiente una orden de extradición de la Audiencia Nacional que pudo conocerse tras ser identificado por los agentes.

Por la tarde, medio centenar de personas, la mitad de ellas rumanas, se concentraron frente al Ayuntamiento de Granada para pedir el realojo de cuatro familias, aunque la concejala de Bienestar explicó que el Ayuntamiento ya ha realojado a cuatro familias, busca albergue a otras dos y que desconoce la situación de estas cuatro, cuya petición responde a un “efecto llamada”.

http://www.20minutos.es/noticia/313095/0/desalojo/rumanos/Granada/

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) – El jefe del distrito de la Comisaría de Latina y el jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana se reunieron hoy con los patriarcas gitanos de Las Mimbreras para evitar nuevos enfrentamientos entre los vecinos del poblado chabolista y los agentes.

Según informó a Europa Press la Jefatura Superior de Policía, los mandos policiales pidieron a los patriarcas, que representan la máxima autoridad en Las Mimbreras, que los residentes dejen de lanzar piedras contra los vehículos de la M-40, hecho que precipitó ayer en un violento enfrentamiento entre policías y gitanos, que pensaban que la autoridad pretendía derrumbar sus viviendas.

Asimismo, los jefes de Policía expresaron a los patriarcas la necesidad de evitar enfrentamientos para que vuelva la calma al poblado, ubicado al borde de la Nacional V, entre el barrio madrileño de Cuatro Vientos y La Fortuna de Leganés.

Los jefes de Policía Nacional han decidido mantener un diálogo con los vecinos de Las Mimbreras después de que ayer los residentes recibieron a los policías a pedradas y atrincherados en barricadas con ristras de neumáticos ardiendo ante el temor de un posible desalojo, después de que el día anterior una de las infraviviendas desocupada fuera derribada por orden del Ayuntamiento de Madrid.

No obstante, los vecinos, que se dedican principalmente a la venta de flores y chatarra, temen lo peor puesto que han recibido cartas de Disciplina Urbanística del Ayuntamiento en las que les avisan de un derribo inminente de sus viviendas ilegales. A pesar del duro enfrentamiento, no hubo detenciones ni heridos.

http://www.europapress.es/00289/20071129135958/sucesos-jefes-policia-reunen-patriarcas-gitanos-mimbreras-evitar-nuevos-enfrentamientos.html

 29/11/07

Barricadas, quema de ruedas y contenedores de basura, así como lanzamiento de piedras contra un contingente de diez furgones de la Policía Nacional. Ése fue el panorama de la batalla campal desatada a partir de las nueve y media de la mañana de este miércoles en el poblado marginal de Las Mimbreras. En algún momento los efectivos policiales hubieron de replegarse.

Vecinos del poblado chabolista de las Mimbreras en Latina, reciben a pedradas a la policía cuando iba a desalojar a una veintena de familias gitanas Los habitantes del poblado de Las Mimbreras, en el distrito de La Latina, recibieron esta mañana a pedradas a la Policía Nacional, que pretendía desalojar a una veintena de familias de origen gitano ante una orden de derribo de sus viviendas ilegales. A pesar del violento enfrentamiento, no se han producido detenciones ni hay que lamentar heridos, tal y como aseguró a un portavoz de Emergencias Madrid. Finalmente, el derribo de las casas no se ha hecho efectivo y los policías han ido paulatinamente abandonando el lugar.

En declaraciones a Europa Press, Antonia Heredia, una de las afectadas por la orden judicial, señaló que los residentes del poblado no van a permitir que la Policía les eche a la calle, y aseguró que están dispuestos a “ir a la guerra”. “Nos quieren echar a la calle con mujeres embarazadas y niños. Vienen con escopetas a tirar nuestras casas. No lo vamos a permitir, esto no se puede aguantar”, afirmó Heredia.

Las fuerzas de la policía nacional tuvieron que recibir refuerzos para contener la ira de los vecinos -de etnia gitana- de este poblado marginal ante el desalojo previsto, que finalmente no pudo hacerse efectivo.

A mediodía reinaba la tranquilidad en la zona. Al parecer, algunos de los pobladores sufrieron hematomas por el lanzamiento de pelotas de goma, sin que se conozca que haya habido heridos entre los agentes policiales.

http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=187098

La Chana, Ogíjares y los terrenos del PTS agrupan en edificios vacíos y sin condiciones básicas de habitabilidad a unos 15 clanes.

No son nuevos, pero cada vez son más. Las familias de rumanos gitanos incrementaron su presencia en Granada, al igual que en otras provincias españolas, a partir de 2002. La libertad que desde aquel año tenían para circular con libertad en el Espacio Schengen impulsó una fuerte emigración de los clanes romaníes. Ahora, el anuncio de Italia de expulsar a los rumanos por motivos de seguridad ha provocado lo que puede denominarse ‘efecto Prodi’. O sea, un seísmo en las raíces del nomadismo de estas familias que experimenta ahora un resurgir. Granada, en la actualidad, refleja las consecuencias de este fenómeno, que afecta a toda España. Esto es: el aumento de los asentamientos marginales en muy poco tiempo.

Al margen de las familias rumanas que ya llevan años integradas en barrios marginales de la periferia de la capital, como Almanjáyar, los asentamientos de rumanos en edificios abandonados ubicados en el extrarradio se ha convertido en una alternativa más, que crece cada día mucho y rápido. Hace cuatro años, las autoridades municipales conocían un asentamiento de este tipo, ocupado de forma permanente por unas 14 personas, aunque en periodos cortos de tiempo llegaban a sumar más de 30 por la visita de parientes. Hoy el alojamiento improvisado en fábricas, cortijos y casas abandonadas y en ruina en los alrededores de Granada se ha convertido en el hogar de unos 200 gitanos rumanos. La Policía Local de Granada conoce tres de ellos en la actualidad. Los grupos asentados en el cortijo abandonado del PTS, otro clan instalado en una casa en ruinas de la carretera de Ogíjares y todos los que se han sumado a la familia de rumanos que vive hace cuatro años en una casa ubicada en La Chana, junto a las vías del tren. En los tres casos, a los que se suman ocupaciones menores en casas abandonadas y dispersas, viven sin luz ni agua corriente y en condiciones de higiene ínfimas.

Su arraigada cultura, que los define por su forma peculiar de entender el trabajo, su sentido extenso de la familia y hasta la forma de vestir -toda una seña de identidad-, no pasa desapercibida. En algunos autóctonos crean un rechazo directo. A otros, la mayoría, no les incomoda su presencia mientras no molesten. Pero más allá de esto, este incremento notable de núcleos marcados por la marginalidad plantea un reto para las administraciones. La ocupación de inmuebles que tarde o temprano son reclamados por sus legítimos propietarios pone de manifiesto las dificultades para el realojo. ¿Viviendas sociales de bajo alquiler para realojar a todos? ¿Expulsión y desalojo para que se busquen nueva ubicación? ¿Alojamientos provisionales en campamentos? Las administraciones granadinas aún no han encontrado la respuesta. Y tampoco se ha abordado el asunto de forma global.

Voces y soluciones

José Chamizo, Defensor del Pueblo andaluz ha advertido que en este caso hay «malentendidos sobre competencias» entre Junta y Ayuntamiento. El Defensor del Ciudadano de Granada, Melchor Sáiz-Pardo apuntó en la misma dirección al decir que «sin compromiso de las tres administraciones» no habrá solución a este problema que ahora crece.

Se ha visto en los últimos días con el caso de las seis familias (cada una cuenta entre 5 y 10 miembros) que habitan el cortijo Nuevo o de Las Angustias, junto al Parque Tecnológico de la Salud (PTS). Ahora están de actualidad debido al inminente desalojo del que van a ser objeto. Lo promovió el Ayuntamiento: cedió el suelo al PTS y éste reclama ahora los terrenos para su ampliación. Y las soluciones están aún por llegar.

En Cortijo Nuevo, según relató a IDEAL uno de los inquilinos erigido como portavoz del grupo, vivía una familia, la más antigua, hacía años. Ahora, el número de personas que pernoctan en este lugar supera en ocasiones las 40. Seis familias, como mínimo. Hace unos meses, se alojó a dos grupos en dos viviendas sociales en las que el alquiler a pagar no alcanza los 40 euros. Pero no fue suficiente. Porque pasan los días y el número de grupos crece, como el rabo de lagartija que vuelve a crecer aunque sea cortado. ¿Por qué se trata de cifras tan fluctuantes?

