Archive for the ‘Errores judiciales’ Category

ALMERÍA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) –

La Audiencia Provincial de Almería ha absuelto a M.A.B., un ciudadano alemán de 42 años, para el que el fiscal solicitaba cuatro años de prisión por un delito contra la salud pública, después de que no se pudiese demostrar durante el acto de juicio oral que la sustancia que se le intervino fuese adormidera (papaver somniferum), tal y como señalaba el primer análisis químico efectuado.

La sentencia de la Sección Tercera, a la que tuvo acceso Europa Press, considera que los informes periciales “contradictorios” y la “duda” sobre la eficacia en la cadena de custodia, “por no aludir a una pésima metodología en la recogida de muestras” –ahonda– impiden elevar la presunción de inocencia por no quedar acreditado que estaba en posesión de morfina “en principio activo suficiente para atentar contra la salud pública”.

M.A.B. fue arrestado, junto a un ciudadano irlandés no procesado en la causa, cuando circulaba con su vehículo por la calle Trincheras de la capital. La Policía Nacional halló en el interior del maletero dos sacos, una bolsa y un envoltorio que contenía 30 kilos en forma de cápsulas de una sustancia que los agentes identificaron como morfina.

En el apartado de hechos probados, el fallo no hace referencia, sin embargo, a una garrafa con un líquido para la transformación de la droga para su posterior venta, una balanza de precisión, un trozo pequeño de hachís, un teléfono móvil y un listín con el nombre de clientes que aparecían en las diligencias instruidas por la Comisaria Provincial.

Sí recoge un primer análisis realizado por el Laboratorio de Sanidad de Sevilla en el que se identificó la presencia en muestras de morfina pero que, en ampliaciones de posteriores, arrojó resultados negativos.

En la sentencia se detalla, asimismo, que en el último de los informes realizados en 2007 a petición del Ministerio Fiscal, los testimonios periciales en sala demostraron que, según la morfología, no se habían analizado muestras de la misma planta que en 2003 si detectó la presencia de adormidera y no, simplemente, codeína.

La defensa del procesado, al que no constan antecedentes penales y en libertad provisional, solicitó en su escrito de conclusiones la libre absolución o, subsiariamente, la aplicación de la atenuante analógica de dilación indebida.

http://www.europapress.es/andalucia/noticia-almeria-tribunales-absuelto-aleman-posesion-30-kilos-opio-error-analisis-pericial-sustancia-20080413123127.html

Anuncios

Los tres condenados por matar a un empresario andorrano en 2004 en Granollers se han presentado hoy ante un juzgado tras ser excarcelados.

31/01/2008

Barcelona. (EUROPA PRESS).- La Fiscalía ha solicitado la “inmediata detención” de los tres condenados por matar a un empresario andorrano en 2004 en Granollers (Barcelona), después de que ayer la Audiencia les dejara en libertad provisional después de que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) le obligase a rehacer la sentencia condenatoria. La prórroga de la prisión preventiva se basaba en el fallo condenatorio, que al ser anulado dejó sin efecto la decisión.

Según una nota informativo de la Fiscalía, el Ministerio Público solicitó ayer mismo a la Audiencia que ordene la detención inmediata de la dos prostitutas rusas y al ex novio de una de ellas, condenados a 17 años y medio de prisión cada uno, y que convoque “con la mayor premura” una comparecencia donde el fiscal solicitará la prisión provisional para los tres. La Fiscalía justifica la petición de detención para asegurar que los tres implicados acuden a la vista.

Si el tribunal no le hiciera caso a la Fiscalía, ésta le reclama que se les retire el pasaporte y les prohíban abandonar el territorio español hasta que la sentencia sea firme.

Por si todo ello no fuera aceptado por el tribunal, la Fiscalía ha solicitado a los Mossos d’Esquadra que vigilen a los tres condenados, aunque la Policía catalana explicó que todavía no tienen constancia oficial de esta petición.

Paralelamente a estas medidas cautelares, la Fiscalía está preparando un recurso de apelación que presentará en breve contra el auto de ayer de la Audiencia, solicitado que éste quede sin efecto, como ya hizo el 23 de enero.

Por su parte, los tres condenados, que tienen que presentarse cada día laboral ante un juzgado, lo hicieron hoy mismo. Las dos chicas explicaron a los periodistas que son inocentes y que confían en la justicia, por lo que no tienen intención de fugarse. Sus abogados ya han anunciado que van a recurrir la nueva sentencia sobre el caso.

