Archive for the ‘Extorsión’ Category

Seguir leyendo »

Anuncios

Un restaurador de la Platja de Palma interpone hasta ocho denuncias por extorsión

JULIO BASTIDA
«Si me pagas 4.000 euros te daré protección a tus locales, pero si no me das el dinero te lo voy a destrozar». Ésta es la tarjeta de presentación de un individuo que se personó en uno de los restaurantes de Pere Joan Navarro, un restaurador de la Platja de Palma, y le puso sobre la mesa las condiciones del nuevo ‘contrato verbal’ que tenía que aceptar para evitar daños materiales y personales.

Los hechos se remontan al mes de junio de 2006, cuando el joven propietario de un local situado en primera línea de la Platja de Palma tenía contratados a dos trabajadores de nacionalidad venezolana que a la vez eran hermanos.

El empresario, por circunstancias laborales, decidió prescindir de los servicios de los dos trabajadores y en un juzgado de lo social se dictaminó las indemnizaciones correspondientes, y los pagos se hicieron efectivos al instante.

Lo que parecía que debía ser un caso cerrado se convirtió en una auténtica pesadilla para Pere Joan y su socio.

Los dos hermanos supuestamente se personaron en las dependencias de uno de los restaurantes que regenta el restaurador en el complejo de Festival Park (Lizarrán), y comenzaron a molestar e increpar a los clientes hasta que consiguieron que se marcharan. Rápidamente los responsables del local solicitaron la presencia de la Guardia Civil, quienes acudieron y realizaron la correspondiente actuación.

«No satisfechos con el dinero que recibieron con la indemnización, ahora me piden doce mil euros y si no harán que tenga que cerrar el local» añadió Pere Joan Navarro.

Los dos hermanos decidieron entonces dirigirse a Delegación del Gobierno y solicitaron un permiso de reunión justo enfrente del local Lizarrán de Festival Park, todos lo fines de semana durante cuatro meses. La Delegación aceptó y los ex trabajadores, a partir de ese momento, cada sábado y domingo se presentan en el restaurante para presionar a que el empresario pague una cantidad para que le dejen de molestar. Ante la negativa, los hermanos trajeron a un individuo de etnia gitana, quien se personó en el local y le dijo a Pere Joan: «Yo no soy como estos venezolanos, tú me tienes que pagar ahora a mí 4.000 euros y si quieres me vas dando 500 euros cada mes hasta que llegues a los cuatro mil».

Pere Joan Navarro ya no sabe qué hacer. En el local de la Platja de Palma le han roto los cristales y la reparación asciende a 6.000 euros. En otra ocasión le pintaron los cristales de naranja. «Lo peor de todo fue cuando me bloquearon con el coche cuatro personas y me amenazaron de muerte. Mi socio les quitó la denuncia por miedo y yo ya no sé lo que tengo que hacer», afirma el joven empresario.

Hasta el momento existen ocho denuncias interpuestas, y su abogada afirma que por culpa de la huelga todo está paralizado.

http://www.ultimahora.es/segunda.dba?-1+6+430677

EFE. 02.04.2008

  • T. A. y C. V. P., de 23 y 18 años, exigían al dueño del local 200 euros.
  • Los detenidos tienen antecedentes por robo con fuerza y lesiones.
  • La policía los esperó al día siguiente en el cibercafé.

La Policía Nacional de Castellón ha detenido a dos jóvenes como autores de un delito de extorsión al amenazar en varias ocasiones al propietario de un cibercafé de la localidad. Los hechos ocurrieron el pasado día 30 de marzo, cuando dos jóvenes entraron en el cibercafé, del que son clientes habituales, y amenazaron de muerte a su propietario y le golpearon exigiendo que les entregase 200 euros, según fuentes policiales. El propietario no les entregó el dinero y volvieron al día siguiente por la tarde, le amenazaron de nuevo y le dijeron que regresarían por la noche. Por ello, el dueño del local denunció los hechos en la comisaría, y los agentes montaron un dispositivo policial de protección alrededor del establecimiento, que dio como fruto la detención de los dos jóvenes que acudieron de nuevo al cibercafé a la 01.00 horas del 1 de abril.

Los detenidos, T. A., varón de 23 años, y a la de C. V. P., varón de 18 años, ambos de nacionalidad rumana, y con domicilio en Castellón, tienen antecedentes policiales por robo con fuerza y lesiones. Los dos individuos han sido ingresados en los calabozos de la comisaría provincial y serán puestos a disposición judicial en las próximas horas.

http://www.20minutos.es/noticia/365419/0/castellon/extorsion/cibercafe/

La policía les intervino casi una veintena de armas en la operación en Valencia.
29.03.08 – A. CHECA VALENCIA

Redacción / EP
La Sección 26 de la Audiencia Provincial de Madrid juzgará mañana a una mujer acusada de secuestrar entre agosto de 2002 y junio de 2006 al hijo de una inmigrante, de nacionalidad nigeriana, para obligarla a ejercer la prostitución en diferentes ciudades hasta que saldara una deuda contraída por traerla a España.

La procesada se enfrenta a una petición fiscal de 27 años y medio de cárcel y multa de 5.220 euros por los delitos de secuestro, amenazas, prostitución, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y falsificación de documento oficial. Además, la Fiscalía Provincial de Madrid pide que indemnice con 40.000 euros a la víctima por las secuelas sufridas por el cautiverio de su hijo.

En el escrito de acusación, el fiscal relata que Joy D.O. contactó en 2002 con Becky F. y su esposo –en paradero desconocido–, quienes la propusieron venir a España para trabajar a cambio de 35.000 euros. Así, la acusada le envió 1.500 euros a Marruecos para pagar la patera que la trasladó a Tarifa y el autobús que la llevó a Móstoles.

Al llegar a este municipio madrileño, Joy D.O. dio a luz a un niño, a quien la procesada secuestró para forzarla a prostituirse hasta liquidar la deuda. La encausada le entregó como documentación una fotocopia del pasaporte y una solicitud de permiso de residencia a nombre suyo y con la fotografía de Joy.

La víctima ejerció la prostitución en varias ciudades de España, enviando el dinero a la procesada y a su marido para poder recuperar a su hijo. A finales de 2004, la mujer conoció a un hombre que la ayudó a escapar de un club de Granada.

Trató entonces de recuperar a su hijo, pero Becky F. la amenazó con no volver a ver al pequeño y con matar a su familia en Nigeria si no pagaba la totalidad de la deuda. Finalmente, agentes del Cuerpo Nacional de Policía hallaron al menor el 5 de junio de 2006 en una vivienda en Móstoles, situada en el número 12 de la calle de la Haya.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-ep/mostrar/20080324131512

  • El detenido asumió diferentes identidades para someter a engaño a las menores
  • Seducía a niñas menores de edad a través de programas de mensajería instantánea

MADRID.- Agentes de la Policía Nacional han detenido a un ciudadano de nacionalidad peruana que extorsionaba a menores con el fin de obtener imágenes de contenido sexual.La Brigada de Investigación Tecnológica solicitó, a través de Interpol, la colaboración de la División de Delitos de Alta Tecnología de la Policía peruana quien finalmente le detuvo en este país acusado de distribución de pornografía infantil a través de Internet, extorsión de menores y exhibicionismo sexual.

Los padres de dos menores, unas hermanas que cuando ocurrieron los hechos tenían 12 y 16 años, denunciaron a finales del pasado año que sus hijas estaban siendo objeto de chantaje por parte de un individuo.

Este sujeto, tras seducirlas utilizando programas de mensajería instantánea, obtuvo fotos y vídeos de naturaleza sexual y las amenazaba con publicar sus imágenes si no le pagaban una determinada cantidad de dinero.

La familia llegó a ingresar más de 4.700 euros al extorsionador para que las fotos no fueran publicadas ni enviadas al entorno de las niñas. Aún así, fueron nuevamente chantajeadas en repetidas ocasiones hasta que los padres denunciaron los hechos y la Policía le detuvo en Perú.

La Brigada de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial estableció diversas coincidencias entre las distintas identidades adoptadas por el implicado y localizó el origen de las acciones delictivas en Perú.

Además, se hizo un seguimiento del dinero enviado por los padres, que junto al resto de de indicios, centraron los perfiles del autor en Internet. Los agentes consiguieron identificar a la persona que estaba sometiendo a las niñas y su familia al chantaje y solicitaron, a través de Interpol, la colaboración de las Autoridades Policiales peruanas para detener al acosador.

La División de Delitos de Alta Tecnología de la Policía peruana estableció un dispositivo que concluyó con la detención del autor de los hechos: Ricardo Javier M. N., de 29 años de edad, nacido en Chiclayo (Perú) quien pasó a disposición judicial acusado de distribución de pornografía infantil a través de Internet, extorsión de menores de edad y exhibicionismo sexual a menores.

Tras el examen del material intervenido en su domicilio se ha comprobado que este individuo actuó de igual forma con otras menores cuya identificación se está comprobando por la Policía Peruana en colaboración con la Policía Nacional española.

Víctimas del ‘grooming’

El detenido seducía a niñas menores de edad a través de programas de mensajería instantánea, tipo Messenger, y mediante técnicas de ingeniería social, con amenazas escaladas, conseguía que se desnudasen delante de la webcam. En el caso concreto de esta denuncia, persuadió primero a la adolescente de 16 años. Después de obtener algunas imágenes comprometidas, aumentaba las amenazas exigiendo sesiones de desnudo cada semana bajo el chantaje de difundir las primeras grabaciones a los contactos y amigos de la víctima.

Posteriormente, mediante engaños y bajo amenazas de comercializar los videos, empezó a solicitar dinero alegando distintas necesidades familiares.

El autor asumió diferentes identidades para someter a engaño a las menores, y paralelamente contactó con la hermana de esta primera víctima. En este caso se hizo pasar por un ‘hacker’ y amenazaba a la niña, de 12 años, con borrar todos los datos del ordenador si no se desnudaba también ante la webcam y realizaba tocamientos de índole sexual.

En otras ocasiones el detenido adoptaba otra identidad e incluso la hizo creer que eran novios para mantener cibersexo con él. Con toda esta serie de engaños y extorsiones sobre las niñas, esta persona consiguió un importante número de videos pornográficos de menores.

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/03/24/espana/1206355695.html 

La Guardia Civil de Jaén ha detenido a tres personas por extorsionar a un comerciante de una pedanía de Linares (Jaén) al que culpaban de la muerte de un familiar.
Los detenidos son N.E.E. de 26 años; I.E., de 58 años, y G.E., de 54 años, todos de nacionalidad rumana y residentes en España, como presuntos autores de un delito de extorsión, según un comunicado de la Guardia Civil.
El propietario de un establecimiento comercial de una pedanía de Linares denunció el 29 de febrero haber sido objeto de un presunto delito de extorsión, por el que le habían obligado a entregar una importante cantidad de dinero y un vehículo.
La víctima denunció que los hechos comenzaron cuando una empleada, que él había tenido trabajando en su establecimiento en el 2007, había fallecido en Rumanía por una grave enfermedad, y como consecuencia de este hecho la familia le culpaba de la muerte por no haberle permitido acceder al sistema sanitario.
Ante las amenazas sufridas contra su persona y su familia, durante los primeros días de febrero del año en curso el denunciante hizo entrega al marido de la fallecida de 4.000 euros en efectivo y de un turismo marca Renault-19.
Las amenazas se volvieron a repetir los días 26 y 28 de febrero, cuando el denunciante recibió varias llamadas telefónicas e incluso la visita de dos familiares de la fallecida, que le exigieron la entrega de otros 12.000 euros.
Como consecuencia de estos hechos, la Guardia Civil de Arquillos y el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Bailén establecieron un operativo para esclarecer los hechos y detener a los presuntos extorsionadores, lo que consiguieron el 5 de marzo, recuperando el vehículo entregado como pago y los teléfonos utilizados para efectuar las llamadas de amenaza.

http://www.ideal.es/jaen/20080319/local/linares/tres-detenidos-extorsionar-comerciante-200803191924.html

14.03.2008

Controlaban con “practicas mafiosas” la seguridad de clubes de alterne, bares de copas y discotecas.

