Archive for the ‘Explosivos’ Category

A principios de año se inauguró oficialmente la línea marítima que une Fuerteventura y Tarfaya (Marruecos). Los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil desplegados en el Puerto del Rosario cuentan con escasos medios materiales para controlar el paso fronterizo y la ruta comienza a ser conocida como un ‘coladero’.

La compañía Armas, encargada del trayecto ya tuvo que suspender el servicio tras su puesta en marcha. En la inauguración, los agentes de la Policía y la Guardia Civil encargados de realizar los controles de seguridad tardaron tres horas en visar los pasaportes de los viajeros y en registrar nueve vehículos. Aquel día, la naviera estuvo a punto de cerrar la nueva ruta entre Marruecos y la isla.

Dos meses después de su puesta en funcionamiento, el servicio sigue sufriendo graves problemas de seguridad motivados por la falta de medios materiales con los que cuentan los agentes policiales para realizar los preceptivos controles.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, los registros de entrada de pasajeros se tienen que realizar en una carpa provisional instalada en el puerto. Además, las inspecciones de vehículos y de personas se realizan de forma simultánea bajo esa cubierta, cuando lo habitual, explican fuentes policiales, es que se realicen en lugares separados, tal y como se hace en otros puertos como el de Algeciras.

Los agentes allí desplegados tampoco cuentan con línea telefónica. De esta forma, en el momento de realizar el control de documentación, no se puede comprobar de forma inmediata la identidad de cualquier pasajero sospechoso. Ahora es preciso desplazarse a otro edificio para realizar esa comprobación.

Las mismas fuentes aseguran que los policías y guardias civiles no disponen de escáneres móviles –que detectan los puntos de calor-, perros detectores de drogas o espejos para comprobar los bajos de los automóviles.

Fuentes de la Policía Nacional alertan que, ante esta falta de medios, la línea se ha convertido en una ‘zona caliente’, un posible ‘coladero’ especialmente diseñado para introducir en España cualquier tipo de droga, de explosivo o de inmigrantes ilegales.

En estos momentos, los navíos de la compañía Armas que cubren el trayecto entre Tarfaya y Marruecos tienen capacidad para trasportar a unas 400 personas y unos 100 vehículos en cada trayecto.

http://elconfidencialdigital.com/Articulo.aspx?IdObjeto=15339

Anuncios

Sábado 17 de noviembre de 2007

M.O.I. PALMA. La Policía Nacional ha detenido en Llucmajor a un fugitivo sobre quien pesaba una orden de ingreso en prisión dictada por un juzgado de Madrid por tenencia ilícita de armas y explosivos. El sospechoso, un ucranio de 29 años, trataba ahora de conseguir documentación falsa en Mallorca con el objetivo de eludir el cumplimiento de dicha condena, según informaron ayer fuentes policiales.
El acusado, Yuriy M., fue localizado el pasado miércoles en una urbanización de la zona de Llucmajor. Parecer ser que el hombre se había refugiado en la isla tras escapar de Madrid, donde fue condenado por un juez como autor de un delito de tenencia ilícita de armas y explosivos y otro de lesiones, añadieron las mismas fuentes.

http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=1717_10_308867__Sucesos-Detenido-fugitivo-condena-tener-explosivos-Llucmajor

La Audiencia Nacional ha absuelto hoy a Rabei Osman El Sayed, “Mohamed El Egipcio”, y a los también acusados Antonio Toro, Carmen Toro, Emilio Llano, Mohamed e Ibrahim Moussaten, Javier González Díaz e Iván Granados, según la sentencia por los atentados del 11-M. Por el contrario condena al minero Suarez Trashorras, a Jamal Zougam y a Otman El Gnaoui.

