Archive for the ‘Inseguridad ciudadana’ Category

F. GONZÁLEZ. 14.04.2008

  • Sucedió en la madrugada de ayer.
  • Frente a un café.
  • Están por determinar las causas de la pelea.

Efectivos policiales adscritos a la comisaría Norte de Alicante detuvieron a ocho personas en la madrugada de ayer, tras producirse una pelea entre latin kings y españoles a las puertas del café Remember en la avenida de Alcoi.

Los detenidos han sido trasladados al juzgado de guardia de Benalúa, según confirmaron a 20 minutos fuentes policiales.

Algo “habitual”

Aún están por determinar las causas de la pelea.

Los vecinos de la zona aseguran que el altercado no les sorprende. Escándalos como el de la pasada madrugada son habituales los fines de semana.

http://www.20minutos.es/noticia/368998/0/pelea/latin/kings/

La fiscal coordinadora de menores de la Audiencia Provincial de Valencia, Gema García, ha afirmado hoy en Castellón que en el procedimiento que abarca la Fiscalía de Menores “sería conveniente intervenir en los casos de menores de 12 a 14 años”.
Gema García ha hecho estas declaraciones en las II Jornadas de Psicología Experimental celebradas en la Universitat Jaume I de Castellón, en las que ha pronunciado una conferencia sobre “El menor y el proceso judicial”.
García ha explicado que, actualmente, los menores de 14 años que cometen algún delito son declarados irresponsables por quedar fuera del ámbito de actuación de la Fiscalía de menores , y ha apuntado que “sería conveniente intervenir en los menores de 12 a 14 años”, ya que “existe la posibilidad de estudiar el caso y archivarlo si así se debe considerar”.
Según la fiscal, del total de las denuncias recibidas sobre menores en la Audiencia de Valencia, “el 25 por ciento de los denunciados son menores de 14 años”.
Entre este 25 por ciento de denuncias, ha continuado García, ha habido “casos de violación u homicidio”, y “el hecho de dejar al menor en manos de sus padres no sería lo más apropiado, pues esos padres han demostrado que no pueden controlar a su hijo”.
Este asunto de la minoría de edad, ha añadido la fiscal , “ha suscitado una polémica entre los diferentes partidos”, y aunque ella considera que se debe rebajar la edad del menor, ha reconocido que la mayoría de sus compañeros “son contrarios a esta opinión”.
Por otra parte, García ha hablado sobre las mafias que operan con menores en la Comunitat Valenciana, y que utilizan a menores de 14 años para delinquir.
La fiscal ha puesto como ejemplo el caso de varias entidades bancarias de la avenida del Puerto de Valencia, donde en pocos meses se han registrado 150 robos por parte de menores .
Estos, mayoritariamente de nacionalidad rumana, son instruidos para que despisten normalmente a una persona mayor que va a sacar dinero del cajero, y le roben el máximo permitido por la tarjeta bancaria.
La mayor parte de estos delitos se producía por un ciudadano rumano que tenía bajo su custodia a 20 menores de 14 años que utilizaba para delinquir, y que no recibían escolarización, ni cuidados básicos.
Ante esto, se estableció un protocolo de actuación en la Fiscalía de Menores para poder atajar el problema, pero “tras su instauración, este grupo conoció la noticia y se ha trasladado seguramente a alguna otra ciudad”.

El fenómeno de las bandas juveniles desembarcó en España hace cinco años, aunque en el caso de las latinoamericanas en versiones menos feroces que sus originarias, y se han asentado en las grandes capitales, donde estarían actuando más de 250 grupos.

Según la juez de menores Concepción Rodríguez González, las bandas en España podrían clasificarse en aquellas que tienen una ideología definida: de extrema derecha (se habrían identificado 47 grupos) y de extrema izquierda (70), y las latinoamericanas que, en 2007, podrían ascender a 150.Se asientan sobre todo en Madrid y Barcelona, pero el fenómeno también se está extendiendo en los últimos años a Valencia, Murcia, Andalucía y Aragón.

Su implantación en Europa es reciente y a diferencia de las que actúan en latinoamérica son menos peligrosas porque no están vinculadas al tráfico de armas y de drogas, explica la juez que ha intervenido esta semana en unas jornadas sobre la violencia escolar y grupal de la Universidad Pontificia de Comillas.

Según datos de Europol, en 2002 el número de bandas en Europa ya superaba las cuatro mil y en más de 40.000 los menores que las integran.

En España, se observa un aumento de las bandas procedentes de latinoamérica que en 2006 eran 20 y el pasado año ascendían a 150, explica la juez de menores, aunque también lo han hecho las vinculadas a la extrema izquierda -que han pasado de 30 en 2006 a 70 en 2007- y a la extrema derecha -de 18 a 47-.

Las bandas están integradas por jóvenes de entre 14 y 23 años, de género masculino (sólo hay un 10 por ciento de mujeres que desempeñan un papel auxiliar) y un tercio sólo permanece más de un año. Son urbanas y están jerarquizadas: encabezadas por un líder -que puede ser adulto-, con mandos secundarios y muchos aspirantes.

Se financian por cuotas aportadas por sus miembros, tienen características de las sectas y son la cantera para la delincuencia organizada. El origen está en EEUU, a principios del siglo XIX, su entrada en Europa se produce en el año 2000 “de la mano de la reagrupación familiar” y unos años después en España, expone la juez.

El asesinato de Ronny Tapias cuando salía de su instituto, el 28 de octubre de 2003, dio la alarma de la llegada de estas bandas.

“No te lo podías creer cuando leías los atestados” policiales de lo que sucedía en el entorno de esos grupos de menores, explica el fiscal de menores Francisco Manuel García Ingelmo, quien reconoce que las actuaciones de estas bandas “pilló por sorpresa”.

El fiscal destaca el “buen trabajo policial que ha hecho que el problemas no haya ido a más” y que este fenómeno “esté estabilizado”, aunque aconseja “no bajar la guardia” y no “minimizarlo”.

NO SE TRATA DE MODAS JUVENILES

Las bandas no son una moda de adolescentes, sus miembros no luchan sólo contra otras bandas rivales y la única solución no es la cárcel, son mitos que hay que descartar, coinciden los expertos que han intervenido en las jornadas.

De ahí la importancia de la prevención ante los primeros signos de alarma: distanciamiento de los antiguos amigos, cambios extraños de comportamiento o miedo cuando ven un agente de Policía, lo que puede significar que ha podido participar en alguna pelea.

Ante esta situación, la familia debe mantener la calma, aconseja la juez, observar al menor, buscar momentos para la relación y si se confirman las sospechas buscar ayuda de profesionales.

El defensor del Menor de Madrid, Arturo Canalda, recuerda que “los integrantes no son sólo latinos, sino que empiezan a incorporarse personas autóctonas y cada vez con menor edad”.

“Jóvenes que no se sienten integrados, en las bandas tienen ese protagonismo, son alguien”, explica el defensor, quien recuerda que las situaciones de fracaso escolar y la soledad también favorecen su inclusión en estos grupos.

Las propuestas de esta institución son desarrollar “un buen trabajo social en los barrios más desfavorecidos y de acogida en los centros educativos para los recién llegados”, sin olvidar su protección ante la soledad, por ejemplo con actividades extraescolares.

“Cuando el menor ya está en una banda, hay que poner medios para descabezarlas y proporcionar vías fáciles para que puedan salir de ellas, que funcionan como entornos mafiosos”, concluye.

http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=195144

http://www.laopiniondezamora.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008040100_4_266440__TORO-alcalde-Morales-Toro-pide-medidas-contra-asentamientos-rumanos

Luis Segovia ha pedido «protección» a la subdelegada de Gobierno tras el incendio intencionado de una casa, el cual está siendo investigado por la Policía Judicial

M. BARRIO. El alcalde de Morales de Toro, Luis Segovia, ha anunciado que el Ayuntamiento de la localidad va a «buscar medidas» para conseguir el desalojo de las familias de nacionalidad rumana que desde hace tiempo permanecen asentadas en las bodegas y en una nave de las afueras. Segovia ha hecho estas manifestaciones tras el incidente ocurrido el noche de pasado sábado, en que la vivienda y un vehículo de un vecino del pueblo resultaron con importantes daños materiales en el incendio provocado intencionadamente por dos botellas llenas de gasolina que fueron arrojadas en su interior, presuntamente por un ciudadano rumano. Segovia ha vuelto a «reclamar protección» a la Subdelegación de Gobierno porque teme «que los vecinos cojan la Justicia por su mano».
La subdelegada de Gobierno, Josefa Chicote, dijo ayer que el caso está siendo investigado por la Policía Judicial. Fuentes de la Guardia Civil consultadas por este diario confirmaron también que las sospechas recaen sobre la ex pareja de la mujer rumana con la que vivía el propietario de la vivienda. El sospechoso, de hecho, había sido denunciado en más de una ocasión por malos tratos y el Juez le había dado orden de alejamiento de su ex pareja. La subdelegada de Gobierno cree, sin embargo, que lo ocurrido es «un hecho aislado» y descarta que haya habido casos similares entre vecinos de Morales de Toro y ciudadanos rumanos asentados en esa localidad. Según Chicote, «hasta ahora no ha habido problemas», aunque ha puntualizado que prefiere ser «cauta y esperar a los resultados» de la investigación.
El alcalde, Luis Segovia, asegura sin embargo que los vecinos están «hartos» de los problemas que ocasiona la presencia del asentamiento rumano en la localidad, donde actualmente afirma que podría haber unas 60 personas. Según explicó ayer, «un vecino tuvo que denunciar en otra ocasión que sus hijas habían sido perseguidas por un rumano que les quería quitar el móvil», aunque las quejas de Segovia se enmarcan, sobre todo, en cuanto a las condiciones en que viven estas personas. «Piden por las calles, revuelven en los contenedores, van con los coches a toda velocidad por las calles y las condiciones en las que viven son de una absoluta falta de higiene; de hecho, los vecinos no pueden ni ir a sus bodegas, porque el olor es insoportable», ha señalado en este sentido. El alcalde moralino culpa de la situación, entre otros, al propietario de la nave y al de la bodega -que está declarada en ruina-, «por permitir que vivan allí». Segovia se queja de que las instituciones públicas «no han respondido» a la ayuda reclamada hasta ahora por el Ayuntamiento de la localidad. En este sentido afirma que han puesto los hechos en conocimiento de la Consejería de Sanidad «y nos contestaron que el problema era del Ayuntamiento y que les pusiéramos casas con servicios». Asimismo, sostiene que «la Guardia Civil les pide la documentación, pero allí siguen».

«Esto es la guerra»
Segovia quiere que «obliguen al dueño a cerrar la nave, porque no es un lugar para vivir». «Aquello es la guerra», ha dicho, a la vez que reclama públicamente que Sanidad haga una inspección y compruebe en qué condiciones viven; cagan y mean en la calle y no hay quien aguante los olores».
Según dice, los propietarios de algunas bodegas han denunciado su presencia en estos recinto y «han conseguido que los desalojen» al tratarse de una propiedad privada, «pero hay una persona que está permitiendo que vivan en la suya pese a que está declarada en ruina y llegó ser precintada». Y lo mismo dice que ocurre con la nave, «yo no puedo impedir que una familia traiga a sus parientes a vivir con ellos».

Efecto llamada
El alcalde de Morales de Toro descarta que en la localidad se haya producido el “efecto llamada” entre ciudadanos de nacionalidad rumana por motivos laborales, ya que, como señalaba ayer, «en nuestro pueblo solo hay trabajo en época de vendimia y ahora no hay nada en que poder emplearse». Por eso piensa que, más bien, «es que cuando vienen a España se ubican donde ya hay otros compatriotas con los que se entienden».
El alcalde quiere dejar claro, no obstante, que «no se trata de un problema de racismo», ya que explica que en la localidad viven otras ocho o diez familias «que están perfectamente integradas, viven en una casa que reúne las condiciones adecuadas, mandan sus hijos a colegio y no da problemas».

La situación en las cárceles de la Comunitat, especialmente en la de Picassent, es “explosiva”. Así define la Agrupación de Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) el ambiente que se respira en la prisión valenciana, y que esta semana ha desencadenado la dimisión del hasta ahora director, José García.

Con algo más de 2.800 reclusos, el establecimiento de la provincia de Valencia se encuentra a más del doble de su capacidad. El hacinamiento no afecta a los módulos de primer grado, los más conflictivos, donde el aislamiento de muchos de los internos es fundamental para evitar continuas reyertas.

Pero en los módulos comunes, celdas originariamente diseñadas para un sólo interno, están ocupadas por dos y espacios como los patios, concebidos para unos 75 reclusos, se llenan hasta con 150. “Esto es una continua fuente de conflictos”, subrayan los funcionarios valencianos.

Las cárceles de la Comunitat no dan más de sí. “En ocho años se ha duplicado el número de presos y la proporción de funcionarios sigue siendo la misma, pues el mayor número de prisiones absorbe el aumento de plazas”, alertan desde Acaip.

Y a ello hay que sumar otra dificultad: en los últimos siete años se ha cuadruplicado el número de internos extranjeros en las cárceles de la región, un reto añadido por las dificultades de integración de estos reclusos y los graves problemas de comunicación para los funcionarios.

Mientras en 2.000 había 443 extranjeros privados de libertad en prisiones de la Comunitat, el año pasado la cifra llegó hasta los 1.712, según un informe de Acaip.

En los últimos tres años, las cárceles valencianas han aumentado en algo más de un millar su población; la mitad de estos internos son de nacionalidad extranjera. Marroquíes, colombianos y rumanos son los orígenes más frecuentes de los extranjeros entre rejas.

La cuestión no es baladí. El alarmante déficit de traductores hace que con algunos de los presos “sea prácticamente imposible comunicarse”, lamentan desde el sindicato.

Experiencia en guerrillas
El difícil diálogo no es la única barrera contra la que deben luchar los trabajadores penitenciarios. En algunas de las celdas hay verdaderos polvorines humanos. “En los últimos años ha aumentado notablemente el número de presos de Europa del Este, muchos de ellos con formación militar y experiencia en guerrillas”, advierte un portavoz de Acaip.

Son internos de una “potencial conflictividad” que, afortunadamente, de momento no ha aflorado. “Pero el concepto que ellos tienen del respeto por la vida no es el mismo del que tienen otros internos comunes, y no les tiembla el pulso si se tienen que llevar a alguien por delante”, aseguran desde el sindicato.

El hacinamiento en la prisión valenciana la ha convertido en un continuo foco de conflicto: 300 incidentes de consideración el año pasado, tres secuestros a funcionarios en los últimos cuatro meses y tres presos muertos en circunstancias violentos. El cese de José García fija ahora el punto de mira de las críticas en Mercedes Gallizo, máxima responsable de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias.

Los nuevos centros penitenciarios de la Comunitat son el clavo ardiendo al que se agarran los funcionarios. Pero tanto la prisión de Albocàsser, de próxima puesta en marcha, como la futurible cárcel de Siete Aguas (emplazamiento aún no confirmado), son calificados casi como parches por los funcionarios.

Acaip espera que el centro castellonense sirva para desahogar al resto de establecimientos valencianos “al menos durante unos meses”. Pero los funcionarios saben que la cárcel de Albocàsser nace “ya pequeña”. De seguir el ritmo de crecimiento de la población reclusa valenciana, “en año y medio estará llena”.

El hacinamiento penitenciario tiene otra lectura si cabe más negativa: prácticamente “es imposible” que cumplan su función rehabilitadora. “Las cárceles se han convertido en almacenes de personas”, lamenta el portavoz de Acaip.

“Fraude” de condenas
Una buena prueba de ello se da en la cárcel de Picassent. Tanto Acaip como el CSI-CSIF denuncian una realidad: a la prisión valenciana acuden personas condenadas a realizar trabajos en beneficio de la comunidad que “incumplen” sus penas en el establecimiento penitenciario.

“Es un fraude para la sociedad valenciana”, enfatiza el portavoz de Acaip. Pese a tratarse de una pena no privativa de libertad, más de un centenar de personas que han recibido estas condenas acuden al Centro de Inserción Social de Picassent o a otro punto de la prisión, según CSI-CSIF.

Ello se debe a la falta de firma de convenios entre Interior e instituciones como Ayuntamiento, Ongs u otras entidades sociales para poner en marcha el cumplimiento efectivo de estas penas. “Te ves a condenados, incluso por violencia doméstica, en el patio o en el jardín de la cárcel fumando y bebiendo cerveza”, critican desde Acaip.

Tras la marcha de García, los sindicatos ponen ahora sobre la mesa de Mercedes Gallizo un sinfín de necesidades presentes en la cárcel de Picassent. Alarmas de seguridad y anti incendios que no funcionan, escasez de material de defensa como escudos o chalecos anti pinchos, inexistencia de esclusas o necesidad de más puertas mecanizadas son algunas de las necesidades que los funcionarios reclaman para no tener que jugarse la vida cada vez que cumplen con su trabajo entre los muros del establecimiento penitenciario valenciano.

http://www.lasprovincias.es/valencia/20080330/valenciana/numero-presos-extranjeros-cuadruplica-20080330.html 

L’HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA), 28 Mar. (EUROPA PRESS) –   Los Mossos d’Esquadra intensificarán este fin de semana la vigilancia en los puntos de encuentro de jóvenes latinoamericanos en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), después de que el miércoles por la noche una pelea multitudinaria acabara con un herido por arma blanca y por lo menos tres disparos de un arma de fogueo.

La agentes patrullarán por los lugares públicos y locales, como bares y discotecas de ambiente latino, que suelen frecuentar estos jóvenes para comprobar el estado de ánimo de este colectivo y prevenir posibles venganzas o nuevas reyertas.