Familia extensible

Algunos vienen de paso, como apunta el citado portavoz. «Si van de viaje y pasan por aquí necesitan un techo y nos lo piden, tenemos que dejar que estén aquí», apunta. Pero lo cierto es que la ‘familia’ crece y muchos se quedan.

La razón del crecimiento de los asentamientos se debe a la tradición y la forma de entender la vida de los gitanos rumanos. Juan F. Gamella, profesor de la Universidad de Granada, ha elaborado a raíz uno de los pocos estudios sobre la inmigración de estos peculiares grupos que existen en España. En él explica que «el núcleo central de convivencia suele ser un hogar conyugal centrado en torno a una pareja, a menudo extendido o con capacidad de extenderse y acoger a parientes ‘descolgados’ o típicamente a un hijo casado e incluso a paisanos o vecinos o amigos que provienen directamente de Rumanía o de otros de los otros muchos enclaves donde se haya extendido la red familiar», explica. Y añade: «Hay familias pioneras que se instalaron en Granada en 1999. Ellas fueron ayudando a otras familias que fueron llegando después».

Es lo que sucede en el Cortijo Nuevo o de Las Angustias. Y en el resto de asentamientos Una situación que se mantiene controlada pero que no encuentra solución en cuanto se produce un choque entre su modo de vida y el del resto de la sociedad.

http://www.ideal.es/granada/20071119/granada/asentamientos-rumanos-crecen-tiempo-20071119.html

23/11/2007 02:51 A. González / GRANADA El desalojo de los rumanos del Cortijo Nuevo, situado en la carretera de Dílar, se aplazó ayer hasta la próxima semana. El acuerdo surgió tras la reunión de la Junta Local de Seguridad, en la que el alcalde, José Torres Hurtado, echó en falta la presencia de algún representante de la Junta de Andalucía para detallar los recursos de alojamiento que se pondrán a disposición de las familias. De momento el Ayuntamiento ha ofrecido las plazas de los albergues municipales para realojar temporalmente a las familias.

Este nuevo margen de tiempo permitirá al área de Familia y Bienestar Social del Ayuntamiento determinar en qué situación se encuentran los menores y las familias que residen en el cortijo. La tarea no es fácil puesto que el carácter itinerante de estas personas hace que los ocupantes del cortijo cambien de un día para otro, por lo que la Administración debe reiniciar el trabajo con las familias una y otra vez.

Pese a los inconvenientes con los que debe trabajar la administración local, los asistentes a la reunión de ayer (Ayuntamiento, Subdelegación del Gobierno, un representante del Campus de la Salud y de la Policía Autonómica) acordaron una actuación conjunta entre los efectivos de la Policía Nacional y Local.

Los dos cuerpos de seguridad deberán reunirse ahora para fijar el número de agentes que cada cuerpo destinará al desalojo, así como los efectivos materiales y la coordinación del despliegue.

El juzgado emitió un auto el pasado 8 de noviembre en el que se daba al Consistorio un plazo de un mes para ejecutar el desalojo. La dilación en el tiempo de la actuación ha despertado la preocupación del Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud que podría perder una subvención cercana a los 900.000 euros para rehabilitar el cortijo si el desalojo no se produce ya. Será el propio Parque Tecnológico quien acometa el tapiado del cortijo una vez se produjo el desalojo para evitar que vuelva a entrar más gente.

“Cada administración deberá aportar sus efectivos para que el desalojo se lleve a cabo con tranquilidad y sin perjuicio para las personas”, manifestó ayer el alcalde tras reiterar la ausencia de la delegada de Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Elvira Ramón, así como de la delegada del Gobierno, Teresa Jiménez, “pese a que habían sido convocadas”.

Por su parte desde la Junta aseguraron que la convocatoria de la reunión se había hecho con mucha premura y que, aún así, acudió un responsable: el jefe de la Unidad adscrita a la Policía Autonómica, Francisco Barrios.

La presencia de miembros de la Junta de Andalucía era precisa para determinar los medios disponibles a la hora de llevar a cabo el realojo. “La Junta de Andalucía es la que tiene la responsabilidad de realojar a las familias aunque las noticias que tenemos son que ya les han ofrecido algunas viviendas”, declaró el alcalde.

El anuncio del desalojo de las más de 40 personas que habitan en el Cortijo Nuevo, previsto para el pasado miércoles, ha puesto en alerta a los rumano de forma que ayer se contabilizan menos personas en el cortijo.

http://www.diariogranadahoy.com/204094_ESN_HTML.htm

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/11/22/madrid/1195733175.html

EFE

MADRID.- La Guardia Civil ha detenido en la Cañada Real Galiana de Madrid a 23 integrantes de una banda organizada que se dedicaba al robo en viviendas y casas de campo en varias provincias del centro de España.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano, ha dado a conocer el resultado de la ‘operación Chanete’, llevada a cabo por 161 agentes el pasado 19 de noviembre y que se saldó con la detención de 22 ciudadanos rumanos, cuatro de ellos menores de edad, y un español.

La investigación, que ha corrido a cargo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Cuenca a raíz de un robo cometido en mayo de este año en Villar de Olalla (Cuenca), ha permitido esclarecer de momento 30 robos en Cuenca, Toledo, Guadalajara, Madrid y Ávila.

Se sospecha que los ladrones han podido cometer otros veinte robos más en Salamanca, Segovia, Soria, Burgos y en Cáceres, ha indicado Díaz-Cano, quien ha detallado que en la operación la Guardia Civil ha recuperado medio millón de euros y una gran cantidad de objetos sustraídos.

La demolición de viviendas construidas ilegalmente en la Cañada Real Galiana provocó hace unas semanas graves incidentes entre vecinos y policías, que acabaron con más de 30 heridos, la mayoría policías.

M. B. El edificio anejo a una vivienda de la localidad de Morales de Toro fue ayer objeto de un incendio que tuvo que ser sofocado por los bomberos de Toro, aunque afortunadamente no hubo que lamentar daños personales.
Los miembros del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Toro recibieron el aviso del Servicio de Emergencias 112 a las 10.30 de la mañana, informando de que una vivienda del pueblo, situada en el número 16 de la Travesía de los Comuneros, estaba ardiendo, por lo que inmediatamente se desplazaron a la zona dos camiones autobombas y ocho bomberos. Una vez en el lugar comprobaron que el objeto de incendio era un edificio anejo a una vivienda habitada por una familia de inmigrantes de nacionalidad rumana, el cual era utilizado como almacén, aunque al parecer estaba previsto proceder en breve a habilitarlo como vivienda, según manifestaron a los bomberos los propietarios y según informaron a este diario fuentes del cuerpo de voluntarios.
Las llamas afectaron especialmente a las cubiertas del inmueble, puesto que estaban construidas en madera, a lo que había que sumar la paja y otro tipo de retamas que se encontraban por debajo de las tejas y entre las estructuras del tejado actuando como aislantes. Los bomberos toresanos lograron sofocar el fuego en un cuarto de hora, aunque emplearon una hora más en desmontar las cubiertas debido al riesgo de que se desprendieran, puesto que resultaron totalmente dañadas. No obstante, cuando llegaron al lugar, vecinos de la localidad habían procedido ya a sofocar las llamas con mangueras. Según manifestaba ayer el responsable municipal del Cuerpo de Bomberos, Fernando Caballero, de momento se desconocen las causas del incendio, puesto que, como explicó, los habitantes del inmueble «se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo cuando se encontraba ya en llamas».
Al parecer, la familia de origen rumano vivía en el edificio desde hacía por lo menos seis años y recientemente acababan de adquirirlo, por lo que tenían pensado proceder en breve a habilitar el inmueble anejo que ayer fue pasto de las llamas como vivienda. Actualmente el edificio siniestrado era utilizado como almacén, según manifestaron a los bomberos sus propietarios. Ahora tendrán que proceder a reconstruir las cubiertas para poder darle el destino que le tenían deparado.

http://www.laopiniondezamora.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2080_4_240218__Toro-incendio-destruye-anejo-vivienda-Morales-habitada-familia-rumana

O.F.. 19.11.2007

  • Los vecinos anuncian movilizaciones ante las órdenes de desahucio del Ayuntamiento de Madrid.
  • Sus habitantes son gitanos en una gran mayoría.
  • “Si en la Cañada fueron piedras, aquí serán tiros”.

