Archive for the ‘Explotación sexual’ Category

Seguir leyendo »

Anuncios

La trajo de Rumanía bajo promesa de matrimonio.

R. Laguna, Valencia

Beata B. no sabía el calvario por el que la haría pasar su novio cuando la invitó a venir a Castelló desde Rumanía para casarse “bajo la promesa de contraer matrimonio y de una vida más próspera”. Durante tres meses Marian Cristian F. y su hermano Ciprian Neculai la llevaron de club en club obligándola a golpes a prostituirse y quedándose la recaudación. No fue hasta que le dieron una brutal paliza, de la que dieron parte en el hospital, que se pudo conocer su drama.
Ambos acusados reconocieron ayer los hechos ante un tribunal de la Audiencia de Valencia y aceptaron penas de ocho años de cárcel para Marian, y de dos, para Ciprian.
Los padres aceptaron que Beata B. viajara hasta España desde Rumanía, donde se alojaría en casa de los padres de Marian y Ciprian. Beata llegó en marzo de 2007 a Castelló y comenzó a vivir con la familia F.
Una semana después de su llegada, Marian la obligó a ejercer la prostitución golpeándola de forma reiterada y acompañándola todos los días a Valencia, donde la hacía trabajar en dos clubes, casi 20 ahoras al día. Al regresar a la vivienda, Marian la violaba. Como no ganaba suficiente, el 31 de mayo Marian y su hermano le dieron una paliza.

http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2008040800_10_430023__Sucesos-Condenado-obligar-novia-prostituirse-horas-diarias

08/04/2008

ZARPA III, más de 70 policías intervienen en la última fase del operativo.

Ésta es la tercera fase de una operación que se inició en noviembre del 2006 y en la que, de momento, hay 76 personas detenidas acusadas en su mayoría de trata de seres humanos, entre otros delitos, en Almería, Granada, Lérida y Gerona

Además, han sido detenidas más de 400 mujeres por estancia irregular en nuestro país y víctimas de la explotación sexual, y otras 53 personas han sido imputadas en Rusia

Desde el 2006, la organización habría enviado a Rusia más de 2.000.000 euros por las víctimas explotadas, dinero que era remitido utilizando testaferros u hombres paja

Las mujeres eran recluidas en pisos “patera”, bajo estrictas normas y la amenaza de sanciones económicas si se incumplían

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado la mayor red de tráfico de mujeres rusas para su explotación sexual y cuyo destino final era España y otros países de la Unión Europea. En esta última fase de la operación ZARPA han participado más de 70 policías y ha concluido con la detención 24 personas acusadas de delitos relativos a la prostitución, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, agresiones sexuales o blanqueo de dinero, entre otros. Además, 60 mujeres han sido detenidas por infracción a la Ley de Extranjería en distintos clubes de El Ejido y Roquetas de Mar (Almería).

Esta investigación policial comenzó en noviembre de 2.006 y, de momento, hay ya 76 personas detenidas imputadas en diversos delitos relacionados con la trata de mujeres y su explotación sexual en las provincias de Almería, Granada, Lérida y Gerona. Además, cuatrocientas personas, en su mayoría mujeres, han sido detenidas por estancia irregular y otras 53 han sido imputadas en Rusia como miembros de esta organización criminal cuya única finalidad era el lucro obtenido con la trata de mujeres desde Rusia para su posterior explotación sexual en España y otros países de la unión europea.

La operación ZARPA I se desarrolló en el mes de abril de 2007, en junio de ese año concluía ZARPA II y a comienzos del presente mes los agentes ponían en marcha el ultimo dispositivo policial para detener al resto de miembros de la mayor red de trata de mujeres. Esta fase ha sido posible gracias a los numerosos datos, indicios, pruebas, declaraciones y denuncias de víctimas obtenidas por los investigadores en las fases precedentes. Así se han destapado nuevas ramificaciones de la organización en la provincia almeriense, relacionadas con establecimientos de ocio nocturnos dónde las mujeres eran explotadas sexualmente.

Blanqueo del dinero

Los investigadores de las distintas UCRIF han determinado que esta red criminal en España estaba compuesta por parejas sentimentales o matrimonios hispano-rusos, a su vez propietarios o explotadores de los locales públicos de alterne. El hombre era generalmente el encargado de la gestión del local y su pareja la responsable de contactar con los traficantes o captadores de víctimas y controlar a las mujeres explotadas sexualmente.

Como norma general, el pago por cada víctima se realizaba mediante envíos monetarios a Rusia, donde aparecen diferentes remitentes y beneficiarios. Cada envío no superaba nunca los 3.000 euros para evitar ser fiscalizados por las autoridades monetarias rusas o españolas. Según los análisis de los investigadores, desde el año 2006 hasta la fecha actual, el dinero remitido a Rusia por la red podría superar los 2.000.000 de euros.