Esta mañana, el jefe de la comisaría de los Mossos de L’Hospitalet, Emili Martínez, aseguró que “no hay constancia” de la existencia de bandas internacionales organizadas en la ciudad. En este sentido, se reconoce la presencia de algunos jóvenes que dicen pertenecer a bandas, pero de momento éstas no tienen la organización de la que gozan en sus países de origen, por lo que no alarman a los responsables policiales.

PELEA CALLEJERA.

Según Martínez, el suceso del miércoles fue “una pelea entre dos grupos de jóvenes, sin que haya ninguna evidencia de que ninguno de ellos pertenezca a un grupo de bandas latinas, ni tampoco una evidencia de lo contrario”.

Los hechos tuvieron lugar el miércoles por la noche cerca de la avenida Severo Ochoa de L’Hospitalet, en el barrio de Pubilla Casas. Un grupo de jóvenes latinoamericanos protagonizó una pelea en la que un ecuatoriano resultó herido levemente por arma blanca en un brazo y una pierna. Poco después de ingresar en el Hospital de Bellvitge, le dieron el alta.

Los Mossos d’Esquadra detuvieron como presuntos autores de la agresión a tres jóvenes de nacionalidad dominicana de 17, 18 y 19 años que responden a los nombres de Miguel C.H., Kainer M.M. y Cristian D.F.

En este sentido, el jefe de la comisaría de L’Hospitalet explicó que “el hecho de que un joven de aquí diga que pertenece a una banda y le ponga un nombre, no significa que la actividad de estos grupos sea la misma aquí que en otros países”. Según Martínez, la Policía “realiza un seguimiento exhaustivo de los movimientos de estos grupos y en estos momentos podemos decir que no son grupos que nos tengan que alarmar”.

El responsable policial también explicó que los Mossos ya han realizado las gestiones ante el Cuerpo Nacional de Policía para iniciar el procedimiento de expulsión del país de los tres sospechosos de la agresión. Respecto de los disparos que se escucharon durante la pelea, Emili Martínez confirmó que se encontraron casquillos de fogueo, en concreto tres, según explicaron a Europa Press fuentes policiales.

“NO GENERAR ALARMA”.

Por su parte, el teniente de alcalde de Gobernación de L’Hospitalet, Francesc Josep Belver, confirmó que el Ayuntamiento “nunca ha detectado la presencia de bandas latinas en la ciudad”. Según Belver, “no existe constancia de que la pelea del miércoles tuviera que ver con la rivalidad entre bandas latinas”.

El responsable de Gobernación reclamó “cuidado” con las informaciones que se transmiten a la población “para no generar alarma allí donde no hay”. Belver afirmó que “intentar relacionar con la presencia de bandas cada vez que hay un enfrentamiento entre dos personas de diferente nacionalidad, puede ser por un interés de querer magnificar los hechos”.

http://www.europapress.es/00284/20080328190933/sucesos-mossos-aumentaran-vigilancia-puntos-encuentro-jovenes-latinos-lhospitalet-llobregat.html

“Las Waffen-SS”. “Esvástica, la cruz gamada”. “Heil!”. “Odio y orgullo”. Son algunos de los temas que comparten en Internet los usuarios del foro del Volksfront (su traducción literal, Frente Popular). Esta agrupación neonazi nació en EEUU a mediados de los años noventa y en poco tiempo ha arraigado con fuerza en España. Eva Braun, Iberian Blood, Riefenstahl y Hate Combat son algunos de los miembros de su comunidad virtual. Entre sus principales objetivos: la defensa de “la raza blanca en el mundo”.

Hammerskin Nation y Blood and Honour (Sangre y Honor) son otras dos facciones neonazis implantadas en España. Lealtad, disciplina, honor y valor forman parte de su vocabulario habitual. Su discurso suele ser ramplón, simple y visceral. Sus víctimas, personas indefensas.

Skinheads, nacionalsocialistas, okupas, punks o latin kings son los principales grupos urbanos violentos de nuestro país. Tanto la Policía como los expertos en este fenómeno coinciden en que son un peligro potencial y latente.

Aunque parezca que están dormidos, basta que se prenda la mecha para que su rabia salga a escena. Y actúan con más frecuencia de la que pudiera parecer a simple vista. A finales de febrero, una concentración de unos 80 miembros del partido de extrema derecha Nación y Revolución en la plaza de Tirso de Molina, en el centro de Madrid, fue reventada por grupos antisistema.

Batalla campal en Lavapiés

En cuestión de minutos, una batalla campal se adueñó de esta zona del barrio de Lavapiés. La bronca se saldó con varios detenidos, coches, contenedores y cajeros automáticos quemados, barricadas y numerosas cargas policiales. Los servicios de emergencia también tuvieron que atender a distintos heridos, uno de ellos de cierta gravedad. Sólo en Madrid, la Brigada Provincial de Información tiene fichados a 500 miembros de grupos antisistema (anarquistas, okupas, rash, sharp y redskins, fundamentalmente).

Según fuentes policiales, en España hay entre 10.000 y 11.000 neonazis, que se vertebran en torno a 70 grupos. La cifra supera a Alemania, donde se contabilizan 10.450 cabezas rapadas. Su discurso se basa en la xenofobia, el odio a los inmigrantes, la supremacía de la raza blanca y aria, la homofobia, la islamofobia…

Desde el pasado mes de septiembre a esta parte, hay una “reactivación de la agitación xenófoba”, según Esteban Ibarra, presidente de Movimiento contra la Intolerancia. El pasado día 8, la Policía se incautó de 15 cuchillos y puños americanos durante un concierto nazi en Valladolid.

Apenas una semana después, el día 15, la agrupación neonazi Volksfront promovió otro concierto en Zaragoza (una ciudad de encuentros habituales entre nazis españoles y europeos) donde participaron grupos musicales procedentes de Italia, Alemania y Eslovaquia. El lema de la fiesta: “Ni armas, ni peleas, ni drogas…”. Toda una paradoja.

A falta de estadística oficial, el Informe Raxen, patrocinado por Movimiento contra la Intolerancia, alerta de 4.000 agresiones anuales por racismo y xenofobia en España. “El nuevo Gobierno está obligado a erradicar esta violencia y a apoyar a las víctimas. Esta es una asignatura pendiente de la democracia”, señala un párrafo del documento.

El informe recalca que Valencia, Madrid y Barcelona, por este orden, son las tres ciudades con mayor presencia de ataques xenófobos.

Bandas latinas emergentes

Aunque el grupo emergente que mayores quebraderos de cabeza da a las autoridades en los últimos tiempos son las bandas latinas. “Son los más violentos”, asegura un agente especializado en estos grupos: Latin King, Ñetas, Maras, DDP (Dominican Don’t Play)…

Sus integrantes son, en su mayoría, ciudadanos sudamericanos, aunque a veces hay también algún español. Son jóvenes, en muchos casos menores de edad. Y, por lo general, proceden de familias desestructuradas. “El grupo suple sus carencias sociales. En él desarrollan una identidad propia y son personas de difícil reinserción”, narran fuentes policiales. Los ataques suelen ser entre bandas rivales, pero a veces la provocación se desborda. Es lo que sucedió en Alcorcón, en enero de 2007, cuando una reyerta multitudinaria entre más de 50 jóvenes acabó con tres heridos, uno de ellos grave.

Hace sólo unos días, la Policía detuvo en Alicante y Elche a 12 personas de nacionalidad ecuatoriana acusadas de pertenecer a dos bandas de Ñetas. Los investigadores comprobaron que el grupo estaba perfectamente estructurado y jerarquizado, y que incluso amenazaba a quienes pretendían abandonar la banda.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reconoció esta semana en una entrevista concedida a RNE que todos estos grupos urbanos violentos “preocupan” a los cuerpos y fuerzas de seguridad. Una de las soluciones que apuntan los expertos pasaría por la creación de una fiscalía especializada en grupos violentos, algo que ya existe en algunos países como Alemania.

Acceder hasta ellos es complicado, porque son muy cerrados. No se fían de los desconocidos y resulta difícil conocer sus movimientos, adelantarse a sus planes de acción… Aunque hay quien les conoce bien. David Madrid es uno de ellos. Este agente estuvo año y medio infiltrado en los Ultras Sur. Plasmó su experiencia en dos libros: Insider, un policía que se coló en las gradas ultras y, en colaboración con otro compañero, Tribus Urbanas. Ritos, símbolos y costumbres, en las librerías desde hace pocas semanas.

Poder y fuerza

“El sentimiento de poder es algo que engancha”, asegura este policía. Él fue, durante un tiempo, un ultra más y sabe de lo que habla. “Actúan con violencia por su afán de protagonismo. Es su manera de darse a conocer, a pesar de que ése no es el camino”, asevera.

La Policía es consciente del peligro y no baja la alerta. Por eso, dispone de una unidad para combatir a los ultras. Además, desde hace seis meses, la escuela del Sindicato Unificado de Policía (SUP) ofrece unas clases de formación a los agentes interesados en la lucha contra los grupos urbanos violentos. Estos cursos son pioneros en España y las aulas se llenan de centenares de jóvenes policías interesados en el tema, que aprenden cómo reaccionar ante estas bandas en situaciones límite.

“Son verdaderos grupúsculos criminales bien estructurados, con un líder y un discurso que les vertebra. Tienen una estrategia de lucha y agitación, unos objetivos comunes y predeterminados, una lógica organizativa”, reflexiona Esteban Ibarra. Y recuerda que “ni son tribus urbanas ni simples pandillas de chavales”. Una percepción que comparte la Policía: “No son meros delincuentes. Son algo más”.

http://www.publico.es/espana/061883/ultra/violencia/skinhead 

Saldan sus deudas con secuestros, extorsiones y asesinatos. Así actúan las mafias colombianas, que también operan en España. Una de estas bandas fue desarticulada recientemente por la Policía y la Guardia Civil.

La Guardia Civil y la Policía han irrumpido en un chalet madrileño para dar el mayor golpe a una red de sicarios en España. Se les acusa de instalar en la capital una oficina de cobro. Mercedes Martín, portavoz de la Guardia Civil dice que “se dedicaban por encargo desde Colombia a cobrar deudas que habían tenido compatriotas generalmente por tema de narcotráfico”.

Los 14 sicarios pertenecían al Cartel colombiano del Norte del Valle. Las fuerzas de seguridad les seguían de cerca. El inspector Gudiña explica que “Funcionan de una manera jerarquizada…muchos de ellos fueron integrantes de Las unidades de autodefensa de Colombia con cierta preparación militar”. La detención de estos sicarios se produjo mientras celebraban el asesinato de su jefe, Wilber Varela. Su muerte suponía, para muchos, un ascenso. En la fiesta encontraron 15 kilos de cocaína y este subfusil.

Mercedes Martín comenta que “son grupos que no les importa utilizar la violencia, que no les importa dar palizas para cobrar su objetivo e incluso dar la muerte a otra persona”. El inspector Gudiña explica que “utilizan en algunas ocasiones lo que se llama la corbata colombiana, que consiste en cortar el cuello y sacar la lengua por el corte a través de la garganta”. A esta banda también se le atribuye el asesinato en Madrid de un hombre aun sin identificar. Apareció en un descampado completamente desfigurado.

“Se preocuparon muy mucho de que el cuerpo quedara totalmente irreconocible. La muerte fue producida por disparos pero posteriormente lo introdujeron en ácido” dice Mercedes Martín. Pero no solo hay oficinas de cobro. Muchos sicarios vienen a España para matar por encargo. Son muy escurridizos. Por eso la policía colombiana y la española van a intercambiar agentes con el fin  de detener a estos peligrosos criminales.

http://www.antena3noticias.com/PortalA3N/noticia/sociedad/2008/03/18/344993 

El porcentaje de reclusos de origen extranjero está creciendo a un ritmo vertiginoso en las prisiones de Castilla y León, donde ya son más que los propios españoles y suponen el 57,53 por ciento de la población reclusa en la región, según datos del sindicato de prisiones Acaip actualizados hasta el 31 de diciembre de 2007, en los que se señala que de los 6.958 presos que hay en la Comunidad, 4.003 son extranjeros.

http://www.icalnews.com/FichaNoticia.cfm?id=140190 

Palma (LB).- La población reclusa de Baleares se incrementó en un 88,29 por ciento a finales de 2007, al aumentar en 279 el número de internos en prisión desde 2004 hasta finales del año pasado, según los datos recopilados por la Agrupación de Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip).

En un informe, el colectivo asegura que la población reclusa extranjera en los centros penitenciarios del archipiélago ha pasado de 316 internos a principios de 2004 a los 595 registrado el 31 de diciembre de 2007, con lo que Baleares sería la cuarta comunidad autónoma (CC.AA) que mayor incremento ha experimentado durante este periodo.

El mayor aumento de presos internos se ha producido en Extremadura –194,48%–, Cantabria –143,10%– y Castilla La Mancha –101,42%–. En contraposición, la población extranjera recluida en las cárceles de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla es la única que ha experimentado un descenso, al bajar la misma en un 22,36% desde 2004 a 2007.

Ademas, la población reclusa de Galicia, Castilla y León y la Rioja son las que han experimentado un menor crecimiento durante dicho periodo, al aumentar un 13,60% en el caso gallego y 37,51 y 37,65% respectivamente en las cárceles riojanas y castellanoleonesas.

Acaip también afirma que el incremento de población reclusa extranjera, si se compara con el total registrado en el archipiélago desde 2004 a 2007 –que asciende a 277 reclusos– suponen el 100,72% del mismo.

Los datos del sindicato mayoritario de funcionarios de prisiones revelan que la población reclusa de las islas en 2004 fue de 1.360 internos y que ha pasado a 1.637 a finales del año pasado.

Por tanto, y a tenor de las cifras de 2007, los internos extranjeros representan el 36,35% de la población total de Baleares, lo que sitúa a las islas como la séptima autonomía con una mayor proporción de presos de nacionalidad extranjera sobre el porcentaje general de la población reclusa.

Finalmente y en lo referente al análisis de las principales cárceles del país, el centro penitenciario de Palma de Mallorca cuenta con 540 presos extranjeros de una población total que asciende a 1.516 personas –un 35,62%–, si bien es uno de las instalaciones que presenta una menor densidad de reclusos en comparación con otros recintos, como el de Moraleja de Dueñas (Palencia) que cuenta con una proporción de presos no nacionales del 76,59%.

http://www.libertadbalear.com/?p=78004

La Policía ha encontrado muerto a un ciudadano a Juan David R. G., de nacionalidad colombiana y 32 años de edad, en el interior de un vehículo en el número 20 de la calle Bornos (Barajas).

Presentaba al menos cuatro heridas de armas de fuego en cabeza, cuello y tórax

El cuerpo inerte fue hallado en el asiento del conductor de un Seat Córdoba. Una mujer residente en la calle Bornos manifestó a Europa Press que escuchó 10 disparos entre las 14.30 y las 14.45 horas, aunque no avisó a la Policía porque no pensaba que aquellos sonidos procedían de armas de fuego. “Esta zona es muy tranquila y nunca ha pasado nada, hasta hoy”, se lamentó.

Quizá debido a ese pensamiento generalizado, el cuerpo permaneció desangrándose hasta las 17.45 horas, cuando otro vecino de la misma calle, un joven de 19 años, observó el cadáver en un coche situado al lado del suyo. La víctima se encontraba recostado en el asiento del conductor del vehículo, con el cinturón de seguridad abrochado, señaló el testigo a Europa Press.

Mamá, me parece que hay una persona muerta en un coche aparcado junto al mío

“Mamá, me parece que hay una persona muerta en un coche aparcada junto al mío”, le dijo el joven a su madre. A continuación, llamó a la Policía y al 112. Los sanitarios del Samur-Protección Civil llegaron al lugar de los hechos en torno a las 18.00 horas y confirmaron la muerte de hombre, que presentaba al menos cuatro heridas por arma de fuego en la cabeza, cuello y tórax, indicó a Europa Press un portavoz del Emergencias Madrid.

Agentes de la Policía Municipal acordonaron la zona enseguida y poco después llegaron al lugar familiares de la víctima, que necesitarios atención psicológica al estar en estado de shock. El joven que encontró el cadáver señaló que oyó comentar a los agentes que la muerte estaba relacionada con un ajuste de cuentas por drogas. El padre del muchacho declaró ante la Policía para aportar algún detalle a la investigación.

Con ésta, son ya 14 las muertes violentas registradas en la Comunidad de Madrid en lo que va de año.

http://www.20minutos.es/noticia/360978/0/barajas/muerto/colombiano/ 

Formar parte de una tribu urbana «es el modo de vida de quien necesita pertenecer a un grupo». La definición es de David Madrid, pseudónimo adoptado por un agente de la Policía Nacional que lleva doce años estudiando dicho fenómeno. La Verdad ha querido indagar en la materia aprovechando que se encuentra en Murcia, dando un curso, organizado por el SUP, «para que los compañeros sepan cómo identificar, distinguir y actuar» con los grupos.

Madrid trabaja con todo tipo de tribus, «las violentas y las no violentas, que podrían acabar siéndolo. Es una mecha que sólo necesita la llama para arder. (Del primer grupo) tenemos skin de extrema izquierda y de extrema derecha; los ultras del fútbol, que van aparte; las bandas latinas y los bakalas».

El policía cuenta que, tradicionalmente, los más peligrosos han sido los skin head, de uno y otro lado. «El movimiento llegó a España en 1980. Según el ministro, hay 7.000 en todo el País. En Murcia, como en todas las comunidades, el problema existe.».

Según sus compañeros de la Región, «los que más problemas dan son los sharperos. Se alían con los okupas para pelear con los neonazis. Los enemigos de mis enemigos son mis amigos».

