Archive for the ‘Obstrucción a la justicia’ Category

Seguir leyendo »

Anuncios

Europa Press – jueves, 28 de febrero, 13.15

GRANADA, 28 (EUROPA PRESS) – La Fiscalía pide entre uno y cuatro años de prisión para cuatro mujeres por lesionar y amenazar a una concejal del Ayuntamiento de Guadix (Granada), Montserrat Martínez Segura, a la que culpaban de no haberle concedido una ayuda a una de ellas, que finalmente recibió la subvención.

Los hechos ocurrieron cuando Martínez era edil de Juventud con el anterior equipo de gobierno socialista, aunque continúa en este mandato como concejal del PSOE pero en la oposición, ya que fue el PP el que ganó las elecciones municipales del pasado 27 de mayo.

Además de las penas de prisión, el fiscal solicita para las acusadas multas de entre 1.800 y 3.400 euros. Los delitos de los que están acusadas son atentado y obstrucción a la justicia, así como faltas de lesiones, amenazas y contra el orden público, según el escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press.

El 21 de octubre de 2004 dos de las acusadas, todas de etnia gitana, se acercaron a la concejal cuando paseaba por un plaza del municipio donde le dijeron “tú para qué me miras”, según el relato fiscal, tras lo que la zarandearon y le dieron varias guantadas en la mejilla, al tiempo que la insultaban y amenazaban con que iban a conseguir echarla de allí.

La concejal denunció estos hechos, si bien al día siguiente fueron las otras dos acusadas las que se acercaron al vehículo que ocupaban la madre y hermana de la edil y, tras preguntarle por qué le habían denegado la ayuda a la otra acusada, comenzaron a golpearlas ocasionándole a estas varias contusiones.

Además de amenazarlas con una navaja que sacó una de ellas aunque no la llegó a esgrimir, les dijeron que no denunciaran porque si lo hacían “acabarían con todos”, incluida la concejal que, según las acusadas, le había “tomado manía” a una de ellas.

Al día siguiente la amenaza se dirigió a la pareja sentimental de la edil, como también un día después bajo la amenaza de que la concejal retirara la denuncia que había interpuesto en contra de una de ellas por los hechos ya relatados.

La concejal sufrió además de diversas contusiones un cuadro ansioso depresivo. Tardó en curar unos diez días. El juicio está previsto que se celebre en la Audiencia Provincial de Granada el 27 de marzo.

http://es.noticias.yahoo.com/ep/20080228/ttr-piden-crcel-para-cuatro-mujeres-por-c2ebf40_1.html

 

La renuncia de un acusado a su abogado obligó ayer a suspender hasta el mes mayo un juicio contra 16 ciudadanos rumanos acusados de explotar sexualmente a mujeres de su misma nacionalidad a las que traían de su país a Zaragoza y Lérida, presuntamente, con la promesa de facilitarles trabajo en la hostelería o el servicio doméstico. El juicio debía durar dos jornadas, pero uno de los procesados alegó ante el tribunal de la Sección Primera que su letrado se hallaba en ese momento en una sala contigua, interviniendo en un juicio por asesinato.

Con todo, la vista oral solo se habría celebrado con la mitad de los acusados presentes en la sala, dado que cinco de ellos se encuentran en rebeldía y tres más, sobre los que pesan los cargos más graves, se hallan en paradero desconocido.

En el juicio debían intervenir quince testigos citados por el fiscal, siete de ellos en calidad de protegidos. Todos ellos son, según el ministerio público, jóvenes rumanas que fueron “captadas con engaño para el ejercicio de la prostitución”.

Todos los acusados, salvo uno, se enfrentan a una petición personal de pena de 51 años de cárcel como supuestos autores de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y catorce delitos relativos a la prostitución, en algunos casos de menores de edad. Un procesado, Ioan Daniel T. se expone a ocho años más de cárcel al estar acusado de violar a una joven “con la que mantuvo acceso carnal por vía oral”, según el escrito de acusación.

La defensa solicita la absolución de todos ellos alegando que no explotaban sexualmente a sus compatriotas. Sin embargo, el fiscal mantiene que, desde mediados del 2003 y durante un año, los 16 procesados formaban una organización que, tras traer mediante engaño a España a jóvenes rumanas, las obligaban a prostituirse en clubs de alterne del extrarradio de Zaragoza y de Lérida.

El ministerio público sostiene que las mujeres eran explotadas sexualmente hasta que satisfacían “supuestas deudas en concepto de viajes y de obtención de documentos”. Las muchachas se alojaban en dos viviendas, una en Casetas y otra en la urbanización Parque Roma, donde eran vigiladas por miembros de la banda que las amedrentaban para que no huyeran. En un caso, a una joven que ganó 8.000 euros prostituyéndose “contra su voluntad”, la organización solo le entregó 300. Y otra fue amenazada de muerte para obligarla a ejercer la prostitución.

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=390292 

El joven de nacionalidad ucraniana que se encuentra en prisión por el crimen de la calle Ídolos, Vitali Zaruba, ha confesado ser el autor del asesinato del dueño de la tortillería Poti-Poti, cometido durante el pasado mes de agosto en Jerez. Según ha podido saber este medio, además, el juez ha decidido abrir diligencias contra la pareja de Vitali Zaruba por un posible delito de obstrucción a la Justicia, ya que cuando se le tomó declaración negó haber tenido contacto con él a pesar de que, presuntamente, conocía información relevante para esclarecer el caso, como el paradero en el que se encontraba.

