Archive for the ‘Fraude de ley’ Category

Seguir leyendo »

Anuncios
Los extranjeros, una vez llegaban a España, eran alojados en viviendas alquiladas durante la tramitación de las tarjetas de residencia y tras obtener éstas eran abandonados a su suerte.
15.04.08 – 12:54 – EFE | Teruel
El Juzgado de Guardia ha ordenado el ingreso en prisión de un empresario valenciano, detenido en Teruel el pasado día 7 de abril, por los delitos de falsedad documental, atentar contra el derecho de los trabajadores y estafa a 23 inmigrantes marroquíes.
El empresario, R.M.P., de 53 años y vecino de La Pobla de Vallbona (Valencia), ha ingresado en prisión junto al ciudadano marroquí A.R., de 28 años y vecino de la localidad valenciana de Carlet, quien al parecer intervino como intermediario y que fue detenido ayer en la ciudad de Teruel.
Según ha informado hoy la Subdelegación del Gobierno, el empresario ofertaba a través de la sociedad “Farming SL” contratos fraudulentos a marroquíes para poder obtener el permiso de residencia en España.
Hasta el momento han sido trece los inmigrantes que han denunciado los hechos y hay otros diez a quienes se les va a iniciar un expediente de revocación del permiso de residencia obtenido con este procedimiento fraudulento, por el que llegaban a pagar entre 8.000 y 14.500 euros.
Los extranjeros, una vez llegaban a España, eran alojados en viviendas alquiladas en las localidades turolenses de Torrijo del Campo y Caminreal durante la tramitación de las tarjetas de residencia y tras obtener éstas eran abandonados a su suerte.
Durante la tramitación de los documentos los inmigrantes eran dados de alta en la Seguridad Social unos días e incluso se les facilitaban nóminas falsas de la empresa.

14.03.2008

Inmigración ilegal, explotación sexual, bodas de conveniencia y estafas a través de Internet.

Agentes de la Policía Nacional de la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación de Las Palmas y de la Comisaría General de Extranjería y documentación, han desarticulado una red, compuesta por ciudadanos de Nigeria y un ghanés, dedicada al tráfico de personas para su explotación sexual, bodas de conveniencia y estafas a través de Internet. Durante la operación “crazy” se han practicado catorce arrestos.La investigación, bajo secreto sumarial hasta fechas recientes, fue iniciada por la UCRIF de Las Palmas en marzo del pasado año. Las detenciones de los miembros de la organización se han producido de manera escalonada desde el pasado mes de octubre. La operación denominada “crazy”, en referencia al apodo del máximo responsable de la organización, Austine B., ha permitido la desarticulación de una importante estructura delictiva asentada tanto en Las Palmas y en Madrid. Se dedicaba al traslado de mujeres y hombres desde Nigeria hasta nuestro país, usando documentaciones previamente falsificadas, de residentes legales en España con similares parecidos físicos.

Para evitar el control de las autoridades policiales españolas, los “pasadores” facilitaban su entrada en Europa desde el país africano en vuelos que llegaban a París y Milán, para posteriormente acompañar a las personas traficadas hasta Madrid y Gran Canaria.

Las víctimas debían pagar un alto precio a Austine B., y a sus socios por venir a España. Si se trataba de varones el precio oscilaba entre los 8.000 y 12.000 Euros. Sin embargo, el precio a pagar era muy diferente si se trataba de mujeres, puesto que éstas adquirían una deuda con la organización antes de salir del país de origen, que en algunos casos ascendía hasta los 42.000 euros. Para saldarla tenían que ejercer la prostitución en la ciudad de Las Palmas y en la zona de la Playa del Inglés.

Una vez llegaban las mujeres hasta nuestra ciudad, eran controladas por otras tres de su misma nacionalidad, las llamadas Confort I., Hope I. y Juliet I., llamadas “mamis” o encargadas de la organización, las cuales se ocupaban de que fueran pagando poco a poco la deuda contraída. Para ello, residían junto a las chicas obligadas a prostituirse en pisos francos de la organización en las Palmas y no dudaban en amedrentar a sus compatriotas con palizas e incluso con artes de vudú.