Mayor preocupación

Ahora, se presta mucha atención a las «bandas latinas violentas: Latin King, Ñetas, DDP. Se ha trabajado bien y se les ha descabezado, pero siguen queriendo controlar el territorio».

De todos, «nuestra mayor preocupación son los Latin King. Llevan más muertes (trece) desde que llegaron que todas las demás tribus juntas. Ellos siempre tiran de navaja, porque es lo que han mamado».

Para evitarlo, la Policía tiene «todos los grupos fiscalizados. Al primer conato les echamos el aliento en la nuca». Dicha vigilancia es una tarea «multidisciplinar. Se hace trabajo de prevención, investigación y formación. Y, evidentemente, (sonríe) se hace trabajo de campo e infiltraciones». David Madrid destaca la importancia «de cursos como los que organiza el Sindicato Unificado de la Policía. En vez de gastar el dinero en otras cosas, lo invierte en la formación de los agentes».

Con el mismo fin, ha escrito un libro – Tribus Urbanas, ritos, símbolos y costumbres (Ed. Arco Press)-con otro policía experto en paisanaje urbano, Jorge Murcia. «Es una guía precisa para que todo el mundo conozca a estos grupos. Para que las madres, al ver ciertos símbolos, puedan advertir a sus hijos que la violencia no lleva a nada».

http://www.laverdad.es/murcia/20080228/region/latin-siempre-tiran-navaja-20080228.html 

Nunca entre los muros de la cárcel de Brieva cumplieron condena tantas mujeres. A punto de cumplir dos décadas de vida -fue inaugurado en el año 1989-, es ahora cuando el centro penitenciario abulense suma mayor cantidad de población reclusa, según el testimonio del propio director de la prisión, Jesús Martín Moreno, que sitúa en 249 la cifra de internas a 31 de diciembre de 2007.

Pese al incremento que han experimentado sus niveles de ocupación, la cárcel de Brieva aún está lejos de sufrir la saturación que ya experimentan otras prisiones del país. El máximo responsable de la cárcel, Jesús Martín Moreno, afirma en este sentido que el centro penitenciario dispone de un máximo de 285 plazas, de manera que aunque el porcentaje de ocupación se sitúa ya en el 87,3%, aún tiene espacio disponible, al haber 36 plazas sin ocupar.

Una de las singularidades de la población reclusa de Brieva es la prevalencia de las mujeres de nacionalidad extranjera que cumplen condena allí, de ahí que sea ahora, cuando el centro penitenciario bate su propio récord de internas, el momento en el que más presas hay de otras nacionalidades. En concreto, de las 249 féminas penadas, 170 proceden de otros países, lo que representa el 68,3% del total. «El incremento de las presas extranjeras es lógico porque es proporcional, es decir, cuanta más población reclusa, más internas hay de fuera», señala el director.

La presencia de internas extranjeras en la prisión abulense (68,3%) supera tanto la media regional como la nacional, situadas en el 52,2% y en el 33%, respectivamente, según las estadísticas que maneja el sindicato de funcionarios de prisiones Acaip.

más presas, mismos delitos. El notable aumento que ha experimentado en los últimos años la cifra de internas de la cárcel Brieva no ha traído consigo un cambio en la tipología del delito por el que cumplen condena. De hecho, ahora, igual que a lo largo de los casi veinte años de historia de la prisión, «el 98% de las reclusas están aquí por delitos contra la salud pública», señala Jesús Martín Moreno.

El incremento de presas tampoco ha supuesto un aumento de la plantilla de funcionarios que presta sus servicios en la prisión abulense. «La Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que el centro penitenciario tiene asignada, compuesta por 170 trabajadores, es correcta hasta tal punto de que cuando teníamos 125 presas, había más funcionarios que reclusas».

efectos de la huelga.Por otro lado, la huelga que desde hace dos semanas mantienen los funcionarios de Justicia no está afectando a las presas preventivas pendientes de juicio. Las que sí se están viendo perjudicadas son las internas que tienen derecho a disfrutar permisos de salida temporales, ya que «se están dando retrasos en la concesión de los permisos de salida por parte del juez de vigilancia penitenciaria», explicó el director de la prisión, quien añadió que las presas que no puedan disfrutar ahora de los permisos por esta causa «lo harán más adelante».

http://www.diariodeavila.es/secciones.cfm?secc=Local&id=584297 

En concreto, suponen el 52,2 % de la población reclusa en la región, veinte puntos por encima de la media nacional. Los de religión musulmana se concentran en Dueñas y Topas.

La cifra la ha dado el sindicato de prisiones Acaip, según un estudio actualizado hasta el 1 de julio de 2007. En el año 2000 la proporción estaba en un 40% a 60%, con mayoría de los españoles.

La proporción de reclusos de otras nacionalidades frente a la española es considerablemente mayor en las prisiones de Castilla y León que en el conjunto de España, donde uno de cada 3 presos es extranjero (33%), casi 20 puntos porcentuales menos que en la región.

Las cárceles de la Comunidad han pasado de acoger a 984 reclusos extranjeros en 1997, a 1.459 en 2000 y a 3.958 en 2007, frente a los 3.285 nacidos en España.

De ellos, la comunidad musulmana es la que más ha incrementado su peso. En las cárceles catellanoleonesas, por ejemplo, cuya población en 2007 era de 6.873 personas, el número de presos musulmanes se acercaba a 900, mientras que en el conjunto de España había poco más de 6.000.

Y son cárceles como La Moraleja en Dueñas (Palencia) y Topas (Salamanca) donde se concentran especialmente los reos de la comunidad musulmana. Tanto es así, que la nueva directora de la prisión salmantina, Ana Soledad Acosta, natural de Melilla, considera que el conocimiento de la cultura islámica adquirido en aquella ciudad le puede servir con el colectivo de reclusos de esa religión.

Cinco ciudadanos de cada cien son extranjeros

Esta proporción mayor a la media nacional en población reclusa extranjera no se corresponde con lo que sucede con la proporción de población extranjera en general, inferior a la media nacional.

El último padrón recoge 135.000 extranjeros en la Comunidad, cinco ciudadanos de cada cien. Y son las provincias de Burgos, Valladolid y León las que registran casi el 60% del total de extranjeros que residen en la región (23.680, 23.087 y 19.265 personas, respectivamente).

La población inmigrante de Valladolid procede de 110 países distintos, y los países del Este superan a los de Iberoamérica. Mientras que según los datos ofrecidos por el Centro de Atención al Inmigrante del Ayuntamiento de León, donde están empadronados 6.000 extranjeros, son mayoritarios los de países hispanoamericanos, sobre todo de Colombia.

http://www.elsemanaldigital.com/articulos.asp?idarticulo=79350 

El oficio más viejo se ha hecho un hueco en el último ensanche de Bilbao. Hace dos semanas la Policía actuaba contra un grupo de prostitutas de nacionalidad nigeriana que había tomado posiciones en las calles Gallastegui y Askatasuna, la zona de Miribilla que linda con la calle Cortes, el reducto más genuino del comercio humano en la ciudad. La redada provocó la desbandada de un grupo de chicas de entre 19 y 25 años, a las que, lejos de echar en cara su ocupación -la prostitución en España está despenalizada y las ordenanzas municipales se limitan a establecer distancias mínimas entre clubes de alterne, recuerdan desde el Consistorio-, se reclamaban los papeles, un mecanismo alternativo para poner coto a un negocio que recluta sus efectivos entre la inmigración clandestina.

El episodio ha abierto un debate en el barrio, que tiene por actores a la asociación de vecinos Miribilla Hirigunea y a Askabide, la entidad dedicada a salvaguardar los derechos de un colectivo no deseado y, al mismo tiempo, más vulnerable. Los residentes en la zona, donde predominan parejas jóvenes con niños, no están dispuestos a que la situación se les vaya de las manos, aunque coinciden con los asistentes sociales en que el problema «no se arregla trasladándolo de sitio». Marian Arias, presidenta de Askabide, admite que «los vecinos tienen todo el derecho del mundo a quejarse, aunque alguien tiene que sacar la cara a la otra parte, que bastante fastidiada está ya. Los derechos fundamentales -señala- no se consiguen por vía policial».

En 2007, 38 prostitutas pasaron por el circuito que conforman las calles Mina San Luis, Askatasuna y Gallastegi, un colectivo que funciona al margen de los clubes de alterne, y que se gana la vida ‘haciendo coches’, como se conoce en el argot a subir al asiento del copiloto para mantener relaciones sexuales en el mismo lugar o en otro distinto. El nerviosismo se está disparando, alentado por episodios como el de hace dos semanas, cuando aparecieron forzados dieciocho coches estacionados en la zona. Las quejas vecinales van ganando peso conforme se entregan las llaves de sucesivas promociones en la zona. Carlos Gómez, presidente de Miribilla Hirigunea, sabe que el reto es difícil de resolver, pero que la solución pasa por alcanzar compromisos entre ambas partes. «Este es un barrio joven y no se puede pedir a la gente que se retire a las ocho de la tarde. No queremos que ocurra como con Zabalburu, que se planteó como una barrera para atajar el problema de Bilbao La Vieja, y acabó engullido por él». Gómez tiene claro que hay que afrontar el asunto desde una triple perspectiva: la Administración, Askabide y la Coordinadora de Barrios, «porque no arreglamos nada si las echas de aquí y pasado mañana se trasladan a Rekalde». La necesidad de acuerdo es fundamental, «y más en un tema donde no vale lo políticamente correcto». Eso sí, cuando se le pregunta por otra ciudad en cuya experiencia se puedan mirar, la respuesta es simple: «No lo hay, somos autodidactas».

Cambio de estrategia

Así lo cree también Marian Arias, que quiere resolver una situación para la que no existen fórmulas magistrales. Aunque la cobertura social ha mejorado «una barbaridad» -«Hay programas que subvenciona la Diputación, convenios con el Ayuntamiento y también hemos empezado a trabajar con el Gobierno vasco», recuerda Arias-, la cuestión de fondo es que el 90% de las prostitutas están en situación irregular y no pueden optar a un empleo. «Estamos trabajando con mujeres que tienen continuamente rotando, que pasan una media de tres meses en el mismo sitio, lo que impide, por ejemplo, poner en práctica programas de reinserción laboral». Así las cosas, los asistentes sociales han tenido que cambiar de estrategia. «Intentamos estar con ellas donde trabajan, porque si no les perdemos la pista. Con que todas supieran que tienen derecho a una revisión ginecológica, un abogado que les oriente y una tarjeta sanitaria, me daba con un canto en los dientes».

Los vecinos, entretanto, temen que «ofrezcamos la mano y se cojan el brazo». Coinciden en señalar que el objetivo de Askabide es encomiable, pero no tardan en añadir que las trabajadoras sociales «no tienen el problema debajo de casa», explicaba el sábado José Antonio mientras acostaba a su niña de tres años, a 200 metros en línea de la rotonda donde tres chicas ‘hacían coches’. «¿No se las podían llevar a Artxanda? Seguro que allí no molestan a nadie». De la misma opinión es Obdulia, presidenta de uno de los portales de la calle Gallastegui, donde el Gobierno vasco ha edificado tres bloques de viviendas protegidas, dos de ellas en propiedad. «Entramos a vivir en agosto y ya desde el principio se colaban en los patios, que amanecían repletos de preservativos y guantes de látex».

‘Avenida de los condones’

El Ayuntamiento levanta frente a la casa de Obdulia el futuro polideportivo de Miribilla, y las prostitutas se refugian en las obras cuando ven pasar un coche patrulla. «Los obreros llaman a esta zona la ‘avenida de los condones’. En cuanto sube un coche, las prostitutas se tiran a la carretera, lo mismo da que vaya al volante un joven que un matrimonio mayor». La situación, lejos de resolverse, se ha agravado en invierno. «Anochece antes y tienes que ir a buscar a los niños que llegan en autobús del colegio. Son apenas dos minutos hasta casa, pero el espectáculo es lamentable y sientes miedo de que les pase algo», explica Obdulia. Pero el malestar va más allá: los vecinos denuncian que los proxenetas «controlan el negocio desde la rotonda que hay debajo de casa».

Por el momento, Carlos y Marian han abierto una línea de comunicación. «Entienden nuestra labor», dicen esperanzadas desde Askabide, asociación que ya se fajó con los vecinos cuando la prostitución puso en pie de guerra General Concha. Gómez, por su parte, dice que sólo quiere «que la zona no acabe convertida en ‘Miribilla la nuit’. Nos da lo mismo que sean nigerianas o de Portugalete. Respetamos el derecho de todo el mundo a hacer lo que quiera con su vida, pero la calle no parece el lugar más adecuado».

http://www.elcorreodigital.com/alava/20080212/vizcaya/prostitucion-toma-posiciones-barrio-20080212.html

El presidente de la asociación del distrito Centro, Francisco García, alertó el miércoles de la presencia de una banda de menores extranjeros dedicados a robar a personas, generalmente mayores, a la salida de las entidades bancarias situadas en la plaza Tirso de Molina y en los cajeros automáticos de la calle Duquesa de Alba.

García indicó que el ‘modus operandi’ de este grupo de seis o siete componentes, con edades comprendidas entre 10 y 15 años de origen magrebí, consiste en vigilar los movimientos previos de los usuarios de los bancos. A la salida, les siguen y, en un momento dado, cuando la víctima se descuida, se lanzan en tropel, le arrebatan el bolso y salen corriendo. Concretamente, apuntó que ayer por la tarde, a las 15.20 horas, el grupo intentó robar a una mujer a la salida de una entidad del BBVA de la plaza de Tirso de Molina. Los gritos que profirió la atracada alertaron a un agente de la Policía que patrullaba en la plaza de Lavapiés, por lo que los pequeños cacos huyeron sin el botín.

“Además, abren coches y roban lo que tengan. Incluso ya se ven coches con carteles ‘Soy del barrio y no hay nada dentro'”, agregó el representante vecinal, que comparó a este grupo con los ‘niños del pegamento’, menores magrebíes que hace unos años atacaban a los viandantes después de esnifar esa sustancia.

ROBOS BAJO EL METODO ‘FAROLA’

En otro punto de Madrid, concretamente en la calle Príncipe de Vergara, cerca de la Plaza de la República Argentina esquina Colombia, se sucede el mismo episodio en los últimos meses, aunque los ladrones utilizan otro proceder para atracar a los usuarios de un cajero bancario.

Concretamente, según informaron los vecinos de este barrio, un grupo de dos o tres niñas rumanas de unos 15 años que aparentemente se dedican a pedir firmas para una asociación de minusválidos se acercan a los usuarios del cajero automático en el momento justo en el que éstos sacan dinero. Entonces, una persona interpela en lenguaje ininteligible a la víctima que firme en un papel y le coge la mano, mientras que otro de los miembros coloca el periódico La Farola encima del teclado digital del cajero.

Inmediatamente después, las adolescentes salen corriendo. Por lo general, las víctimas piensan que han conseguido evitar el atraco, ya que conservan su cartera y su bolso. La sorpresa llega cuando comprueban que acaban de desaparer 300 euros de su cuenta bancaria. En realidad, mientras los asaltados intentaban quitarse de en medio a la niña que les agarraba el brazo, la otra chica metía su mano por debajo del periódico y pulsaba la tecla de 300 euros, llevándose al instante el dinero en metálico, sin que, por lo general, el usuario lo perciba.