Empleaban métodos expeditivos para someter a nuevos miembros del grupo, “captar” a sus clientes y eliminar la competencia de grupos rivales.

Nueve detenidos de nacionalidad ucraniana y uno natural de Rusia.

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la UCRIF-Valencia y a la UCRIF-Central, han desarticulado una organización criminal formada por ciudadanos de Europa del Este, ucranianos en su mayoría, asentada en la provincia de Valencia. Se ha detenido a diez individuos como presuntos autores de los delitos de asociación ilícita, extorsión a empresarios, coacciones, amenazas, detención ilegal y falsificación de documentos.

El grupo desarticulado controlaba con “practicas mafiosas” la seguridad en clubes de alterne, bares de copas y discotecas en la provincia de Valencia, Madrid y Córdoba. Empleaban métodos expeditivos para someter a nuevos miembros del grupo, “captar” sus clientes y eliminar la competencia grupos rivales

Las investigaciones se iniciaron a finales de diciembre de 2007, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que esta organización criminal estaba actuando en la zona de Valencia. Se averiguó que reclutaban a nuevos miembros en sus países de origen en función de sus cualidades físicas, experiencia en el manejo de las armas o por su pasado como soldados, y les ofrecían trabajo como porteros/vigilantes en locales de ocio de Valencia (clubes de alterne, discotecas, pubs, etc). La investigación se amplió también a otras provincias como Madrid y Córdoba, donde igualmente desarrollaban sus actividades ilícitas.

Métodos expeditivos para someter a nuevos miembros del grupo, captar clientes” y eliminar a grupos rivales

Los responsables de este grupo “mafioso” exigían a sus subordinados un sometimiento pleno a las normas establecidas, utilizando métodos expeditivos en caso de incumplimientos: amenazas, coacciones, palizas, encierros y multas. Estos mismos procedimientos se utilizaban contra los propietarios de los locales a los que pretendían imponer sus servicios de vigilancia, así como para eliminar la competencia de otros “clanes mafiosos” rivales, generalmente formados por ciudadanos rumanos, que pugnaban por controlar el sector.

Captación y formación específica en labores de “seguridad”

La captación se realizaba en Ucrania con la promesa de un trabajo honrado y bien remunerado como camarero o portero de discoteca. Posteriormente exigían obediencia ciega y cumplimiento imperativo de las normas establecidas bajo amenaza de multas u otro tipo de acciones más expeditivas. Proporcionaban a sus miembros instrucción en el manejo de armas, elementos defensivos y técnicos, similares a los usados en prácticas de guerrilla y que incluía prácticas de tiro y defensa personal en gimnasios frecuentados por el grupo, todo ello con material facilitado por la organización. El tráfico de estupefacientes era otra de las presuntas actividades delictivas de la organización como medio de obtención de fondos.

Registros y controles de extranjería

Durante la operación se han practicado seis registros domiciliarios, tres en Valencia ciudad, dos en Quart de Poblet y uno en Mislata. Como complemento a las actuaciones se han realizado varios controles de extranjería en dos clubes de alterne y un bar de copas de la capital valenciana, en los que han sido detenidas siete mujeres extranjeras por infracción a la Ley de Extranjería y un español reclamado judicialmente, con orden de ingreso en prisión, sin relación alguna con el grupo criminal desarticulado.

En los registros domiciliarios, y como elementos de prueba más significativos, se hallaron catorce pistolas (nueve de ellas detonadoras), cartuchería, una defensa eléctrica, chalecos antibala, machetes y otros tipos de armas blancas, pasamontañas, prendas de camuflaje, equipos de transmisión, micro-cámaras inalámbricas, juegos de ganzúas, grilletes, documentación falsa, registro de morosos y una balanza de precisión.

http://www.mir.es/DGRIS/Notas_Prensa/Ultimos_comunicados/np031403.html

Cuatro extorsionadores que reclamaban el cobro de deudas mediante amenazas graves han sido detenidos en Galicia en las dos últimas semanas. Dos hombres fueron apresados en Vigo tras ser acusados de amenazar de muerte a un empresario. Otros dos vecinos de Vila de Cruces, en Pontevedra, fueron detenidos por realizar extorsiones telefónicas en las que reclamaban el cobro de 60.000 euros. Además, la Policía Nacional identificó en A Coruña a cuatro recaudadores que trabajaban para una empresa de cobros. La Policía no descarta que existan más empresarios gallegos que estén recibiendo este tipo de amenazas y todavía no hayan denunciado, aunque en un principio descarta relación alguna entre los casos.

El 18 de febrero, G.?F.?S., de 32 años, y I.?O.?S., de 33, ambos de origen brasileño, fueron detenidos cuando pretendían cobrarle a un comerciante de cocinas una deuda de 800 euros. El presunto moroso había contratado a uno de los detenidos para hacer una reforma en su vivienda. Como no abonó parte del importe de la obra, los detenidos fueron a su establecimiento a reclamarle el cobro. Lo arrastraron hasta la calle, lo golpearon y le amenazaron de muerte. Tres días después, R.?V.?R., de 26 años, y M.?A.?L., de 37, fueron detenidos en Vilagarcía acusados de amenazar al propietario de Arousa al que le reclamaban 60.000 euros. Los presuntos extorsionadores, vecinos de Vila de Cruces, telefonearon a la víctima varias veces y amenazaron con pegarle una paliza y violar a su mujer si se negaba a pagar.

Además, cuatro trabajadores de una empresa viguesa de cobros, Gestión Macerpe, conocida con el nombre comercial de El Cobrador de Morosos, fueron identificados cuando se encontraban en el recinto ferial de A Coruña para reclamar una deuda. Se trata de Oswaldo W., nacido en Cuba; André Y., de origen camerunés; Shaher A., nacido en Egipto y de nacionalidad española, y Juan Manuel P., vecino de Santiago. Los agentes se incautaron de un aerosol de autodefensa. El presunto moroso al que los cobradores reclamaban la deuda pidió ayuda a la policía después de recibir amenazas graves. La víctima aseguró que lo amenazaron con controlar a sus hijos. En un segundo contacto lo extorsionaron con la frase «la próxima vez te saco la pipa y te pego dos tiros». Por último visitaron su domicilio y le dijeron a su hijo: «O paga o le cortamos la cabeza».

http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2008/03/01/0003_6613871.htm 

La Guardia Civil de Albacete y Cuenca ha desarticulado una banda que había introducido irregularmente a decenas de trabajadores marroquíes en España, a los que explotaba forzándoles a trabajar gratis en locutorios y bazares de San Clemente (Cuenca) y de las localidades albaceteñas de La Roda y Villarrobledo. La operación se ha saldado con cinco detenidos –cuatro marroquíes y un empresario español- como supuestos autores de extorsión, amenazas y un delito contra los derechos de los trabajadores.

La banda captaba a los inmigrantes en su país de origen y les ofrecía un falso contrato de trabajo a nombre de una empresa de la construcción sin actividad alguna, propiedad del empresario detenido. A cambio debían pagar 13.000 euros. Una vez en España les quitaban el dinero y la documentación que llevaban encima y eran obligados a trabajar sin percibir ningún salario, a cambio sólo de comida y alojamiento. Según informó hoy el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano, el sistema empleado por esta red para introducir ilegalmente a inmigrantes podría estar siendo imitado por otras mafias. “Es un sistema más seguro, no tienen que atravesar el Estrecho en embarcaciones precarias y en condiciones peligrosas y aunque es más caro les ofrece una cobertura pseudolegal con supuestos contratos de trabajo”, indicó el delegado del Gobierno, que pidió la colaboración de los ciudadanos y de los ayuntamientos para que denuncien este tipo de explotación.

http://www.canarias7.es/articulo.cfm?Id=83252

Los grupos de adolescentes que se reúnen diariamente en el entorno del Centro de la Juventud de Alcorcón lo tienen claro: «No han olvidado lo que pasó y siguen amenazándonos». A pocos metros, varios inmigrantes iberoamericanos, aproximadamente de la misma edad, se muestran inflexibles: «Se pasaron demasiado». A pesar de que ya ha transcurrido un año desde que esta localidad del sur viera cómo su convivencia se truncaba durante una semana por las peleas y amenazas entre sus más jóvenes habitantes, todos reconocen que el miedo es latente, y que cualquier día puede estallar una situación exactamente igual a la de hace doce meses.
Fue hace un año cuando grupos de vecinos de Torres Bellas, el barrio en el que se encuentra el centro juvenil del Ayuntamiento de Alcorcón, denunciaron que los inmigrantes se habían hecho con los espacios públicos -sobre todo, las pistas polideportivas- a base de extorsión.
«Un euro, una hora de juego», parecía ser la consigna que derivó en una multitudinaria reyerta nocturna entre grupos de españoles e inmigrantes, y que se transformó, una semana después, en enfrentamientos entre grupos de «punkies», fascistas, vecinos del barrio y agentes de la Policía Nacional.
«El problema sigue»
La escalada de violencia puso a prueba a la Delegación del Gobierno, que envió a más de 300 agentes durante una semana para evitar altercados. Pero poco más se supo. «Las cámaras de las teles, los curiosos de otros pueblos… todos se fueron», se lamenta Iker, un joven de 15 años. «Y aquí el problema sigue», apostilla Juan Ramón, uno de sus amigos.
Al parecer, aunque actúan de manera mucho más sigilosa para que nadie se percate de sus actuaciones, los inmigrantes siguen pidiendo dinero, lo que genera desconfianza y numerosas peleas entre ambos grupos.
Se puede volver a repetir
«Cualquier día puede pasar algo como lo del año pasado», explica Javier, otro adolescente que ha vivido en Alcorcón toda su vida. Mientras se sienta en uno de los bancos cercanos al parque de La Paz, este joven afirma que nadie se ha preocupado del asunto.
«Ellos (los iberoamericanos) siguen haciendo lo que quieren, y muchos estamos ya hartos de que nos amenacen todo el día». A sus padres, apenas les cuentan lo que ocurre porque si lo hicieran, les prohibirían salir los fines de semana. «Hace pocos días hubo otro asesinato en Polvoranca, y mi padre no se confía nada de que salga por aquí».
Sin embargo, muchos adultos son conscientes de lo que sucede en el barrio. «Claro que siguen atemorizándose unos a otros, y sólo con la Policía no se pone tierra de por medio, hay que integrar», razona María Jesús mientras pasea con el carro de su bebé.
La versión es bien distinta si son los grupos de latinos los que explican qué ocurre en Torres Bellas. «Son unos racistas, están todo el día insultándonos», asegura un grupo de chicos y chicas. «Y aquí, el que las da, las toma», insinúa uno de ellos. «Las pistas, el barrio y las calles son de todos, no sólo de quienes han vivido aquí toda la vida», afirma Evelin.
La presencia de grupos antifascistas llegados de otras localidades y de Madrid se multiplicó durante aquellas jornadas de enero de 2007. Llegaban a Alcorcón para hacer frente a los «fachas» que intentaban atacar a los inmigrantes. Y precisamente, muchos grupos de alcorconeros, sin pertenecer a ningún grupo, se limitaba a quejarse por la degradación de la convivencia social.
La Policía sigue en el barrio
Al parecer, en los últimos meses, la presencia de bandas latinas se ha reducido en el barrio, porque siempre hay dos o tres furgones de la Policía Nacional en la zona. «Pero eso no quiere decir que nos hayamos librado de todo», afirma Eugenia. «Nos sigue dando mucho miedo salir a la calle», explica, porque cuando no hay un botellón, aparece una pelea entre grupos… «Además, como los bares de Polvoranca los cierran a ahora a las tres, pues se vienen por aquí a seguir montando su fiesta, que acaba en pelea», explica otra vecina de Torres Bellas.
Las miradas desafiantes entre los grupos de jóvenes -donde el menudeo de algunas sustancias es más que evidente- se propagan por un barrio atemorizado en cuyas fachadas unos y otros han dejado el signo de su presencia: «Vamos a por vosotros, nazis», rezan algunas pintadas en la puerta del Centro de Jóvenes. «No a los anti-sistema; no a los latin», se adivina en algunos «grafittis» semi-borrados. Por ahora, son sólo las huellas de una amenaza que radicalizó a todo un barrio que espera no volver a ver repetidas las escenas de violencia de hace un año.