Registros domiciliarios

El operativo, que se ha desarrollado en diferentes fases, permitió la entrada y registro en siete domicilios sitos en Las Palmas de Gran Canaria y Vecindario, aparte de dos locutorios regentados por miembros de la organización. En Madrid se procedió a la entrada y registro de otros dos domicilios, uno de los cuales se efectuó de manera coordinada por parte de funcionarios de la B.P.E.D. de Las Palmas y funcionarios adscritos a la Comisaría General de Extranjería y Documentación, junto con miembros de la Policía Holandesa, ya que los moradores de dicho domicilio estaban siendo investigados por la policía de ese país en relación a una red de tráfico de menores desde África.

En todos los registros se intervino abundante material informático, localizando un total de nueve personas presuntamente captadas por la organización, seis de ellas mujeres.

Igualmente se pudo averiguar que, en la actualidad, se encontraban en el domicilio del máximo cabecilla de la organización en la ciudad de Lagos (Nigeria), cinco personas, tres mujeres y dos hombres, preparados para ser traídos clandestinamente a España de forma inminente.

Estafas por Internet

Tres de los miembros de la organización, Mike A., Blessing I. y Kingsley O., se dedicaban de manera habitual, a las estafas en Internet a través del uso de numeraciones de tarjetas de crédito robadas a los turistas por las mujeres de la organización obligadas a prostituirse. Del mismo modo utilizaban los datos de tarjetas de crédito de personas residentes en Estados Unidos y el Reino Unido, obtenidas por contactos de la organización en dichos países y que les enviaban puntualmente a través de correos electrónicos.

Las mencionadas numeraciones eran posteriormente usadas para la adquisición en Internet de todo tipo de bienes, pero en especial para el acceso a las páginas de las agencias de viaje virtuales o de las compañías aéreas y adquirían billetes de avión para vuelos nacionales e internacionales así como reservas en hoteles, billetes que luego eran usados por los mismos miembros de la organización en sus actividades de tráfico de personas, o que eran vendidos a sus “clientes habituales” a un precio más bajo.

Asimismo, se detectó el uso fraudulento de más de un centenar de numeraciones de una afamada empresa crediticia norteamericana, que ha supuesto una estafa superior a los 300.000 euros. De la misma manera se pudo acceder, mediante la correspondiente autorización judicial, a cerca de una veintena de cuentas de correo electrónico de los miembros de la organización, interceptándose en torno a mil mensajes donde obraban datos bancarios de personas anónimas de E.E.U.U. y el Reino Unido.

Bodas de conveniencia

Otra de las actividades delictivas a las que se dedicaban los miembros de la organización, era a las bodas de conveniencia entre mujeres españolas y varones nigerianos, con el objeto de que estos pudieran legalizar su situación en España.

Para ello, los llamados Mike A.. y Kingsley O. captaban a chicas jóvenes canarias, aprovechando que uno de ellos conocía perfectamente el mundo de la noche en Las Palmas, al haber trabajado como portero y Dj. de varias discotecas de esta capital, a las cuales ofrecían la cantidad de 6.000 euros por trasladarse hasta municipios pequeños de Toledo y Madrid y contraer matrimonio con ciudadanos nigerianos a los que previamente ya habían cobrado la cantidad de 15.000 Euros. Los gastos del viaje y estancia para las bodas eran pagados mediante el uso de las tarjetas anteriormente referidas en Internet.

Usurpación de identidad en pruebas de carné de conducir

De la misma manera, esta estructura delictiva contaba con un especialista en superar las pruebas teóricas del carné de conducir en España. Dicha persona, el ciudadano ghanés Abdul A., se desplazaba a requerimiento del máximo responsable de la organización, el citado Austine, o de los otros miembros ya referidos, hasta cualquier punto de España para suplantar en el examen teórico de conducir, a cambio de 2.000 euros, a cualquier varón subsahariano de similares rasgos físicos que solicitara los servicios de la organización, llegando a detectarse en dos ocasiones dicho fraude en exámenes celebrados en las Palmas de Gran Canaria, así como otros tantos en Fuerteventura y Castellón.