El portavoz de la asociación de Vecinos del distrito Centro considera que este tipo de delitos son conocidos por la Policía Municipal, “aunque nada puede hacer por controlarlo porque, al ser menores, no puede detenerlos”. Por ese motivo, piden que las distintas Administraciones se impliquen para acabar con la impunidad de estos pequeños delincuentes.

http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=191437

Más de medio millón de rumanos, según los últimos datos oficiales, viven en España. Pues bien, según fuentes del Ministerio del Interior de ese país consultadas por ABC, en torno a un diez por ciento de ellos; es decir, unas cincuenta mil personas, tienen antecedentes policiales. Aunque entre ellos hay un considerable número de criminales muy peligrosos, la mayor parte se dedica a la pequeña delincuencia, que sin ser grave es la que provoca en la población una sensación de inseguridad.
El Gobierno de ese país es perfectamente consciente del problema de seguridad ciudadana que supone para España la presencia de estos individuos y precisamente por ello colaboran «con la máxima intensidad» con nuestras Fuerzas de Seguridad, que a su vez reconocen el «esfuerzo e interés» de sus colegas para abordar el asunto. «Cada día esa colaboración es más eficaz -explican fuentes policiales españolas-. Hay un intercambio fluido de información, prácticamente en tiempo real, y la Policía rumana presta valioso apoyo y participa en las investigaciones contra los grupos mafiosos de su país que actúan aquí», tal como ya se ha visto en operaciones recientes, como la «Braila».
Facilidad de movimientos
Esa cooperación resulta aún más necesaria después de que el 1 de enero del pasado año Rumanía ingresara en la Unión Europea, lo que supone la libre circulación de sus ciudadanos por los países miembros y, por tanto, mayor facilidad de movimientos para los grupos criminales. El Gobierno rumano es consciente de ello y de la mala imagen que supone para su país la actuación de esas bandas fuera de sus fronteras, por lo que está volcado en ayudar a combatirlas.
Fuentes de la Embajada rumana en España añaden otros datos. Mientras que en 2006 un total de 28.839 de rumanos fueron detenidos en nuestro país, el año pasado esa cifra se rebajó hasta los 11.346 arrestos. La razón principal para explicar ese importante descenso es que tras la entrada en la UE, como es lógico, ya no se puede detener a un rumano por estancia ilegal en nuestro país.
Eso sí, todas los expertos consultados advierten de que el mantenimiento de la moratoria hasta finales de este año que impide a estos trabajadores y a los búlgaros acceder a un puesto de trabajo en España con la misma libertad que el resto de países miembros de la UE no hace más que acrecentar no sólo el empleo ilegal sino también, en no pocas ocasiones, la delincuencia.
Desde que, en 2000, comenzara el éxodo de rumanos a España -que, paulatinamente, ha ido creciendo hasta convertirse en comunidades como Madrid en la segunda nacionalidad tras los españoles-, se ha detectado que los principales delitos cometidos por esos ciudadanos son de seis tipos. El principal, el tráfico ilícito de personas y, como consecuencia de ello, la prostitución ilegal. Este «negocio» es el que, a corto plazo, resulta más boyante para las mafias. Además, en algunos casos va parejo a otro tipo de modalidades delictivas.
Las estafas bancarias a través de la clonación de tarjetas es otro de los grandes puntales de la criminalidad que viene de ese país. La Policía se ha visto obligada, incluso, a crear grupos operativos especiales para luchar contra uno de los delitos que más crece, sobre todo, en ciudades como Madrid.
Otro de los asuntos más visibles es la mendicidad, tanto infantil como de adultos, que deriva en delincuencia callejera, muy común, sobre todo, en las zonas céntricas de las ciudades. La especialización técnica de las mafias rumanas -con gran formación en este sentido- se concreta también en los asaltos a viviendas y los robos de vehículos. Finalmente, se han detectado numerosos golpes bajo el epígrafe robos con fuerza, como butrones en joyerías y otro tipo de comercios «apetitosos».
Investigaciones
El capítulo de cifras también resulta revelador: en 2007, la Policía investigó a 26 redes vinculadas al tráfico de personas y 18 especializadas en falsificaciones bancarias y tarjetas clonadas. Una de las operaciones más importantes tuvo lugar en Valencia, donde se imputó a 26 personas en una trama de falsificación de tarjetas de crédito. En esa comunidad y en la de Madrid también se detuvo a 37 gitanos rumanos procedentes de Tanderei (Rumanía) y dedicados a la pequeña delincuencia callejera.
Hasta septiembre de 2007, el 43% de los 11.346 rumanos detenidos en España se debían a delitos de estafas bancarias; el 13%, a robos en el interior de viviendas; el 8%, a la explotación laboral, y un 2% por delincuencia callejera y mendicidad.
A finales del año pasado, tal como informó ABC, se produjo un momento de preocupación a raíz de la decisión del Gobierno rumano de aprobar un decreto por el cual este país podía deportar a ciudadanos comunitarios por motivos de seguridad. Ese decreto fue consecuencia del asesinato de una mujer en Roma a manos de un rumano, lo que fue el detonante para que las autoridades del país desmantelaran numerosos campamentos de gitanos rumanos, que fueron expulsados.
Las Fuerzas de Seguridad españolas estuvieron muy pendientes de esos acontecimientos, ya que se temía que muchos de los expulsados por Italia viajaran a nuestro país. Las autoridades rumanas, una vez más, colaboraron al máximo en el seguimiento de estos individuos, si bien esa llegada masiva no se llegó a producir aunque sí se detectaron comunicaciones entre los deportados y residentes en España en las que éstos les invitaban a venir, «porque aquí no tendrían esos problemas».
San Fernando de Henares
La mayor parte de los expulsados viajaron a Austria, y a nuestro país apenas lo hicieron seis o siete. Sin embargo, en las últimas semanas esa realidad ha cambiado y se ha detectado en San Fernando de Henares (Madrid) un grupo de 60 rumanos gitanos, procedentes de Italia. La Policía, con la colaboración de sus colegas de Rumanía, ya trabaja sobre este asunto para evitar que este grupo se convierta en un foco de delincuencia. En cualquier caso, no se puede criminalizar al colectivo de inmigrantes rumanos, que en su gran mayoría viaja a España por motivos económicos. Un dato lo demuestra: el 3 por ciento del Producto Interior Bruto de ese país ha sido enviado desde España, Francia e Italia.

http://www.abc.es/20080204/sociedad-sociedad/cada-diez-rumanos-viven_200802040314.html

La Policía Municipal de Madrid detuvo a 11.188 personas entre enero y noviembre de 2007, de los que casi el 62 por ciento (6.935) fueron extranjeros. El distrito Centro fue en el que los agentes tuvieron que aplicarse con mayor intensidad, ya que detuvieron a 1.831 personas. Le siguieron Puente de Vallecas con 1.085 detenidos y 706 en Carabanchel.

Llega el final del año y la Policía Municipal de Madrid hace balance de su ejercicio en 2007. Su intenso y, sobre todo, extenso trabajo se ha visto recompensado con un aumento de la seguridad en la ciudad. Mientras se cuantifican aún los datos del mes de diciembre, Madridiario ha tenido acceso a un balance de los once primeros meses del año elaborado por el Cuerpo. Entre otros datos, cabe destacar que el mes más inseguro del año fue marzo, en el que se produjo el mayor número de detenciones, infracciones y accidentes en la calle y la carretera.

Las intervenciones en materia de seguridad fueron especialmente importantes. En total, se efectuaron 612.601 actuaciones. El mes de marzo fue el de mayor actividad con 64.476 denuncias. En segundo y tercer lugar estuvieron octubre (58.596) y noviembre (58.354).

Entre enero y noviembre hubo un total de 11.188 intervenciones con detenidos e imputados. El distrito Centro fue en el que los agentes tuvieron que aplicarse con mayor intensidad, ya que detuvieron a 1.831 personas. Le siguieron Puente de Vallecas con 1.085 detenidos y 706 en Carabanchel. Por el otro extremo de la tabla, Barajas (83), Moratalaz (100) y Vicálvaro (101) fueron los lugares donde hubo menor número de detenciones. El mes con mayor número de detenciones fue, de nuevo, marzo, con 1.240. En esta línea le siguieron abril (1.103) y noviembre (1.072). De todos los detenidos, 4.253 fueron españoles y 6.935, extranjeros.

Grandes avances contra la droga
En cuanto a las actuaciones relacionadas con la salud pública, la Policía Municipal hizo grandes avances. Se llevaron a cabo 542 intervenciones contra el tráfico de drogas, 5.253 denuncias administrativas por consumo de estas sustancias y 7.561 por tenencia. La Policía realizó 161 actuó en problemas relacionados con el derecho de los trabajadores; detectó 404 falsificaciones de documentos; 234 por un atentado contra los agentes de la autoridad y 566 por desobediencia y resistencia. Por último, efectuaron 2.803 denuncias relacionadas con las leyes de extranjería.

Basándose en la Ley de Seguridad Ciudadana, los agentes requisaron 860 armas blancas, 64 elementos pirotécnicos peligrosos, 64 armas de aire comprimido o detonadoras, 60 sprays no autorizados y 360 objetos peligrosos prohibidos.

Por otra parte, se realizaron 329.736 identificaciones preventivas de personas, 181.909 de matrículas y 38.620 registros de vehículos. La Policía atendió 25 amenazas de bomba y ratificó 4.734 arrestos domiciliarios y de fin de semana. En total, realizó 119 entradas y registros. Por último, los agentes efectuaron 1.078.988 servicios de vigilancia.

Delitos contra el patrimonio
Los delitos contra el patrimonio se saldaron de la siguiente manera. Se produjeron 2.157 hurtos denunciados, 13.23 robos con fuerza en inmuebles y 1.193 en vehículos. 443 coches fueron robados y 3.458, recuperados. También hubo 957 robos con violencia e intimidación y 1.871 delitos por daños. Los agentes registraron, por último, 1.966 delitos contra la propiedad intelectual e industrial, así como otras 821 intervenciones de tipo diverso.

http://www.madridiario.es/2007/Diciembre/madrid/madrid/53211/seguridad-detenidos-policia-municipal-madrid-extranjeros.html

Los grupos de adolescentes que se reúnen diariamente en el entorno del Centro de la Juventud de Alcorcón lo tienen claro: «No han olvidado lo que pasó y siguen amenazándonos». A pocos metros, varios inmigrantes iberoamericanos, aproximadamente de la misma edad, se muestran inflexibles: «Se pasaron demasiado». A pesar de que ya ha transcurrido un año desde que esta localidad del sur viera cómo su convivencia se truncaba durante una semana por las peleas y amenazas entre sus más jóvenes habitantes, todos reconocen que el miedo es latente, y que cualquier día puede estallar una situación exactamente igual a la de hace doce meses.
Fue hace un año cuando grupos de vecinos de Torres Bellas, el barrio en el que se encuentra el centro juvenil del Ayuntamiento de Alcorcón, denunciaron que los inmigrantes se habían hecho con los espacios públicos -sobre todo, las pistas polideportivas- a base de extorsión.
«Un euro, una hora de juego», parecía ser la consigna que derivó en una multitudinaria reyerta nocturna entre grupos de españoles e inmigrantes, y que se transformó, una semana después, en enfrentamientos entre grupos de «punkies», fascistas, vecinos del barrio y agentes de la Policía Nacional.
«El problema sigue»
La escalada de violencia puso a prueba a la Delegación del Gobierno, que envió a más de 300 agentes durante una semana para evitar altercados. Pero poco más se supo. «Las cámaras de las teles, los curiosos de otros pueblos… todos se fueron», se lamenta Iker, un joven de 15 años. «Y aquí el problema sigue», apostilla Juan Ramón, uno de sus amigos.
Al parecer, aunque actúan de manera mucho más sigilosa para que nadie se percate de sus actuaciones, los inmigrantes siguen pidiendo dinero, lo que genera desconfianza y numerosas peleas entre ambos grupos.
Se puede volver a repetir
«Cualquier día puede pasar algo como lo del año pasado», explica Javier, otro adolescente que ha vivido en Alcorcón toda su vida. Mientras se sienta en uno de los bancos cercanos al parque de La Paz, este joven afirma que nadie se ha preocupado del asunto.
«Ellos (los iberoamericanos) siguen haciendo lo que quieren, y muchos estamos ya hartos de que nos amenacen todo el día». A sus padres, apenas les cuentan lo que ocurre porque si lo hicieran, les prohibirían salir los fines de semana. «Hace pocos días hubo otro asesinato en Polvoranca, y mi padre no se confía nada de que salga por aquí».
Sin embargo, muchos adultos son conscientes de lo que sucede en el barrio. «Claro que siguen atemorizándose unos a otros, y sólo con la Policía no se pone tierra de por medio, hay que integrar», razona María Jesús mientras pasea con el carro de su bebé.
La versión es bien distinta si son los grupos de latinos los que explican qué ocurre en Torres Bellas. «Son unos racistas, están todo el día insultándonos», asegura un grupo de chicos y chicas. «Y aquí, el que las da, las toma», insinúa uno de ellos. «Las pistas, el barrio y las calles son de todos, no sólo de quienes han vivido aquí toda la vida», afirma Evelin.
La presencia de grupos antifascistas llegados de otras localidades y de Madrid se multiplicó durante aquellas jornadas de enero de 2007. Llegaban a Alcorcón para hacer frente a los «fachas» que intentaban atacar a los inmigrantes. Y precisamente, muchos grupos de alcorconeros, sin pertenecer a ningún grupo, se limitaba a quejarse por la degradación de la convivencia social.
La Policía sigue en el barrio
Al parecer, en los últimos meses, la presencia de bandas latinas se ha reducido en el barrio, porque siempre hay dos o tres furgones de la Policía Nacional en la zona. «Pero eso no quiere decir que nos hayamos librado de todo», afirma Eugenia. «Nos sigue dando mucho miedo salir a la calle», explica, porque cuando no hay un botellón, aparece una pelea entre grupos… «Además, como los bares de Polvoranca los cierran a ahora a las tres, pues se vienen por aquí a seguir montando su fiesta, que acaba en pelea», explica otra vecina de Torres Bellas.
Las miradas desafiantes entre los grupos de jóvenes -donde el menudeo de algunas sustancias es más que evidente- se propagan por un barrio atemorizado en cuyas fachadas unos y otros han dejado el signo de su presencia: «Vamos a por vosotros, nazis», rezan algunas pintadas en la puerta del Centro de Jóvenes. «No a los anti-sistema; no a los latin», se adivina en algunos «grafittis» semi-borrados. Por ahora, son sólo las huellas de una amenaza que radicalizó a todo un barrio que espera no volver a ver repetidas las escenas de violencia de hace un año.

http://www.abc.es/20080128/madrid-madrid/tension-cancha-despues_200801280258.html

Madrugada sangrienta, salpicada de incidentes en diversos puntos de la capital. Ese fue el balance que deparó la noche del sábado y madrugada del domingo. En unos casos las reyertas fueron motivadas por excesos etílicos, en otros tuvieron el robo como móvil, y, en la más aparatosa, por el número de participantes, se está investigando si fue originada por un enfrentamiento entre bandas latinas rivales. Por suerte, a pesar del número de sucesos, no hubo que lamentar ninguna víctima mortal.
En total, en los cinco sucesos registrados en tres distritos de Madrid, hubo siete heridos, dos de ellos graves, otros dos de pronóstico moderado, y el resto, leves.
Trifulca latina en Arganzuela
El primer episodio violento se produjo sobre las 23.15h en el distrito de Arganzuela, a la altura del número 161 de la calle de Embajadores. Una reyerta tumultuosa entre suramericanos acabó con uno de ellos acuchillado en el abdomen.
La víctima, es un menor de 16 años, quien, presentaba, además, cortes en ambas manos de defensa y levantamiento de cuero cabelludo, a consecuencia de los golpes que le propinaron.
Al parecer, fue agredido por un grupo de entre otro y diez dominicanos, según informaron fuentes policiales. Como ya se ha dicho, los agentes están tratando de esclarecer si la trifulca estuvo provocada por alguna cuenta pendiente entre pandilleros latinos, circunstancia que no parecía confirmarse ayer. De ser cierto, sería la primera bronca en mucho tiempo entre grupos de esas características.
A la llegada del Samur, el menor estaba solo, tendido en un banco, y sangrando abundantemente. Sus acompañantes se habían ido, temerosos ante la llegada de efectivos policiales. Fue trasladado al Hospital del Niño Jesús tras ser estabilizado, en donde quedó ingresado en estado grave indicaron fuentes de Emergencias Madrid. Poco después, y en las inmediaciones del suceso, cuatro personas implicadas en la riña fueron detenidas. Todos eran mayores de edad y suramericanos.
Sin abandonar Villaverde en la avenida de Andalucía, frente al Media Markt, dos peruanos fueron lesionados por un grupo de personas de etnia gitana por causas que se desconocen al filo de las 3.30h. Sus heridas no revistieron importancia. El último suceso de esa madrugada tuvo lugar en el distrito de Retiro, esta vez, a las seis de la mañana en la calle del Alberche esquina avenida Ciudad de Barcelona. Un ecuatoriano de 37 años tuvo que ser atendido por los servicios sanitarios de Samur al presentar varias heridas de arma blanca, concretamente, dos en el hemitórax izquierdo, que no alcanzaron en principio el pulmón, y otra en el brazo.

http://www.abc.es/20080128/madrid-madrid/detienen-jovenes-apunalar-menor_200801280253.html

27/01/2008

Madrid.(EFE).- Cinco personas han resultado heridas, tres de ellas por arma blanca, en varias peleas y un robo con violencia ocurridos la pasada noche en los distritos madrileños de Arganzuela, Villaverde y Retiro, según han informado portavoces de Emergencias Madrid y de la Jefatura Superior de Policía.

El primero de los sucesos ocurrió hacia las 23.15 horas de ayer cuando en una pela un colombiano de 16 años recibió una puñalada en el abdomen, sufrió cortes en ambas manos y levantamiento del cuero cabelludo.

El apuñalamiento, por el que han sido detenidas cuatro personas, tuvo lugar a la altura del número 161 de la calle de Embajadores, en el distrito de Arganzuela.

Los sanitarios de SAMUR-Protección Civil encontraron al joven consciente y ensangrentado en un banco y, tras atenderle en el lugar, le trasladaron al Hospital Niño Jesús en estado grave.

Pasada la medianoche, un joven de 26 años y su pareja, una chica de 19, fueron agredidos por un grupo de jóvenes “que se metieron con ellos”, según la Policía, en la calle Corte del Faraón, en el distrito de Villaverde.

El chico sufrió un traumatismo craneoencefálico moderado con sangrado por el oído y quemaduras de primer grado, presumiblemente hechas con un cigarrillo, en el cuello y en la cara.

Tras ser atendido por SAMUR fue llevado al Hospital 12 de Octubre donde quedó ingresado con pronóstico grave.

Su acompañante sufrió distintas contusiones y un golpe en la cabeza que precisó de puntos de sutura.

Unos noventa minutos después, hacia la 01.30 horas, un varón de 47 años y nacionalidad española fue apuñalado para robarle su cartera y el teléfono móvil, según fuentes policiales.

El suceso ocurrió en la calle de Victorino Bayo, en Villaverde, y el hombre sufrió una herida por arma blanca en la fosa renal izquierda, no penetrante en principio, así como contusiones en una rodilla.

Los sanitarios del SAMUR le trasladaron al Hospital 12 de Octubre donde ingresó con pronóstico reservado.

El cuarto incidente tuvo lugar hacia las seis de la mañana en la confluencia de la calle Alberche y la avenida Ciudad de Barcelona, en Retiro, cuando, por causas que aún se desconocen, un ecuatoriano de 37 años fue apuñalado.

Un portavoz de Emergencias Madrid informó de que el hombre, que permanece ingresado en el Hospital Gregorio Marañón, recibió una puñalada en un brazo y otras dos en el hemitórax izquierdo que no afectaron al pulmón.