Sobre el poblado chabolista de Las Mimbreras (Latina), planea la alargada sombra de la Cañada Real (entre Rivas y Madrid), asentamiento en el que hace tres semanas la demolición de una de las infraviviendas de sus 50.000 habitantes provocó una batalla campal entre vecinos y Policía que dejó 22 heridos.

Las Mimbreras sigue el mismo camino: 20 familias de las 130 que pueblan el barrio recibieron los pasados 8 y 15 de noviembre sendas órdenes de desahucio del Ayuntamiento de Madrid, para que desalojaran sus casas en un plazo de diez días.

«Aquí serán tiros»

Pero los vecinos, en su mayoría gitanos, no se lo van a poner fácil: «Si demuelen la casa, será conmigo dentro», afirma José, uno de los cabecillas del poblado. Los hay más contundentes: «Si en la Cañada fueron piedras, aquí serán tiros», asegura otro habitante. De momento, los afectados se han puesto en manos de un abogado para manifestarse «por lo legal». Hablan hasta de cortar la M-40 y de convocar a todas las asociaciones de gitanos de Madrid.

Muchos vecinos viven aquí desde hace trece años, cuando el Consistorio los trasladó desde otras chabolas a unas casas prefabricadas. La mayoría están empadronados, y piden que por lo menos se les realoje, «no queremos regalos, si hay que pagar, pagamos», aseguran.Desde el Área de Urbanismo se afirma que no tienen derecho al realojo porque las casas son ilegales, y que si no se marchan en el plazo anunciado procederán con la demolición, aunque aún no han fijado una fecha límite.

Más asentamientos en la región

Las Mimbreras es uno de los 14 poblados chabolistas de la región. El más grande de todos es el de la Cañada Real, pero todavía quedan en pie los de Las Barranquillas, El Salobral, Cañaveral, Río Guadarrama, Santa Catalina, Las Castellanas, Valverde, Puerta de Hierro, Carabanchel, Plata y Castañar, Pitis-La Quintana y Ventorro. El pasado mes de agosto, el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, aseguró que este mandato sería «el fin del chabolismo en Madrid».

http://www.20minutos.es/noticia/308102/0/mimbreras/pie/guerra/

EFE – Granada – 11/11/2007 11:16
Los bomberos han desalojado esta madrugada a veinte mujeres y quince menores de nacionalidad rumana que ocupaban un cortijo en la carretera de Dílar, en el término municipal de Granada, al incendiarse una de las dependencias del recinto, sin que se registraran daños personales, sólo materiales.

El incendio se originó pasadas las 2.30 horas por causas desconocidas en una zona que los habitantes del cortijo utilizaban como cocina, según han informado a Efe los bomberos y el servicio de emergencias 112, que fue alertado por la llamada de un particular.

Hasta el lugar se desplazaron los bomberos, que emplearon unas dos horas en sofocar las llamas en el interior del recinto.

http://www.publico.es/015760/desalojados/incendio/20/mujeres/15/menores/rumanos/cortijo/ocupaban 

Escrito por Carmen Echarri.

viernes, 09 de noviembre de 2007.

Habían ocupado, de nuevo, los barracones. Las quejas de los vecinos y los últimos robos provocaron la intervención, ayer, de la UIP. Los detenidos tuvieron que ser evacuados desde el interior de la casa de Cruz Blanca

Una treintena de inmigrantes magrebíes fue detenida en la mañana de ayer por agentes de la UIP del Cuerpo Nacional de Policía, en el transcurso de una batida que se llevó a cabo en el interior de las naves del Sardinero. La actuación policial obedecía a las críticas vecinales que habían apuntado a la existencia de inmigrantes en las naves -hecho que denunció ‘El Faro’- y a la cometida de robos, el último, en la propia Cruz Blanca.
Los agentes tuvieron que romper dos puertas ubicadas en la trasera de los barracones para acceder al interior y detener a los inmigrantes -que no forman parte del grupo habitual que ocupa las escolleras-. Posteriormente fueron sacados por la casa de los hermanos franciscanos y trasladados en distintas furgonetas.

 

http://www.elfaroceutamelilla.es/index.php?option=com_content&task=view&id=2801&Itemid=69

AGENCIAS. 09.11.2007

* La ocupación ha generado quejas entre los vecinos por la insalubridad.
* El Departamento vasco de Educación asegura estar “al tanto”.
* CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SAN SEBASTIÁN

Un centenar de inmigrantes rumanos que ocupan desde hace meses un antiguo instituto profesional del barrio de Martutene, en Donostia, serán desalojados antes de final de año, informa Noticias de Gipuzkoa .

El Departamento de Educación del Gobierno Vasco, propietario del centro de enseñanza en desuso, aseguró que está “al tanto de la situación”, que ha generado numerosas quejas ciudadanas, y que ya ha “tomado cartas en el asunto”. La fecha en la que se producirá el desahucio, no obstante, aún no ha sido fijada.

La consejería, sin embargo, estimó que la expulsión de los ocupantes se producirá “antes de fin de año”. El Departamento de Interior, por su parte, señaló que la Ertzaintza, por el momento, “no ha recibido ninguna orden” para intervenir en el edificio de Martutene. “De momento, estamos a la espera de cualquier mandato de desalojo. Actuaremos en función de las órdenes judiciales”, indicaron desde Interior.
El Departamento de Educación del Gobierno Vasco, propietario del centro de enseñanza en desuso

El alcalde de Donostia, Odón Elorza, ha exigido al Gobierno Vasco que solucione los problemas que está causando en el barrio de Martutene este grupo de rumanos que, según los vecinos, llegan a rondar el centenar y ocupan desde hace al menos cinco meses el local. Según fuentes municipales, el primer edil donostiarra ha remitido dos escritos al respecto al Ejecutivo autonómico y aún no ha recibido contestación.

Los habitantes del barrio afirman que la mayoría de las familias que viven en el instituto son las mismas que fueron desalojadas en mayo de la cercana casa Arruabarrena de Txomin, en Loiola, tras las reiteradas denuncias vecinales por la insalubridad de su situación y las reclamaciones del propietario.

Las quejas de los vecinos de este barrio donostiarra se remontan a hace varias semanas. “Son, principalmente, por el mal olor y los golpes que a veces se oyen”, precisó uno de los vecinos, mientras matizó que, desde fuera, la sensación que generan estos ciudadanos rumanos “no es de peligro”. “Parecen buena gente”, agregó.

http://www.20minutos.es/noticia/303782/0/desalojo/rumanos/instituto/ 

CÁCERES, 8 Nov. (EUROPA PRESS) –   La delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira, aseguró hoy en Cáceres que el desalojo del campamento de temporeros de nacionalidad rumana asentados en Santa Marta de los Barros (Badajoz) se está desarrollando “con tranquilidad” y que ya se han marchado unos 1.000, aunque quedan todavía alrededor de 400 en la zona.

Así lo indicó en un encuentro con periodistas previo a la inauguración del IX Encuentro Estatal de Servicio y Asistencia Jurídica Penitenciaria que se celebra hasta el sábado en Cáceres, con la presencia de unos 80 abogados procedentes de todo el país.

Pereira recordó que el asentamiento era “ilegal” ya que este tipo de concentraciones no está permitido por las autoridades municipales, e insistió en que el Gobierno central trabaja por los derechos de los inmigrantes para que estos vengan a trabajar de forma regular.

Para que estas situaciones se corrijan, anunció que el próximo lunes se celebrará una reunión en la sede de la Delegación del Gobierno en Badajoz, entre empresarios, sindicatos agrarios y administración, de cara a coordinar la campaña agrícola de 2008 y conocer las necesidades de mano de obra exterior.

No obstante, Pereira insistió en que los rumanos son ciudadanos europeos que llegan al país en busca de un sustento económico para su familia, y calificó de “problema complejo” las condiciones laborales y familiares que atraviesan muchas de estas personas, aunque incidió en que el Gobierno central y regional trabaja para solucionarlo.

http://www.europapress.es/00285/20071108142413/pereira-asegura-desalojo-campamento-rumanos-santa-marta-desarrollando-tranquilidad.html

ROMA/CASTELLÓN. E. VILLAREJO
V. BECERRIL SERVICIO ESPECIAL

La alerta suscitada entre la población rumana, sobre todo de etnia gitana, afincada en Italia por la amenaza de expulsión de aquellos ciudadanos que puedan suponer una amenaza para la seguridad ciudadana podría tener una seria consecuencia para España: «Muchos de ellos ya preparan su éxodo a tierras españolas», según informan diversas asociaciones de rumanos en España, que advierten de las graves repercusiones que tendría la llegada de miles de estos ciudadanos de la UE al territorio español. «Algunos tienen antecedentes penales y proseguirían su actividad delictiva en España», explican.