Alquiler de permisos de residencia

Por otra parte, para dar apariencia de legalidad a sus actividades, los miembros de la organización “alquilaban” sus permisos de residencia a varones subsaharianos que los usaban para poder trabajar en España en empresas de la construcción y similares, lo cual les permitía no sólo cotizar en la Seguridad Social sin estar en realidad trabajando, sino que además accedían a préstamos bancarios hipotecarios y obtenían una parte del sueldo conseguido por la persona que en realidad estaba trabajando en su lugar.

Hasta el momento se ha procedido a la detención y se ha imputado por delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal, explotación sexual, falsedad documental, usurpación de estado civil, contra la salud pública, estafas y asociación ilícita a catorce personas, ocho hombres y seis mujeres, todos ellos de nacionalidad nigeriana excepto un ghanés, siendo decretado para nueve de ellos el ingreso en prisión.

http://www.mir.es/DGRIS/Notas_Prensa/Ultimos_comunicados/np031406.html

Hay 38 detenidos, que podrían haber obtenido hasta 600.000 euros con esta práctica.

04/03/2008

Pamplona. (EUROPA PRESS).- Agentes de la Policía Nacional han detenido a 38 personas y han desarticulado una red mafiosa dedicada a introducir ilegalmente en España a ciudadanos nigerianos para regularizar su situación administrativa mediante la realización de matrimonios de conveniencia. Además, han sido imputadas 117 personas.

La organización, asentada en Pamplona, estaba encabezada por un nigeriano que intermediaba principalmente entre ciudadanos de su misma nacionaolidad y españoles para acordar la celebración de matrimonios.

Los inmigrantes pagaban entre 8.000 y 15.000 euros a la red, mientras que los ciudadanos en situación regular recibían entre 6.000 y 9.000 euros, según informó en rueda de prensa el delegado del Gobierno en Navarra, Vicente Ripa. Se estima que la cúpula de esta organización ha obtenido unos beneficios de más de 600.000 euros. Su presunto cabecilla era Agustine E.O., de 36 años y natural de Nigeria, que contó con la colaboración de su compañera sentimental, Beatriz V.L., de 25 años, nacida en Burgos.

El Cuerpo Nacional de Policía comenzó las investigaciones en noviembre de 2007, tras detectar una afluencia de personas en sus oficinas para solicitar permiso de trabajo por tener familiar comunitario. Se han detectado alrededor de 60 matrimonios fraudulentos tanto en juzgados de paz como en parroquias del área metropolitana de Pamplona.

Los futuros cónyuges recibían instrucciones de la organización para simular una relación sentimental ante los funcionarios de los organismos competentes para celebrar los matrimonios. Además, utilizaban testigos pagados y entregaban al contrayente extranjero documentación falsa. La ‘parejà era empadronada por la organización en viviendas en las que nunca habían convivido. Una vez conseguido el Libro de Familia, los inmigrantes solicitaban en las Oficinas de Extranjería la Tarjeta de Residencia por familiar comunitario y posteriormente la nacionalidad española. La organización fijaba pautas severas por las que se imponía el compromiso de que los contrayentes nunca mantendrían una convivencia matrimonial auténtica ni tenían voluntad de formar una familia. De hecho, se concretaba habitualmente el plazo de un año para la separación judicial o el divorcio.

La Fiscalía solicitará la nulidad de esos matrimonios. El delegado afirmó que esta organización “tenía conexiones internacionales no sólo con Nigeria, sino también con Alemania, Bélgica e Italia”. Los arrestados son 21 hombres y 17 mujeres, nacidos entre 1954 y 1986. De ello, 29 tienen residencia en Pamplona, seis en Berriozar, dos en Burlada y otro en domicilio desconocido. La Policía Nacional realizó tres registros en Pamplona y Burlada, en los que intervino once equipos informáticos, una impresora de alta gama, un escáner de alta resolución y una lámpara ultravioleta para la manipulación de documentos. Entre la papelería incautada figuran agendas, libretas bancarias, fotos de carnet e impresos para solicitar la regularización de personas extranjeras, así como documentación falsa (pasaportes de Nigeria, partidas de nacimiento y otros certificados oficiales).