http://www.abc.es/20080128/madrid-madrid/tension-cancha-despues_200801280258.html

Otras cuatro personas, víctimas de las anteriores, arrestadas por delitos contra la Salud Pública. La banda, de origen marroquí, se desplazó desde Barcelona

MIGUEL ÁNGEL REINA. MÁLAGA El Cuerpo Nacional de Policía ha logrado desarticular una violenta banda itinerante de delincuentes de origen marroquí que se había especializado en el secuestro y extorsión de integrantes de otras bandas de narcotraficantes, según informó ayer la comisaría provincial.

La denominada operación ´Cleopatra´ tuvo que ser reventada días atrás al tener constancia la policía de que los sospechosos mantenían retenidas contra su voluntad a tres personas en una vivienda de Fuengirola, a las que presumiblemente trataban de arrancar la localización de alguna importante partida de hachís, por lo que se decidió intervenir y detener a cuatro miembros del grupo. También fueron arrestadas las víctimas y una persona más, todas ellas igualmente de nacionalidad marroquí, como presuntas autoras de delitos contra la Salud Pública.
Las investigaciones policiales permitieron establecer que el grupo tenía su centro de operaciones en la localidad de L´Hospitalet de Llobregat (Barcelona), desde donde se desplazaban a otros puntos del litoral mediterráneo para acechar y robar a bandas de narcotraficantes que manejaban grandes alijos.

Esa fue precisamente la forma de actuar en el caso de los secuestrados en Fuengirola dado que, según pudo averiguar la policía, los cuatro detenidos se habían desplazado expresamente desde Cataluña con el fin de elegir a sus víctimas entre los traficantes de la zona que estuviesen en posesión de importantes cantidades de estupefacientes. Una vez conseguido el dinero o la droga, el grupo volvía rápidamente a Barcelona para ocultarse en pisos de seguridad.

En la operación policial fueron intervenidos además 267 kilos de hachís, propiedad presuntamente de los tres marroquíes que permanecían secuestrados en Fuengirola, así como un arma de fuego corta con su correspondiente munición, cuatro vehículos, una motocicleta, documentación falsa y una máquina de contar dinero similar a la utilizada por las entidades bancarias, así como otros útiles para llevar a cabo las acciones delictivas.

Los miembros de la banda radicada en L´Hospitalet detenidos son Rachid E. G., de 29 años, sobre quien pesaba además una reclamación judicial; Rachid B., de 27; Rachid H., de 29; y Karin R., de la misma edad que el anterior. Todos ellos han sido imputado po delitos contra la salud pública y de detención ilegal.
Además fueron arrestados los también marroquíes Driss H., de 47 años; Hassan T., de 27 y con dos reclamaciones judiciales pendientes; Ahmed C., de 52; y Addellah R., de 22.
La policía continúa con las investigaciones para establecer el ámbito de actuación de los detenidos así como verificar su posible relación con otros hechos delictivos.

http://www.laopiniondemalaga.es/secciones/noticia.jsp?pRef=3142_2_156451__Malaga-Cuatro-detenidos-secuestrar-extorsionar-narcotraficantes

La banda localizaba a narcotraficantes a los que robar o secuestrar en Málaga y al conseguir el botín, regresaban a l”Hospitalet.

25/01/2008

Málaga/Barcelona. (EUROPA PRESS).- Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría Provincial de Málaga y de la localidad malagueña de Fuengirola han desarticulado un grupo criminal organizado, de carácter itinerante e integrado por individuos marroquíes, dedicado a actividades delictivas relacionadas con el tráfico de estupefacientes. En la operación policial, los investigadores frustraron el secuestro y extorsión de narcotraficantes.

Seguir leyendo noticia

Las investigaciones desembocan en una respuesta policial inmediata cuando se tiene constancia de la presencia de un grupo extorsionador en la Costa del Sol, concretamente en Fuengirola, que tendría como objetivo secuestrar y robar a traficantes de droga ubicados en dicho lugar, según informaron hoy en un comunicado remitido desde la Comisaría Provincial.

Las pesquisas policiales indicaban que este grupo se habría desplazado desde L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), donde tendría establecido su centro de operaciones, hasta la provincia malagueña, con el fin de elegir sus víctimas entre los traficantes de la zona que estuviesen en posesión de importantes cantidades de dinero o de sustancias estupefacientes a los que poder secuestrar y robar. Una vez conseguido el dinero o la droga volvían rápidamente a Catalunya.

La operación policial culminó con la detención de ocho personas en total, incautándose droga, un arma de fuego, documentación falsa, además de útiles y elementos para llevar a cabo las acciones delictivas.

Los arrestados son Rachid E.G., de 29 años de edad, que en el momento de su detención le constaba además una reclamación judicial; Rachid B., de 27 años; Rachid H., de 29 años; y Karin R., de 29 años; todos marroquíes. Estos detenidos, según las investigaciones, eran integrantes de la banda extorsionadora ahora ya desarticulada en calidad de autores de presuntos delitos contra la salud pública y detención ilegal.

Asimismo, se detuvo también como autores de un presunto delito contra la salud pública a los también marroquíes Driss H., de 47 años; Hassane T., de 27 años, que en el momento de su detención tenía pendientes dos reclamaciones judiciales; Ahmed C., de 52 años; y Addellah R., de la misma nacionalidad, de 22 años de edad.

Efectos intervenidos 267 kilogramos de hachís, un arma corta de fuego, con munición, cuatro vehículos, una motocicleta, documentación falsa, y una maquina para contar dinero, tipo de las que se utilizan en los bancos.

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080125/53429910585.html

EFE

Ciudad Real, 24 ene (EFE).- La Guardia Civil de Ciudad Real ha desarticulado una supuesta red delictiva dedicada a la explotación laboral de ciudadanos rumanos, compuesta por seis personas de esta nacionalidad con edades comprendidas entre los 18 y 45 años, que actuaban en toda la provincia y que tenían su base de operaciones en Valdepeñas.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano, informó hoy en una rueda de prensa en Ciudad Real sobre esta operación y advirtió que no se va a consentir este tipo de prácticas pues la lucha contra las mismas será “una de las tareas prioritarias de las fuerzas y cuerpos de seguridad” que, según añadió, tienen la sospecha de que puedan existir más grupos como este en la región.

A los detenidos, cuatro hombres y dos mujeres, se les considera autores de los delitos de extorsión, amenazas y contra los derechos de los trabajadores, y se trata de miembros de una misma familia.

Estas personas captaban a sus compatriotas en Rumanía mediante anuncios publicitarios, ofreciéndoles trabajo en la provincia de Ciudad Real en labores agrícolas.

Cuando llegaban a España, los alojaban en pisos alquilados por la propia organización, donde se hacinaban hasta cuarenta personas en una misma vivienda, en condiciones infrahumanas y precarias, pagando la organización cien euros mensuales en concepto de alquiler.

La red delictiva también les cobraba 200 euros por proporcionarles empleo y cinco euros más por el transporte desde su residencia al lugar donde trabajaban.

Díaz Cano afirmó que “tenemos información” de intermediarios de trabajadores durante las épocas de máxima recolección agrícola, que están controlados o dirigidos por grupos o redes como la ahora detenida, e insistió en la “firmeza de las fuerzas de seguridad” ante hechos delictivos como este.

El delegado felicitó a los agentes que han desarrollado la operación, en la que han estado trabajando tres meses.

La red, según estimaciones de la Guardia Civil, podría haber ganado ya con estas operaciones unos 250.000 euros, y habría practicado la extorsión a entre 150 y 200 personas, a las que obligaban con golpes o retirándoles la documentación cuando alguno de ellos hacía intento de marcharse.

Los detenidos son A.L., de 18 años de edad; E.G., de 45; F.B., de 23; L.F.C., de 23; C.F.A., de 18, y P.L., de 23 años, todos vecinos de Valdepeñas, y han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número dos de esta localidad.

En el piso registrado se intervino documentación falsificada, 15.000 euros en metálico, un ordenador y una furgoneta con la que se trasladaba diariamente a los trabajadores a las explotaciones agrarias.

A preguntas de los periodistas, dijo que no se ha detenido ni hay sospechas de que los propietarios de las explotaciones agrarias tuvieran ninguna relación con la red ni actitud delictiva.

http://es.noticias.yahoo.com/efe/20080124/tes-seis-detenidos-y-desarticulada-una-r-61bd63d_1.html

Un ciudadano rumano para quien el fiscal pide 12 años de cárcel por facilitar, a cambio de dinero, la introducción clandestina de compatriotas en el país será juzgado el próximo 13 de marzo en Audiencia de Granada tras el aplazamiento del juicio el pasado septiembre por incomparecencia de un testigo.

Según el escrito de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Efe, fruto de la investigación realizada por la Brigada de Extranjería y Documentación de la Comisaría de Motril se pudo detectar la presencia del rumano G.I.G., quien desde finales del 2003 ha venido, de manera continuada, facilitando y favoreciendo el tráfico ilegal y la inmigración clandestina a España de compatriotas rumanos. La investigación policial puso de manifiesto que el acusado actuaba como persona de contacto en España para numerosos compatriotas quienes, desde Rumania y con la intención de viajar a España, acudían a él para que les facilitara todos los trámites necesarios.

Trámites

Se trataba de trámites no sólo necesarios para efectuar el viaje sino para, una vez que llegaran a España, solucionar su estancia y poder desarrollar una actividad laboral.Todo ello previo pago de cantidades que oscilaban desde los 600 a los 1.300 euros, según el grado de ayuda prestada y la vinculación del acusado en la actividad clandestina. Tras contactar los inmigrantes con el acusado, normalmente vía telefónica, éste ponía en marcha su actividad, organizándoles viajes desde Rumania a España y recibiendo a los inmigrantes en la estación de llegada, a los que les quitaba el pasaporte, para posteriormente llevarlos a su domicilio, donde los inmigrantes permanecían hasta pagarle la deuda contraída por la gestión del viaje. En algunos casos, el detenido, a cambio de quedarse con parte del salario que percibían, les gestionaba la búsqueda de trabajos contactando directamente con las empresas de la zona.