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080127/53431186648.html

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) –   El secretario general del Gremio de Joyeros, Plateros y Relojeros de Madrid, Armando Rodríguez, manifestó hoy su “absoluto desamparo” ante los robos que sufren este tipo de establecimientos, y pidió reformas en el Código Penal y en la Ley de Enjuiciamiento Criminal para luchar contra ellos, tras el atraco ocurrido ayer en una relojería de la calle Segre de la capital.

Rodríguez manifestó a Europa Press que el anterior ministro del Interior, Juan Fernando López Aguilar, se comprometió a modificar ambas normativas después de la muerte de un joyero el año pasado en Móstoles, “pero se han paralizado y no se va a cumplir ya esta legislatura”. “Es un régimen absurdo e insufrible que estamos padeciendo en los últimos años”, agregó.

Por otro lado, señaló que este sector, al igual que otros negocios comerciales, siente “un absoluto abandono y desamparo” de las Administraciones y de la Justicia ante el auge de atracos violentos, no sólo a joyerías, sino a otro tipo de establecimientos registrados en el último mes en la región.

El portavoz del Gremio de los Joyeros señaló que, según datos oficiales, cada año se registran en España 100.000 delitos contra establecimientos comerciales, “algo que es muy grave”, y cada vez se diversifican más en otros negocios y en el ámbito privado.

Así, se quejó de las “facilidades y ventajas” que, a su juicio, tienen los delincuentes en España. “Les cogen, luego les ponen en libertad provisional hasta que salga el juicio, y al año y medio sales de la cárcel. Además, hay grupos de delincuencia provenientes del extranjero que cruzan todo Europa y no cometen delitos ni en Francia, ni en Alemania ni en Suiza, sino en España, porque es donde menos riegos padecen”, añadió.

http://www.europapress.es/00289/20080124203847/gremio-joyeros-siente-absoluto-abandono-ultimos-robos-pide-cambio-legislacion.html

Desde que el Centro de Emergencias 112 de Madrid recibiera su primera llamada el 1 de enero de 1998, han pasado ya diez años en los que el servicio ha conseguido aglutinar el 90 por ciento de las llamadas de emergencias que se producen en la región. En esta década el teléfono gratuito ha pasado de recibir un millón de llamadas al año a recepcionar casi seis millones de avisos en 2007, todo un reto para los profesionales de este servicio.
En esta década no sólo ha aumentado el número de comunicaciones, también han cambiado los motivos por los que los madrileños deciden ponerse en contacto con ellos. En 2004, por ejemplo, la mayoría de las llamadas (26,5 por ciento) estaban relacionadas con la sanidad, mientras que en 2007 fueron los aspectos relacionados con la inseguridad ciudadana los que motivaron el mayor número de alertas, con un 53,4 por ciento de los avisos del año (más de tres millones de llamadas). El consejero de Presidencia e Interior, Francisco Granados, atribuyó este dato a la escalada de violencia que ha vivido la región en el último año, aunque desde que se creó el 112, la seguridad ha tenido un gran peso específico en el número de llamadas.
Después de la inseguridad -con una demanda fundamentalmente de Policía Local-, en 2007 fue la sanidad el área que motivó más llamadas (28,4 por ciento). Las emergencias relacionadas con el tráfico (9,4 por ciento) y las labores de rescate y auxilio (3,4) son las siguientes en la lista de las más numerosas.
Emergencias 112 atiende todas las urgencias que requieran atención sanitaria, extinción de incendios, salvamento, seguridad ciudadana y protección civil, sea cual sea la administración pública competente para la prestación material de la asistencia que se requiere en cada caso.
Actualmente, la plantilla está compuesta por unas 250 personas -prácticamente el doble que en su fundación- entre locutores, personal sanitario… y cada día dan respuesta a 17.000 llamadas.En total, ha recibido ya 34,3 millones de avisos.
El Summa, en trámites
Según datos de la Consejería de Interior, el Centro de Emergencias 112 integra a Bomberos, Samur, Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local y Agentes Forestales, y ya han comenzado las gestiones para que a lo largo de este año se incorpore también el Summa.
Este último es precisamente el servicio que realiza más intervenciones. Las urgencias atendidas por el Summa en 2007 ascendieron a 217.542. La Policía Municipal del Ayuntamiento de Madrid fue el siguiente organismo en número de actuaciones, con 198.009, seguida de la Policía Nacional con 101.299 salidas.
Desde su puesta en marcha, también han cambiado las infraestructuras utilizadas por los profesionales del 112. Entre las últimas iniciativas incorporadas destaca el sistema de localización de llamadas realizadas por teléfonos móviles, el conocido «pisón» de alerta de los taxistas, y el acceso a este teléfono de emergencias de personas con discapacidad auditiva que se presentó el año pasado.
A pesar de las críticas habituales sobre la rapidez en el servicio, también se ha avanzado en el sistema de gestión y clasificación de las llamadas y, en 2007, el tiempo medio de gestión de un aviso se situó en 81 segundos.
Avisos curiosos
Más de 34 millones de llamadas dan para mucho, y los profesionales de esta prestación no pueden olvidar algunas de las más curiosas. Meses después de la inauguración de este teléfono, en abril de 1998, un hombre llamó porque se le había quedado un dedo atrapado en la máquina de hacer churros de una churrería. No fue la única llamada relacionada con problemas en los dedos. En agosto de 2006, los bomberos tuvieron que auxiliar a un joven al que se le había hinchado el dedo por el calor y le era imposible quitarse un anillo, que finalmente tuvo que ser cortado.
A pesar de estar circunscritos a la Comunidad de Madrid, la ayuda de Emergencias 112 ha sido decisiva para solucionar problemas que se han ocasionado en otros puntos de España e, incluso, en el extranjero. Es el caso de una pareja de pilotos participantes en el Rally Barcelona-Dakar, que en enero de 2005 se quedaron atrapadas con su Mitsubishi en una tormenta de arena en Mauritania. Las jóvenes llamaron a sus familiares en Madrid y estos al 112. Este servicio coordinó la ayuda con el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Embajador de Mauritania y un helicóptero fue a auxiliar a las pilotos en una hora y media.
Algo parecido ocurrió con un camionero que sufrió un pinzamiento en Francia, muy cerca de Burdeos. Nervioso por no conocer el idioma, optó por llamar a un familiar que a su vez se puso en contacto con el 112, que coordinó con el país galo su atención médica. Más reciente fue el aviso que, inexplicablemente, recibieron el pasado mes de noviembre desde una patera que intentaba cruzar el Estrecho. Sus ocupantes, asustados, decidieron tirar de teléfono móvil y acabaron contactando con el teléfono madrileño, desde donde se coordinó su rescate.
Hay otras llamadas que no por ser numerosas dejan de ser llamativas. En Nochevieja, como se puede imaginar, abundan los avisos por atragantamiento con las uvas, pero la sorpresa viene en Nochebuena. En esta jornada tan familiar, destacan las llamadas por peleas en domicilios particulares entre cuñados que, después de unas copas de más, acaban llegando a las manos. Especialmente anecdótica fue también la escena que se produjo en la víspera de la Navidad de 2001, cuando un camión cargado de cochinillos volcó en la M-50, dejando a 312 cerditos en mitad de la carretera.
El momento mas duro y emotivo fue, sin duda, el 11-M, día en el que se recibieron más llamadas de la historia del servicio. Con motivo de los brutales atentados terroristas que azotaron Madrid en 2004 se puso en marcha un dispositivo especial de atención que recepcionó, con la mayor celeridad posible, 37.383 avisos,
«Año 112»
Para celebrar este décimo aniversario, el gobierno regional ha bautizado el 2008 como «Año 112» y ha puesto en marcha una serie de iniciativas destinadas a acercar esta prestación a la ciudadanía. En las próximas semanas se celebrará un acto de homenaje para los profesionales de los servicios de emergencia. En primavera se pondrán en marcha varias jornadas de puertas abiertas que permitirán contemplar en el propio edificio 112 demostraciones de las actuaciones de todos aquellos organismos incluidos en el 112.
Una de las actividades más atractivas será la denominada «112 en la calle», una exposición itinerante que recorrerá la región con una réplica exacta de las instalaciones.

http://www.abc.es/20080120/madrid-madrid/emergencias-recibio-tres-millones_200801200244.html

De todos estos delincuentes, 11 son españoles y 35 de otras nacionalidades.La infracción de la ley de extranjería, el cargo más repetido con 13 imputados.

La Comisaría de la Policía Nacional de Castellón ha registrado 46 detenciones en tan solo tres días. Las actuaciones efectuadas por los agentes de las dependencias castellonenses entre los días 15 y 17 del presente mes de enero ascendieron a más de 40, siendo la jornada más conflictiva la del día 17, con un total de 21 detenciones. Seis se llevaron a cabo el día 16, mientras que el día 15 se alcanzó la cifra de 19.

En cuanto a la nacionalidad de los implicados en los operativos, de los 46 presuntos delincuentes, 35 son extranjeros, mientras que los 11 restantes son españoles. A estos datos hay que añadir los de las detenciones de menores por diversas causas en las mismas fechas.

Cabe destacar que algunos de estos individuos han sido detenidos por más de una causa, siendo un total de 53 los delitos imputados. Entre ellos, se repiten los casos de daños y robo con fuerza o los de falsedad documental e infracción a la ley de extranjería. 13 son los arrestados por no tener los papeles en regla, ocho por diferentes reclamaciones de distintas autoridades judiciales, y cinco de los implicados cometieron presuntamente delitos contra el Orden Público –atentado y resistencia a la autoridad– y hurto. La Comisaría de Castellón obtiene, así, un índice de eficiencia del 90%, que, sumado al de Vila-real (92,5%) les sitúa entre las mejores de España.

http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/noticia.asp?pkid=352275 

La Policía Nacional ha detectado un incremento de la presencia de bandas criminales en Alcalá de Henares. Se cree que estos grupos están utilizando la ciudad complutense como ‘centro dormitorio’: se asientan allí, pero acuden a delinquir a la capital o a otras localidades de la región, especialmente del Corredor del Henares.

Esa es una lectura que hacen los mandos policiales de Alcalá a tenor de los datos conocidos en el pasado Consejo Local de Seguridad. El Ayuntamiento alcalaíno habla de cifras ‘positivas’, en términos generales, pero es verdad que la delincuencia en el municipio ha crecido entre dos y tres puntos, y en ello algo tendrán que ver las bandas que allí se asientan.

De cualquier manera, la ratio de delincuencia se ha situado en 56 delitos por cada mil habitantes, por debajo de la media de la Comunidad de Madrid. El propio comisario de Policía Nacional de Alcalá de Henares, Jesús Figón, ha explicado que ‘se ha notado un incremento de la presión criminal y, aunque los datos no son definitivos, el número de delitos por habitante ha subido unos tres puntos’.

Baja la violencia de género

El mayor incremento delictivo se ha producido en el marco del llamado ‘6 por 6’, los tipos penales que más preocupan a los ciudadanos: robos en viviendas, robos con violencia e intimidación (atracos), sustracción de vehículos y lesiones. En cambio, se ha producido una bajada de la violencia de género -el último caso en el tiempo y primero de este año, el brutal doble homicidio del pasado jueves en la calle de Dulcinea del municipio- y las estafas mediante la clonación de tarjetas de crédito.

Sobre las bandas de delincuentes ubicadas en la ciudad, el Cuerpo Nacional de Policía ha desarticulado un total de 27 relacionadas con delitos contra la propiedad -robos y destrozos-, la extorsión y el narcotráfico. El resto, 19, se movían en las turbulencias de la prostitución ilegal -incluidos tres casos de menores- y la falsificación de documentos.

Sobre el perfil de sus integrantes, el comisario Figón ha explicado que la mayoría son de nacionalidad extranjera, abundando los naturales de Europa del Este e Iberoamérica. La edad media está entre los 30 y los 40 años. Por ello, el comisario anunció que el Ministerio del Interior va a reforzar las unidades de Policía Judicial, puesto que los 57 agentes de su plantilla son escasos para la realidad delictiva.

Bandas de extrema derecha

Sobre otra de las preocupaciones en la ciudad, la actuación de bandas de extrema derecha, el comisario ha aseverado que ‘en Alcalá no existe de momento ningún grupo organizado juvenil, ni de una extrema ni de otra extrema’. ‘En ocasiones -añadió Figón-, se trata de reuniones esporádicas de grupos que tienen una mentalidad afín y que, a veces, como ocurre en las fiestas patronales, tienen que llamar la atención, pero no han causado ningún hecho grave’.

En total, el Cuerpo Nacional de Policía detuvo durante el año pasado a un total de 1.842 personas, de las que ‘más de 1.100 eran extranjeras’, según ha precisado el propio comisario Jesús Figón.

http://actualidad.terra.es/provincias/madrid/articulo/alcala_bandas_organizadas_utilizan_centro_2190491.htm

Palo y zanahoria. Los datos de la memoria estadística sobre la delincuencia en Bilbao en 2007 presentan una doble cara. Por un lado, el concejal de Seguridad Ciudadana, Eduardo Maiz, se felicitó por el «importante descenso» del 5,4% en el número de delitos contra el patrimonio, que representan el 75% del total registrado. Bajaron tanto las sustracciones en vehículos, como los robos con violencia y con fuerza, que generan una gran alarma social. Una de las explicaciones, a juicio de Maiz, podría ser técnica. «Los equipos de música de los coches cada vez son más específicos y no se pueden intercambiar, por eso tienen menos interés para los delincuentes».

En la otra parte de la moneda aparecen las riñas callejeras y agresiones, que aumentan un 6,9% con respecto a 2006. Hubo 1.105 actuaciones policiales por este motivo. La normativa contra las peleas, que entró en vigor el pasado 20 de mayo tras la estela de la ordenanza antibotellón, ha cerrado el año con 57 expedientes abiertos. La Policía Municipal mantendrá los dispositivos especiales de los fines de semana en Mazarredo, el Casco Viejo y Deusto y los controles de alcoholemia y drogas, estos últimos estrenados las pasadas navidades, para intentar paliar esa «agresividad» en las zonas de bares.

«Ciudad segura»

«Bilbao sigue siendo una de las ciudades más seguras del Estado», repitió Maiz, que comparó la tasa de delitos por habitante con las de Madrid, Barcelona, Málaga o Sevilla en casi todos los apartados. En 2007 hubo un ligero incremento de arrestos -1.528-, de los que la mitad son de nacionalidad española. Los restantes son extranjeros e indocumentados, «en su mayoría también inmigrantes con miedo a ser expulsados», aclaró Maiz.

Los agentes locales aumentaron también las identificaciones de sospechosos y las vigilancias. Se incautaron 103 navajas y 237 palos, puños americanos, bastones y demás objetos ‘extraños’.

 http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/20080119/vizcaya/menos-robos-peleas-20080119.html

La Policía Local continuó ayer con el despliegue iniciado el pasado lunes en los alrededores del puerto ceutí para erradicar la presencia de inmigrantes indocumentados. Esta operación es fruto de la coordinación con la Policía Nacional acordada el pasado viernes como consecuencia del incidente del jueves en el que un varilla mataba a puñaladas a otro inmigrante. En total, 18 agentes de la IUR y 14 del 092 realizaron patrulla en la zona, identificando a casi 60 personas y deteniendo a nueve. De estos, tres pertenecen al CETI y uno ya ha sido deportado a Marruecos. Otro permanece en Comisaría para consulta de antecedentes.

En los últimos días, el despliegue policial en los alrededores del puerto ceutí se ha intensificado para erradicar la presencia de inmigrantes indocumentados en la zona. Este hecho es una consecuencia directa del suceso acaecido el pasado jueves, cuando un varilla apuñalaba a otro provocándole la muerte en las inmediaciones de la rotonda de Pepe Caballa.

Por ello, la Policía Local inició el pasado lunes un dispositivo especial con el que apoyará las labores que viene realizando la Policía Nacional y la Guardia Civil en la zona portuaria. Según explicó el superintendente de la Policía Local, Ángel Gómez, en la reunión celebrada entre los cuerpos de seguridad el pasado viernes “se acordó que nosotros realizáramos controles diarios en la zona portuaria de la avenida Cañonero Dato”. Así, aunque no sea competencia de este cuerpo, los agentes locales se han coordinado con los nacionales para prestar un completo servicio en la zona que garantice la seguridad y acabe con los inmigrantes indocumentados que se ganan la vida pululando por las calles contiguas al puerto como varillas.

El dispositivo de la Policía Local comenzó en torno a las 10 de la mañana con 18 efectivos de la Unidad de Intervención Rápida (UIR) que se desplegaron a lo largo de la avenida Cañonero Dato hasta las 12 del mediodía. En este tiempo, los agentes identificaron a más de cuarenta personas, de las cuales cuatro fueron detenidas y trasladadas a la Comisaría por carecer de documentación. A partir de la una de la tarde, entraban en funcionamiento en el mismo perímetro de actuación 14 agentes del 092 que continuaron realizando identificaciones y detuvieron a otras cinco personas más.

En total, la Policía Local procedió a identificar a 59 personas, de los cuales sólo 9 carecían de documentación. De éstos, uno permanece en las dependencias policiales para consulta de antecedentes, tres pertenecen al CETI y uno ya ha sido devuelto a Marruecos, según el convenio de inmigración establecido entre este país y España. A estos datos hay que añadir las 60 identificaciones realizadas la jornada del lunes que se saldaron con tres detenidos, uno de ellos de nacionalidad marroquí. En cuanto a los identificados, Gómez comenta que la mayoría “son inmigrantes que permanecen en el CETI”.