El tribunal del 11-M impuso hoy las mayores condenas de prisión a Otman El Gnanoui (42.924), Jamal Zougam (42.922) y José Emilio Suárez Trashorras (34.715). Al resto de los acusados se les han impuesto condenas que van desde los 3 a los 23 años de prisión. Los considerados hasta el momento autores intelectuales de los atentados han visto en la condena reducidas significativamente las penas que pedía para ellos la Fiscalía, superiores a los 38.000 años. Rabei Osman El Sayed ha sido absuelto mientras que Hassan El Haski tendrá que cumplir 15 años y Youssef Belhadj 12 por pertenencia a organización terrorista.

El tribunal absolvió en total a nueve de los inicialmente 29 acusados.

La mayor pena recae sobre Otman El Gnanoui, condenado a 42.924 años de prisión por pertenencia a organización terrorista, 191 asesinatos, 1.856 asesinatos en grado de tentativa, cuatro estragos terroristas y falsedad documental.

Le sigue Jamal Zougam, condenado a 42.922 años de prisión por pertenencia a organización terrorista, 191 asesinatos consumados, 1.856 tentativas de asesinato y cuatro estragos terroristas.

José Emilio Suárez Trashorras es condenado por los mismos hechos y además, se le acusa por el atentado en Leganés, sin embargo, su pena en número de años es menor por el atenuante de “problemas psiquiátricos”. Su pena asciende a 34.715 años y seis meses de prisión por 192 asesinatos, inluido el del GEO Francisco Javier Torronteras en el suceso de Leganés, 1.991 tentativas de asesinato, cinco estragos terroristas y falsedad documental. En cada uno de los delitos se le ha aplicado una reducción de pena de 5 años por la atenuante de “problemas psiquiátricos. La Fiscalía pedía en su caso una pena de 38.962 años de prisión.

La sentencia no habla de “autores intelectuales” de la masacre. Por ello, Hassam El Hasky y Youseff Belhadj sólo tienen condena por integración pertenencia a banda armada, 15 y 12 años de pena, respectivamente, mientras que Rabei Osman “El Egipcio” ha resultado absuelto.

El resto de los condenados son Hamid Ahmidan a 23 años de prisión por pertenencia a organización terrorista y delitos contra la salud pública.

Abdelmajid Bouchar, Rachid Aglif han sido condenados a 18 años de prisión por pertenencia a organización terrorista y suministro de sustancias explosivas.

Basel Ghalyoun, Mouhanad Almallah Dabbas, Fouad El Morabit, Mohamed Bouharrat, Mohamed Larbi Ben Sellam, Saed El Harrak han sido condenados a 12 años de prisión por pertenencia a organización terrorista.

Por otra, Rafa Zouhier ha sido condenado a 10 años de prisión por tráfico de explosivos en colaboración con organización terrorista. Mientras que Abdelillah El Fadual El Akil a 9 años de prisión por un delito de colaboración con banda armada y Mamoud Slimane Aoun condenado a 3 años por falsedad documental, la misma pena que Nasredine Bousba.

En lo que a la llamada ‘trama asturiana’ se refiere, Raúl González ha sido condenado a 5 años de prisión por suministro de explosivos, mientras que Sergio Álvarez e Iván Reis Palicio han sido condenados a tres años de prisión por transporte de explosivos.

EL EGIPCIO, SUPUESTO INSTIGADOR INTELECTUAL DEL ATENTADO, ABSUELTO

La Audiencia Nacional ha absuelto hoy a Rabei Osman El Sayed, “Mohamed El Egipcio”, a quien la Fiscalía y el resto de las acusaciones consideraban uno de los instigadores intelectuales del 11-M. Otros siete acusados -Antonio Toro, Carmen Toro, Emilio Llano, Mohamed Moussante, Javier González Díaz e Iván Granados, además de Brahim Moussaten, que fue exculpado en pleno juicio- han sido absueltos.

Otro de los más beneficiados en la sentencia ha sido el confidente de la UCO Rafa Zouhier, condenado a 10 años de prision por tráfico o suministro de sustancias explosivas en colaboración con organización terrorista.