Millares de gitanos establecidos en Italia preparan su salida hacia España, según las asociones rumanas en nuestro país. Los lugares de destino serán sobre todo la Comunidad de Madrid y Castellón, donde se concentra la mayor parte de la numerosa comunidad rumana, de la cual en torno al 8 por ciento es de etnia gitana. Familiares y amigos en España servirán de «enlace» con el nuevo país para estas gentes, que en su mayoría vive en poblados de chabolas junto a las grandes ciudadades, verdaderos núcleos de vida precaria, pero también de delincuentes, según las autoridades de Roma.

Las condiciones más permisivas de la legislación española -no se contempla una medida como la anunciada por el primer ministro italiano, Romano Prodi-, la proximidad geográfica, la afinidad del español con el idioma italiano y rumano y el hecho de que España ya es el segundo país de la Unión Europea receptor de inmigrantes procedentes de ese país -precisamente detrás de Italia- convierten a España en el destino preferido por los «rom», como se conoce en Italia a los rumanos de etnia gitana cuyos asentamientos a las afueras de las grandes capitales italianas recuerdan a la Cañada Real o los «bidonville» franceses. Un fenómeno europeo sin política común.

«Evitar su llegada masiva»

La presidenta de la Asociación de Inmigrantes de Europa del Este, Ángela Placsintar, hizo ayer un llamamiento al Gobierno español para que impida y refuerce los controles fronterizos para «evitar su llegada masiva». Precisamente de nacionalidad rumana, Placsintar preside esta asociación con sede en Castellón, una de las provincias donde se concentra mayor número de rumanos. «Vivimos sobre un polvorín. Aquí ya no cabemos más», advierte, al tiempo que rechaza todo tipo de inmigración ilegal que no «favorece ni a los españoles, ni a los inmigrantes ya establecidos. Inmigración sí, pero legal y coordinada», observa.

Este suceso acontece precisamente después de que se hayan conocido hace unos días unos datos del empleo nada favorables para la población inmigrante en España, derivados de la ralentización de la construcción. Con 181.820 parados, el desempleo creció un 22,8% en el último año. El presidente de la Federación de Asociaciones Rumanas en España, Miguel Fonda, advierte de la «complejidad» de la situación y el peligro que se corre de estigmatizar a la población gitana, «que, como en todos los grupos, se compone de gente buena y mala». Fonda arremetió contra las autoridades italianas por crear el desconcierto entre este segmento de la población rumana en Italia: «Estos colectivos necesitan más servicios sociales y no decretos. ¿A qué delitos afectará?».

El polémico proyecto de expulsión impulsado por el primer ministro italiano, Romano Prodi, ha provocado un terremoto diplomático entre Rumanía e Italia, además de dejar en evidencia un nuevo vacío comunitario en cuanto a legislación sobre inmigración. Además, en Italia se está viviendo un clima de xenofobia hacia los rumanos, mientras que en Rumanía pasa lo mismo con los italianos.

Este clima enrarecido se debe a la decisión de Prodi de expulsar a todo ciudadano de la UE que represente un peligro para la seguridad en el país, muchos de los cuales podrían ser rumanos, dadas las últimas oleadas de violencia que han tenido como protagonistas a rumanos. Según datos del Instituto Italiano de Estadística, en el país viven 342.000 rumanos, cifra que se podría duplicar teniendo en consideración la multitud de campos de nómadas y de los cuales no siempre se lleva un registro. El propio Prodi reconoció ayer que no se sabe cuántos son los rumanos que se encuentran en Italia, ya que tras la inclusión de Rumanía en la UE, el flujo ha sido indiscriminado: «A todos en Europa nos ha pillado desprevenidos», señaló Prodi, que apostilló que «la violencia no tiene nacionalidad». «Junto a Rumanía, hemos escrito a Bruselas para que se haga más ante este problema, que no es sólo italiano».

Primeras expatriaciones

Ante esta situación, pero sobre todo tras el asesinato de una mujer -esposa de un militar- a manos de un rumano la semana pasada, Roma empezó a desalojar los primeros asentamientos «rom» y a expatriar al primer grupo de irregulares. El primer ministro de Rumanía, Calin Popescu Tariceanu, viajó ayer a Roma para entrevistarse con Prodi y aclarar la sensible situación. Italia defiende su decisión de expulsión, y a Bucarest le preocupa que ésta sea indiscriminada. Pero el temor mayor es que los intereses económicos que ambos países tienen el uno en el otro vengan dañados. Según la Cámara de Comercio de Milán, de las empresas extranjeras en Italia, el 42 por ciento tiene como propietario un rumano. Mientras que en Rumanía, el 16 por ciento de las empresas extranjeras son italianas.

El presidente rumano expresó su deseo de una solución bilateral y prometió reforzar los controles y la presencia del Consulado y Embajada en Italia, y anunció que «no habrá tolerancia para los delincuentes. No puedo permitir la transgresión de la ley por parte de ciudadanos rumanos ni en su patria ni en el extranjero», dijo tras el encuentro con Prodi.

Ambos Gobiernos son conscientes de que el problema es de índole europea y su irresolución daría alas a las facciones más extremistas y xenófobas del espectro político. No es baladí recordar que en la «dócil» Suiza, un partido de extrema derecha ganó las últimas elecciones llevando por bandera la deportación de extranjeros con crímenes y de sus familias.

 

http://www.abc.es/20071108/nacional-nacional/miles-gitanos-rumanos-amenazados_200711080259.html

Sevilla 03-11-2007

Un colectivo de ciudadanos rumanos ha instalado todo un campamento en un olivar próximo al casco urbano de Bollullos de la Mitación (Sevilla), donde este colectivo de personas sobrevive mendigando y recuperando basura de los contenedores de residuos sólidos y soportando unas duras condiciones de vida en lo que a higiene y salud se refiere.


El colectivo de rumanos habita en un olivar próximo a la urbanización La Capitana, que consta de 120 viviendas y está enclavada en las cercanías del nuevo polígono industrial de Bollullos de la Mitación.

Entre olivos y alguna antigua vivienda en ruinas, estos ciudadanos rumanos han instalado todo un campamento con numerosas tiendas de campaña, sombrillas, jaimas, sillas de plástico, paravientos y toldos, toda una amalgama de construcciones efímeras a las que se suman muebles usados y acumulaciones de residuos procedentes de la actividad humana.

El campamento podría llevar casi dos meses habitado, según informaron a Europa Press testigos presenciales, que además señalaron que habitualmente sus moradores utilizan los contenedores de basura para obtener algún sustento alimenticio.

Cabe recordar que cuatro familias nómadas se han instalado en uno de los solares adyacentes al puente de Juan Carlos I, que soporta la autovía SE-30 en el tramo que conecta Sevilla capital con los municipios del sur de la comarca del Aljarafe y en cuyo entorno ya existen chabolas e infraviviendas habiendo sido este espacio objeto de numerosas intervenciones contra la ocupación irregular del suelo.

Se trata de dos caravanas o ‘roulottes’ y dos infraviviendas formadas por lienzos de plástico unidos a modo de jaima, aunque cada una de estas precarias viviendas ocupa un lugar distinto de la citada parcela mediando una buena distancia entre ellas. Estas familias podrían llevar días habitando este solar emplazado en la orilla del río Guadalquivir más próxima a la ciudad de Sevilla mientras en los alrededores ya existen chabolas bajo el puente de Reina Sofía y en el propio colar ya referido.

Terra Actualidad – Europa Press

http://actualidad.terra.es/provincias/sevilla/articulo/bollullos_colectivo_rumanos_instala_campamento_1983301.htm

Actualizado martes 06/11/2007 17:25 (CET)

EFE

MADRID.- La Policía ha desalojado este martes una vivienda construida ilegalmente en la Cañada Real, a la altura del término municipal de Vicálvaro.

Fuentes municipales han confirmado que el desalojo se produjo por orden judicial y durante el mismo no hubo ningún problema, ya que los inquilinos habían abandonado antes la casa.

Al parecer, la vivienda, de una sola planta, estaba ocupada por una familia de etnia gitana.

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/11/06/madrid/1194366327.html

20 minutos.es. 06.11.2007

  • Hay dos mezquitas en la zona, pero sólo una está siendo investigada.
  • La Policía Municipal tiene sospechas sobre los mensajes que transmite el líder religioso.
  • Agentes forestales evitarán más asentamientos en la zona.