El superintendente de la Policía Local también asegura que estas intervenciones se llevarán a cabo a partir de ahora “todos los días, tanto por las mañanas como por las tardes”.

El objetivo de estas intervenciones es claro, tranquilizar a los ciudadanos sobre la seguridad de la zona, además de proteger uno de los espacios comerciales que más actividad genera en la ciudad. Por ello, el consejero de Gobernación, José Antonio Rodríguez, destaca que estas operaciones “son necesarias después de los hechos ocurridos la semana pasada”. Desde la Ciudad también destacan que el puerto es la gran entrada a Ceuta, por lo que el refuerzo de la seguridad en sus alrededores en una obligación de las fuerzas de seguridad. Por todo ello, la coordinación entre la Policía Local con los agentes de Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Portuaria continuará en los próximos días.

La Policía Nacional continúa su actividad con la detención de una veintena de personas. A las detenciones realizadas por la Policía Local se suman las que diariamente realizan los agentes de Policía Nacional y Guardia Civil en el interior y exterior del puerto. Así, estos cuerpos se encargan de velar por la seguridad dentro del puerto y de la identificación de los miles de pasajeros que cada día pasan por la Estación Marítima con destino a Algeciras. Así, los agentes desplegados, en su actividad diaria, detuvieron ayer a una veintena de personas a las que se suman otra veintena que fue interceptada el pasado lunes. Además, la Guardia Civil tiene especial cuidado en la vigilancia de las escolleras del puerto, entre las cuales es frecuente que se oculten los inmigrantes ndocumentados a la espera de una oportunidad para pasar a la Península. Sin embargo, esta actividad se viene realizando habitualmente de forma ordinaria, gracias a los efectivos de la Unidad de Protección y Respuesta (UPR) de la Policía Nacional y de las dependencias con las que el cuerpo cuenta en la propia Estación Marítima.

http://www.elpueblodeceuta.es/200801161102.html 

«Las bandas de albanokosovares son temibles. Actúan como “miniejércitos” y con mucha violencia. Están perfectamente preparados y adiestrados; demuestran una gran sangre fría porque si tienen que matar, matan. Sus técnicas son militares y policiales. Muy bien entrenados. Es como si un grupo de nosotros se hacen delincuentes», afirmaba ayer un agente policial curtido en la persecución de grupos y bandas procedentes de países de Europa del Este.
La inseguridad se ha cebado con Madrid y su región en el último mes. Atracos y alunizajes en centros comerciales, joyerías, tiendas de marcas, entidades bancarias y hasta hoteles han encendido, pese a quien pese, las alarmas entre los ciudadanos. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que operan en la Comunidad de Madrid tienen localizadas a siete bandas de albanokosovares —en alguna podría haber individuos de otros países del Este— que estarían «empadronadas» aquí. Además, habría que sumar otras diez o doce «más deslocalizadas», según indican fuentes policiales, pero que eligen Madrid o cualquier punto de su región para perpetrar sus actos delictivos.
Unidos por el «trabajo»
En total son al menos diecisiete las bandas de albanokosovares y de ciudadanos de otros países del Este europeo las que traen de cabeza a Policía Nacional y Guardia Civil: las siete de cuyos miembros se sospecha están «afincados» en Madrid y las otras diez que a los investigadores les resulta más complicado localizar. Por lo general, se avisan para dar un golpe en Madrid pero viven en pueblos de la región o, incluso, en otras provincias colindantes. Sólo se ponen en contacto cuando hay que «actuar»; después, cada uno se va a su casa. De ahí que resulte más complicado dar con su paradero debido a esa «deslocalización» que siguen al pie de la letra.
Varios negocios
Estas bandas tienen, además, un plus de calidad por el tipo de delitos que cometen, cada vez más violentos y más desestabilizadores. El ejemplo reciente más claro está en el asalto al chalé del productor y artista José Luis Moreno, el pasado 19 de diciembre. Los delincuentes hacen gala de una violencia extrema, pasmosa.
Se sabe, también, que no hay ni una sola banda organizada que se dedique a un único negocio. Los que hacen chalés y viviendas asaltan joyerías, perfumerías o roban los coches que luego utilizan en sus atracos. Suelen clonar las tarjetas que han robado y emplean la extorsión sin miramientos.
Gente sin control
«Sí es cierto que ha aumentado el número de bandas organizadas», ha manifestado a ABC José Miguel Lorenzana, de la Confederación Española de Policía (CEP). «Hay más gente venida de fuera, sin control. De todas formas, y aunque se ha producido un repunte muy puntual de los delitos, Madrid no es desastrosa desde el punto de vista de la seguridad. La Policía lo tiene casi todo controlado aunque también es cierto que toda la comunidad madrileña necesitaría otros 3.000 agentes más para funcionar con ciertas garantías». «Los albanokosovares no miran. Si tienen que hacer daño, lo hacen. A eso, hasta hace poco, no estábamos acostumbrados», añade Lorenzana.
Por su parte, Joaquín Cánovas, de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUCG), asegura que «los integrantes de estas bandas son expolicías y militares de los países del Este. Son, en realidad, agentes policiales y militares reconvertidos en delincuentes. Utilizan técnicas muy contundentes y milimetradas; son como golpes militares, de comando».
Todo calculado
«A nosotros —explica Cánovas— nos sigue sorprendiendo la violencia con la que actúan pero sabemos que para ellos es normal y tenemos que contar con ello para hacerles frente».
Distintas fuentes policiales han señalado que, en la actualidad, «no es que haya mayor número de bandas de delincuentes. Lo que ocurre es que sus delitos son mucho más violentos y aparatosos. No se cortan ni un pelo. Asaltos, alunizajes, atracos… Siempre lo tienen todo perfectamente calculado y no se les pone nada por delante. Y, además, los delitos se cometen de forma cíclica».
Los expertos policiales consultados por este periódico insistían ayer en que, al margen de las cifras y del número de bandas de albanokosovares que pueda haber en Madrid, lo más preocupante es «que se mueven tanto que cada vez es más complejo centrarlos». Sin embargo, hay muy pocas dudas de que Madrid es uno de sus lugares favoritos para actuar y «transitar»; es su base de operaciones preferida y, además, un refugio perfecto así como un centro de ensayo.
Productos para adormecer
A los delincuentes de los países del Este de Europa no les importa lo más mínimo que haya gente, incluso descansando, en una casa o chalé a la hora de dar el golpe. Lo que antes era una sospecha parece confirmarse: en algunos casos rocían con un producto que adormece a las personas que se encuentran en las dependencias de la vivienda. Ellos, claro está, van protegidos. De esta forma, van y vienen a su antojo si saben dónde está el botín y tienen claro lo que quieren llevarse. «Cuando van a por una caja fuerte, por ejemplo, y necesitan la clave, no dudan en golpear, asustar y amedrentar a los inquilinos», reconoce otro experto policial.

http://www.abc.es/20080111/madrid-madrid/fichadas-bandas-albanokosovares-actuan_200801110845.html

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en la localidad vallisoletana de Laguna de Duero al ciudadano belga Joseph Jan Maria V.H., de 52 años, acusado de varios delitos de asaltos a furgones blindados durante los años 80 y que tuvieron lugar en las localidades belgas de Niel, Lommel y Amberes.

En un comunicado recogido por Europa Press, fuentes del Ministerio del Interior señalaron que el ahora detenido, nacido en Heist Op Den Berg (Bélgica) y domiciliado en Laguna de Duero (Valladolid), que ha pasado a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, fue ya sentenciado a una pena de 15 años de los que le quedan por cumplir seis.

La operación, llevada a cabo por el Grupo de Atracos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Castilla y León en colaboración con el Grupo de Localización de Fugitivos de la UDYCO Central, se cerró con la detención de Joseph Jan Maria, quien en 1985, según las mismas fuentes, trabajaba como vigilante de una empresa de seguridad y facilitó el robo a mano armada de un vehículo blindado de transporte de caudales de esa misma compañía, en la localidad de Niel (Bélgica).

El botín obtenido en aquella ocasión por los autores fue de 19 millones de francos belgas y él percibió un diez por ciento de dicha cantidad.

Posteriormente, en abril de 1990 y en la localidad de Lummel, un vehículo de transporte de dinero de la misma empresa fue también asaltado y se produjo un intenso tiroteo cruzado entre atracadores y vigilantes de seguridad del furgón blindado.
Parte del botín, cuya cantidad total no fue concretada, fue recuperado en Amberes e iniciadas las investigaciones se determinó que la acción partió del detenido, quien por aquellas fechas trabajaba en la empresa de transporte de fondos.

Asimismo, el detenido mantuvo posteriormente varias reuniones con antiguos compañeros de trabajo, uno de los cuales le proporcionó información ‘útil’ para llevar a cabo con éxito, en Amberes, en julio de 1983, otro atraco a un furgón blindado de transporte de fondos en el que participó activamente junto a otros individuos.

http://actualidad.terra.es/articulo/html/av22156425.htm

La provincia cierra el año con 22 homicidios, de los cuales cinco hay que atribuirlos a la violencia machista. La cifra es inferior a la del 2006, que concluyó con 25 casos, y a la del 2005, cuando se contabilizaron 30. En cambio, es ligeramente superior a la del 2004, cuando hubo que lamentar 21 muertes violentas de estas características, según corrobora la memoria del Instituto de Medicina Legal, organismo encargado de la realización de las autopsias.

Alicante es, con diferencia, el municipio más golpeado en el 2007 por los delitos de sangre. La capital acumula cinco de los 22 crímenes, además, casi todos concentrados en el segundo semestre. Las comarcas de l’Alacantí, la Vega Baja y las dos Marinas sobresalen como las zonas con más homicidios en toda la provincia.

Un análisis pormenorizado muestra que cerca de la mitad de las víctimas, diez, eran de nacionalidad extranjera. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han logrado esclarecer la inmensa mayoría de los asuntos, aunque cuatro están aún pendientes de resolución, incluido el del alcalde de Polop, Alejandro Ponsoda, tiroteado en octubre a las puertas de su domicilio. Junto a este crimen, falta por detener a los responsables de la muerte de un ciudadano chino en Elche, en marzo, la de un hombre que fue localizado en un descampado de Pego, con un fuerte golpe en la cabeza, en abril, y la de un vecino de Alicante que pereció acuchillado en su piso, en julio.

Pilar de la Horadada albergó el primer asesinato que trascendió a los medios de comunicación en el 2007. Fue la muerte a tiros de un marroquí hallado en el maletero de un vehículo. Supuestamente, fue víctima de un ajuste de cuentas de un grupo de narcotraficantes a los que, al parecer, engañó en la venta de una partida de hachís. La investigación indica que en los fardos les colocó ladrillos, en lugar de la sustancia estupefaciente.

Antes de que se desencadenase este suceso, se tuvo conocimiento de la muerte de una ciudadana ucraniana en Jávea, supuestamente asfixiada. Oficialmente, no se ha llegado a confirmar que se tratase de un asesinato.

Las riñas callejeras entre desconocidos provocaron dos fallecimientos. Uno de los finados celebraba su fiesta de cumpleaños con unos amigos en una taberna irlandesa de la costa de Orihuela.

Entre los delitos más reprobables, figura el homicidio de una niña de 21 meses, a manos, presuntamente, del compañero sentimental de su madre, una mujer de nacionalidad rumana. La autopsia reveló que pereció a causa de golpes en la cabeza.

Las cinco muertes encuadradas en la violencia contra la mujer se registraron en El Campello, Alcoi, Callosa d’En Sarrià, Novelda y Alicante. En el primer caso, la perjudicada supuestamente fue cosida a puñaladas por su ex compañero. Ambos se habían cruzado denuncias mutuas por maltrato.

El 16 de junio, un ciudadano portugués presuntamente acabó con la vida de su pareja en Alcoi, que fue estrangulada. A la mañana siguiente, se entregó en una comisaría de Ciudad Real, tras arrepentirse y no seguir con sus planes de fuga a su país. Tenía en vigor una orden de alejamiento que no respetó.

Sólo unos días más tarde, el 28 del mismo mes, una vecina de Callosa d’En Sarrià pereció tras ser agredida con un punzón por su ex marido. Los dos vivían en el mismo bloque. El 12 de agosto, un varón de nacionalidad rumana fue capturado después de acuchillar mortalmente a su mujer en Novelda. Por último, cabe referirse al asesinato de Svetlana Orlova, una mujer de nacionalidad rusa que supuestamente fue asesinada por su ex novio, con quien se negó a reconciliarse.

http://actualidad.terra.es/provincias/alicante/articulo/provincia_termina_homicidios_ataques_machistas_2152889.htm

Una llamada interceptada por la policía en Málaga desveló los planes de un grupo mafioso chino para acabar con un compatriota. En España hay más de 400 asesinos a sueldo al servicio de las tríadas.

MIGUEL ÁNGEL REINA Una vez más la tecnología fue la mejor aliada de la policía. Eran los primeros días del mes de julio cuando los investigadores de la Unidad de Delitos Especialmente Violentos (UDEV) de la comisaría provincial de Málaga interceptaron una comunicación telefónica. Un individuo de nacionalidad china, sometido a seguimiento por delitos relacionados con la extorsión, hablaba con un compatriota de la conveniencia de ejecutar a un empresario oriental afincado en Madrid.
Las investigaciones de la policía madrileña revelaron que la banda ya había realizado un encargo anterior al mismo grupo de matones para atracar a un compatriota que portaba una cantidad superior a los 50.000 euros. El asalto se perpetró el pasado 3 de septiembre en el portal del número 10 de la calle Granada, en Madrid. La víctima resultó herida en un hombro por arma de fuego.

Palizas a 8.000 euros
Las escuchas policiales permitieron descubrir la inminencia de una nueva acción por parte de un sicario, por lo que el Grupo de Homicidios de la UDEV Central se vio forzado a reventar la operación. Así, a principios de diciembre fueron detenidas 21 personas, quince hombres y seis mujeres.
Los arrestados ejecutaban, previo pago, ajustes de cuentas, cometían robos con intimidación y controlaban las actividades delictivas de miembros de la comunidad china residente en España. El miedo a represalias por parte de las víctimas dificultó sobremanera la acción de la justicia pero, finalmente, los investigadores consiguieron suficientes testimonios para encarcelar a los cabecillas de la banda.
La forma de actuar de este grupo, que se caracterizaba por su extrema violencia y que se movía por Málaga, Madrid, Cuenca y Valencia, entre otras provincias, era muy diversa. Las personas que querían asustar o que le dieran una paliza a alguien contactaban con la organización a través de un teléfono móvil. También aceptaban homicidios por encargo. Los jefes de la red establecían el precio: 8.000 euros por agresión. La condición era que el demandante lo ingresara en alguna de las cuentas de la banda. Se caracterizaba por su extrema violencia y alguna de sus víctimas permanecieron ingresadas en centros hospitalarios durante semanas como consecuencia de las palizas que les propinaron para intimidarles.

Extorsiones
Parte de sus miembros captaban a los clientes y obtenían información sobre la identidad y las actividades personales, sociales y laborales de sus víctimas. Otros, aportaban la infraestructura necesaria, como armas, vehículos o viviendas de seguridad para facilitar la acción del grupo ejecutor. Estos últimos vivían al margen de la organización y sólo se desplazaban a los lugares fijados previamente para cometer las agresiones. Algunas de las víctimas llegaron a pagar hasta 12.000 euros para garantizar su integridad física y no recibir más visitas de los matones.

El crimen del Karaoke
La red también extorsionaba a los manteros y a los que copiaban los discos musicales, a los que obligaba a pagar una media de 1.000 euros al mes.
La policía llegó esta organización durante la investigación del asesinato, a comienzos de este verano, de un ciudadano chino a las puertas de un karaoke de Madrid. Las gestiones practicadas permitieron desvelar que el crimen estuvo motivado por un ajuste de cuentas entre dos clanes chinos rivales.
También este verano fueron detenidos dos peligrosos sicarios chinos que se escondían en Madrid después de ejecutar a otra persona en Holanda, en un asunto turbio ligado a las redes de prestamistas en casinos y locales de juego ilegal.

Secuestro
La mafia china ya había enseñado sus tentáculos en 2004 en Andalucía. En septiembre de ese año fue secuestrado en Mairena del Aljarafe de un niño de nueve años, hijo de un acaudalado empresario oriental. La policía malagueña consiguió localizar el zulo en el que había sido recluido durante dos días el pequeño, en un chalet de Alhaurín de la Torre, soportando temperaturas de hasta 45 grados, a la espera de que su familia pagase el rescate de 150.000 euros que habían pedido por él
Un año más tarde, en noviembre de 2005, la policía asestó un importante golpe a uno de los principales grupos que operaban en España, dedicado a la producción de discos y películas piratas y a la prostitución de lujo. Fueron 75 los detenidos. La banda, que producía más de un millón de copias al mes, se dedicaba además al robo de pasaportes y a la inmigración ilegal. Para redondear el negocio, los detenidos, la mayoría de los cuales se encontraban en situación ilegal en España, habían conseguido pasaportes originales robados en Japón y Singapur con los que pasaban desapercibidos y utilizaban otros caducados con total impunidad. Con esos documentos lograron abrir cuentas corrientes y adquirir propiedades.