Defecto formal de la sentencia El TSJC obligó a la Audiencia de Barcelona a rehacer la sentencia en diciembre, al considerar que no quedaba determinada la existencia de la prueba de cargo. En concreto, el alto tribunal catalán exigió la devolución del procedimiento al tribunal del jurado para que el magistrado complementase “las razones de convicción” expuestas por el tribunal popular que en mayo juzgó a Tetyana K., a su hermana, Olena P., y al ex novio de aquélla, Oleksandr L.

La nueva sentencia fue dictada el 14 de enero y, dos días después, la defensa de Tetyana K. solicitó la inmediata puesta en libertad de la prostituta, alegando que se le había prorrogado la situación de prisión provisional en base a una sentencia nula. De hecho, la Audiencia de Barcelona les amplió la medida hasta la mitad de la pena impuesta en un auto dictado en julio, pero al anularse la sentencia quedó también sin efecto el citado auto.

Pese a que el magistrado tuvo en cuenta que el TSJC no discutió el sentido condenatorio de la sentencia anulada, sino su fundamentación, considera que “no se entiende que la referida prórroga de prisión sea independiente de aquélla, en cuanto que la extensión de la prórroga deriva precisamente de la concreta pena impuesta en la misma sentencia”. Además, los tres procesados habían agotado ya el plazo de prisión preventiva que se había acordado para ellos antes de la condena.

Por todo ello, el magistrado-presidente acordó la excarcelación de los tres condenados -en prisión desde febrero de 2004-, aunque les obliga comparecer ante la Audiencia de Barcelona todos los días laborables y todas las veces que el tribunal lo requiera. Dicha situación, según fuentes judiciales, se mantendrá hasta que la sentencia sea firme o hasta que se vuelva a solicitar su ingreso en la cárcel en base al nuevo fallo.

No concretó la prueba de cargo
Un jurado declaró culpables a los tres procesados de un delito de asesinato con alevosía a finales de mayo, pero declaró inocentes a José T.S., que en el momento de los hechos era amante de Tetyana K., y a José María F.C., un conocido de las dos prostitutas, quienes se enfrentaban a dos años de cárcel por presuntamente proporcionar una coartada falsa a las acusadas.

La nueva sentencia dictada por la Audiencia de Barcelona impone la misma condena a Tetyana K., Olena P. y Oleksandr L. que la que fue anulada, aunque subsana los errores detectados por el alto tribunal catalán. Para el TSJC, la primera resolución no concretaba la prueba de cargo y se limitaba “a remitirse al veredicto y a incorporar la genérica descripción del tipo penal”, lo que a su entender resultaba “tanto más irregular cuanto que la prueba tiene carácter indiciario”.

Así, además de la pena de prisión, la sentencia obliga a los condenados a indemnizar conjuntamente con un total de 47.000 euros a los dos hijos de la víctima por los daños morales que les ha provocado el asesinato de su padre, Joan C.M., de 60 años y vecino de L’Ametlla del Vallès (Barcelona), en el domicilio que tenía alquilado en Granollers para sus contactos sexuales con Tetyana K.

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080131/53432157912.html

Tres ucranianos, acusados de un crimen en Granollers, salen de la carcel gracias a un problema formal  |  El juez tuvo que redactar de nuevo la sentencia y al final venció el plazo de prisión provisional.

Tres personas de nacionalidad ucraniana, condenadas a diecisiete años y medio de cárcel por el asesinato de un empresario andorrano, quedaron ayer libres debido a un formalismo, fundamentado en que un defecto en la sentencia obligó a una nueva redacción y, entre tanto, el magistrado estimó que se ha superado el plazo de prisión provisional. Lo más llamativo del asunto es que en ninguna sentencia judicial se ha cuestionado la culpabilidad de los tres acusados: simplemente, hubo un problema de exposición de las pruebas.

Esta historia se inicia en la madrugada del 10 de febrero del 2004, cuando murió un empresario jubilado que, si bien había nacido en Andorra, tenía su domicilio en l´Ametlla del Vallès. Esa noche el hombre salió de un restaurante de Granollers en compañía de dos mujeres de nacionalidad ucraniana que, según el auto de hechos que se debían dilucidar ante el jurado, había conocido en un bar de alterne.

Las tres personas se dirigieron a un piso de esta localidad que el hombre tenía alquilado, a fin de poder mantener relaciones sexuales. Sin embargo, a causa del alcohol y de un fármaco contra el insomnio que le suministraron las mujeres, se quedó dormido. Entonces, ellas abrieron la puerta a otro ciudadano ucraniano. El caso es que el empresario fue golpeado en la cabeza con un objeto contundente y murió. Luego, ocultaron su cadáver en el maletero del coche de la víctima y lo abandonaron en un polígono industrial de Granollers, donde lo encontraron tres días después los Mossos d´Esquadra.