 La Policía Municipal quiere saber si el Imán de la zona más deteriorada del poblado de la Cañada Real, en terrenos del distrito de Vallecas, está instruyendo a menores de la zona para que aprendan a elaborar cócteles molotov en previsión de un nuevo desalojo policial, según publica hoy el diario ABC .

Las investigaciones, según el diario, tienen su origen en la revuelta popular que se originó tras el desalojo y derribo de una vivienda ilegal en la Cañada Real el pasado 18 de octubre .

Dos mezquitas

En la Cañada Real hay dos mezquitas, aunque sólo una centra las investigaciones policiales hasta ahora. Según ABC , en los disturbios de octubre hubo varios menores implicados. De hecho, uno de ellos fue acusado de la herida que sufrió en la mandíbula un agente de la Policía Nacional. Sin embargo, el menor no ha sido procesado por la Fiscalía, ya que no se demostró su implicación en los hechos.

El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, señaló la pasada semana que el mensaje que enviaron los habitantes de la Cañada Real es que “administran la justicia por su cuenta y detentan el orden público”.

 En la Cañada Real hay dos mezquitas, aunque sólo una centra, de momento, las investigaciones

Gallardón ha pedido la creación de una comisión mixta, integrada por Comunidad, Ayuntamiento y Delegación de Gobierno para tratar el problema de los asentamientos ilegales en la Cañada Real.

De momento, la Comunidad de Madrid ha anunciado que enviará “en los próximos días” agentes forestales para evitar que más personas instalen sus viviendas en esa zona.

Hace pocos días un informe de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid reconoce que en la Cañada Real hay “viviendas”, no chabolas. Esta circunstancia podría evitar más derribos, pues la normativa impide que se derriben casas. De momento, sobre la Cañada Real penden unas 100 órdenes de desalojo.

http://www.20minutos.es/noticia/301654/0/iman/canada/real/ 

CÓRDOBA. Agentes de la Policía Nacional y Local desalojaron ayer por la mañana a una familia rumana de la chabola en la que vivían en la zona del Camino de la Barca. En concreto, la infravivienda se encontraba junto al primer puente de la autovía A-4 pasando el polígono industrial de El Granadal.

Según constató ABC, el grupo de cinco inmigrantes objeto de la actuación pertenecían al mismo grupo familiar. Pocos minutos después del levantamiento de la chabola, efectivos de la empresa municipal Saneamientos de Córdoba (Sadeco) procedieron a la limpieza del enclave y a la retirada de los materiales con los que los extranjeros habían construido su morada.

Este desalojo se produce sólo un mes y medio después de que la Policía también levantara, y en cumplimiento de una orden judicial, un asentamiento rumano emplazado en unos terrenos del Grupo Aguilar junto al establecimiento de Urende de la carretera del Aeropuerto. En junio de este año se produjo otro desalojo, esta vez más numeroso, ya que cincuenta personas fueron expulsadas por las fuerzas de seguridad de la Cerca del Lagartijo, un terreno con un edificio en ruinas situado cerca de la factoría de Cervezas Alhambra, también junto a la Autovía.

http://www.abc.es/20071105/cordoba-cordoba/desalojan-otro-asentamiento-rumano_200711050320.html

Tras un verano de desalojos de varios asentamientos de inmigrantes ubicados en el entorno de la capital albaceteña, y cuyo punto álgido se alcanzó con los problemas que surgieron en La Herrera a cuenta de los ciudadanos rumanos acampados en las inmediaciones del trasvase Tajo-Segura, ayer se produjo un nuevo desalojo.

Efectivos de la Policía Nacional en este caso fueron los encargados de proceder al desalojo de medio centenar de inmigrantes de nacionalidad rumana que residían en un inmueble abandonado.

El edificio en cuestión se encuentra ubicado en la carretera de Valencia a escasos kilómetros del núcleo urbano albaceteño y hasta el mismo se desplazaron durante la mañana efectivos del cuerpo armado para proceder al desahucio de los extranjeros que moraban en él. Al parecer el desalojo se produjo a petición del propietario del inmueble que ocupaban este medio centenar de extranjeros.

Para ello el propietario había recurrido previamente a los tribunales de justicia. Así el desalojo en cuestión por parte de la Policía Nacional se produjo en cumplimiento de una orden judicial que así lo establecía. Durante el tiempo que duró el desahucio de estos ciudadanos no se registró incidente alguno.

Los primeros desalojos de asentamientos ocupados por inmigrantes en la capital albaceteña este año se produjeron a finales de junio y se prolongaron durante el mes de julio. En algunos casos los intentos de desalojo fueron infructuosos.

http://www.laverdad.es/albacete/20071026/albacete/medio-centenar-ciudadanos-rumanos-20071026.html

La Policía local de Toro ha desmantelado un asentamiento de rumanos en una parcela del pago de Valdeví, de propiedad municipal, donde vivían siete familias. Es la segunda vez que se desaloja un campamento en esta zona, ya que el pasado mes de agosto la parcela fue ocupada por otro grupo de inmigrantes rumanos.

El jefe de la Policía Local, Lorenzo de Mena, explicó que en este asentamiento convivían desde niños de seis años hasta ancianos de 77 años. Para llevar a cabo el desalojo, agentes de la Policía local se trasladaron hasta la parcela para comprobar, en primer lugar, «las condiciones en las que estaban viviendo». Posteriormente «se les invitó a que se fueran por la precaria situación en la que estaban y porque tenían preparadas hogueras, con el consiguiente riesgo de incendio», explicó De Mena.

Quema de basuras

Ante el requerimiento de los agentes, los miembros del campamento decidieron abandonar el lugar, porque, además, «tenían previsto continuar su viaje hasta Badajoz para la campaña de la aceituna», subrayó el responsable de la Policía local.

Una vez que las siete familias rumanas, que fueron identificadas por los agentes, se marcharon, se procedió «a la quema de todo el material acumulado, toneladas de basura».

El jefe de la Policía local confirmó que en la comarca de Toro existen al menos dos asentamientos de inmigrantes rumanos en las localidades de Morales de Toro y Villabuena del Puente, mientras que recientemente ha sido desmantelado otro en el municipio de Fresno de la Ribera y también ha desaparecido el que existía en Peleagonzalo.

La llegada de un buen número de inmigrantes para trabajar en la campaña de recolección de uva en la Denominación de Origen Toro «no ha generado excesivos problemas», según Lorenzo de Mena, quien señaló, no obstante, que «por la ingestión de alcohol sí han producido daños en el mobiliario urbano durante los fines de semana».

El jefe de la Policía local recordó que la Guardia Civil ha detenido recientemente a dos jóvenes de nacionalidad rumana por su presunta implicación en los robos perpetrados en el interior de varios vehículos estacionados en las calles de la ciudad de Toro.

http://www.nortecastilla.es/20071028/zamora/policia-desmantela-asentamiento-siete-20071028.html 

EFE. 27.10.2007

  • Se han manifestado de forma pacífica.
  • Mostraron su rechazo “contundente” a los derribos.
  • Condenan la “violencia” que emplearon las Fuerzas de Seguridad del Estado en los desalojos.

Unas trescientos vecinos de la Cañada Real Galiana, la mayoría de origen magrebí, se han manifestado de forma pacífica frente a la Junta Municipal de Villa de Vallecas para pedir una solución dialogada al conflicto existente en esta zona de la capital.

Los manifestantes, que mostraron su rechazo “contundente” a los derribos que se produjeron los pasados días 8 y 18 de octubre en la Cañada Real, solicitan que se legalice la situación de las viviendas allí construidas, muchas de ellas en pie desde hace 40 años, y que se cree una Comisión en la que participen la Comunidad de Madrid, los ayuntamientos implicados y representantes vecinales.

Realojo en precario“No creemos que el realojo sea la solución global al problema, aunque puede ser válida para determinadas circunstancias”, ha afirmado durante la lectura de un manifiesto Miguel Martín, uno de los portavoces de la Coordinadora que agrupa a las cuatro asociaciones existentes en la Cañada, para quien los realojos producidos hasta el momento se han realizado “en precario”.

Asimismo, Martín ha anunciado que la Coordinadora se está planteando solicitar la convocatoria de una manifestación frente al Ayuntamiento de Madrid, para rechazar que se tomen medidas antes de realizar un estudio en detalle porque en la Cañada “existen situaciones muy diversas que requieren de soluciones específicas”.