La Fiscalía pedía para “El Egipcio” 38.962 años de prisión y para Antonio y Carmen Toro, 23 y 6 años de cárcel, respectivamente.

Rabei Osman El Sayed, “Mohamed El Egipcio”, tras conocer la sentencia, se emocionó y estalló en llanto segun informó su abogado, Luca D’Auria.

Rabei Osman esperó el resultado de la sentencia junto con su abogado y a los magistrados milaneses del departamento antiterrorista, Maurizio Romanelli y Armando Spataro, y un representante de la fiscalía española en un aula del palacio de Justicia de Milán.

Tras conocer el veredicto, que siguió a través de videoconferencia, Rabei, considerado uno de los instigadores intelectuales de los atentados, comenzó a llorar y se inclinó para una breve oración. Y repitió en varias ocasiones: “veis como soy inocente” a la policía penitenciaria que le conducía fuera del tribunal hacia la cárcel de Voguera (norte) donde cumple una condena por terrorismo internacional.

El pasado 29 de octubre, un tribunal de Apelación de Milán redujo de diez a ocho años la condena por terrorismo contra “el Egipcio” al considerar que “él no era un jefe de la organización terrorista, sino un miembro más”.

Los atentados del 11-M, los peores en la historia de España, dejaron 191 muertos y más de 1.800 heridos.

http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=185228 

El fiscal pide cárcel al considerarlo “potencialmente peligroso”

Enrique Figueredo / Eduardo Martín de Pozuelo | 12/10/2007 | Actualizada a las 03:31h

Un ciudadano francés de origen magrebí, Moulay Abel L., de 30 años, está siendo investigado por la Audiencia Nacional por un supuesto caso de terrorismo islámico cuyo objetivo podría ser un edificio público de Barcelona. El sospechoso fue detenido en La Jonquera por los Mossos d´Esquadra el pasado domingo durante un control en la autopista. Tras declarar ayer ante el juez Juan del Olmo, el fiscal Enrique Molina solicitó el ingreso en prisión del sospechoso por considerarlo “un individuo potencialmente peligroso que podría haber planeado la comisión de un atentado terrorista en España”.

Las primeras pesquisas en torno a Moulay Abel L. apuntaron a que se trataba de un suicida con motivaciones sentimentales, pero análisis posteriores señalan que su intención podría ser la de trasladarse a la capital catalana y empotrar el vehículo en el que viajaba contra algún edificio todavía no determinado, cargado con dos bombonas de butano y cierto material explosivo de origen pirotécnico que llevaba en el interior del coche en el momento de ser arrestado. Los informes policiales y la declaración del detenido han llevado al fiscal a pedir su encarcelamiento provisional. Sin embargo, el interrogatorio no ha podido precisar el objetivo del supuesto ataque terrorista en Barcelona.

Los investigadores policiales cuentan con diversos indicios que desmentirían la versión de suicidio por desamor, que fue la que Moulay Abel L. ofreció cuando los Mossos d´Esquadra que le detuvieron le preguntaron acerca de las bombonas que trasladaba y la espada que llevaba consigo.

Uno de los elementos principales de que dispone la policía es un plano que se le intervino entre sus pertenencias. Se trata de un croquis “poco elaborado ymuy genérico” del modo en que quería llevar a cabo el supuesto atentado, según fuentes del caso. La aparente sencillez de estos planos – una descripción general del lugar sin una dirección concreta- es uno de los aspectos que ha impedido saber qué edificio de Barcelona podría ser el eventualmente elegido.

Fuentes policiales señalaron que, en estos momentos, “no se tienen dudas de que su intención al entrar en España era la de empotrar su coche para que estallara”, pero es la investigación judicial la que debe determinar si entre sus motivaciones predominan las de carácter ideológico sobre otras y cuál era la capacidad destructiva que tenía. Se sabe que el artefacto no podía hacer explosión tal como iba dispuesto en el coche. “Le faltaba manipularlo, prepararlo”, señalaron las fuentes consultadas.