El acusado llegó a agredir físicamente a uno de los rumanos extorsionados, golpeándole con un cenicero en la cabeza por el simple hecho de disponer de un teléfono móvil cuando aún no había satisfecho la deuda que mantenía con él.

http://www.ideal.es/granada/20080121/costa/piden-anos-prision-para-20080121.html 

Las mafias gitanas echan raíces en las obras madrileñas. El 90 % de las obras están ya bajo su control. Un equipo de Telemadrid ha comprobado cómo los clanes de familias extorsionan a las constructoras y a los capataces con el claro objetivo de ser contratados para la vigilancia de las obras. Cuando reciben una negativa la respuesta no se hace esperar y llega en forma de robos, daños y amenazas.

Telemadrid ha podido comprobar la extorsión a que son sometidos los trabajadores de muchos tajos abiertos en la capital, a cambio de “seguridad” y para evitar robo el de materiales.

Algunos “clanes” gitanos reclaman cantidades de dinero a los capataces de las obras, a cambio de una supuesta protección.

Cobran de 2.000 a 3.000 euros mensuales y subcontratan a inmigrantes sin papeles para vigir “su territorio”.

En caso de que no accedan pueden producirse robos de materiales, destrucción de casetas o cortes de los suministros.

Es el negocio de la extorsión que crece en las obras del sur de la capital. Una zona en la que las empresas tradicionales de seguridad han sido expulsadas por los clanes gitanos, a los que los responsables de las compañías consideran “competencia desleal”.

“Si tu no me contratas a mi, sabes a lo que te expones”…Con argumentos como éste se pone en marcha la extorsión de estas bandas que, segun los promotores, actuan como mafias.

Marcan su territorio con carteles y pagan a inmigrantes sin papeles para que vigilen in situ.”Me pagan 800 euros” afirma uno de ellos. “no tengo dias libres, ni vacaciones, ni festivos, ni nada”.

El negocio de la extorsión en las obras han provocado incluso enfrentamientos entre algunos clanes gitanos, con amenazas y peleas.

http://www.telemadrid.com/actualidad/noticia.pag?codigo=190364

Cinco personas de nacionalidad irlandesa e inglesa fueron detenidas en Gran Canaria, después de que uno de ellos encargara a los otros cuatro el asesinato de un hombre que había presentado un querella contra él por estafa. El supuesto inductor del crimen iba a pagar 28.000 euros a sus sicarios, informó la Guardia Civil.

La Guardia Civil, en el marco de la operación Tamadaba, arrestó a estas cinco personas, como presuntos autores de los delitos de amenazas, obstrucción a la Justicia, extorsión y estafa cometidos contra un ciudadano Noruego.

La víctima había interpuesto una querella por estafa y apropiación indebida de 200.000 euros en unas inversiones, por lo que el supuesto estafador propuso a uno de los detenidos que matara al estafado, que recibió una llamada telefónica de amenaza de muerte si no retiraba la querella, un encargo por el que interlocutor aseguró que recibiría 28.000 euros.

Tras ello, acordaron verse en un lugar público para negociar, lo que aprovechó la Guardia Civil para establecer un dispositivo de vigilancia. La reunión se produjo en un local de ocio de Puerto Rico, en el sur de Gran Canaria, donde se vieron el denunciante, su abogado y otras cuatro personas que le instaron a firmar un justificante para retirar la denuncia.

En ese momento fueron detenidos B.Q., de 49 años, J.O., de 55, y M.H., de 29, todos de nacionalidad irlandesa, así como la inglesa L.H., de 53. A todos ellos les constan antecedentes policiales en su país de origen por robo e incluso por violación, así como por estafa en España.

El inductor estuvo a punto de salir volando.

Las investigaciones que llevaron a cabo los agentes de la Guardia Civil tras las primeras cuatro detenciones permitieron conocer que el hombre que había sido denunciado y que, de hecho, fue quien encargó el trabajo, pretendía viajar desde el Aeropuerto de Gando (Las Palmas) hacía Cuba.

De inmediato, los agentes procedieron a dar los pasos pertinentes para la detención de este individuo, que ya se encontraba en el interior del avión, que se estaba preparando para el despegue.

Una vez que se consiguió la inmovilización del aparato, los agentes de la Guardia Civil procedieron al arresto del ciudadano inglés M.S., de 49 años de edad, como presunto responsable de los delitos de conspiración para el asesinato, extorsión y obstrucción a la justicia.

http://www.canarias7.es/articulo.cfm?Id=80978

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una banda que presuntamente extorsionaba a empresarios en nombre de ETA y ha detenido a cinco personas, informó hoy la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil.

Las cinco personas detenidas, cuyas edades oscilan entre los 22 y 32 años son J.G.V., de nacionalidad española, M.A.D.O.S. y M.P.M.R., de nacionalidad brasileña y los dominicanos M.T.F.R. y H.P.P.C..

El pasado 7 de enero tres empresarios denunciaron ante los Mossos d’Escuadra haber recibido una carta a su nombre con los sellos de ETA fechada el día 2 de enero. Durante los siguientes días se registraron numerosas denuncias similares por todo el territorio nacional.

Las cartas, que contenían diversas amenazas personales, exigían el pago de cantidades comprendidas entre los 15.000 y 50.000 euros, así como las instrucciones para pagar la cantidad solicitada y un numero de teléfono móvil, con el que debía contactar el empresario.

Si en un plazo de 24 horas no se recibía respuesta por parte del empresario extorsionado, la carta señalaba que se haría “acreedor de las medidas que ETA decida aplicar sobre usted, sus bienes y familiares, convirtiéndose en objetivo operativo de nuestro brazo armado”.

Las autoridades descartaron la implicación de ETA desde el comienzo de la investigación porque las cartas presentaban notables diferencias con las que suele enviar la banda terrorista.

El pasado 15 de enero se pactó una entrega de dinero en el centro de Madrid, después de que efectivos del grupo de investigación negociasen en nombre de dos empresas que se prestaron a la colaboración. En esta ocasión, el GEO detuvo a dos ciudadanos brasileños que acudieron a cobrar el dinero.

Tras el arresto de los brasileños, se logró identificar a un hombre dedicado a la importación de productos electrónicos procedentes de China y con domicilio en la República Dominicana, que fue localizado por los agentes y detenido junto a otras dos empleadas, en Madrid.

En los registros realizados en los inmuebles propiedad del último uno de los detenidos se han incautado el teléfono utilizado para comunicar con las empresas, así como distinto material informático, sellos y cartas y una lista de empresas con teléfonos y direcciones, entre las que figuran las empresas extorsionadas.

Hasta el momento ninguna evidencia indica pertenencia o colaboración con banda armada por parte de los detenidos, aunque la investigación continúa abierta, señala la nota remitida por la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil.

http://www.publico.es/038376/desarticulan/banda/extorsionaba/empresarios/nombre/eta 

J.F.M. PALMA. Dos ciudadanos de nacionalidad china han sido detenidos por la Policía por extorsionar a una mujer, de la misma procedencia, para que vendieran su parte en un restaurante. Ambos detenidos quedaron libres tras declarar ante el juez de guardia. Se trata de Guo Z., de 56 años y su primo Xihua Z., de 46. El primero de ellos es el dueño de un restaurante japonés. Hace dos años vendió a una pareja de origen chino el 45 por ciento de las acciones del restaurante. Cobró por ello 90.000 euros, pero no era el precio final. Faltaban otros 15.000 por cobrar, que se pagaban a plazos. La denuncia por extorsión la ha presentado la mujer que compró con su marido estas acciones. Afirma que a pesar de ser socios del restaurante nunca participaron en su gestión. Trabajaban en el negocio, pero no podían tocar la caja. Por tanto, no sabían el dinero que se ingresaba. Afirma en la denuncia que el dueño les ofrecía un trato vejatorio, con gritos y amenazas. Ella, a quien le faltan dos dedos de una mano, la obligaban a trabajar más allá de sus posibilidades. Cada mes recibían un sueldo de 600 euros al mes. El marido decidió cambiar de trabajo, pero la mujer no pudo porque le dijeron que perdería el dinero que había invertido.
Según la denuncia, Guo Z. pretendió que la víctima y su marido le vendieran las acciones. Ella, ante la situación personal que atravesaba, firmó un documento de venta sin darse cuenta que vendía sus acciones por 54.000 euros, mucho menos de lo que había invertido. Al percatarse de ello rompió el documento. Esta situación motivó una discusión. Afirma la mujer que los dos detenidos la golpearon y le retorcieron la mano para que firmara el documento de venta. Le dijeron que si no lo hacía la mafia china actuaría contra ella y contra su familia.
La mujer puso en conocimiento de la Policía este presunto caso de extorsión, que detuvo a los dos sospechosos.

http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=1771_10_322109__Sucesos-Detenidos-extorsionar-mujer-para-vendiera-parte-restaurante

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a ocho personas que supuestamente formaban parte de un grupo delictivo que se dedicaba a realizar asaltos, butrones y a detener ilegalmente a empresarios. La novedad reside en su composición mixta, la mitad de los integrantes eran españoles y la otra mitad albanokosovares

La Policía Nacional ha desarticulado en la Comunidad de Madrid una banda de delincuentes, formada por kosovares y españoles, que se dedicaba a la práctica de secuestros, extorsiones y robos por el procedimiento del butrón.

A través de un comunicado, la Policía explicó que es la primera vez que se detecta una organización estructurada e integrada por individuos de estas dos nacionalidades dedicada a esta modalidad delictiva.

Los detenidos, cuatro kosovares y otros cuatro españoles, han ingresado en prisión por orden judicial y están implicados en cuatro butrones realizados en distintas naves de Mercamadrid.

En la operación se ha practicado el registro de una nave industrial situada en la localidad de Getafe, que era utilizada de forma clandestina. En este inmueble se han intervenido numerosos efectos procedentes de los robos.

Entre estos objetos recuperados había 111 televisores obtenidos de un importante asalto a una distribuidora (valorados en 440.000 euros), así como un turismo y una motocicleta, ambos sustraídos; así como gran cantidad de material informático.

DOCUMENTACIÓN Y MARIHUANA

Por otro lado a los detenidos se les ha intervenido otro vehículo todoterreno, que fue robado bajo amenazas a su propietario. Los agentes también han intervenido numerosa documentación de víctimas y tres kilogramos de marihuana.

La operación, llevada a cabo por la Brigada Provincial de Policía Judicial, comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de las amenazas que recibían varios empresarios, contra sus personas y su entorno familiar, por parte un grupo de individuos españoles y originarios de Europa del Este.

Los investigados exigían el pago de importantes cantidades económicas. Asimismo, de las investigaciones policiales realizadas en las comisarías de Usera y Villa de Vallecas se ha podido demostrar la participación de varios de los ahora detenidos en otros cuatro butrones.

Estos robos se produjeron el 30 de diciembre en distintas naves de Mercamadrid, obteniendo un botín superior a los 330.000 euros. Concretamente, un empresario había sido retenido en el interior de una nave industrial de su propiedad durante siete horas, hasta asumir el compromiso, previo a su liberación, de hacer frente al pago de una cantidad de dinero que ascendía a 115.000 euros.

AMENAZAS Y COACCIONES

Esta deuda la exigían como compensación a las “pérdidas” ocasionadas por la desaparición de objetos robados que habían sido almacenados en la nave de este empresario, gracias a la connivencia y colaboración de empleados infieles de éste.

Estos detenidos hacían, por tanto, responsable al propio empresario, que se vio inmerso en una dinámica continua de amenazas y coacciones. Incluso llegaron a apoderarse de efectos vinculados con su actividad profesional, en concepto de garantía de pago.