Además, ha destacado que los vecinos están de acuerdo con la solución planteada por el fiscal de Medio Ambiente de Madrid, Emilio Valerio, quien propone un trazado alternativo a la Cañada, puesto que, considera Martín, “tan complicado es retroceder a la situación inicial sin asentamientos como legalizar un urbanismo sin orden”.

Violencia en el desalojo

Por su parte, Mustafá, uno de los portavoces de los vecinos de origen magrebí, ha condenado la “violencia” que emplearon las Fuerzas de Seguridad del Estado en los desalojos y ha lamentado la “situación de precariedad” y los “niños sin techo” que han dejado los desalojos.

“Queremos una solución no sólo judicial, sino social, social y social”, ha agregado coreado por la multitud de manifestantes, compuesta principalmente por hombres magrebíes acompañados de sus hijos, que participaron activamente en la protesta y portaron pancartas.

Muchos vecinos de Villa de Vallecas, como Mamen Peña, también se acercaron a los periodistas para expresar su rechazo a la existencia de casas ilegales, puesto que, en su opinión, si los habitantes de la Cañada quieren un piso deben “pagarlo”, tal y como “hace todo el mundo”.

La protesta ha contado con el apoyo de IU en el Ayuntamiento de Madrid, en cuya representación ha asistido la concejala Milagros Hernández, quien ha pedido que el problema se aborde “desde la legalidad” pero “estudiando caso por caso” y “de forma tranquila y consensuada”.

http://www.20minutos.es/noticia/297270/0/canada/real/vecinos/

INFORMATIVOSTELECINCO.COM/AGENCIAS
27 de octubre de 2007

La Policía ha detenido a un menor de origen marroquí acusado de herir a un policía en los enfrentamientos que se desarrollaron en la Cañada Real el pasado 18 de octubre. El incidente se produjo cuando la policía trató de desalojar la casa de un marroquí para su derribo.

Al joven se le ha detenido por lanzar una piedra, presuntamente, provocando varias facturas de mandíbula aun agente por las que tuvo que ser operado. El detenido fue identificado por imágenes de los medios de comunicación y por los datos aportados por los agentes que allí se encontraban.

Se conoce esta detención este sábado cuando los vecinos de la Cañada se manifiestan en rechazo por los derribo que se llevaron a acabo los pasado 8 y 18 de octubre. Estos vecinos de Madrid también reivindican una vivienda digna frente a Junta Municipal del distrito de Villa de Vallecas donde comienza la manifestación. RHP

http://www.informativos.telecinco.es/desalojo/chabolas/canada_real/dn_55827.htmhttp://www.informativos.telecinco.es/detenido/menor/herir/policia/chabolas/canada_real/dn_56246.htm

M. J. ÁLVAREZ. MADRID.

 

«¡Ya están otra vez aquí!» «¡Vienen a tirar más casas!». Ése fue el comentario general a primera hora de la mañana de ayer, cuando el sonido de un helicóptero dando vueltas sobresaltó a los habitantes del sector V de la Cañada Real Galiana. La tensión e incertidumbre que se vive en esta zona, tras los violentos enfrentamientos registrados la semana pasada entre policías y vecinos que trataban de impedir un derribo, se recrudecieron. Y los nervios empezaron a cundir. Sobre todo, cuando aparecieron varios vehículos de la Unidad de Intervención Policial (UIP)-antidisturbios-, de la Brigada de Extranjería, así como varias unidades de la Policía Municipal.

«¿Qué pasará? Me eché a temblar y salí corriendo de casa. Pensé que iba a haber más derribos. Me acerqué a ver a Abdul, al que le tiraron abajo su vivienda, que está levantando, pensado que quizá le tocaría a la suya», explica Pilar, que lleva más de 30 años en la Cañada. «Cuando vi llegar a los antidisturbios me asusté mucho. Tenemos el miedo metido en el cuerpo».

Los rumores crecían sin cesar

Los agentes se apostaron en las dos entradas de esta zona y se concentraron en la salida de Rivas Vaciamadrid. «Subí hasta allí. Había cinco furgonetas, cerca del Metro y tres patrullas de municipales. Pedían la documentación y cacheaban a todo el que salía». «Decían que se iban a llevar a un grupo de gente detenida por las pedradas que lanzaron el otro día a los agentes y que venían con imágenes para identificarles».

La crispación fue la tónica. Y los rumores corrían como la pólvora. «Se han llevado a tres marroquíes detenidos. Y si es por la batalla campal no eran tres, éramos todos», clamaba Pedro, que lleva cinco años viviendo allí. Fuentes de la Jefatura Superior de Policía no precisaron los motivos de la operación ni si había habido detenidos. Se limitaron a decir que en esa zona hay controles periódicos por ser un punto negro. Solo trascendió el arresto de un marroquí por agentes municipales de Vicálvaro que lanzó piedras a un retén que se encontraba en la zona.

«Aquí, todos a una»

«Aquí, todos a una como Fuenteovejuna. Si me echan ¿adónde voy, sin nada y jubilado? Aquí están nuestros ahorros de toda una vida. O se limpia todo o nada», precisaba Rosario, residente ahí desde hace 35 años. «Antes de derribar lo nuestro que derriben lo suyo. La parte de Rivas , Valdemingómez o que empiecen por la zona de venta de droga en donde se han instalado los capos de Barranquillas», subrayaba.

Pedro agregaba que, desde la Asociación de Vecinos de la Cañada Real, han venido denunciando que los traficantes estaban comprado casas en la zona de los gitanos sin resultado. «Permiten el tráfico de drogas y hacen presión para que esto estalle y meternos a todos en el mismo saco», indicaba.

A pesar de la tensión, estaban satisfechos de la solidaridad entre los afectados. «Árabes y españoles luchamos juntos. Es nuestra vida. Entre todos estamos ayudando a Abdul a que reconstruya su casa, cada uno como puede, con dinero, con su trabajo», decían María y Soledad.

El afectado, que ha visto como en apenas dos días han surgido como por arte de magia los muros y los tabiques de su casa derruida, confiaba en que estuviera acabada en una semana. «No es un desafío a las autoridades, es una forma de recuperar la normalidad», decían algunos. «Estamos pasándolo muy mal. Sin comer y sin dormir. Lo del jueves parecía la guerra que no viví (nació en 1940). Con miedo», decía Isabel.

La esperanza de todos era hallar una salida negociada al conflicto. Y, poco a poco, se van dando pasos. De un lado, desde el Ayuntamiento de Madrid, en donde se constituyó ayer la Mesa por la Rehabilitación. A su término, la concejal de Urbanismo, Pilar Martínez, abogó por que se convoque una reunión entre las tres administraciones para abordar la cuestión desde una perspectiva múltiple: social, sanitaria y de integración. Indicó que el problema es de exclusión y de orden público y que hay que dar respuestas distintas a cada una de las realidades de sus habitantes, informa Ep. Tras desmentir que el objetivo de los desalojos sea construir viviendas «dado que es un espacio protegido», indicó, en relación a la reconstrucción de la casa de Abdul: «Es algo a lo que el Estado de Derecho tiene que contestar». Mientras, la asociación de la Cañada, que mantuvo una reunión en la Junta Municipal de Villa de Vallecas, a la que asistieron el PP e IU, mostró cierta esperanza, al ver que se estaba intentand

o buscar una solución. «Es triste que haya habido heridos para que nos tomen en serio», dijo su portavoz, Miguel Martín.

 

http://www.abc.es/20071023/madrid-madrid/maxima-tension-canada-real_200710230316.html

Un centenar de ciudadanos rumanos asentados en un basurero situado cerca de un centro de salud del distrito de Carabanchel está en el ojo del huracán. Los vecinos les atribuyen una oleada de robos y la policía informa que algunos de ellos cuentan con antecedentes por ese motivo, siendo presuntos responsables de los “apagones” de luz porque venden el hilo de cobre de las conducciones eléctrica.

Un problema de integración social paralelo se plantea en este asentamiento. Los niños de algunas de esas familias rumanas permanecen sin escolarizar y los padres se hallan en paro.

http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=184690

INFORMATIVOSTELECINCO.COM
22 de octubre de 2007

El jueves y, a pesar de una batalla campal con la policía, se derribó por orden del Ayuntamiento de Madrid una casa del poblado chabolista la Cañada Real. Tan sólo cuatro días después los vecinos han conseguido volver a levantar la misma vivienda. Hay previstos nuevos derribos, pero los vecinos han anunciado que lucharán por impedirlos.