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080304/53442040015.html

AGENCIAS. 04.02.2008

  • Se casaban en las parroquias de El Palmar, Cobatillas y La Alberca.
  • Las mujeres no sabían ni el nombre del futuro esposo.

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJ) ha abierto una investigación sobre la proliferación de supuestos matrimonios de conveniencia celebrados entre inmigrantes nigerianos y mujeres de etnia gitana, según ha sabido Efe de fuentes judiciales.La voz de alarma, añadieron las fuentes, se produjo al detectar un incremento desorbitado en estos matrimonios contraídos en las iglesias parroquiales de varias pedanías murcianas, como El Palmar, Cobatillas y La Alberca.

Así, al analizar la cifra de estos matrimonios, se comprobó que desde diciembre de 2006 hasta el mismo mes de 2007 se habían efectuado 125, número que siguió creciendo en los meses posteriores a un ritmo inusual.

Aunque en algunos casos los contrayentes varones eran paquistaníes e indios, la cifra más abultada era la protagonizada por nigerianos, muchos de ellos, con residencia en otras provincias españolas, pero llegados a Murcia para la boda.

En muchos casos las contrayentes de etnia gitana desconocían el nombre del varón con el que se iban a casar, del que sólo aportaban como dato que “era de color”.

La Fiscalía del TSJ ha encargado a la Policía Judicial que abra una investigación sobre estos hechos por si estos enlaces esconden matrimonios de conveniencia.

http://www.20minutos.es/noticia/343771/0/bodas/ilegales/murcia/

El Grupo Operativo de Extranjeros de la Policía de La Rioja recibió el pasado mes de octubre una nota interior en la que informaba que ‘habían aumentado en las últimas semanas de forma considerable’ las peticiones de Tarjetas de Familiar Residente Comunitario, por parte de inmigrantes preferentemente de nacionalidad nigeriana que habrían contraído matrimonio con ciudadanas europeas, principalmente españolas. El informe aconsejaba profundizar en la investigación iniciada por si pudiera tratarse de matrimonios fraudulentos de conveniencia -también llamados de complacencia-, que son celebrados exclusivamente con el único fin de conseguir un permiso de residencia en España. Alguna de las personas implicadas en estas bodas fraudulentas residen en otras comunidades autónomas.

La instrucción policial agregaba que, si se confirmaban las sospechas, debía trasladarse la información acumulada a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja para su estudio, hecho que se materializó en los últimos días del pasado mes de noviembre. El informe, muy detallado, incidía en que ‘por manifestación de alguno de los extranjeros’, el ‘papeleo’ era tramitado en un céntrico bufete logroñés especializado en asuntos de inmigración y extranjería, ubicado en la calle Pérez Galdós. La visita al referido despacho profesional figura en varias declaraciones, en las que en ocasiones se detalla incluso el coste del asesoramiento.

Las declaraciones de los funcionarios se realizaron de forma individualizada y sirvió en muchos casos para intuir que, presuntamente, se estaba ante matrimonios convenidos, a veces mediante la promesa de dinero -en un caso se habla de 6.000 euros, en otros una cantidad muy inferior-, entre parejas que no mantenían una vida en común. Incluso en algún caso no habían llegado a conocerse, existían contundentes contradicciones en las declaraciones voluntarias realizadas o hablaban lenguas incomprensibles entre sí para la pareja que se habría cada casado en una ceremonia civil.

Hay que recordar que el contrayente extranjero, al cabo de un año de haber conseguido la ansiada Tarjeta Familiar de Ciudadano de la Unión Europea, puede solicitar la nacionalidad española al cabo de un año. El informe desvela datos importantes y contundentes para el desarrollo completo de la investigación policial. Por ejemplo, se detalla el caso de un juez que se negó a ejecutar el matrimonio civil y el asesor letrado de la pareja se la llevó a inscribirse en el Ayuntamiento de Logroño como pareja de hecho.