Los Mossos d´Esquadra, que inicialmente difundieron la versión del suicida sentimental, encontraron también dos cartas de despedida del detenido. Una de ellas iba dirigida a su familia y otra tenía un carácter inequívocamente místico y religioso en la que hace referencia a grupos radicales islamistas. Los investigadores han prestado atención especial a la firma, por la que se deduce que el sospecho se tiene por un soldado.

El detenido fue conducido el miércoles por la noche al cuartel de la Guardia Civil de Sant Andreu de la Barca. Llegó muy fatigado y con las única pertenencias que le autorizaron a mantener: un chupa-chup, un peine, un euro y un cinturón. Desde allí salió ayer a las seis de la madrugada en dirección a Madrid y por la tarde el titular del juzgado central de instrucción número 6, Juan del Olmo, le interrogó. Moulay Abel L. tenía diversos antecedentes en los archivos policiales españoles aunque por delitos “de poca monta”, confirmó una fuente del caso.

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20071012/53401665225.html

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo ordenó esta noche el ingreso en prisión del francés de origen magrebí Moulay Abel L., detenido el pasado domingo en La Jonquera (Gerona) cuando portaba dos bombonas de butano y varios artículos pirotécnicos en su coche, con objeto de que se analice con la máxima urgencia su salud mental, informaron fuentes jurídicas.

El magistrado, que se encuentra de guardia esta semana, considera que el acusado sufre enajenación mental. El arrestado confesó a los Mossos d’Esquadra cuando se produjo su detención que pretendía suicidarse por un supuesto desengaño amoroso. Sin embargo, los agentes sospecharon que el hombre podría tener vinculaciones con el terrorismo de raíz islamista, ya que se consideró extraño que recorriera cientos de kilómetros y cruzara la frontera franco-española con el único objeto de suicidarse por este motivo.

Moulay Abel negó ser un terrorista islamista e incluso llegó a declarar ante el juez, ante el cual prestó declaración pasadas las siete de la tarde de hoy: “si me voy me voy solo”. El fiscal solicitó tras el interrogatorio el ingreso en la cárcel del acusado al creer que el individuo podría ser “potencialmente peligroso” y considerar que su entrada en prisión podría ser beneficiosa para su propio bien.

Por su parte, la defensa de Moulay Abel se adhirió al encarcelamiento de su defendido con objeto que sea sometido a un reconocimiento psiquiátrico.

Fuentes jurídicas indicaron a Europa Press que, además de los explosivos, el hombre llevaba consigo en el momento del arresto una catana de la que se presume que quería hacer uso en caso de que se frustraran sus planes suicidas. Estas mismas fuentes explicaron además que Moulay Abel cumplía algunos de los requisitos de los suicidas islamistas como la rasuración del vello en todo el cuerpo.

Los investigadores del caso creyeron, según fuentes de la policía autonómica, la versión del detenido. Este explicó que no tenía destino fijo y que quería matarse cuando “se terminara la gasolina”. La versión policial apuntaba a que el caso “no tiene aspecto” de estar relacionado con el fundamentalismo islámico. Los agentes consideraban que el hombre podía estar despechado y quería terminar con su vida.

Desde el primer momento, los Mossos d’Esquadra informaron del caso a la Audiencia Nacional, que pidió la prórroga de la detención para poder terminar el atestado policial. Además, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Figueres, que llevaba el caso, pidió la traducción urgente de estas diligencias, pero probablemente se inhibirá oficialmente en favor de la Audiencia Nacional el próximo lunes, cuando reciba esta traducción.

OPERACIÓN ESPECTACULAR.

Según informó la Policía catalana, el artefacto no estaba todavía preparado para explotar, aunque los agentes cortaron el tráfico en la autopista durante algunas horas y evacuaron a los trabajadores de los peajes cercanos.