Abul es el dueño de la casa derribada. Para recuperarla ha contado con la ayuda de amigos y familiares que han llevado su propio cemento y ladrillos para levantarla de nuevo. En prácticamente un fin de semana lo han conseguido.

Los vecinos del poblado, una de las zonas más pobres y conflictivas de Madrid, saben que el Ayuntamiento tiene planeados nuevos derribos y aseguran que tienen miedo de perder su casa.

Una batalla campal

El pasado jueves lo vecinos intentaron impedir el derribo de viviendas y agredieron a la policía con piedras y bombonas de butano. Los disturbios acabaron con una decena de heridos, algunos de ellos continúan aún ingresados.

Este lunes la policía controla los accesos a la Cañada Real para intentar identificar a los agresores. GSM

http://www.informativos.telecinco.es/ca%F1ada_real/vivienda/derrumbada/dn_56013.htm

La Confederación Española de Policía (CEP), ante el anuncio por algunos medios de comunicación de una presunta “Batalla Campal” en el desalojo del poblado de la Cañada Real de Madrid, ha querido matizar que esta zona es un poblado de delincuencia en Madrid y que hay más de 30 agentes heridos por palos, piedras y botellas. Del mismo modo, ha acusado a la comunidad marroquí que habitaba esta barriada ilegal de haber querido convertir esta acción de la administración en un asunto de índole religioso. Además, 16 policías nacionales se han dado de baja. Este sindicato ha denunciado también el intento de robo de pistola a un agente.

La Confederación Española de Policía (CEP), ante lo que se ha calificado como “Batalla Campal” durante el desalojo del poblado de la Cañada Real de Madrid, ha querido matizar mediante un comunicado a Libertad Digital, lo siguiente:

1º.- A primera hora de la mañana los grupos organizados han introducido a varias mujeres, una de ellas embarazada, así como a menores en el interior de la construcción ilegal que se iba a derribar, para de esa forma evitar el cumplimiento de la orden de desalojo.

2º.- Posteriormente, la Policía ha sufrido un ataque masivo y simultáneo llevado a cabo por decenas de jóvenes, principalmente marroquíes con la cara cubierta, que han arrojado piedras, botellas, bombonas de butano. Los varones más violentos han llegado a romper sillas sobre los cascos de agentes de la Policía local. También se ha visto en varias ocasiones a menores provistos de armas blancas lanzando piedras sobre los funcionarios.

3º.- Después del ataque organizado contra las Fuerzas de Seguridad por parte de los grupos organizados, ha habido un saldo inicial de 16 policías de las Unidades de Intervención Policial heridos y dados de baja para el servicio.

4º.- Tres marroquíes detenidos por el intento de robo del arma de fuego reglamentaria (pistola) de un agente de la Policía Local de Madrid que intervenía en los hechos.

5º.- Un agente del Cuerpo Nacional de Policía con la mandíbula rota en estado grave, que está siendo operado de urgencia en el hospital Monte-Príncipe.

6ª.- El pasado día 9 de Octubre de 2007, el Ayuntamiento de Madrid derribó 40 chabolas lo que obligó a desalojar a las familias que vivían en ellas, casi todas de nacionalidad marroquí. Los afectados se quejaron entonces, no por la destrucción de las viviendas en sí, sino porque todo sucedió días antes de que se terminase el Ramadán, trasladando este problema en un problema de índole religioso.

Este Jueves, 18 de Octubre, unidades del Cuerpo Nacional de Policía (UIPs) se han personado en dicho poblado al objeto de proteger a los funcionarios municipales que comenzaban el derribo del resto de chabolas del poblado y han sido recibidos con agresiones múltiples organizadas por parte de centenares de marroquíes y rumanos de etnia gitana.

A los policías se les ha tirado Bombonas de butano, tejas y piedras que se han convertido por unos momentos en verdaderas armas de guerra que los marroquíes y rumanos lanzaban contra la policía desde cualquier punto del poblado. Cientos de menores de edad provistos de armas blancas, acompañados los mayores con palos, piedras, botellas y mujeres agarrando a los funcionarios policiales.

Policías con el brazo fracturado, otros con contusiones múltiples, incluso ha llegado a haber un intento de robo de pistola (por parte de los vecinos ilegales) de un agente de Policía Local.

Desde CEP:

1º.- Acusamos a la comunidad marroquí que habitaba esta barriada ilegal de haber querido convertir la acción de la administración pública española en un asunto de índole religioso.

2º.- Apoyamos la intervención policial en todo el desarrollo de la misma, apoyando sin fisura las cargas policiales como proporcionadas y perfectamente ajustadas a derecho así como al buen hacer de las Unidades de Intervención Policial.

3º.- Acusamos de deslealtad con la administración pública a cualquier organización gubernamental o no gubernamental que critique la acción de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía.

http://www.libertaddigital.com/noticias/noticia_1276315635.html

EFE – sábado, 20 de octubre, 12.59

Madrid, 20 oct (EFE).- Una calma tensa, con ausencia de efectivos policiales y recogida de dinero para adquirir materiales y volver a edificar la vivienda derribada el pasado jueves, es lo que se vive hoy en el poblado madrileño de la Cañada Real, según distintos portavoces de voluntarios y ONG que ayudan a las familias que allí se asientan.

Estos portavoces señalaron a Efe que la gente no olvida lo ocurrido el pasado jueves, la batalla campal vivida en la zona que habitan los marroquíes por el derribo de una casa y que terminó con más de 20 heridos y 9 detenidos.

Algunos de esos voluntarios, los que se dedican al sector en el que se asientan los rumanos, decidieron hoy llevar a 43 niños, de los que 39 son rumanos, al Parque de Atracciones para que olviden lo sucedido.

Explicaron que hoy todo está tranquilo y que no hay presencia policial, aunque la gente teme que llegue el lunes y pueda levantarse la paralización, ordenada ayer por una juez, del derribo de siete chabolas.

En la parte donde se asientan los rumanos se concentraron ayer unas 200 personas para evitar otra orden de desalojo y demolición de siete casas que, finalmente, no se llevó a cabo.

“La población está nerviosa porque teme que vuelva a pasar, que vuelvan a venir las máquinas para derribar las viviendas”, ha señalado una de las portavoces, quien ha añadido que los niños marroquíes preguntan en las escuelas si también van a tirar sus casas.

En la zona donde se asientan los marroquíes, “el ambiente está alterado por lo sucedido” han agregado los portavoces, que añadieron que la gente quiere volver a edificar la vivienda derribada, pero tienen miedo de que si suben las paredes “vuelva la policía”.

En la zona, han precisado, hay esta mañana unas 30 personas para ayudar a la familia que perdió la vivienda y han hecho una colecta para comprar materiales y levantar la casa.

Un portavoz de la asociación de vecinos ha señalado que hubo “una violencia desproporcionada” el jueves y que por ahora no temen que haya más demoliciones, porque otros dos vecinos que pudieran estar en situación similar han recurrido, por lo que la decisión se puede demorar un año.

Ha animado a todos los que tienen algún papel que pueda demostrar la propiedad de su vivienda o el pago de recibos como la contribución o la luz a que se pongan en contacto con la asociación, donde se les facilitará asistencia jurídica.

Ha insistido en que son numerosos los que pagan la contribución, aunque este año “el Ayuntamiento de Rivas no nos la quiere cobrar”, si bien ha reconocido que “algunos marroquíes no respetan nada y donde antes había una casa ahora hay diez”.

http://es.noticias.yahoo.com/efe/20071020/tes-calma-tensa-ausencia-policial-e-inte-61bd63d_1.html

La Cañada Real, es una autentica ciudad sin ley cuyo crecimiento ha venido siendo imparable. A tan solo 15 minutos de la Puerta del Sol de Madrid se alza uno de los mayores focos de delincuencia de la region, que aglutina a mas de 40.000 personas

Desde verdaderos chalets, incluso de varias plantas. Hasta infraviviendas, familias enteras viviendo en chabolas. La Cañada Real Galiana a su paso por Madrid, se ha convertido a lo largo de 40 años en un sitio complejo. 15 kilómetros donde no se puede construir pero, que en 2007, presentan una realidad muy distinta.

Cercana a dos vías de comunicación importantes, la A-3 y la M-50 es además el único camino que pueden atravesar los camiones de basura para llegar a Valdemingomez. En los últimos años se han producido varios atropellos de niños. Es normal verlos cruzar solo o montar en bici entre el intenso tráfico. Los camioneros se quejan de tener que soportar agresiones. Por eso ahora se está construyendo un desvío para evitar pasar por la Cañada.