De las investigaciones se hizo cargo el Grupo XVI de Brigada de Policía Judicial, que logró identificar a ocho de los principales sospechosos. Las pesquisas permitieron que los agentes descubrieran que kosovares y españoles aparecían conjuntamente implicados en las actividades delictivas, circunstancia totalmente novedosa.


http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=189652

04.01.2008

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía, destinados en la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla, han culminado todas las gestiones policiales en torno a la investigación de un delito de robo con intimidación, detención ilegal y extorsión a un empresario sevillano, iniciadas en el mes de julio de 2007 y que han dado como resultado la desarticulación de la banda responsable de los delitos.

La víctima de los hechos, según confirmaron a Europa Press fuentes policiales, era piloto de aviación; el día 10 de julio del pasado año, éste fue abordado en la vía pública a la salida de un ‘spa’, cuando se dirigía a coger su vehículo, por tres hombres que manifestaron ser policías y quienes, tras emplear una fuerte violencia, lo empujaron y lo introdujeron en el maletero de su vehículo.

Los autores se apoderaron de 30.000 euros que llevaba para realizar el pago de un coche nuevo, sustrayéndole también el vehículo, un arma de fuego para el tiro olímpico y sus documentos personales y mercantiles, abandonando a la víctima en la barriada de Santa Clara de Cuba tras reducir la velocidad y empujarlo del coche.

Las investigaciones se centraron en el entorno de la víctima al resultar llamativo que los atracadores tuvieran conocimiento de la cantidad de dinero que portaba ese día, así como del lugar donde se encontraba y donde le sorprendieron. Poco después, la víctima recibió llamadas a su teléfono móvil amenazándole para que quitara la denuncia que había formulado, por lo que los autores estaban al tanto de todos los pasos que daba la víctima; llegaron a reclamarle 40.000 euros a cambio de no revelar aspectos de su vida privada.

En la investigación se intentó identificar a las personas cercanas al empresario, consideradas por la Policía como los responsables de facilitar la información a los autores materiales de los hechos, así como de la extorsión al piloto. Asimismo, se procedió a la identificación y detención de los tres autores materiales del robo, considerados muy peligrosos y relacionados con el tráfico de sustancias estupefacientes.

PAGO ORGANIZADO DE LA EXTORSIÓN.

La policía organizó el pago de la extorsión, involucrando a uno de los que resultaban sospechosos para los investigadores, Juan Carlos A.M. –nacido en Alemania en 1979–, haciéndole partícipe a través de la víctima del dispositivo y proporcionándole información falsa para que cayera en la trampa. Así, en noviembre de 2007 se concretó la entrega de la cantidad exigida en chantaje a la víctima, quien se dirigió a su entidad bancaria para retirar el dinero exigido acompañado de los presuntos extorsionadores.

El lugar establecido para el pago eran unos lavaderos anexos en la parte trasera de una estación de servicio de esta ciudad, siendo el sospechoso Juan Carlos A.M. el que iba a realizar el pago; al llegar el coche de la víctima, el anterior se dirigió sin ningún signo de duda hacia un vehículo, introduciendo por la ventanilla el maletín en cuyo interior se encontraba el dinero objeto de pago.

Una vez efectuada la transacción, la policía, en dos dispositivos diferentes, procedió a la interceptación, por un lado, del vehículo que había recibido el dinero, así como a la detención de sus ocupantes, quienes se resistieron a la policía, y por otro del vehículo en el que viajaba la víctima.

DETENCIÓN DE LOS ATRACADORES.

Resultaron detenidos Manuel R.C. y Pedro U.R., quienes viajaban el coche que recibió el maletín, ambos sevillanos y nacidos el primero en el año 1984 y el segundo en 1980, así como el propio Juan Carlos A.M. y Jorge F.C., venezolano del año 1971, quienes acompañaban a la víctima en el momento de la entrega.

Las investigaciones posteriores llevaron a la detención de Victorio Luis A.M., hermano gemelo del principal sospechoso, que supuestamente fueron los encargados de proporcionar toda la información a los autores materiales del atraco, además de su participación directa en la extorsión.

Posteriormente, se procedió a la identificación de los presuntos responsables, quienes fueron detenidos progresivamente, correspondiendo su identidad a José María R.R., sevillano nacido en 1964; Lucio Jorefi A.N., brasileño de 1974; y Andrés José D.B., sevillano nacido en 1980.

Terra Actualidad – Europa Press

http://actualidad.terra.es/provincias/sevilla/articulo/sucesos-_policia_desarticula_banda_responsable_2159235.htm

Clanes expulsados de asentamientos ilegales en Sevilla, dedicados a los robos con violencia y en domicilios, se han instalado en Málaga. La policía investiga a varios grupos por delitos graves

MIGUEL ÁNGEL REINA

La realidad es la que es. Dedicaré sólo unas líneas a explicar lo obvio sin pasar por los cerros de Úbeda. Son gitanos y rumanos. Su ´modus vivendi´ es el delito y lo ejercen en clanes familiares en los que cada miembro tiene asignada una tarea. Niños, mujeres y ancianos incluidos. Residen en asentamientos temporales y aprovechan todas las ventajas de su peculiar estilo de vida para escapar de jueces y policías. Este carácter ´doméstico´, más cercano a la delincuencia común urbana, ampara sin embargo a bandas extremadamente violentas, sin escrúpulos por segar vidas si la ocasión lo requiere.
El Cuerpo Nacional de Policía detecta cada año en España más de 400 bandas activas de crimen organizado de alto, medio y bajo nivel, según las clasificaciones de Interpol. Las bandas nacionales continuaron liderando el ranking del delito en España, seguidas de las colombianas y las rumanas. Tras éstas, y en este orden, marroquíes, francesas y rusas. Por lo general los grupos desarticulados estaban integradas por más de tres personas, tenían actuaciones continuadas en el tiempo, cometían delitos graves y obtenían beneficios, poder o influencia.

Todos los ´palos´
La mayoría, además, basaba sus actuaciones en un reparto de funciones y empleaban violencia o intimidación. Los expertos policiales lo tienen claro: “España ya no es una ´sucursal´ de los grupos organizados, sino una auténtica oficina central”, aseguran. En los primeros ocho meses del año se les intervinieron a estas organizaciones casi el doble de dinero (2,3 millones de euros) que en todo el año anterior.
No hay una sola banda organizada que se dedique a un solo negocio. “Los que hacen chalés o pisos asaltan joyerías, cuando tienen ocasión, o perfumerías, roban los coches que luego utilizan para los atracos, suelen clonar las tarjetas que sustraen y la extorsión es otra de sus aficiones”, explica un responsable policial.
A pesa de ocupar el tercer lugar, las bandas rumanas son las más polifacéticas ya que abarcan casi todos los ´palos´ del mundo criminal: falsificaciones de tarjetas de crédito, de moneda y de documentos; tráfico de cocaína, prostitución, contrabando de tabaco, explotación infantil para la mendicidad; robos en domicilios, en establecimientos de hostelería y en la vía pública al descuido; atracos a bancos y comercios; secuestros, extorsiones, etc.
Gran parte de estos grupos, que se caracterizan por su carácter nómada y su extraordinaria movilidad, se asentaron en Italia hasta que los sucesivos golpes policiales terminaron por expulsarles del país transalpino. En el mes de junio el éxodo forzado les llevó a España. Primero, a Cataluña, Cantabria, Galicia y la Comunidad de Madrid. Luego a Levante y, de manera inexorable, a Andalucía. Más del 80 por ciento son de origen rumano, aunque los hay también albaneses, kosovares o búlgaros.

Nuevos asentamientos
Decenas de clanes gitanos rumanos construyeron nuevos asentamientos en las márgenes del río Guadalquivir. Sólo en julio, la Policía Local de Sevilla desmanteló siete poblados ilegales. Más de 500 personas buscaron entonces acomodo en Málaga y Granada, así como de manera minoritaria en Almería y Huelva. Cártama, Campanillas y la capital acogen los grupos más numerosos, que ya han dado motivos para centrar la atención policial.
La capacidad de las bandas rumanas para delinquir en cualquier punto de la geografía española es apabullante. A finales de noviembre, efectivos de la Udyco Costa del Sol realizaban una serie de investigaciones en el Valle del Guadalhorce cuando los agentes identificaron a un grupo de gitanos rumanos. Venían de Sevilla y aseguraron que llegaron a Málaga en el mes de agosto. Sólo les filiaron, dado que no se les pudo probar la comisión de delito alguno. Al día siguiente, no obstante, uno de los filiados en Cártama fue detenido en Vilafranca del Penedés (Barcelona) después de asaltar una vivienda.

Robos violentos
Días antes, el sábado 10 de noviembre, un vecino de Fuengirola tuvo que ser hospitalizado en el Hospital Costa del Sol por la paliza que recibió de dos individuos rumanos que asaltaron su vivienda con sus moradores dentro. Un par de semanas más tarde, un matrimonio del Atabal fue víctima de otra banda rumana que entró a robar en su chalet. El hombre se llevó la peor parte y también tuvo que ser ingresado en un centro hospitalario de la capital malagueña. Fuentes policiales aseguraron además que las bandas rumanas son las responsables de la mayor parte de la oleada de robos que desde hace meses sufren los vecinos del Atabal, el Puerto de la Torre y Churriana.

Familiares de ocasión
Otro clan, integrado por una única unidad familiar de unos 30 miembros, se ha asentado en una casa mata de la calle Doctor Sáinz de Tejada, en el polígono El Viso, donde los vecinos han observado la entrada y salida de bultos empaquetados con envoltorios de comercios, que son cargados en una furgoneta Volvo y en un Mercedes a cualquier hora del día o la madrugada. Otras informaciones policiales vinculan además a este clan con los autores del atraco con rehenes a la sucursal de Cajamar en Nueva Málaga, posiblemente dándoles cobijo tras el asalto; una colaboración que suele justificarse con la excusa de que se trata de familiares o compatriotas que no tenían donde alojarse.

http://www.laopiniondemalaga.es/secciones/noticia.jsp?pRef=3110_2_151158__Malaga-huracan-rumano-asola-Malaga

Los Mossos d’Esquadra han detenido a ocho personas y decomisado pistolas y varias armas blancas.

23/12/2007

Barcelona. (EUROPA PRESS).- Los Mossos d’Esquadra desarticularon el martes pasado la delegación en Barcelona de la banda de motoristas Hells Angels (Ángeles del Infierno), que se dedicaba al tráfico de drogas y a la extorsión, según informó hoy la Policía autonómica.

Seguir leyendo noticia

Ocho personas fueron detenidas y acusadas de los delitos de extorsión, robo con violencia, tenencia ilícita y tráfico de armas, tráfico de drogas y asociación ilícita.

Los imputados son el presidente, Alejandro G., de 38 años; el vicepresidente, Marcos D., de 37 años; el tesorero, Ramon O., de 50 años; Manuel P., de 38 años; Álvaro L., de 39 años; Marcos Antonio R., de 37 años; Alexis P., de 35 años, y Jorge C., de 33 años.

Todos ellos son españoles, excepto el penúltimo, que es de nacionalidad francesa. El último, Jorge C., no pertenece a la banda, sino que ha sido detenido por intentar comprarles una pistola.

El 18 de diciembre, los agentes de la Policía autonómica, con la ayuda del Grupo Especial de Intervención (GEI), entraron de forma simultánea en diez domicilios y locales por todo el territorio catalán, la mayoría en Barcelona.