Tríada ´14-k´
La policía calcula que estas mafias, llamadas ´triadas´, poseen más de 400 sicarios o ´dragones´ en España, la mayoría de ellos pertenecientes a la ´Familia de los 14 kilates´ o ´triada 14K´, que tiene su base europea en Ámsterdam (Holanda) y que opera en Málaga desde la década de los 80. A las extorsiones y los secuestros rápidos unen otras actividades como el fraude con tarjetas de crédito, la falsificación y venta de artículos de marca, falsificación de documentos, clínicas ilegales, talleres de confección clandestinos, juego ilegal, prostitución y tráfico de seres humanos.

http://www.laopiniondemalaga.es/secciones/noticia.jsp?pRef=3116_2_152043__Malaga-letal-sombra-amarilla

A. G. / VILANOVA El robo del que ha sido víctima la responsable de la administración de lotería de Vilanova pone en evidencia, a ojos de Gonzalo Durán, alcalde del municipio, las importantes carencias en materia de seguridad ciudadana en este concello. El regidor entiende que se necesita un mayor número de efectivos policiales en las calles de Vilanova, especialmente de la Guardia Civil, ya que “en los últimos meses existe una mayor incidencia de actos delictivos que sólo pueden frenarse con una mayor vigilancia”.
Varios factores influirían en esta situación a ojos de Durán. El más importante, señala, es “el empeoramiento de la situación económica que vivimos, que lleva a que se registre un repunte en el número de delitos, así como a la presencia de mafias de inmigrantes, principalmente del este de Europa”. La vieja reclamación de un puesto de la Guardia Civil para Vilanova -es el único municipio de la provincia de más de 10.000 habitantes que carece de este servicio- va a ser planteada por Durán “en la próxima junta local de seguridad ciudadana que celebremos en el concello, pues los acontecimientos demuestran que es totalmente necesario para preservar el orden”. El alcalde entiende que los efectivos de la Policía Local no alcanzan para garantizar la seguridad ciudadana en el casco urbano, “por lo que es necesaria una mayor presencia de la Guardia Civil”.
De hecho, el Concello de Vilanova ha sido protagonista negativo de las páginas de sucesos en los últimos tiempos. El hecho más grave se registró a principios del pasado mes de septiembre cuando un joven de Vilanova apuñaló a otro de A Illa a las puertas de un bar durante una reyerta, acabando con su vida. Pocos meses antes, en junio, otra reyerta entre jóvenes en O Terrón durante la noche de San Xoán finalizó con cuatro heridos de consideración, pese a que la zona estaba controlada por la Guardia Civil. Por último, en Vilanova se vienen denunciando desde hace meses la actividad de los furtivos, donde los agentes del instituto armado han colaborado para atraparlos y evitar que esquilmen la producción marisquera de las playas.

http://www.farodevigo.es/secciones/noticia.jsp?pRef=3216_17_188833__Arousa-alcalde-exige-incremento-vigilancia-policial-municipio

La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, ha vuelto a reclamar al Estado que ponga “en la calle” más Policía Nacional y Guardia Civil para garantizar la seguridad de los madrileños y frenar la delincuencia y a las bandas internacionales que “vienen aquí a delinquir, porque resulta más ‘barato'”.

Aguirre ha hecho estas declaraciones en rueda de prensa posterior al último Consejo de Gobierno del año, al ser preguntada por los últimos actos violentos ocurridos en al región que, a juicio de la presidenta, están alarmando “con motivos” a todos los madrileños. Como ejemplo, ha recordado el reciente informe de la Guardia Civil que indica que en algunas zonas rurales de la región los delitos han crecido hasta un 50 por ciento y ha dicho que hasta la Confederación Estatal de Policía (CEP) ha denunciado que en Madrid el número de policías ha descendido en “progresión geométrica” este año.

La presidenta ha hecho referencia a dos sucesos recientes que corroboran estas afirmaciones: el asesinato del pariente de un afiliado del PP ocurrido a manos de unos “energúmenos” que irrumpieron su negocio en Pinto o el ataque que sufrió en su domicilio el empresario José Luis Moreno.

Aguirre ha asegurado que tiene “una magnifica opinión” de la Delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, pero ha reprochado que en esta Comunidad solo se cubran las vacantes de jubilaciones en la Guardia Civil o de los policías que se van a otras provincias donde la vida es “más barata”, mientras en Cataluña ha habido un “repliegue” de efectivos.

Por eso, ha reiterado que es “imprescindible” que en la Comunidad de Madrid haya más Policía Nacional y Guardia Civil pues, a pesar de que el Gobierno regional “hace lo que puede” financiando las Bescam, considera que hay que terminar con la proliferación de “bandas internacionales organizadas” que nada tienen que ver con la inmigración.

A la presidenta “no le cabe duda” de que la única manera que existe para acabar con estas bandas es aplicarles las medidas legislativas y policiales correspondientes.

 http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=188923

Clanes expulsados de asentamientos ilegales en Sevilla, dedicados a los robos con violencia y en domicilios, se han instalado en Málaga. La policía investiga a varios grupos por delitos graves

MIGUEL ÁNGEL REINA

La realidad es la que es. Dedicaré sólo unas líneas a explicar lo obvio sin pasar por los cerros de Úbeda. Son gitanos y rumanos. Su ´modus vivendi´ es el delito y lo ejercen en clanes familiares en los que cada miembro tiene asignada una tarea. Niños, mujeres y ancianos incluidos. Residen en asentamientos temporales y aprovechan todas las ventajas de su peculiar estilo de vida para escapar de jueces y policías. Este carácter ´doméstico´, más cercano a la delincuencia común urbana, ampara sin embargo a bandas extremadamente violentas, sin escrúpulos por segar vidas si la ocasión lo requiere.
El Cuerpo Nacional de Policía detecta cada año en España más de 400 bandas activas de crimen organizado de alto, medio y bajo nivel, según las clasificaciones de Interpol. Las bandas nacionales continuaron liderando el ranking del delito en España, seguidas de las colombianas y las rumanas. Tras éstas, y en este orden, marroquíes, francesas y rusas. Por lo general los grupos desarticulados estaban integradas por más de tres personas, tenían actuaciones continuadas en el tiempo, cometían delitos graves y obtenían beneficios, poder o influencia.

Todos los ´palos´
La mayoría, además, basaba sus actuaciones en un reparto de funciones y empleaban violencia o intimidación. Los expertos policiales lo tienen claro: “España ya no es una ´sucursal´ de los grupos organizados, sino una auténtica oficina central”, aseguran. En los primeros ocho meses del año se les intervinieron a estas organizaciones casi el doble de dinero (2,3 millones de euros) que en todo el año anterior.
No hay una sola banda organizada que se dedique a un solo negocio. “Los que hacen chalés o pisos asaltan joyerías, cuando tienen ocasión, o perfumerías, roban los coches que luego utilizan para los atracos, suelen clonar las tarjetas que sustraen y la extorsión es otra de sus aficiones”, explica un responsable policial.
A pesa de ocupar el tercer lugar, las bandas rumanas son las más polifacéticas ya que abarcan casi todos los ´palos´ del mundo criminal: falsificaciones de tarjetas de crédito, de moneda y de documentos; tráfico de cocaína, prostitución, contrabando de tabaco, explotación infantil para la mendicidad; robos en domicilios, en establecimientos de hostelería y en la vía pública al descuido; atracos a bancos y comercios; secuestros, extorsiones, etc.
Gran parte de estos grupos, que se caracterizan por su carácter nómada y su extraordinaria movilidad, se asentaron en Italia hasta que los sucesivos golpes policiales terminaron por expulsarles del país transalpino. En el mes de junio el éxodo forzado les llevó a España. Primero, a Cataluña, Cantabria, Galicia y la Comunidad de Madrid. Luego a Levante y, de manera inexorable, a Andalucía. Más del 80 por ciento son de origen rumano, aunque los hay también albaneses, kosovares o búlgaros.

Nuevos asentamientos
Decenas de clanes gitanos rumanos construyeron nuevos asentamientos en las márgenes del río Guadalquivir. Sólo en julio, la Policía Local de Sevilla desmanteló siete poblados ilegales. Más de 500 personas buscaron entonces acomodo en Málaga y Granada, así como de manera minoritaria en Almería y Huelva. Cártama, Campanillas y la capital acogen los grupos más numerosos, que ya han dado motivos para centrar la atención policial.
La capacidad de las bandas rumanas para delinquir en cualquier punto de la geografía española es apabullante. A finales de noviembre, efectivos de la Udyco Costa del Sol realizaban una serie de investigaciones en el Valle del Guadalhorce cuando los agentes identificaron a un grupo de gitanos rumanos. Venían de Sevilla y aseguraron que llegaron a Málaga en el mes de agosto. Sólo les filiaron, dado que no se les pudo probar la comisión de delito alguno. Al día siguiente, no obstante, uno de los filiados en Cártama fue detenido en Vilafranca del Penedés (Barcelona) después de asaltar una vivienda.

Robos violentos
Días antes, el sábado 10 de noviembre, un vecino de Fuengirola tuvo que ser hospitalizado en el Hospital Costa del Sol por la paliza que recibió de dos individuos rumanos que asaltaron su vivienda con sus moradores dentro. Un par de semanas más tarde, un matrimonio del Atabal fue víctima de otra banda rumana que entró a robar en su chalet. El hombre se llevó la peor parte y también tuvo que ser ingresado en un centro hospitalario de la capital malagueña. Fuentes policiales aseguraron además que las bandas rumanas son las responsables de la mayor parte de la oleada de robos que desde hace meses sufren los vecinos del Atabal, el Puerto de la Torre y Churriana.

Familiares de ocasión
Otro clan, integrado por una única unidad familiar de unos 30 miembros, se ha asentado en una casa mata de la calle Doctor Sáinz de Tejada, en el polígono El Viso, donde los vecinos han observado la entrada y salida de bultos empaquetados con envoltorios de comercios, que son cargados en una furgoneta Volvo y en un Mercedes a cualquier hora del día o la madrugada. Otras informaciones policiales vinculan además a este clan con los autores del atraco con rehenes a la sucursal de Cajamar en Nueva Málaga, posiblemente dándoles cobijo tras el asalto; una colaboración que suele justificarse con la excusa de que se trata de familiares o compatriotas que no tenían donde alojarse.

http://www.laopiniondemalaga.es/secciones/noticia.jsp?pRef=3110_2_151158__Malaga-huracan-rumano-asola-Malaga

21/12/07

La psicosis por atracos violentos en chalets se extiende por las urbanizaciones madriñeñas tras el asalto a la casa de Moreno. Los asaltantes le golpearon con extremada violencia, llegaron a torturarle para que revelara la combinación de las 3 cajas fuertes. Los vecinos de Monte de las Encinas de Boadilla reclaman más seguridad.

El empresario teatral José Luis Moreno, que hoy resultó herido tras sufrir un asalto en su casa de Boadilla del Monte, fue trasladado esta tarde al Hospital Ruber Internacional de Madrid, donde permanece ingresado con pronóstico reservado. Moreno, quien en un primer momento fue trasladado al Hospital de Puerta del Hierro, ingresó en el Hospital Ruber a las 17.00 horas. Según el parte médico difundido esta tarde por el citado centro hospitalario, el empresario presenta un politraumatismo craneoencefálico (fractura de la base craneal y contusión cerebral).

Además, a consecuencia del forcejeo con uno de los trabajadores, también sufrió politraumatismo facial, de extremidad superior derecha, de rodilla izquierda y de paredes torácicas y abdominal.

En la tarde del jueves se encontraba consciente, con sus constantes neurológicas y sistémicas normales, y no precisaba soportes adicionales, aunque su pronóstico sigue siendo reservado.

LOS VECINOS PIDEN MAS SEGURIDAD

Las medidas de seguridad se quedan en nada ante la preparacion con la que actuan este tipo de bandas. Segun fuentes policiales los asaltantes del chalet de Josée Luis Moreno sabían por donde entrar a que hora y que podrian robar allí. Inutilizaron la alarma, saltaron esta valla sin un solo testigo.

Una vez dentro de la casa encerraron a todo el personal del servio y golpearon al empresario para que revelará las contraseñas de las tres cajas fuertes.

Las camaras de la policia municipal de boadilla podrian haber grabado la huida, al guardia civil investiga ahora estas cintas y busca indicios para identificar a los atracadores.

SE ENFRENTO A LOS ATRACADORES

En el asalto a la vivienda, situada en la urbanización Monte Encinas, participaron seis personas que exigieron al empresario el dinero y las joyas que guardaba en su casa.

Moreno se enfrentó a uno de los atracadores, armado con una especie de palo compuesto por una bola en un extremo y una cuchilla en el otro, y durante la reyerta recibió un golpe en la cara.

Tras conocer el suceso, la Policía Municipal y la Guardia Civil peinaron la zona en busca de los ladrones, aunque no obtuvieron resultado.Moreno fue golpeado por negarse a revelar la clave de la caja fuerte.

El empresario José Luis Moreno, cuya residencia de Boadilla del Monte fue asaltada la pasada madrugada, posiblemente por una banda de albano-kosovares, fue golpeado con una barra de hierro utilizada para descerrajar ventanas, al negarse a revelar la clave de su caja fuerte.

Así lo ha confirmado el edil de Seguridad de Boadilla, Ramón González, que ha asegurado que el estado del cómico es estable, aunque permanece en el hospital Puerta de Hierro donde ha ingresado con un fuerte traumatismo en la cabeza.

Las mismas fuentes han aclarado que los hechos ocurrieron entre las 00:00 y la 01:00 del jueves. Según fuentes policiales, la banda estaba compuesta por 4 ó 5 personas, cuya violenta forma de actuar es similar a la utilizada en otros atracos por extranjeros de origen albano-kosovar.

PROFESIONALES DE LA GUERRILLA

En este sentido, González ha añadido que “son auténticos profesionales que han actuado como lo harían en una guerrilla bélica”.

El edil ha advertido que las cámaras de seguridad instaladas en los accesos de la M-50 a la carretera que une Majadahonda con Boadilla, en cuyos márgenes se encuentra la urbanización Monte de las Encinas donde reside el empresario, han grabado el coche de los delincuentes, por lo que espera que puedan ser localizados próximamente.

Los primeros datos de la investigación apuntan a que los delincuentes entraron por la parte de atrás de la vivienda después de inutilizar el sistema de alarma.

Todos iban encapuchados y armados con pistolas y se han repartido el trabajo, ya que dos de ellos han controlado a los habitantes de la casa mientras el resto se ha dedicado a desvalijarla, pero se desconoce la cuantía del botín.

En la vivienda también se encontraban empleados y familiares del empresario que salieron ilesos y han prestado declaración ante los agentes de la Guardia Civil.

Se encuentra “estable y consciente”, aunque con “un gran susto”, según ha afirmado su sobrina Laura Caballero, directora de la serie “La que se avecina”.

“Está fuerte y se va a recuperar sin problemas” ha insistido. No obstante, Caballero no ha podido confirmar si la agresión a su tío fue con un hacha, tal y como se había afirmado desde distintos medios de comunicación.

“Evidentemente estos atracos siempre son muy violentos, pero creo que se ha ensalzado demasiado todo, se está contando el suceso de forma muy sensacionalista”, ha destacado Caballero, quien ha dicho que hay que esperar a la investigación policial, puesto que José Luis Moreno “está bien y eso es lo único que importa ahora”.

http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=188567

Los 15 municipios donde opera la Policía Nacional tenían contabilizados un total de 278.000 delitos y faltas en los nueve primeros meses del año. El crecimiento, con respecto al mismo periodo del año anterior, es del 2,4 por ciento. El grueso de esa delincuencia se concentra en la capital (208.000 ilícitos), donde la subida es del 3,3 por ciento. Los municipios con Policía Nacional son aquellos que cuentan con más de 50.000 habitantes: la capital y otros 14, lo que suma alrededor de 4,5 millones de personas. Pero, ¿cuál es la situación de la delincuencia que más preocupa a los ciudadanos, la del día a día? Veámosla.

Robos en viviendas. En Madrid capital se roban 13 domicilios al día, tres veces más que en el resto de la demarcación. La situación, a la luz de los últimos datos policiales, ha bajado un poco. Los funcionarios se emplean especialmente con este tipo de delitos, que son de los que más preocupan.

Robos de coches. Están en auge las mafias que se dedican al tráfico ilícito de vehículos. Los roban o los importan, los maquillan e, incluso a la carta, les dan salida en el mercado negro. Puede ser que buena parte de los 32 vehículos que se sustraen cada día en la capital tengan ese destino. De cualquier modo, los grupos que se encargan de este tipo de delitos han conseguido que bajen un 3,4 por ciento.

Hurtos. Es el delito ¿y la falta, si el valor de lo robado no va más allá de los 300 euros¿ por antonomasia. Treinta y nueve al día ¿cuatro veces más que en el resto de la región policial¿, la misma cantidad que atracos. Una curiosidad: este tipo penal ha sido superado ya por los robos en el interior de vehículos, que suman 20.000.

Robos en locales. También bajan, hasta un 15 por ciento, para alcanzar una media de 15 casos localizados al día, también el doble que los contabilizados en las comisarías locales del resto de municipios.

Malos tratos en la familia. Uno de los epígrafes más sociales: abarca desde la violencia de género al maltrato infantil en el marco doméstico. Se ha producido un incremento del 7 por ciento, hasta contabilizarse 15 denuncias diarias en las comisarías de distrito de la capital.

Esclarecimientos. La eficacia policial depende, a veces, del tipo de delito. Por ejemplo, en toda la demarcación, son los casos de malos tratos, con casi 100 por ciento de éxito, los que más se resuelven, seguidos de los homicidios (85,5 por ciento) y las lesiones (84,4 por ciento). Es decir, que son los delitos contra las personas, los más graves, los que antes y en mayor cantidad lleva a buen término la Policía. En el otro extremo, los robos en vehículos, con un porcentaje de esclarecimiento, en el periodo analizado, del 6 por ciento. La media de esclarecimientos de los ilícitos es de un 20 por ciento, aunque en el caso de los delitos es del 28 por ciento.