40.000 habitantes. Familias con necesidades económicas, inmigrantes que han encontrado aquí un lugar donde vivir y por otro lado un creciente foco de delincuencia.

Empezó siendo un lugar de tráfico de drogas en medianas y grandes cantidades. Ahora con la progresiva desaparición de las Barranquillas se está convirtiendo también en una zona de trapicheo, donde los toxicómanos van a comprar las pequeñas dosis.

Para el Ayuntamiento de Madrid es prioritario que se reuna una comisión en la que estén representadas todas las administraciones, Delegación del Gobierno, Comunidad de madrid y los 5 municipios afectados.

http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=184467

20/10/07

Familias enteras de marroquíes protagonizaron hoy una marcha a pie de 10 kilómetros por la autovía de Valencia, para pedir una solución pacifica a sus viviendas ilegales de Cañada Real, tras la batalla campal vivida ayer por el derribo de una casa que terminó con más de 20 heridos y 9 detenidos.

Los manifestantes, cerca de un centenar, tardaron unas tres horas en llegar hasta la Junta Municipal de Vicálvaro, donde solicitaron la legalización de sus casas y afirmaron su miedo a que pueda haber muertos si la policía vuelve a este poblado a ejecutar una nueva orden de desalojo, aunque nadie en la zona sabe a ciencia cierta si habrá mas. El propietario de la casa derribada, Abdul, un obrero de la construcción, de 30 años, y originario de Tánger, reafirmó este temor:”Si vienen otra vez va a ver muertos”.

Abdul salió en libertad esta mañana temprano tras quedar a disposición judicial.

Algunas mujeres colgaron carteles en sus viviendas para rechazar “el desalojo racista”, y protestaron porque los medios han confundido los sectores de la Cañada y en el suyo, dijeron, no hay drogas ni tampoco chabolas.

Efectivamente las casas son todas de construcción, de dos y tres alturas, con patios interiores, y algunas bastante amplias y con jardín. La Coordinadora de las asociaciones de vecinos de este zona les da la razón y “desmiente” que la Cañada sea un lugar de delincuentes, vendedores de drogas e infraviviendas.

Si reconocen que existe un problema localizado en el área cercana de Valdemíngomez, donde “efectivamente” se ha instalado un supermercado de drogas”, pero este problema, añaden, se extiende a lo largo de un kilómetro, y la Cañada son 15 kilómetros, que transcurren prácticamente pegados a la autovía de Valencia, desde lo limites de Getafe hasta Vallecas, y donde se alojan unas 40.000 personas.

Una parte de ellos, de origen rumano, vive en una zona conocida por “El Gallinero”, donde esta mañana se habían concentrado unos 200 para evitar otra intervención de desalojo y demolición de 7 casas, que finalmente fue aplazada por orden judicial.

El director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, ha dado instrucciones para que se identifique y se detenga al culpable de agredir a un agente que resultó herido grave durante los incidentes de ayer, y al que le han tenido que colocar placas de titanio y 19 tornillos de sujeción, porque una pedrada le fracturó la mandíbula.

Entre los marroquíes heridos había una mujer embarazada con un golpe en la espalda, según el SAMUR-Protección que informó que la trasladó al hospital Gregorio Marañón aunque no consideraron que el niño corriera peligro.

Tanto la Asociación de Trabajadores e Inmigrantes marroquíes en España (ATIME) como la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid han condenado la “agresividad” y “violencia” policial, mientras que el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid ha manifestado su apoyo a las actuaciones emprendidas en la Cañada Real Galiana por entender que una ciudad sin disciplina urbanística puede acabar en un caos semejante al de Calcuta.

http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=184489

2007/10/18. Redacción A Fondo , Madrid

La Cañada Real Galiana es un poblado chabolista convertido en un gran hipermercado de la droga. Cerca de 30.000 personas, la mayoría inmigrantes, viven en las más de 2.000 edificaciones ilegales.

Está situado a veinte minutos del centro de Madrid. Un equipo de Antena 3 entró en este foco de delincuencia y trapicheo para enseñarnos como se vive allí.

http://www.antena3.com/a3noticias/servlet/Noticias?destino=../a3n/noticia/noticia.jsp&sidicom=si&id=13201952

  • Los vecinos se han rebelado contra la demolición de sus viviendas.
  • Cuatro policías heridos por el lanzamiento de piedras.
  • Un juez decide hoy si ampara la guerra contra las chabolas emprendida por el Ayuntamiento de Madrid.

El derribo de viviendas en la Cañada Real Galiana ha derivado en una batalla campal entre los vecinos del poblado chabolista y los agentes de la Policía Municipal y Nacional. Los habitantes de las chabolas la han emprendido a pedradas y palazos contra los policías que iban a desalojar las viviendas ilegales, hiriendo a cuatro de ellos.

Los vecinos han lanzado piedras, palos e, incluso, bombonas de butano

Los juzgados de lo Contencioso Administrativo decidían hoy, jueves, si el Ayuntamiento de Madrid podía seguir con el derribo de las infraviviendas construidos a lo largo de la Cañada Real. Los habitantes de estas chabolas, en su mayoría marroquíes y rumanos, presentaron un recurso contra la intención del Consistorio de demoler sus viviendas.

Los vecinos de la zona se han rebelado contra los agentes de Policía al ver que las grúas de demolición se disponían a echar abajo sus casas. Decenas de personas han comenzado a lanzar piedras, palos, bombonas de butano y todo tipo de objetos contundentes, a la vez que quemaban neumáticos. La Policía, a su vez, ha respondido disparando bolas de goma para frenar los disturbios.

30.000 personas en 2.000 chabolas

La Cañada Real está situada a las afueras de Madrid, en el kilómetro 14 de la carretera de Valencia (A-3), a la altura del municipio de Rivas-Vaciamadrid. En la zona viven unas 30.000 personas, en más de 2.000 edificaciones ilegales.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, se ha propuesto acabar con los poblados chabolistas que rodean Madrid, formados por viviendas construidas sin licencia. Y se ha puesto el plazo de esta legislatura , para lo que ha pedido el apoyo tanto del Gobierno de la Comunidad de Madrid, como del central.

http://www.20minutos.es/noticia/292450/0/batalla/canada/chabolas/ 

O.F.. 17.10.2007

Shakira no sabe leer, pero hace unos días recibió una orden de desahucio del Ayuntamiento de Madrid. Shakira es rumana, tiene 5 años y lo único que comparte con la popular cantante colombiana es su apodo. Su verdadero nombre es Lidia.

“Le gusta mucho su música. Hasta imita los movimientos de Shakira”, explica su madre, Vasilica Mandache, de 26 años, con tres hijos y embarazada de otro. “Somos cristianos. Tenemos uno cada vez que lo manda Dios”, afirma.

La familia ocupa una de las treinta chabolas que se encuentran desperdigadas en El Gallinero, poblado de Cañada Real en el que malviven 150 rumanos de etnia gitana. El pasado 10 de octubre, siete de estas familias, con 26 niños, recibieron una orden del Área de Urbanismo advirtiéndoles de que en cinco días demolerían sus casas. Una de ellas iba dirigida a Shakira.

Sin noticias de un realojo

“Suelen hacerlo así. La Policía viene, toma datos al azar y luego se envían órdenes de desalojo”, explica Jorge Fernández, voluntario de la Parroquia de Santo Domingo de la Calzada que suele ayudar a los residentes del poblado. “Hemos conseguido que posterguen unas semanas el desahucio, pero no nos dicen si van a realojarlos”, afirma.

“No tenemos dónde ir. Ahora viene el frío, ¿dónde dormirán mis hijos?”, se pregunta Vasilica. En la carta enviada a su hija se denuncia la insalubridad de las chabolas y que éstas obstaculizan “el desarrollo urbanístico de Valdecarros”, donde, en el plazo de seis años, el consistorio pretende levantar un enorme barrio de 51.000 viviendas.

El Ayuntamiento de Madrid explica que los asentamientos de Cañada Real son ilegales, y que por eso se va a proceder a su demolición. El pasado mes de agosto, el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, aseguró que al término de este mandato desaparecerían todos los poblados chabolistas de la ciudad, pero que las familias serían realojadas.

http://www.20minutos.es/noticia/291465/0/shakira/canada/desahucio/