Como resultado de las entradas se decomisaron diversas pistolas, armas largas, chalecos antibalas, espadas, navajas, machetes, puños americanos, defensas eléctricas y diversas herramientas muy contundentes. También se encontró medio kilo de cocaína, balanzas de precisión y elementos de corte y dosificación de la droga para elaborar papelinas.

Uno de los responsables de la investigación, Joan Maria Mulet, explicó que los Mossos d’Esquadra llevaban seis meses trabajando en este caso a raíz de un intento de extorsión a una empresa de transportes en relación a un kilo de cocaína que la banda quería vender.

Mulet indicó que Hells Angels alegaban que eran trabajadores de empresas de cobradores de morosos. Se dedicaban, además, a extorsionar a las asociaciones de motoristas que pretendían establecerse u organizar algún tipo de actividad en la zona del área metropolitana de Barcelona. Para ello, la banda les cobraba un canon.

Uno de los locales de la banda, situado en la calle Fluvià de la capital catalana, tenía vetada la entrada a todos aquellos que no fueran miembros de Hells Angels. Funcionaba como un bar privado y domicilio de uno de los detenidos. El otro local era de acceso al público en general y estaba situado en la calle Pujades.

La banda se caracteriza por su organización paramilitar con una jerarquía piramidal en la que los escalones más bajones los ocupan los llamados ‘hung-around’, y más adelante, los ‘prospect’. Éstos se encargan de las tareas más sucias y de ejecutar las directrices de los miembros de pleno derecho, que dirigen las actividades de la banda.

Los Hells Angels tienen su origen en Estados Unidos y están presente en varios países como Canadá, donde han tenido problemas con la justicia y están relacionados con el crimen organizado.

El 20 de diciembre, seis de los ocho detenidos pasaron a disposición de los Juzgados de Guardia de Barcelona. Uno ha sido enviado a la cárcel y otros cinco continúan imputados en libertad con cargos. Otro detenido pasó a disposición judicial en Badalona (Barcelona) y fue encarcelado, mientras que el último lo hizo en Tortosa (Tarragona) y está en libertad con cargos. La investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones.

Uno de los principales investigados, Manuel José T., de 41 años, nacionalidad española y vecino de Terrassa (Barcelona), fue detenido en el aeropuerto de Viru Viru de Sant Cruz de la Sierra (Bolivia), junto con Raul N. Ambos iban a coger un vuelo con destino a Madrid con cinco kilos y medio de cocaína ocultos, adheridos a las piernas. Los dos permanecen encarcelados en Bolivia.

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20071223/53420415452.html

Los delincuentes exigen el pago de hasta 3.000 euros mensuales para evitar robos en obras de Valencia.

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA

 

El dilema es el que sigue: o contratan un falso servicio de vigilancia o sufren robos y sabotajes en sus obras. Varios clanes extorsionan desde hace tiempo a empresarios de la construcción en la provincia de Valencia. La mayoría de las víctimas no se atreve a denunciar las amenazas de estos grupos mafiosos. Prefieren mirar para un lado mientras, por el otro, ceden al chantaje y pagan cuantiosas sumas de dinero para proteger sus instalaciones.

Las cantidades oscilan entre los 800 y 3.000 euros mensuales en función de la superficie edificable y el nombre de la constructora. Normalmente cobran en dinero negro, aunque también ofrecen la posibilidad de realizar un contrato entre las dos partes con un sueldo determinado por unas labores ficticias.

“Si la obra es pequeña te exigen el pago de una suma que ronda los 1.000 euros, pero si se trata de una importante construcción han llegado incluso a pedir 5.500 euros mensuales”, explica bajo la condición de anonimato uno de los empresarios afectados

Robos o sabotajes
La visita de los extorsionadores de etnia gitana y las amenazas veladas suelen producirse días después de un robo de material o un sabotaje. Se presentan en la obra con un flamante coche y bajo su disfraz de patriarca educado y simpático.

Y luego viene la sorpresa: “Mira payo, en esta zona están robando mucho, pero en este mundillo nos conocemos todos. ¿Tú me entiendes? ¿Verdad que no quieres que vuelvan?” Frases intimidatorias como estas espetan los cabecillas de los clanes de etnia gitana cuando se entrevistan con los encargados de las obras.

A continuación, le entregan una tarjeta con la silueta de un vigilante uniformado y un número de teléfono móvil. También alardean de las numerosas instalaciones que vigilan, las buenas referencias que pueden dar de ellos otros constructores o la eficacia en su labor de vigilancia. Todo falso.

“Te sientes impotente porque sabes que como no pagues te van a robar las herramientas y te paralizan varios días la obra”, asegura el constructor.

“Hagas lo que hagas, sales perdiendo. Si denuncias la extorsión, te creas un enemigo; y si no lo haces, te sientes un mal ciudadano”, añade el empresario afectado.

Las herramientas que sustraen son vendidas a bajo coste en el mercado negro por otros miembros del clan. En dos casos, al menos, el cabecilla de una de estas bandas ordenó presuntamente a unos compinches que robaran herramientas en obras donde no querían contratar sus falsos servicios de vigilancia.

Y posteriormente, este mismo individuo se ofreció para ayudar al constructor a localizar el material sustraído y le propuso la posibilidad de recuperarlo tras pagar una cantidad de dinero.

Así, tras la supuesta mediación del farsante, el empresario tenía que volver a comprar sus propias herramientas para no paralizar los trabajos en la obra.

Los clanes eligen edificios en construcción situados en barrios periféricos, preferentemente en poblaciones cercanas a la ciudad de Valencia, para cometer sus fechorías. Estos malhechores están causando estragos entre las constructoras que levantan fincas en poblaciones como Paterna, Burjassot, Torrent o San Antonio de Benagéber, así como en los distritos valencianos de Campanar, Benicalap y Rascanya.

Graves perjuicios
Las pérdidas económicas para las empresas responsables de las obras son muy importantes, tanto por el elevado coste que tienen algunas de las máquinas sustraídas como por el daño que producen los robos al tener que paralizar los trabajos por no disponer los obreros de sus herramientas.

“La labor diaria se interrumpe y eso supone un perjuicio muy grande, porque a veces no podemos cumplir los plazos acordados y nuestro margen de beneficio se reduce”, se queja el constructor.

Según ha podido saber LAS PROVINCIAS, las bandas se han repartido incluso las localidades donde delinquen tras un enfrentamiento de intereses. Uno de los clanes está afincado en Madrid, pero actúa con total impunidad en la provincia de Valencia. En la capital de España, estas prácticas mafiosas están muy extendidas en el sector de la construcción.

Así, frases como “esta zona es mía” o “vete de mi territorio” son pronunciadas por estos individuos cuando coinciden en la esquina de una obra o en la puerta de la oficina de la constructora.

La policía anima a los empresarios a denunciar estos tipos de extorsión o, al menos, a acudir a la comisaría de la Policía Nacional o cuartel de la Guardia Civil más cercano para informar del chantaje.

“Sólo así se puede acabar con esta actividad mafiosa. Aunque sabemos que están actuando en la provincia de Valencia, si las constructoras no presentan denuncias es muy difícil probar el delito y detener a los extorsionadores”, reconoce un policía.

La Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra han detenido este año a 21 personas, entre ellas cuatro menores, acusadas de extorsionar a responsables de obras en las provincias de Toledo, Barcelona y Girona. Los agentes recuperaron numerosas herramientas sustraídas que se encontraban en poder de estos individuos.

 

http://www.lasprovincias.es/valencia/20071216/tema-dia/varios-clanes-extorsionan-constructores-20071216.html

11.12.2007

El matrimonio chino formado por Yuxiang Z., de 52 años, y su mujer, Xiumei X., de 47, ha sido detenido por extorsionar a dos compatriotas a los que obligaban a realizar pagos de hasta 50.000 euros, después de utilizar armas blancas para amenazar de muerte a ellos y a sus familiares.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado, el matrimonio sospechoso presionó a sus víctimas tanto a través del teléfono como mediante citas, en las que les amenazaban con armas blancas, e incluso, esgrimiendo un arma de fuego. Ante la negativa del pago, en una de las citas trataron de introducirles contra su voluntad en un vehículo, propósito que no lograron gracias a la intervención de una patrulla uniformada que se encontraba en el lugar.

Los autores huyeron en esa ocasión en un vehículo Mercedes de gran cilindrada. La identificación de este vehículo permitió a los agentes de la Policía Nacional detener a la pareja y comprobar que Yuxiang.Z. ya contaba con antecedentes por extorsión, lesiones, daños y detención ilegal.

También ha sido ha sido arrestado, Wenming F., de 39 años por presunta colaboración con el matrimonio en las extorsiones y amenazas.

Por otra parte, la misma brigada ha detenido simultáneamente a ocho personas, acusadas de falsedad documental, que trabajaban en empresas de Arganda del Rey y Coslada. De los arrestados, siete son de nacionalidad paraguaya y uno boliviano y todos contaban con tarjetas de identidad portuguesas falsas, así como certificados de Número de Identidad de Extranjero (NIE) falsos, para darse de alta en la Seguridad Social.

http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=187883

La Opinión de Zamora. 10-12-2007.

http://www.laopiniondezamora.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2100_9_244172__SUCESOS-Detienen-menor-obtener-imagenes-pornograficas-tres-chats-internet

La Policía ha detenido a un menor de quince años por obtener imágenes pornográficas de tres niñas por medio de chats de internet y amenazarlas con difundir estas fotos a todos sus allegados después de apoderarse de sus cuentas de correo electrónico.

EFE Según ha informado la Policía, el menor obtenía las fotos de las chicas desnudas durante sesiones de chat con web-cam y después distribuía las imágenes a la lista de contactos de las víctimas.

El menor ha sido arrestado como presunto autor de los delitos de amenazas, coacciones, revelación de secretos y distribución de pornografía infantil.

El arrestado acosaba a las tres menores y, al no conseguir más fotografías, se apoderó de las cuentas de, al menos, dos de ellas, simulando su identidad en foros y chats.

La investigación, iniciada por agentes de la comisaría del Puerto de Santa María (Cádiz), comenzó tras la denuncia de las víctimas, quienes manifestaron que una persona se había apoderado de sus cuentas de correo electrónico para después distribuir las fotos a todos los contactos que figuraban en la cuenta de las víctimas, entre los que se encontraban familiares y amigos.

Este método, conocido como “grooming” o “ciber-acoso”, consiste en obtener las contraseñas del correo electrónico de la víctima y chantajear con envíos masivos de fotos comprometidas si la menor no accede a realizar nuevos actos obscenos por medio de la web-cam.

Tras realizar las pertinentes gestiones, los agentes de la comisaría del Puerto de Santa María consiguieron localizar a este menor nacido en Venezuela.

La Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía ha sido la encargada de detener al joven y ha realizado el registro en su domicilio, donde se ha intervenido un ordenador portátil y dos discos duros, en los que se han encontrado los archivos investigados.

SEGOVIA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) –   Efectivos de la Guardia Civil de la provincia de Segovia detuvieron en las últimas horas a dos hombres, uno de nacionalidad rumana y otro peruano, por delitos relacionados con la inmigración irregular, según informó hoy a Europa Press la Subdelegación del Gobierno.

En concreto, varios agentes de la Guardia Civil detuvieron en Nava de la Asunción en la mañana del pasado martes, 21 de noviembre a I.B., un varón de 28 años y de nacionalidad rumana, vecino de Cuéllar, por un presunto delito de extorsión.

El detenido presuntamente exigía, con amenazas y coacciones, la cantidad de 1.000 euros a compatriotas como pago por haberles facilitado la entrada en España y haberles conseguido un puesto de trabajo.