Sobre las 4.17 horas del domingo un control estático de la Policía catalana detectó un vehículo Ford Escort oscuro y con matrícula francesa que se acercaba en sentido sur, a la altura del kilómetro 6,5. El conductor mantenía una actitud sospechosa, según la Policía, por lo que le obligaron a parar.

Al acercarse, los agentes descubrieron dos objetos sospechosos en el interior del coche, por lo que inmediatamente hicieron bajar al conductor y único ocupante del coche.

En el registro del vehículo se hallaron las dos bombonas de butano y los petardos, así como una catana, con la que el hombre dijo que pretendía suicidarse por motivos “sentimentales”.

Los especialistas en desactivación de explosivos, Tedax, se desplazaron hasta el lugar y certificaron que los artefactos “no estaban todavía en disposición de estallar”.

A pesar de esto, y como medida de precaución, se cortó el tráfico de la AP-7 en ambos sentidos, facilitando rutas alternativas por la carretera N-II, y se activaron todos los servicios de emergencias. También se desalojaron los trabajadores del peaje próximo al lugar del control hasta que el vehículo fue retirado.

SATISFACCIÓN POR LA DETENCIÓN

Mandos de los Mossos d’Esquadra se mostraron muy satisfechos por la interceptación de este sospechoso, ya que se dio en un control de seguridad rutinario de carretera. Con esta detención –dijeron las mismas fuentes– se podrían justificar miles de horas de controles, como también lo han hecho en los casos de los dispositivos especiales ‘Sedàs’ o ‘Nansa’, en los que se han interceptado narcotraficantes o ladrones de domicilios.

Por otra parte, un experto en explosivos explicó a Europa Press que este tipo de artefacto rudimentario puede provocar una deflagración importante si se manipula con cierta destreza, pero es improbable que generara una explosión con una gran onda expansiva, ya que el gas butano no es explosivo al aire libre y es muy improbable que los petardos por sí solos hagan estallar las bombonas.

http://www.europapress.com/00066/20071011221858/olmo-ordena-prision-magrebi-pretendia-suicidarse-explosivos-analice-salud-mental.html

Els Mossos d’Esquadra van detenir diumenge passat a la matinada a Girona un ciutadà francès que conduïa un vehicle per l’AP-7, carregat amb dos artefactes explosius de fabricació casolana, i que pel que sembla es volia suïcidar per un desengany sentimental.

Ult. Act. 09.10.2007 – 09:36 hs

Els Mossos d’Esquadra van detenir diumenge passat a la matinada a Girona un ciutadà francès que conduïa un vehicle per l’AP-7, carregat amb dos artefactes explosius de fabricació casolana, i que pel que sembla es volia suïcidar per un desengany sentimental.

Fonts de la policia autonòmica catalana han informat avui que els TEDAX estan inspeccionant aquests artefactes rudimentaris, que possiblement no haurien esclatat.

Segons recull avui el Diari de Girona la detenció es va produir quan els Mossos realitzaven un control rutinari i van fer detenir el cotxe en el qual viatjava l’individu, d’uns 30 anys i que acabava de creuar la frontera i en el seu interior van trobar aquests dos artefactes suposadament explosius, que va alertar als agents. En el registre del vehicle es va localitzar també una carta en la qual el sospitós anunciava la seva intenció de suïcidar-se.

Malgrat l’aspecte rudimentari dels artefactes (uns cartutxos de material pirotècnic encintats a dues bombones de butà), els agents van reduir al conductor per evitar que els fes explotar en cas de portar un detonador portàtil, i van reclamar un equip d’artificiers perquè els desactivessin.

Per precaució, l’operació va obligar a tallar l’autopista AP-7 i el trànsit es va desviar cap a la N-II. També es va evacuar al personal que treballava a la zona dels peatges.

http://www.avui.cat/article/tec_ciencia/8185/detenen/home/lap/es/volia/suicidar/amb/artefactes/explosius.html