El pasado mes de mayo, un tribunal del juzgado revisó el caso, y alcanzó un veredicto que declaraba culpables de asesinato a los tres ciudadanos ucranianos, al mismo tiempo que exculpaba a dos supuestos cómplices por ocultación de pruebas.

En este asunto son importantes las fechas. El 14 de junio del 2007, el magistrado presidente del tribunal emitió la sentencia acorde con el veredicto del jurado e imponía a los condenados diecisiete años y seis meses de prisión por un delito de asesinato con alevosía, amén de la obligación de indemnizar con 27.000 y 20.000 euros a los dos hijos del fallecido, que estaba viudo.

Las defensas no estuvieron de acuerdo con la resolución y plantearon un recurso al Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), donde pedían la nulidad del juicio porque no se aceptó que declarara uno de sus testigos, la falta de motivación del veredicto del jurado y la falta de motivación de la sentencia por lo que se refiere a la descripción de las pruebas de cargo contra los condenados.

En la sentencia del TSJC de 29 de noviembre del 2007, se rechazaban dos de las tesis de los letrados defensores, pues se decía que el nuevo testigo no aportaba nada a la causa y que el veredicto del jurado estaba suficientemente motivado, y además se hace referencia explícita a que, durante la celebración del juicio, los tres acusados “admitieron haberse deshecho del cadáver y limpiado la escena del crimen” y no tenían coartada para exculparse.

Sin embargo, el TSJC encontró un defecto importante en la sentencia redactada por el presidente del tribunal del jurado: no estaba motivada, tal como exige la ley, en lo que se refería a la descripción de las pruebas de cargo que sustentan la condena. En este sentido se cita la doctrina del Supremo, según la cual el magistrado presidente debe “señalar los elementos de convicción que ha tenido en cuenta el jurado y además sus propias consideraciones sobre la concurrencia (…) de la prueba de cargo”. Este precepto es el que, a criterio del TSJC, no se cumplió, y por lo tanto se anuló la primera sentencia, ordenandose al magistrado que presidió el tribunal popular que redactara una nueva en la que incluyera estos razonamientos jurídicos. Ni una duda se manifiesta sobre la legalidad del veredicto de culpabilidad.

Hasta el 14 de enero de este año el magistrado presidente del jurado no emitió una nueva sentencia, también de culpabilidad, con la misma pena que la anterior y las mismas cantidades económicas destinadas a resarcir a los herederos de las víctima.

Es decir, que en ningún momento hubo un tribunal tuvo dudas acerca de la responsabilidad de los tres ciudadanos ucranianos, dos hombres y una mujer, en el asesinato del empresario andorrano; pero sí había un problema técnico que resolver.

Los condenados ingresaron en prisión el 23 de febrero del 2004 (ellas) y el 27 de febrero del 2004 (él). Los dos primeros años de provisional vencieron antes del juicio, por lo que la medida ya fue prorrogada por la Audiencia antes de la vista por un año, que venció en el ínterin entre la primera sentencia del magistrado y la anulación del TSJC. De hecho, según un auto notificado ayer, el 19 de julio del 2007 se dictó un nuevo auto de prorroga de prisión. Sin embargo, ayer el magistrado presidente del tribunal del jurado hizo público otro escrito, en el que estima que la revocación de la primera sentencia supone automáticamente lo mismo para la extensión de la prisión dictada en julio. Por ello, el magistrado ordenó ayer la puesta en libertad sin fianza de las dos mujeres y el hombre ucraniano, que tienen la obligación de presentarse todos los días laborables en la oficina del jurado y cuantas veces sean llamadas por el tribunal.

La cuestión es que tres personas consideradas culpables de matar a golpes a un hombre quedaron ayer en libertad por un formalismo, ya que no se pone en duda la legalidad del veredicto de culpabilidad del jurado, sino un problema técnico en la redacción de la sentencia que valora dicha decisión del tribunal popular. Para que se dicte de nuevo la prisión y cumplan la pena estipulada en el último fallo se tendrá que celebrar una nueva vista, según las fuentes jurídicas consultadas, trámite que a buen seguro se solicitará con rapidez.

La puesta en libertad causó malestar en la fiscalía, aunque el portavoz autorizado del departamento señaló que hoy harán pública su postura y las medidas que solicitarán al respecto. Los cuerpos policiales, a última hora de la tarde de ayer, no habían recibido instrucciones para controlar a los tres excarcelados. Hoy, los ciudadanos ucranianos deberán comparecer en el Palacio de Justicia.

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080131/53432069030.html