Además, a finales de la semana pasada, la Guardia Civil detuvo a V.C.R., hombre de 29 años, de nacionalidad peruana y vecino de Toledo, como presunto autor de un delito contra los derechos de los trabajadores.

Unos días antes, la Guardia Civil había realizado una inspección a las obras de una urbanización de la localidad de Duruelo y había encontrado a cinco personas que estaban trabajando en precarias situaciones de seguridad y de higiene. Tras identificar a estos trabajadores, se comprobó que todos se encontraban en España en situación irregular, que carecían de permiso y de contrato de trabajo y no estaban dados de alta en la Seguridad Social.

La Guardia Civil comenzó entonces los trabajos para localizar a la persona que había empleado a estos extranjeros, que fue detenido por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores y fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Sepúlveda.

Estas actuaciones se enmarcan en el plan de lucha contra la inmigración irregular que impulsa la Subdelegación del Gobierno, con el fin de evitar la contratación ilegal de extranjeros y la explotación de trabajadores que vienen de otros países. En cualquier caso, la Subdelegación recuerda que la estancia de extranjeros en España está inexorablemente unida a un contrato de trabajo y a un permiso de residencia.

http://www.europapress.es/00283/20071123171747/sucesos-detienen-segovia-dos-ciudadanos-extranjeros-sendos-presuntos-delitos-inmigracion-ilegal.html

VALENCIA, 17 (EUROPA PRESS)

Policías del Cuerpo Nacional de Policía de la comisaría de Castellón detuvieron el pasado lunes a diez hombres, de nacionalidad rumana y de edades comprendidas entre los 27 y los 44 años de edad como acusados de un delito de extorsión a un empresario dedicado a la construcción.

Al parecer, la víctima contrató hace aproximadamente un mes y medio a varios trabajadores para realizar unas obras, informaron fuentes de la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil.

Según explicaron, cuando desde la gestoría en la que le llevan sus asuntos legales con la Administración le solicitaron que aportara la documentación de todos ellos, siete de dichos empleados señalaron que que no la tenían encima pero que en breve se la presentarían, por lo que continuaron trabajando para la empresa contratante.

Sin embargo, al finalizar el primer mes y después de haberles requerido la documentación que les autorizaba a trabajar para poderles darles de alta en la Seguridad Social, en repetidas ocasiones, y al no ser aportada dicha documentación por los siete trabajadores antes citados desde la empresa se decidió prescindir de sus servicios abonándoles todo lo que les correspondía.

Por ello, estos trabajadores se personaron en la obra al día siguiente con intención de continuar trabajando y cuando la víctima les comunicó que no podían seguir ligados a la empresa por carecer de los documentos necesarios estos presuntamente amenazaron con causarle daños físicos a él y a su familia si no les abonaba la cantidad de mil quinientos euros a cada uno de ellos.

Estas amenazas se repitieron en días sucesivos, tanto por medio de llamadas a su teléfono móvil como en persona igual en el lugar de trabajo como en el domicilio de la víctima. En el domicilio llegaron presuntamente a coger al hijo del empresario e hicieron ademán de marcharse con él sino les pagaba lo exigido.

Así, el empresario se personó en la comisaría de Castellón donde expuso su problema, y mientras le tomaban declaración fue interrumpido en varias ocasiones por llamadas amenazantes de los ahora detenidos a su teléfono.

El Cuerpo Nacional de Policía le sugirió al empresario que les citase aquella misma tarde en su domicilio para pagar la cantidad reclamada, estableciendo un dispositivo policial rodeando la finca con tal de poder detener a los extorsionadores.

Sobre las diecinueve horas del pasado día 12 llegaron a los alrededores de la vivienda los diez detenidos a bordo de tres coches y cuando uno de ellos llamaba al timbre mientras otros saltaban el muro que rodea la casa, fueron rodeados por todos los agentes integrantes del dispositivo que procedieron a la detención de todos ellos. Los diez individuos han sido puestos ya a disposición del juzgado de instrucción de guardia de Castellón.

http://www.hispanidad.com/noticia_ep.aspx?ID=20071117200325 

14.11.07

La Policía Nacional ha desarticulado una organización de carácter mafioso dedicada a la falsificación de tarjetas de crédito y su posterior uso en centros comerciales en el marco de una operación desarrollada en Castellón y Tarragona, en la que han sido detenidas 44 personas, entre ellas el líder de la red.

 

Según ha informado la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, más de cien agentes de distintas unidades han participado en esta operación, denominada “Jurca”, en la que se han incautado unas 2.000 tarjetas falsas, se han realizado 23 registros y se han desmantelado seis talleres donde se falsificaban las tarjetas.

 

También se han localizado dos domicilios en los que almacenaban y distribuían sustancias estupefacientes a pequeña escala.

 

Los detenidos están acusados de falsificación de documentos, robos con fuerza, tráfico de estupefacientes, tráfico ilícito de vehículos, lesiones, extorsiones y secuestros, entre otros delitos, y la cuantificación del fraude asciende a cantidades millonarias.

 

Las investigaciones se iniciaron en el verano de 2006 por la sección de Medios de Pago de la UDEF Central, encargada de la investigación y coordinación a nivel policial de las actividades ilícitas relacionadas con los medios internacionales de pago, principalmente, sobre la falsificación de tarjetas de crédito, entre los que se incluyen el “carding” y el “skimming”.

 

La organización criminal, integrada en su mayoría por ciudadanos de origen rumano, tenía un carácter mafioso y estaba asentada en la zona del Delta del Ebro, concretamente en las provincias de Castellón y Tarragona.

 

Esta red tenía la estructura típica del crimen organizado, estaba compuesta por un gran número de personas, con un específico reparto de tareas entre sus miembros, una actuación prolongada en el tiempo y una fuerte disciplina interna.

 

Además la organización desarticulada estaba involucrada en la comisión de hechos delictivos de carácter grave, a veces a nivel internacional, y no dudaba en utilizar la violencia e intimidación con el objetivo de blanquear el dinero obtenido.

 

La red contaba con una serie de proveedores de numeraciones en España, los cuales tenían contactos en el extranjero, tanto en Europa como en América, de personas que obtenían las numeraciones de las tarjetas de crédito clonadas a sus titulares en el país de origen.

 

En la mayoría de las ocasiones, no se detectaba su duplicación hasta el momento en que se habían realizado numerosas operaciones fraudulentas.

 

Una vez confeccionadas las tarjetas, éstas eran distribuidas entre diversas personas que actuaban como “pasadores”.

 

Estos sujetos eran los encargados de su utilización fraudulenta mediante la realización de compras en establecimientos comerciales, a veces en connivencia con sus empleados, es decir, locales “blats”, según el argot de estos delincuentes.

 

Como última fase, dentro de las funciones de la organización delictiva, ésta contaba con una serie de receptadores, personas que se encargaban de recibir la mercancía obtenida ilícitamente para darla salida en el mercado por un precio sensiblemente inferior al habitual.

 

El líder de la organización criminal, que ha sido detenido, descargaba sobre sus subordinados todo tipo de extorsiones, lesiones y secuestros, con la finalidad de recuperar deudas impagadas o, simplemente, por afianzar su autoridad hacia los demás.

 

Esta persona había secuestrado y lesionado a miembros de la propia organización a través de otros individuos, ajenos a la red, que se encargaban de controlarles en todo momento y ajustarles las cuentas si era necesario.

 

http://www.lasprovincias.es/valencia/20071114/local/sucesos/banda-mafiosa-dedicada-falsificar-200711141209.html

D. M./A. R.

 

ALICANTE. Vandalismo, tráfico de drogas al menudeo, amenazas y, ahora, agresiones. El parque de Lo Morant, en la zona norte de Alicante -uno de los distritos más afectados por la inseguridad ciudadana- ha sido tomado por distintas bandas de jóvenes latinoamericanos, que lo han convertido en su particular «feudo» y mantienen aterrorizados a los vecinos.

Según confirmaron a ABC fuentes policiales, las pandillas -entre las que se cuentan también algunos pequeños grupos integrados por jóvenes rumanos- se distribuyen por el parque a última hora de la tarde, y entre sus actividades habituales se cuentan el vandalismo y las agresiones físicas a los vecinos que transitan por la zona verde.

En los dos últimos meses, los agentes tienen constancia de al menos tres agresiones, precedidas de coacciones. Al parecer, las bandas han establecido una suerte de «peaje» por utilizar el parque, y obligan a sus víctimas a entregarles una cantidad de dinero (tres euros) bajo amenaza de agresión. En los casos en que los asaltados se han negado, según las citadas fuentes, han recibido «una paliza».

Mujeres y ancianos

Así, los jóvenes latinoamericanos instalados en Lo Morant golpearon hace unas semanas a un comerciante de la zona, al que abordaron mientras paseaba para exigirle el pago por utilizar «nuestro parque». Al negarse a acceder a la coacción, los pandilleros le propinaron una brutal paliza. Asimismo, las citadas fuentes confirmaron que también han denunciado agresiones una mujer y un anciano, abordados con un guión similar.

La Policía Local, que ha trasladado los hechos al responsable de Seguridad del Ayuntamiento, no pudo precisar si los agresores pertenecen a alguna banda organizada como el Latin King o de similares características, si bien han constatado que actúan con mayor intensidad en las últimas horas de la tarde y la noche, así como los fines de semana.

De hecho, el Consistorio ha reforzado la presencia policial en la zona, con una vigilancia las veinticuatro horas del día, si bien ésta parece insuficiente para hacer frente a la oleada de inseguridad desatada en el parque de Lo Morant. A las agresiones físicas se suman los constantes actos vandálicos en el recinto del parque, así como en sus servicios.

La situación, con todo, no es nueva. La zona norte de Alicante presenta desde hace varios años un problema de marginalidad y falta de integración, que ha desembocado en unos elevados índices de criminalidad. Varios de los últimos asesinatos y peleas entre clanes registrados en la ciudad se han localizado en este distrito. Las asociaciones de vecinos ya reclamaban en 2004 una solución integral, atendida sólo con un aumento de los efectivos de las Fuerzas de Seguridad, que se ha revelado insuficiente.

 

http://www.abc.es/20071109/nacional-sucesos/bandas-latinas-cobran-tres_200711090251.html

AGENCIAS. 06.11.2007

  • El grupo está formado por siete polacos que han sido detenidos.
  • Están acusados de al menos cuatro asesinatos en la región.
  • La Policía ha encontrado armas en domicilios de Getafe, Fuenlabrada y Parla.

El suicido de un ciudadano polaco, radicado en Madrid, ha destapado la existencia de un grupo criminal dedicado a la comisión de extorsiones y robos, cuyos siete integrantes, todos ellos polacos también, han sido detenidos por la Policía.

Este grupo forma parte de uno mayor, con base fuera de España, donde actuaban desde el año 2000, y algunos de sus integrantes son responsables de, al menos, cuatro asesinatos en la Comunidad de Madrid, según ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía.

Armas en Getafe, Fuenlabrada y Parla

Durante el operativo se han realizado tres registros domiciliarios en las localidades madrileñas de Getafe, Fuenlabrada y Parla en los que se intervinieron una pistola, de fabricación húngara, con cargador y munición, y varios puñales, entre otros materiales.

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de septiembre cuando un hombre, de origen polaco, se quitó la vida porque un grupo de compatriotas le exigía grandes cantidades de dinero, de las que no disponía, y le amenazaban con dar muerte a su mujer e hija.