La organización había creado entidades societarias, mediante testaferros u hombres de paja, para gestionar y dar apariencia de legalidad a la actividad ilícita desarrollada en los clubes o locales de alterne. Blanqueaban el dinero obtenido irregularmente mediante la compra de numerosos bienes muebles e inmuebles que constan en los registros de la propiedad a nombre de los imputados como integrantes de la organización en España.

Estas sociedades permitían a su vez que miembros de la organización criminal de origen ruso obtuvieran permisos de residencia y trabajo en España, acreditando ante la Administración el requisito imprescindible de la oferta o precontrato de trabajo a nombre de dichas empresas.

Retenidas en pisos “patera”

Las declaraciones de las víctimas y los registros practicados demuestran que las mujeres eran tratadas como simple “mercancía” para la obtención de beneficios económicos por y para los explotadores. Hechos que quedan evidenciados al observar los domicilios o pisos “patera” donde alojaban a las víctimas. Las viviendas eran convertidas en “almacenes de personas”, en las que cualquier espacio físico era utilizado como dormitorio, acoplando en cada habitación el máximo número de camas con la finalidad de albergar al mayor número posible de mujeres. En alguna vivienda de tres dormitorios los agentes llegaron a contabilizar hasta trece camas. Además, las mujeres debían respetar unas normas ineludibles bajo la amenaza de “multas” económicas.

La investigación continúa abierta.

Locales registrados

CLUB “CARAMBOLA”, El Ejido (Almería)

CLUB “CANELA”, Roquetas de Mar (Almería)

CLUB “MANHATTAN”, El Ejido (Almería)

CLUB “H2”, El Ejido (Almería)

Efectos intervenidos

Siete vehículos de las marcas Mercedes, Chevrolet, BMW, KIA y Renault.

Dos furgonetas de Volkswagen.

Dos armas largas, de calibre 12mm, y abundante munición.

Dos cámaras de vídeo.

Cuatro cámaras digitales de fotografía.

Un aparato de descarga eléctrica con funda negra.

Numerosos pasaportes rusos, todos ellos de mujeres jóvenes de esa nacionalidad.

Diversa documentación de identidad.

Dos ordenadores portátiles y dos CPU.

Múltiples billetes de avión.

Cuantiosos resguardos de envíos de dinero a Rusia.

Todo tipo de documentos y efectos probatorios que corroboran la actividad ilícita desarrollada.

123.000 euros en billetes de distinto valor y moneda extranjera.

http://www.mir.es/DGRIS/Notas_Prensa/Ultimos_comunicados/np040801.html

Europa Press 

VALENCIA, 7 (EUROPA PRESS) – Un joven de 24 años aceptó hoy en la sección primera de la Audiencia Provincial de Valencia cumplir una pena de ocho años de cárcel por pegar y obligar a su pareja sentimental, que fue la que consiguió traerle a España desde Rumanía, a prostituirse en dos clubs de Valencia durante al menos tres meses, desde marzo a mayo de 2007. Asimismo, el hermano de éste, que actuaba como colaborador, cumplirá otros dos años de prisión.

Inicialmente, el ministerio fiscal reclamaba para el primer hombre, novio de la víctima, una pena de 25 años de prisión por los delitos de agresión sexual; prostitución; detención ilegal; maltrato en el ámbito familiar; y de violencia, y otros ocho para su hermano por los delitos de prostitución, detención ilegal y dos faltas de lesiones, aunque finalmente se llegó a un acuerdo con la defensa por el cumplirán ocho y dos años de prisión respectivamente. Además, indemnizarán a la víctima con 9.000 euros en total por las lesiones y el daño moral generado, y no podrán acercarse a ella a menos de 200 metros.

Según el relato del acusador público, la pareja de la víctima, M.C.F., de nacionalidad rumana, le convenció en marzo de 2007 para que lo trajera a España bajo la promesa de contraer matrimonio y de una vida más próspera. Ambos, quienes mantenían una relación desde 2004, se pusieron a vivir en un domicilio de Castellón, junto a la madre y el hermano del hombre.

Transcurrida una semana desde que se instalaron, el hombre, quien se encuentra en prisión provisional desde el 4 de junio del pasado año, retuvo la documentación y el pasaporte de su pareja, y le amedrentó con causarle lesiones a ella y a su familia si no ejercía la prostitución. Tras golpearle en varias ocasiones, ésta accedió. Para ello, le acompañaba diariamente a Valencia, donde le obligaba a prostituirse en dos clubs diferentes: en uno desde las 12.00 horas a las 22.00 horas, y en el otro desde las 23.00 hasta las 5.00 horas. El total de las ganancias se las quedaba el condenado.

A finales del mes de abril, el hombre se trasladó junto con su pareja a un piso de la calle Jesús de Valencia, lugar en el que le seguía golpeando a diario y amedrentando con no dejarla descansar ni dormir. A veces se unía a este comportamiento el hermano del condenado, C.N.F., quien le animaba a venderla por 3.000 euros si no ganaba el suficiente dinero para mantenerlos.