O cómo se realizó un empadronamiento con una dirección ficticia, de modo que cuando los funcionarios acudieron para que el aludido fuera preguntado ‘in situ’, en el municipio de Briones, se encontraron con que su supuesta vivienda era un edificio en construcción. O declaraciones en las que consta que una persona sigue soltera, a pesar de que haya constatación del matrimonio fraudulento. La falta de colaboración ha sido frecuente en las declaraciones de los presuntos afectados.

http://actualidad.terra.es/provincias/rioja/articulo/rioja_investigacion_destapa_auge_matrimonios_2168028.htm

Abogados españoles cobran 3.000 euros a los inmigrantes para conseguir esposa o marido y obtener así la residencia legal. Muchos se conocen en el Registro Civil.El problema de los llamados matrimonios de complacencia es un fenómeno muy común en los países sometidos a fuerte inmigración y que comienza a tener bastante importancia en nuestro país que ha pasado de ser “un país de emigración al extranjero”, a ser “un país receptor de ciudadanos que llegan de otros países para vivir aquí[1]”.

Según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística referentes al año 2004, en España se registraron 30.930 matrimonios en los que al menos uno de los cónyuges era extranjero: Por estado civil, el grupo más numeroso fue el de los solteros de edades comprendidas entre los 28 y 30 años.

Por provincia de residencia del matrimonio, el mayor número se situó en: Madrid (5.059), Barcelona (4.489), Valencia (2.536), Alicante (1.716), Málaga (1424) e Islas Baleares (1.367).

Siendo española la esposa y extranjero el esposo, los más llamativos fueron los contraídos con originarios de América (3.628), Europa (3.182), África (1.927) y Marruecos (1.098).

Siendo el cónyuge español y extranjera la contrayente, destacan respecto de la nacionalidad esta última los celebrados por naturales de América (8.585), Europa (3.652), Colombia (3.040), Ecuador (1.094), África (1.072).

En base al principio de buena fe, no siempre que nos encontremos ante un matrimonio mixto, debemos pensar que se trata de un matrimonio de complacencia pues es evidente que existen los matrimonios por amor y en los que la diversidad de culturas supone un gran enriquecimiento para la pareja aunque también es cierto, que es en este grupo donde se sitúan los matrimonios blancos.

Mediante este tipo de enlaces, no se busca en realidad contraer matrimonio entre un nacional y un extranjero, sino que se pretende bajo el ropaje de esta institución y generalmente previo precio, que un extranjero se aproveche de las ventajas del matrimonio a los efectos de regularizar su estancia en el país o de obtener de forma más fácil la nacionalidad del que aparecerá formalmente como su cónyuge, siendo bastante frecuente entre los contrayentes, la existencia de un acuerdo -expreso o tácito- de que una vez producido el matrimonio no habrá convivencia marital, no formarán una familia y pasado el tiempo que se estipule, se instará la separación judicial o el divorcio.

También, este tipo de matrimonios[2] «son facilitados por redes organizadas que pretenden de este modo retener a sus víctimas en el negocio de la prostitución, a la vez que captan mediante la recompensa de una cantidad de dinero a incautos o personas sin escrúpulos que estén dispuestos a figurar como futuros esposos en el expediente matrimonial seguido al efecto».

En mi experiencia como trabajadora social he podido tener conocimiento acerca de cómo se organizan los matrimonios de conveniencia en Marruecos.

Entrevisté a varias personas, quienes me informaron de que este tipo de enlaces se paga entorno a cantidades que oscilaban entre las trescientas y las quinientas mil pesetas aunque también hubo quien me contestó, que estas uniones son relativamente frecuentes en Ceuta, donde una parte de la población tiene la nacionalidad española y la otra no, casándose los nacionales españoles con sus familiares y amigos marroquíes, más por hacerse un favor y para que éstos obtengan el beneficio de la nacionalidad que por la existencia propiamente dicha de dinero.

Por amigos y conocidos, originarios de distintos países iberoamericanos pero que viven en España, estoy al corriente de que allí los matrimonios de conveniencia son una realidad bastante frecuente, y no sólo con españoles sino también con americanos.

Un día, hablando con un amigo cubano, me narró el caso de una chica uruguaya, que hace años pagó por casarse con un conocido suyo de nacionalidad americana la cantidad de 5.000 dólares (unos 5.0000 euros).

No se descubrió el fraude de dicho matrimonio pero sé que la contrayente se quejó mucho de la dureza en la investigación que para comprobar la certeza de su matrimonio, realizó el Departamento de Migraciones de los Estados Unidos, incluyendo visitas domiciliarias sin avisar.