Los agentes del Grupo XVI de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid, dedicados a la investigación de grupos criminales procedentes de Europa del Este, se hicieron cargo de las investigaciones.

Este tipo de hecho delictivo, conocido en el argot como “racketing”, había sido investigado con éxito por los mismos agentes en ocasiones anteriores, por lo que los delincuentes, y según la misma fuente, realizan ahora esta actividad de forma más soterrada.

Además de extorsionar a sus compatriotas, también admitían encargos de “cobros de deudas” y obtenían ingresos con la comisión de delitos contra la salud pública y contra el patrimonio, principalmente robos con fuerza por el procedimiento del “butrón” en establecimientos comerciales.

Todos arrestados

Los detenidos son: Henryk Jakub Z., “Kuba”, de 33 años; Pablo P., “Yapa”, de 27; Norbert P., de 29; Alexander M., de 50; Jaroslaw Krzystof R., de 28; Malgorzarta Nina S., de 40, y Klaudiusz Janusz T., de 31.

Excepto la mujer, Malgorzarta S., todos han sido arrestados en alguna ocasión. Norbert P., que tiene 21 antecedentes policiales, estaba reclamado por un Juzgado de lo Penal de Madrid.

Cuatro de ellos han ingresado en prisión por orden judicial y los demás han quedado en libertad con cargos.

http://www.20minutos.es/noticia/301739/0/suicidio/banda/polaca/

La sección VII de la Audiencia tuvo que suspender ayer hasta el próximo mes de febrero el juicio previsto contra una banda organizada que está acusada de secuestrar, extorsionar y robar a un empresario iraní residente en Torrevieja. De los siete procesados por estos hechos uno de ellos era una mujer de nacionalidad rusa y la empresa encargada de enviar los intérpretes a los juicios, al parecer por un error, no informó a su especialista de esta circunstancia.
Los acusados se enfrentan a penas que suman los 78 años de prisión y se encuentran en la cárcel desde hace un año a la espera de juicio. Según el escrito de calificación del Ministerio Público, los imputados secuestraron al empresario tras golpearlo y lo llevaron al garaje de un piso en Almoradí donde fue engrilletado y nuevamente agredido para que firmara dos cheques al portador de los cuales sólo pudieron cobrar uno de 7.000 euros. Al día siguiente tenían previsto acudir con él a un banco para que les entregara 49.500 euros que tenía en su cuenta. En caso contrario, según el fiscal, lo habían amenazado con matarlo.

http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2214_13_686823__Elche-Aplazan-juicio-retraso-traductor 

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han desarticulado un grupo formado por cinco personas de origen chino que se dedicaban a localizar a empresarios compatriotas para agredirlos y extorsionarlos, pidiéndoles importantes cantidades de dinero.

Según informó Jefatura Superior de Policía de Madrid, los detenidos, que vivían en Madrid, Gandía y Girona, conformaban un grupo mafioso que exigía a empresarios cantidades que rondaban los 80.000 euros, si bien el montante económico variaba en función de las posibilidades particulares, conocidas por la banda gracias a un estudio patrimonial al que sometían a sus víctimas. Las investigaciones, realizadas por el Grupo V de la Brigada de Extranjería y Documentación, comenzaron a raíz de la denuncia interpuesta por el colaborador de un empresario que se negó a pagar el dinero que le exigía la banda y que, como castigo, recibió tal paliza que se tuvo que someter dos veces a cirugía para reconstruirse la cara.

El juzgado número 3 de Leganés ofreció los primeros datos de los sospechosos que permitieron a la policía identificar a los cinco máximos responsables de la organización, que responden a las iniciales de Wen L., Si Q., Jinxing H., –todos ellos residentes en Madrid–, Xinwei Z. y Qiang C.

CADA MIEMBRO TENIA UNA FUNCIÓN

Cada integrante de la banda tenía una función concreta: unos se dedicaban a la identificación de los empresarios a extorsionar, así como de fijar las cantidades que se les tenía que exigir, mientras que otros se ocupaban de determinar las circunstancias económicas, personales y familiares de las víctimas para materializar la tarea de negociación, además de exponer las consecuencias del impago. Otros miembros de la banda, que aún están sin identificar, materializaban las agresiones. Las investigaciones para detener a todos los componentes de la organización seguirán abiertas mientras la policía estudia la documentación incautada para tratar de determinar la existencia de más víctimas de este grupo, ya que las denuncias son casi

http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=184696 

La Brigada de Extranjería y Documentación de la Comisaría de Motril ha detenido a un empresario cubano de 38 años, E.P.Z.Q., por emplear en trabajos de construcción, supuestamente, a inmigrantes sin permiso de trabajo y en situación irregular en el país. Según pudo saber IDEAL, la empresa se dedicaba a realizar pequeñas obras y ‘chapuzas’ en cortijos de la zona de la Costa.

Precisamente fue uno de los empleados, que sí se encontraba en situación regular, el que denunció a su jefe porque no le pagaba y puso a la Comisaría de Motril tras la pista. El detenido está acusado de explotar laboralmente a estos inmigrantes indocumentados y, por lo tanto, se le achaca la comisión de un delito contra el derecho de los trabajadores. Según informó la Policía Nacional, el empresario no pagaba los salarios correspondientes acordados con sus trabajadores, que ya inicialmente estaban por debajo de lo estipulado por convenio. La Brigada de Extranjería no lo ha tenido fácil para resolver el caso ya que, según explicaron los investigadores, se toparon con la dificultad de «no poder contar con los testimonios de las víctimas, inmigrantes indocumentados, que son reacios a acudir a la Policía por su situación».

Sólo conocían el mote

Los investigadores tuvieron además que identificar al empresario, del que en un principio sólo conocían el mote y que era de nacionalidad cubana. Además, los investigadores comprobaron, una vez detenido, que aunque E.P.Z.Q., se encontraba de forma legal en el país, su autorización de trabajo era por cuenta ajena, así que la empresa de construcción que regentaba también sería ilegal.

http://www.ideal.es/granada/20071006/costa/detenido-contratar-obreros-papeles-20071006.html 

La Policía ha detenido a una pareja de empresarios, él español y ella de origen cubano, y a un intermediario de nacionalidad boliviana, acusados de explotar a trabajadores extranjeros en situación irregular y en condiciones lamentables de salubridad e higiene.


Según informó hoy la Jefatura Superior de Policía de Madrid, también se ha detenido a 11 trabajadores, carentes de autorización de trabajo y residencia.

La investigación comenzó a principios del pasado septiembre, cuando la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación tuvo conocimiento de las actividades de una empresa, que al parecer empleaba ciudadanos extranjeros indocumentados.

Esta tenía la sede social en un polígono industrial de la localidad de Algete (Madrid), si bien los trabajadores irregulares realizaban su labor en una finca rústica de la localidad de San Sebastián de los Reyes.

Como socio y administrador único figuraba María Lourdes R., de 55 años, nacida en La Habana (Cuba) y nacionalizada en EEUU de América.

El responsable de la empresa, esposo de la anterior, fue identificado como Francisco Ricardo P.R., español de 51.

El encargado de contactar con los trabajadores, ha sido identificado como Freddy Gonzalo C.M., de 43 años, boliviano, y domiciliado en Madrid, y según las fuentes policiales entre sus funciones estaba también la de controlar y amenazar a los inmigrantes para que trabajaran más y mejor.

http://actualidad.terra.es/sucesos/articulo/detenidos_empresarios_intermediario_explotar_inmigrantes_1925196.htm

LORENA PARDO

CASTELLÓN. Amenazaban por teléfono, por carta, e incluso de forma presencial, y eran capaces de secuestrar durante horas a algún miembro de la familia de sus víctimas si éstas no les abonaban la cantidad deseada.

Aunque de momento la operación sigue abierta y el juez ha decretado el secreto de sumario, la Policía Nacional de Castellón ha logrado desarticular una banda integrada por ciudadanos rumanos que se dedicaban a extorsionar a empresarios de esta misma nacionalidad. Entre los detenidos también se encuentra un ciudadano albanés así como los conocidos hermanos «Sarmale», considerados los máximos responsables de la organización delictiva, que operaba no sólo en la provincia de Castellón, sino en toda la Comunidad Valenciana. El juez ordenó la noche del pasado miércoles el ingreso en prisión de cinco de los detenidos por asociación ilícita, amenazas y tentativa de homicidio y decretó el secreto de sumario.

Las detenciones se produjeron la noche del pasado 6 de octubre, tras varios meses de investigación, cuando la Policía Nacional decidió montar un dispositivo de vigilancia en una discoteca a cuyo propietario no habían conseguido sustraer las cantidades de dinero solicitadas. Se trata de una conocida discoteca de la localidad castellonense de Burriana a la que mayoritariamente acuden ciudadanos rumanos, por lo que la intención de la banda era escarmentar al empresario y difundir en temor entre los compatriotas. El dispositivo de 50 agentes de la Policía logró desarticular a los integrantes de esta «peligrosa organización», según fuentes de la Guardia Civil, cuyos integrantes se disponían a destrozar el local con bates de béisbol y a disparar contra el propietario.

A los detenidos se les decomisó gran cantidad de armas, como dos pistolas -una con munición real y otra con munición detonadora- una catana, una daga, varias navajas, un cúter, varias porras metálicas extensibles, tres bates de béisbol, un palo de golf, varias cadenas, un trozo de cable de alta tensión para ser usado como bate y varios trozos de cable de 2 centímetros de sección para ser utilizados como porras.

En los registros domiciliarios también se les incautó varios rollos de cable y herramientas para cortarlo, con el fin de elaborar más porras.

«Impuesto revolucionario»

La banda desarticulada en esta operación «Sarmale» elegía muy bien a sus víctimas, empresarios de origen rumano cuyos negocios les habían proporcionado cuantiosos beneficios. El perfil de sus víctimas era el empresario de discotecas, salas de fiesta y clubes de alterne, así como de otros negocios más modestos, como carnicerías o constructoras.

Los integrantes de la red exigían a sus víctimas grandes cantidades de dinero «como impuesto revolucionario ya que en el territorio de influencia de sus negocios se encontraba bajo su influencia».

http://www.abc.es/20071012/nacional-sucesos/desarticulan-banda-rumanos-extorsionaba_200710120245.html

La banda está considerada como muy peligrosa y utilizaba armas de fuego

V. GIL/ CASTELLÓN

 

Cobraban su particular impuesto revolucionario a empresarios de su misma nacionalidad cuando se enteraban de que iban a montar un negocio en la provincia de Castellón. Todavía se desconoce si extorsionaban en compensación por alguna forma de protección o por chantaje puro y duro.

La Policía Nacional ha desmantelado una banda organizada compuesta por al menos 23 rumanos que se dedicaban a extorsionar a compatriotas. Actuaban fuertemente armados y por toda España, pero al parecer su base de operaciones se encontraba en Castellón. La operación sigue abierta y no se descartan más detenciones.

Investigados desde hace días
La policía llevaba varias semanas detrás de este grupo organizado, que mediante amenazas lograba obtener importantes sumas de dinero por parte de empresarios rumanos.

Fue el pasado fin de semana cuando los agentes encargados de la investigación pudieron sorprender a miembros de la banda cuando se dirigían a una discoteca de Burriana con el objetivo de, presuntamente, extorsionar a su propietario. En el momento de la detención, los integrantes del grupo portaban armas de fuego.

La policía intervino diversas armas a la banda, que está considerada como muy peligrosa.

http://www.lasprovincias.es/valencia/prensa/20071010/sucesos/policia-detiene-rumanos-acusados_20071010.html