Detenidos. Hace unos días se acusó desde ciertos sectores al fiscal jefe de Madrid, Manuel Moix, de repetir el binomio inmigración/delincuencia, durante la presentación de la Memoria de la Fiscalía. Los datos que maneja la Policía son los siguientes: de las 126 detenciones que practica al día la Policía Nacional, 91 son de personas extranjeras. El crecimiento, en este sentido, ha sido del 8,6 por ciento en Madrid capital, frente al 11,65 por ciento del resto de municipios con policías nacionales.

Menores. Se habla desde sectores políticos y judiciales del auge de la delincuencia juvenil. Los datos dicen otra cosa: hay menos menores infractores. En toda la región policial han sido 2.000 los detenidos, lo que supone una bajada considerable, de casi el 10 por ciento. De ellos, menos de 900 son extranjeros, lo que supone un decrecimiento aún mayor, del 15 por ciento.

Extranjería. Las infracciones a esta Ley constituyen uno de los tipos legales que aportan más detenciones: 15.000, o lo que es lo mismo, una tercera parte del total. Eso sí, el mayor número de arrestos, más de 18.000 y con un incremento del 15 por ciento, lo fueron por posesión de drogas. El porcentaje sube hasta el 32 por ciento en las comisarías locales.

Demarcación. La Policía Nacional trabaja en Madrid, Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Torrejón de Ardoz, Pozuelo de Alarcón, San Fernando de Henares, Coslada, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Alcorcón, Parla, Aranjuez y Alcalá de Henares.

http://www.minutodigital.com/actualidad/2007/11/08/madrid-de-las-126-detenciones-que-practica-al-dia-la-policia-nacional-91-son-inmigrantes/

ROMA/CASTELLÓN. E. VILLAREJO
V. BECERRIL SERVICIO ESPECIAL

La alerta suscitada entre la población rumana, sobre todo de etnia gitana, afincada en Italia por la amenaza de expulsión de aquellos ciudadanos que puedan suponer una amenaza para la seguridad ciudadana podría tener una seria consecuencia para España: «Muchos de ellos ya preparan su éxodo a tierras españolas», según informan diversas asociaciones de rumanos en España, que advierten de las graves repercusiones que tendría la llegada de miles de estos ciudadanos de la UE al territorio español. «Algunos tienen antecedentes penales y proseguirían su actividad delictiva en España», explican.

Millares de gitanos establecidos en Italia preparan su salida hacia España, según las asociones rumanas en nuestro país. Los lugares de destino serán sobre todo la Comunidad de Madrid y Castellón, donde se concentra la mayor parte de la numerosa comunidad rumana, de la cual en torno al 8 por ciento es de etnia gitana. Familiares y amigos en España servirán de «enlace» con el nuevo país para estas gentes, que en su mayoría vive en poblados de chabolas junto a las grandes ciudadades, verdaderos núcleos de vida precaria, pero también de delincuentes, según las autoridades de Roma.

Las condiciones más permisivas de la legislación española -no se contempla una medida como la anunciada por el primer ministro italiano, Romano Prodi-, la proximidad geográfica, la afinidad del español con el idioma italiano y rumano y el hecho de que España ya es el segundo país de la Unión Europea receptor de inmigrantes procedentes de ese país -precisamente detrás de Italia- convierten a España en el destino preferido por los «rom», como se conoce en Italia a los rumanos de etnia gitana cuyos asentamientos a las afueras de las grandes capitales italianas recuerdan a la Cañada Real o los «bidonville» franceses. Un fenómeno europeo sin política común.

«Evitar su llegada masiva»

La presidenta de la Asociación de Inmigrantes de Europa del Este, Ángela Placsintar, hizo ayer un llamamiento al Gobierno español para que impida y refuerce los controles fronterizos para «evitar su llegada masiva». Precisamente de nacionalidad rumana, Placsintar preside esta asociación con sede en Castellón, una de las provincias donde se concentra mayor número de rumanos. «Vivimos sobre un polvorín. Aquí ya no cabemos más», advierte, al tiempo que rechaza todo tipo de inmigración ilegal que no «favorece ni a los españoles, ni a los inmigrantes ya establecidos. Inmigración sí, pero legal y coordinada», observa.

Este suceso acontece precisamente después de que se hayan conocido hace unos días unos datos del empleo nada favorables para la población inmigrante en España, derivados de la ralentización de la construcción. Con 181.820 parados, el desempleo creció un 22,8% en el último año. El presidente de la Federación de Asociaciones Rumanas en España, Miguel Fonda, advierte de la «complejidad» de la situación y el peligro que se corre de estigmatizar a la población gitana, «que, como en todos los grupos, se compone de gente buena y mala». Fonda arremetió contra las autoridades italianas por crear el desconcierto entre este segmento de la población rumana en Italia: «Estos colectivos necesitan más servicios sociales y no decretos. ¿A qué delitos afectará?».

El polémico proyecto de expulsión impulsado por el primer ministro italiano, Romano Prodi, ha provocado un terremoto diplomático entre Rumanía e Italia, además de dejar en evidencia un nuevo vacío comunitario en cuanto a legislación sobre inmigración. Además, en Italia se está viviendo un clima de xenofobia hacia los rumanos, mientras que en Rumanía pasa lo mismo con los italianos.

Este clima enrarecido se debe a la decisión de Prodi de expulsar a todo ciudadano de la UE que represente un peligro para la seguridad en el país, muchos de los cuales podrían ser rumanos, dadas las últimas oleadas de violencia que han tenido como protagonistas a rumanos. Según datos del Instituto Italiano de Estadística, en el país viven 342.000 rumanos, cifra que se podría duplicar teniendo en consideración la multitud de campos de nómadas y de los cuales no siempre se lleva un registro. El propio Prodi reconoció ayer que no se sabe cuántos son los rumanos que se encuentran en Italia, ya que tras la inclusión de Rumanía en la UE, el flujo ha sido indiscriminado: «A todos en Europa nos ha pillado desprevenidos», señaló Prodi, que apostilló que «la violencia no tiene nacionalidad». «Junto a Rumanía, hemos escrito a Bruselas para que se haga más ante este problema, que no es sólo italiano».

Primeras expatriaciones

Ante esta situación, pero sobre todo tras el asesinato de una mujer -esposa de un militar- a manos de un rumano la semana pasada, Roma empezó a desalojar los primeros asentamientos «rom» y a expatriar al primer grupo de irregulares. El primer ministro de Rumanía, Calin Popescu Tariceanu, viajó ayer a Roma para entrevistarse con Prodi y aclarar la sensible situación. Italia defiende su decisión de expulsión, y a Bucarest le preocupa que ésta sea indiscriminada. Pero el temor mayor es que los intereses económicos que ambos países tienen el uno en el otro vengan dañados. Según la Cámara de Comercio de Milán, de las empresas extranjeras en Italia, el 42 por ciento tiene como propietario un rumano. Mientras que en Rumanía, el 16 por ciento de las empresas extranjeras son italianas.

El presidente rumano expresó su deseo de una solución bilateral y prometió reforzar los controles y la presencia del Consulado y Embajada en Italia, y anunció que «no habrá tolerancia para los delincuentes. No puedo permitir la transgresión de la ley por parte de ciudadanos rumanos ni en su patria ni en el extranjero», dijo tras el encuentro con Prodi.

Ambos Gobiernos son conscientes de que el problema es de índole europea y su irresolución daría alas a las facciones más extremistas y xenófobas del espectro político. No es baladí recordar que en la «dócil» Suiza, un partido de extrema derecha ganó las últimas elecciones llevando por bandera la deportación de extranjeros con crímenes y de sus familias.

 

http://www.abc.es/20071108/nacional-nacional/miles-gitanos-rumanos-amenazados_200711080259.html

El miedo en Lavapiés encabeza la actualidad. Una banda de hasta una treintena de jóvenes magrebíes traen de cabeza a todo el barrio. Trafican con drogas y roban a los transeuntes y comerciantes con importantes dosis de violencia, incluso utilizando el sistema del ahogamiento. La situación, según los afectados, es insostenible.

Miedo en el barrio madrileño de Lavapiés. Un grupo de decenas de jóvenes de origen magrebí siembra el pánico en el centro de la capital protagonizando continuos robos a viandantes y asaltos en comercios. Utilizan procedimientos extremadamente violentos: llegan a estrangular a sus víctimas hasta que consiguen robar todo lo que llevan en bolsos y bolsillos. Los vecinos exigen más policía por carta a la Delegación del Gobierno. Se trata de la banda del pegamento. Un grupo de jóvenes de origen magrebí, en su mayoría menores de edad, enganchados a inhalar pegamento y disolvente.

Su forma de actuar, anárquica y violenta, tiene atemorizado a todo el barrio. Localizan una víctima, normalmente personas mayores, que salen a hacer la compra o acaban de sacar dinero del cajero automático. Acto seguido, le atracan, incluso ante la presencia de multitud de testigos.

La mayor diferencia entre los jóvenes que forman la banda en la actualidad y sus predecesores es su mayor capacidad a la hora de trapichear con drogas.

Las armas blancas también son utilizadas para golpes de mayor calado, robos con amenazas y ataques a parejas o grupos de jóvenes que acuden al barrio.

AHOGAMIENTO

Quienes sí que no vuelven son las víctimas de los robos perpetrados mediante el ahogamiento. Dada su violencia, los ataques denunciados suelen registrarse entre las 4.00 y las 7.00 horas de la mañana. En esos casos, la víctima se ve rodeada por los jóvenes que, sin mediar palabra, le clavan el antebrazo en la garganta. La presión dura hasta que el agredido pierde el conocimiento, momento en el que lo desvalijan.

“Utilizan los bajos de los coches para guardar su mercancía. También utilizan algunos locales como punto de encuentro y distribución”, denuncia una vecina

Tambien denuncian que muchos comercios incluso se ven obligados a pagarles para que ejerzan de “vigilantes”. Si se niegan, amanecen saqueados al día siguiente. Es el caso de los comerciantes chinos y bengalíes, que no se atreven a denunciar los robos que sufren por miedo.

http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=185667

2007/10/18. Redacción A Fondo , Madrid

La Cañada Real Galiana es un poblado chabolista convertido en un gran hipermercado de la droga. Cerca de 30.000 personas, la mayoría inmigrantes, viven en las más de 2.000 edificaciones ilegales.

Está situado a veinte minutos del centro de Madrid. Un equipo de Antena 3 entró en este foco de delincuencia y trapicheo para enseñarnos como se vive allí.

http://www.antena3.com/a3noticias/servlet/Noticias?destino=../a3n/noticia/noticia.jsp&sidicom=si&id=13201952

MARÍA ISABEL SERRANO

23-7-2006 08:06:24

Maribel bajaba pocas veces la guardia. Sabía que por ciertas zonas céntricas de la ciudad hay que ir con el bolso bien agarrado, en la parte de delante y, si es posible, con la mano tocando la cremallera. Casi siempre lo hacía así. Casi siempre. Uno no puede estar en permanente alerta. En algún momento hay que relajarse. Es humano y comprensible. Lo malo es que ese instante es el que utilizan los amigos de lo ajeno, auténticos especialistas, para desvalijar bolsos y carteras.

Fue entre la calle de Carretas y la Puerta del Sol donde Maribel se relajó hace unos días. Consecuencia: le birlaron la cartera de su bolso, que iba cerrado con cremallera. Fue un golpe maestro. No notó el robo. Menos mal que pasó muy poco desde que le ocurrió el percance hasta que lo descubrió; justo cuando estaba comprando el pan. «No te puedo pagar la barra. Me acaban de robar la cartera», le dijo a la dependiente de una pastelería cercana a la Puerta del Sol. Y, además, sabía que había pasado muy poco tiempo del robo porque, unos minutos antes, Maribel tuvo su cartera en la mano para identificarse en un edificio oficial.

Tras el susto, ya se sabe: cancela rápidamente todas las tarjetas de crétido, las de compras en grandes almacenes y hace un balance de lo que portaba la cartera para dar los detalles en la denuncia en comisaría. La más cercana, en la calle de Leganitos. Hasta allí se fue andando. Aquello parecía una verbena. Los agentes, muy amables, aconsejaban la denuncia por teléfono «porque es más rápida». Se puede hacer, de forma gratuita, en unas cabinas telefónicas instaladas en la misma comisaría. Te atienden en varios idiomas. Sólo es necesario pulsar la tecla del idioma que quieres. Allí mismo, una ciudadana china, intentaba meter monedas en la cabina. «No, no señora. Es gratis. «No money»», le decía un caballero, el del turno 22, que aguardaba la cola para denunciar otro robo.

Indocumentados y sin dinero

La verdad es que la comisaría de la calle de Leganitos, a eso de las tres y media de la tarde, estaba llena de personas para presentar denuncias. Muchos eran extranjeros, la presa preferida de los «descuideros» que «trabajan» por Sol, Carretas, Mayor, Arenal y carrera de san Jerónimo. Todos se miraban con caras de «póker». Todos se sentían decepcionados, indocumentados, sin dinero y sin saber qué hacer. Allí sentados, con un calor sofocante, esperando su turno para contarle al agente de la Policía Nacional que se habían quedado sin documentos y sin un euro por obra y gracia de la delincuencia que campa a sus anchas por el centro de la capital.

Lo peor, con todo, no es un robo o un atraco. Estos contratiempos, con resignación y paciencia, siempre se acaban arreglando … y olvidando. Lo malo son los crímenes. La muerte y la sangre que corre, también, por el centro de la ciudad. La inseguridad que, pese a los datos policiales, se mantiene tozuda y creciendo. En menos de un mes, las calles de la zona centro han sido un reguero de sangre. El pasado 23 de junio una mujer murió acuchillada en la plaza de Soledad Torres Acosta, más conocida como la plaza de los cines Luna. El 14 de julio, también acuchillado, falleció un masajista chino en la Plaza Mayor. Otra muerte ocurrió, días más tarde, en la calle Cervantes.

El «cogollo» de la inseguridad

No muy lejos del «cogollo» de la inseguridad, en la zona de Barceló, murió apuñalado el pasado viernes un joven de 26 años que tratata de impedir que robaran a una chica. Ese mismo día, otro apuñalamiento acaba con la vida de un joven colombiano, esta vez en Carabanchel que, junto a Centro, es uno de los distritos más conflictivos.

Aunque desde el Ministerio de Interior se insiste en que «la tasa media de criminalidad» está está bajando en la capital, en el PSOE se barajan otras cifras. El portavoz adjunto del Grupo Municipal Socialista, Óscar Iglesias, denuncia que en la ciudad de Madrid hay 422 zonas «inseguras y peligrosas» detectadas por la Policía Municipal. En el año 2004 eran 312. En estos momentos, la palma de la delincuencia y la inseguridad se la llevan los distritos de Carabanchel (46 zonas «calientes»), Centro (33), Latina (39) y Usera (27).

Homicidios, robos y hurtos

El Ministerio del Interior no lo ve tan negro. Asegura que el número de homicidios se ha reducido de 92 a 58 entre 2003 y 2005, que los robos con intimidación disminuyeron un 13,24 por ciento; los hurtos lo hicieron un 23 por ciento y los tirones un 30 por ciento. Eso dicen en Interior.

http://www.abc.es/hemeroteca/historico-23-07-2006/abc/Madrid/no-te-puedo-pagar-el-pan-me-acaban-de-robar-la-cartera_1422570501842.html

Agencias / Telemadrid | 9/10/07

Madrid se está convirtiendo en una ciudad “muy insegura”, puesto que, según se desprende de la Memoria de la Fiscalía General del Estado 2007, que contiene datos de 2006, durante ese año se abrieron alrededor de 700.000 diligencias o actuaciones judiciales.

Así lo ha afirmado en un comunicado la Asociación Nacional de Víctimas de Delitos Violentos, quien destaca que a estos datos hay que añadir que no todos los delitos se denuncian, lo que conlleva que “más de un diez por ciento de la población ha sufrido en 2006 algún tipo de delito”. Además, indican que Madrid se ha convertido en “uno de los principales puertos de entrada de droga y, por tanto, centro de negocios de mafias del narcotráfico”, tal y como, afirman, demuestra el hecho de que el 44 por ciento de todas las actuaciones policiales referidas a la heroína se realizaron en Madrid.

Aunque ha bajado el número de homicidios respecto a 2005 en toda la región, siendo de 179 a lo largo de 2006 -sin contar los agredidos que luego murieron- también es verdad que aproximadamente el 8 por ciento de los delitos ha sido contra las personas.

Más de 53.000 personas fueron lesionadas a consecuencia de estos delitos, algo que es “como si a todos los habitantes de un barrio le hubieran agredido”, han afirmado.

Dentro de la Comunidad, la capital se ha vuelto “más violenta y sanguinaria”, con 40 homicidios en todo 2006, lo que representa un incremento de un 20 por ciento respecto a 2005, a consecuencia, indica la asociación, del establecimiento de “cárteles y mercados de la droga” en la capital.

También han aumentado los secuestros y otros delitos contra la libertad, que han pasado de 5.987 en 2005 a 7.394 en 2006 -lo que representa más de un 23 por ciento-.

La Asociación Nacional de Víctimas de Delitos Violentos ha reclamado una “especial atención” para perseguir este tipo de delitos contra la libertad, que son “presupuesto de otros” y que “tienden a agravarse concluyendo con la muerte del secuestrado”, como medio que emplean los captores para evitar su denuncia.

Asimismo, han recordado que, en su opinión, “el Estado presta una pequeña ayuda sólo a una ínfima parte de las víctimas”, por lo que “desatiende, olvida y maltrata a la gran mayoría de personas que han sufrido sobre sí o sobre un ser querido un delito violento”, han agregado.

http://www.telemadrid.es/actualidad/noticia.pag?codigo=183752