Este mismo amigo, me informó de otra amiga suya colombiana, que tiene allí una agencia matrimonial y le ha propuesto que busque aquí en España, varones que quieran casarse con chicas colombianas, a cambio de dinero.

Por algunas asociaciones de rumanos en España sé que hay hombres españoles de edad bastante avanzada que se acercan en busca de mujeres rumanas jóvenes y guapas con la intención de ayudarlas a regularizar su situación en nuestro país a cambio de que compartan con ellos su vida.

También, navegando por internet he podido encontrar distintos foros en los que aparecen anuncios donde se buscan hombres o mujeres para casarse por conveniencia[3] y la página web de Pablo X. de Sandoval[4], en la que literalmente puede leerse: “Matrimonios por conveniencia con inmigrantes, un negocio para los españoles.

Buscar marido para conseguir los papeles. Abogados españoles cobran 3.000 euros a los inmigrantes para conseguir esposa o marido y obtener así la residencia legal.

Muchos se conocen en el Registro Civil y después no se vuelven a ver. Antes de los cinco años, con la ciudadanía en la mano, pueden divorciarse”.

Existen culturas, como la china o la musulmana entre otras, donde el matrimonio de la mujer, es concertado desde el momento de su nacimiento, con algún familiar o amigo vinculado a la familia y en base a intereses económicos.

En el caso de las mujeres marroquíes de ambiente tradicional[5], resulta que cuanto más tradicional y pobre es el ambiente, más joven se casa la muchacha y así la familia, se libra de cargas económicas.

El hecho de casarse tan jóvenes no les resulta extraño, ya que están habituadas a oír hablar de matrimonios precoces, aunque la espera del día de la boda, la viven con angustia porque representa ese momento del que las mujeres hablan con misterio y emoción.

La desposada no conoce a su marido hasta la noche nupcial, a menos que se trate de un primo cercano.

En la cultura china[6]: «Los padres organizan el matrimonio desde la niñez. Interviene también una casamentera y un adivino para ver las fechas de nacimiento de los novios sean propicias.

Las bodas se producían en invierno, cuando la gente descansaba. Luego se hacía una exhibición con la dote que entregaba el marido.

El novio iba a buscar a la novia, y la llevaba a su casa en medio de ceremonias de veneración a los antepasados.

Allí se celebraba un banquete durante tres días. Había una clara división del trabajo por sexos.

Raramente se divorciaban. Los viudos se volvían a casar, a veces recurriendo al matrimonio por rapto».

Este planteamiento que hoy en día choca con el existente en los países más avanzados democráticamente, es soportado en España por un determinado sector de la población femenina, me refiero concretamente a la mujer de etnia gitana.

Estas mujeres, a quienes se casa casi siendo unas niñas por la ley gitana, no pueden revelarse ante dicha boda si no quieren sufrir el rechazo de su familia.

Reflexionando acerca de los hechos anteriormente expuestos, me pregunto: ¿existe un verdadero consentimiento matrimonial en los enlaces contraídos por estas mujeres? y, esta ausencia de consentimiento, ¿es igual que cuando se trata de un matrimonio celebrado entre un extranjero y un español con el propósito de facilitar al extranjero regularizar de una forma más rápida su situación en España?.

Es evidente que no. En los dos casos, estaríamos ante un matrimonio nulo por simulación.

El extranjero, no simula su voluntad de casarse –dado que sí desea hacerlo, pero la intención que persigue con dicha boda, no es la de fundar una familia sino adquirir con más facilidad la nacionalidad española y transcurrido un determinado tiempo, separarse.

En el caso de las mujeres chinas, árabes o gitanas, es la propia cultura la que potencia y refuerza esta clase de enlaces.

Estas mujeres, aceptan la boda y simulan su consentimiento en el momento de la celebración -a pesar de no tener voluntad de emparejarse formalmente con esos hombres-, y lo hacen, más por una presión familiar y el temor de no desagradarles[7], que por la presencia propiamente dicha de intimidación[8].

Fuente: http://www.porticolegal.com

http://www.elporvenir.com.mx/notas.asp?nota_id=182585