Archive for the ‘Disturbios’ Category

Un hombre de 28 años y origen magrebí ha fallecido esta madrugada en la zona de copas de Costa Polvoranca de Alcorcón, al recibir tres puñaladas -en el corazón, la cara y el brazo- en la puerta de la discoteca Latino, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía y Emergencias 112.

La agresión ha tenido lugar poco antes de las siete de la mañana de hoy en la calle Agrónomos de Alcorcón, después de que, según fuentes policiales, el joven magrebí protagonizara una pelea en el interior de la discoteca con un grupo de individuos dominicanos que se encontraban en el lugar, muy frecuentado por personas sudamericanas.

Los dominicanos salieron a la puerta del establecimiento donde aguardaron al joven marroquí, al que, según la Policía, propinaron puñetazos, golpes y patadas en la cara y en la boca.

Al parecer, en un momento de la agresión uno de lo individuos del grupo atacante esgrimió un arma blanca con la que asestó a la víctima tres puñaladas en la cara, el brazo y el corazón que le provocaron heridas “mortales de necesidad” y la muerte en el acto, según ha informado a Efe un portavoz del 112.

Este servicio de Emergencias ha enviado al lugar 2 ambulancias y una UVI móvil del Summa, que han encontrado al joven magrebí en parada cardiorrespiratoria y no han podido hacer nada por salvarle la vida.

Por su parte, fuentes policiales han señalado a Efe que la víctima no era cliente habitual de la discoteca donde se ha producido la pelea.

El grupo de Homicidios de la Policía Nacional está tratando de identificar, localizar y detener a los presuntos autores de la agresión y la muerte del joven magrebí, que han logrado escapar tras cometer los hechos.

http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=189473

Anuncios

Cuatro reclusos de Fontcalent resultaron heridos en la pelea que se registró durante el fin de semana, aunque se conoció ayer, entre decenas de internos magrebíes y de otras nacionalidades, fundamentalmente españoles. P. CERRADA La situación actual en el centro penitenciario de Fontcalent, según los sindicatos, es la de un auténtico «polvorín» por la masificación -1.080 internos actualmente- y la falta de personal. El pasado sábado se produjo una pelea multitudinaria en un módulo con casi 150 internos «multirreincidentes» que se saldó con cuatro personas lesionadas a causa de puñetazos y patadas. La pelea enfrentó a decenas de internos norteafricanos con reclusos españoles y de otros países europeos, por lo que, tras lograr poner orden los funcionarios, se optó por reubicar a unos 40 presos magrebíes en otros módulos hasta que desaparezca la tensión y prevenir nuevos incidentes.

Una disputa relacionada con las drogas, cuyo motivo no ha trascendido, fue supuestamente lo que desencadenó la pelea en el Módulo 2. Según fuentes sindicales y del centro, inicialmente se enzarzaron dos internos, un español y un magrebí, y en unos segundos se establecieron dos bandos y se originó una multitudinaria trifulca que comenzó nada más salir del comedor al patio del Módulo 2 de Fontcalent. Las fuentes sindicales consultadas indicaron que en un bando estaban los 40 reclusos magrebíes y en el otro mayoritariamente españoles junto con extranjeros de otros países europeos.

Los funcionarios que vigilaban el módulo, apoyados por compañeros llegados de otros departamentos, «se jugaron el tipo» y salieron al patio a separar a los presos y poner fin al altercado. Unos cuatro internos fueron atendidos en la enfermería de la prisión y uno de ellos, de nacionalidad española, continuaba ayer ingresado al haber recibido puñetazos y patadas por todo el cuerpo, según las fuentes sindicales, quienes añadieron que un recluso también perdió algún diente en la pelea.

El mismo día de la trifulca fueron trasladados a otros módulos los 40 reclusos magrebíes y el domingo por la noche volvieron a llevar a ocho de ellos al Módulo 2, pero tuvieron que trasladarlos de nuevo a otro departamento porque la tensión continuaba siendo máxima y el resto de internos, desde sus celdas, comenzó a proferir amenazas como «os vamos a liquidar».

Los responsables de la prisión decidieron ayer tarde trasladar al Módulo 2 a una docena de presos magrebíes pero que no habían estado internados antes allí y por tanto son ajenos a la pelea.

Los sindicatos UGT, ACAIP, CC OO y CSIF achacaron esta pelea a la «gran masificación» que hay en Fontcalent, donde esta semana la cifra de internos ronda los 1.080. Un portavoz de los sindicatos indicó que «la plantilla del centro, lejos de aumentar, cada año vamos perdiendo funcionarios y los servicios a realizar cada día son más». Esta denuncia no es nueva, pero los sindicatos alertan de que la situación cada vez es peor y desde Instituciones Penitenciarias no se aportan soluciones.
Los sindicatos aseguran de forma tajante que Fontcalent «es un polvorín» e indicaron que «el Módulo 1 alberga ahora a 293 reclusos y cualquier día estalla». De hecho, la semana pasada se produjo también un altercado con internos magrebíes y españoles y la prisión aisló a una decena de árabes.

Asimismo, el Módulo 3 tiene 275 presos y casi todos están hacinados en celdas de tres personas, según denuncian los representantes de los trabajadores de la cárcel. La vigilancia en el Módulo 2 de momento ha sido reforzada con más funcionarios para prevenir la aparición de nuevos incidentes.

http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2241_12_696725__ALICANTE-Tension-Fontcalent

Los altercados dejan dos coches incendiados con cócteles molotov y más de un centenar con desperfectos.

X.P. PALMA. Un nuevo control policial en Son Banya desató ayer tarde una oleada de disturbios en los alrededores del poblado. Los altercados provocaron por los pobladores dejaron un saldo de dos vehículos incendiados y más de un centenar con graves desperfectos tras ser apedreados. La primeras estimaciones elevan los daños materiales causados a los 120.000 euros.
El detonante de la algarada fue la puesta en marcha de un nuevo control policial en los accesos a Son Banya para impedir la afluencia de toxicómanos al poblado en busca de su dosis de droga, una iniciativa que la Policía ya efectuó el pasado fin de semana. Los agentes iniciaron el dispositivo alrededor de las 15.00 horas, momento en el que cortaron las vías de entrada para no permitir el acceso a todo aquel no residente en la zona. La respuesta de los pobladores a la interrupción de su negocio no se hizo esperar. Más de una decena de jóvenes pasó a la ofensiva descargando su rabia contra una empresa de distribución y almacenaje de vehículos situada en las inmediaciones. Los moradores lanzaron cócteles molotov y piedras a los automóviles, lo que dejó dos coches incendiados y entre 120 y 150 con graves desperfectos a consecuencia de la lluvia de pedradas, según los testigos. La agresión obligó a intervenir a los agentes establecidos en las entradas, lo que dejó vía libre a los compradores de droga para acceder al poblado a adquirir su mercancía. La intervención de un grupo de antidisturbios, una quincena de agentes de la Unidades de Protección y Reacción (UPR), permitió a los policías regresar a sus puestos de control de los accesos a Son Banya. Los graves incidentes causados por los moradores desataron una batalla campal con los agentes cuando éstos intentaron detenerlos. Para ello tuvieron que recurrir incluso a los gases lacrimógenos y a pelotas de goma con el fin de reducir a los asaltantes. Tras sofocar la algarada, el grupo de antidisturbios se sumó al dispositivo de control situado en el lugar para prevenir nuevos incidentes.

http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=1731_10_312566__Sucesos-nuevo-control-para-impedir-venta-droga-Banya-desata-oleada-disturbios