Desde esta última vivienda, el hombre, acompañado a veces por su hermano, trasladaba a diario a trabajar a su novia a un club donde permanecía desde las 12.00 a las 21.00 horas, y después a otro, desde las 23.00 a las 7.00 horas. Cuando regresaban a casa, le golpeaba nuevamente al considerar que no había ganado suficiente dinero, y le obligaba, tras abofetearle, a mantener relaciones sexuales.

De esta manera, según el relato del fiscal, la actividad que realizaban los dos hermanos era de “total vigilancia” de la actuación de la joven, ya que le retenían la documentación, la llevaban y ola recogían de los clubs en los que trabaja, la controlaban diariamente llamando cada hora a los locales para averiguar cómo le iba la noche, y carecía de la llave de la vivienda.

En esta situación de vigilancia y control, el 31 de mayo de 2007, sobre las 22.00 horas, ambos condenados se encontraron en un club y le obligaron a la víctima a que prestara sus servicios a un cliente. Como no les gustó el trato que ofreció, le sacaron por la fuerza del local, le dieron patadas y golpes y le obligaron a volver. Como consecuencia, ésta sufrió lesiones en la espalda, glúteo y nariz.

Posteriormente, el día 2 de junio de 2007, los agentes detuvieron a la pareja de la víctima y le intervinieron, en el cacheo, el pasaporte, la carta de identidad de la víctima y 485 euros, procedentes del dinero obtenido con el trabajo de la mujer.

http://es.noticias.yahoo.com/ep/20080407/ttr-un-joven-acepta-8-aos-de-crcel-por-p-c2ebf40.html

Dos hombres de nacionalidad búlgara han sido condenados a cuatro años de cárcel cada uno por obligar a ejercer la prostitución a dos mujeres en el Polígono Guadalhorce de la capital. Las inmigrantes, búlgaras también, denunciaron los hechos y declararon en el juicio como testigos protegidos. La Audiencia de Málaga, por otra parte, absuelve a los dos acusados de un delito contra la integridad moral, al considerar que no ha quedado acreditado que los hombres hubiesen llegado a introducir sus dedos en la vagina de las mujeres para comprobar si había ocultado dinero procedente del trabajo, y también a una mujer de la misma nacionalidad que los anteriores, que había sido acusada de colaborar con ellos.

Los hechos se remontan a marzo de 2006 cuando los dos acusados llegaron a España procedentes de Italia, donde habían pasado una temporada acompañados de las dos mujeres. Una vez en Málaga, las obligaron a ejercer la prostitución en el Polígono Guadalhorce, donde eran vigiladas directamente por uno de los procesados, que al final de cada jornada les exigía el dinero obtenido mediante dicha actividad.

Los dos hombres retuvieron los pasaportes de sus compatriotas para tenerlas controladas y las amenazaron con castigos físicos para obligarlas a prostituirse. Así, en las escuchas telefónicas que permitieron la intervención policial, se pone de manifiesto que los procesados las amenazaba con darles palizas si entregaba menos de 200 euros de recaudación y en una de ellas se hace referencia al ojo amoratado de una de las inmigrantes.

La mujer procesada junto a los dos hombres por colaborar con ellos en el control y vigilancia de las inmigrantes, ha sido absuelta por el tribunal que entiende que fue «una víctima más, objeto de una concreta y probada agresión y cuyo pasaporte estaba, igualmente, retenido».

Además de la pena de cárcel, la Audiencia de Málaga impone a los dos hombres el pago de una multa de 7.200 euros y a indemnizar a cada inmigrante mediante el pago de 9.000 euros.

http://www.diariosur.es/20080313/malaga/condenados-ocho-anos-obligar-20080313.html

M. A: La sección VII de la Audiencia en Elche juzgó ayer también a Nicolae G. y Constantin S., dos ciudadanos rumanos que estaban acusados de dos delitos relativos a la prostitución y de un delito de aborto porque, según sostiene el fiscal en su escrito de acusación, obligaron a una de las jóvenes que mantenían retenida y explotaban sexualmente a tomarse unas pastillas abortivas “para que continuara con el ejercicio de la prostitución”. Precisamente esta circunstancia fue la que permitió la detención de ambos en junio del pasado año.
Los hechos, que no reconocen los procesados durante el juicio oral, se iniciaron en el mes de marzo del año 2006 y, según el fiscal, las dos jóvenes fueron obligadas a prostituirse en clubes de las ciudades de Cartagena, San Pedro del Pinatar y Torrevieja, ya que les quitaron sus pasaportes, además de amenazarlas de muerte.
El acusador público solicitó al final de la vista para cada uno de los procesados 8 años de cárcel por los dos delitos de prostitución y seis más por el delito de aborto.

http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2305_12_718306__Alicante-Juzgan-rumanos-prostitucion-aborto