Las mismas fuentes indicaron que el otro sospechoso, que fue detenido y luego puesto en libertad condicional tras personarse voluntariamente y prestar declaración, está siendo investigado para determinar su posible participación en los hechos y comprobar si la versión que mantiene sobre lo sucedido es correcta. De hecho, existen evidencias de que una segunda persona pudo participar en el asesinato.

Los hechos se remontan al pasado 26 de agosto, cuando fue encontrado el cadáver de José Manuel B. M, más conocido como Chema y propietario de un conocido negocio hostelero en la calle Porvera, la tortillería Poti-Poti.

Desde un principio, las sospechas recayeron sobre los dos jóvenes que fueron vistos con Chema en los días anteriores a su muerte.

El pasado 30 de agosto uno de los dos jóvenes ucranianos, que se prestó a declarar de manera voluntaria, facilitó datos de interés en relación a la otra persona, también de nacionalidad ucraniana y presunto autor de los hechos.

Las investigaciones apuntaban entonces a que el autor material de los hechos se había desplazado a la provincia de Barcelona. Fuentes de la investigación aseguraban también que habría llegado a la capital en transporte público y a través de carretera, y que previsiblemente tenía la intención de huir al extranjero por los Pirineos.

Finalmente, fue detenido por la Policía Nacional en la plaza de Cataluña de Barcelona y trasladado a Jerez donde, tras prestar declaración durante varias horas (fue necesario un traductor), el Juzgado decretó prisión incondicional para él.

http://www.lavozdigital.es/cadiz/20080126/jerez/detenido-crimen-calle-idolos-20080126.html 

Cinco personas de nacionalidad irlandesa e inglesa fueron detenidas en Gran Canaria, después de que uno de ellos encargara a los otros cuatro el asesinato de un hombre que había presentado un querella contra él por estafa. El supuesto inductor del crimen iba a pagar 28.000 euros a sus sicarios, informó la Guardia Civil.

La Guardia Civil, en el marco de la operación Tamadaba, arrestó a estas cinco personas, como presuntos autores de los delitos de amenazas, obstrucción a la Justicia, extorsión y estafa cometidos contra un ciudadano Noruego.

La víctima había interpuesto una querella por estafa y apropiación indebida de 200.000 euros en unas inversiones, por lo que el supuesto estafador propuso a uno de los detenidos que matara al estafado, que recibió una llamada telefónica de amenaza de muerte si no retiraba la querella, un encargo por el que interlocutor aseguró que recibiría 28.000 euros.

Tras ello, acordaron verse en un lugar público para negociar, lo que aprovechó la Guardia Civil para establecer un dispositivo de vigilancia. La reunión se produjo en un local de ocio de Puerto Rico, en el sur de Gran Canaria, donde se vieron el denunciante, su abogado y otras cuatro personas que le instaron a firmar un justificante para retirar la denuncia.

En ese momento fueron detenidos B.Q., de 49 años, J.O., de 55, y M.H., de 29, todos de nacionalidad irlandesa, así como la inglesa L.H., de 53. A todos ellos les constan antecedentes policiales en su país de origen por robo e incluso por violación, así como por estafa en España.

El inductor estuvo a punto de salir volando.

Las investigaciones que llevaron a cabo los agentes de la Guardia Civil tras las primeras cuatro detenciones permitieron conocer que el hombre que había sido denunciado y que, de hecho, fue quien encargó el trabajo, pretendía viajar desde el Aeropuerto de Gando (Las Palmas) hacía Cuba.

De inmediato, los agentes procedieron a dar los pasos pertinentes para la detención de este individuo, que ya se encontraba en el interior del avión, que se estaba preparando para el despegue.

Una vez que se consiguió la inmovilización del aparato, los agentes de la Guardia Civil procedieron al arresto del ciudadano inglés M.S., de 49 años de edad, como presunto responsable de los delitos de conspiración para el asesinato, extorsión y obstrucción a la justicia.

http://www.canarias7.es/articulo.cfm?Id=80978

CASTELLÓN, 31 Dic. (EUROPA PRESS) –   Agentes de la Policía Local de Castellón detuvieron esta madrugada a un individuo de 32 años y nacionalidad nigeriana, H.O., acusado de resistencia y desobediencia grave a agentes de la autoridad, según informaron en un comunicado fuentes policiales.

Los hechos se produjeron hacia las 03.00 horas, cuando la Sala del 092 avisó de un accidente de tráfico entre turismos ocurrido en la plaza Padre Jofre con la calle Pintor Camarón. Una vez en el lugar, los agentes de Policía Local tomaron los datos de ambos conductores implicados.

Uno de ellos, de nacionalidad nigeriana, presentaba un permiso de conducir internacional de Nigeria, que resultó ser falso, por lo que, para garantizar su identidad, se le subió al vehiculo policial mientras se realizaba el resto de gestiones del accidente. En ese momento acudió al lugar una tercera persona no implicada en el accidente, la cual se acercó a los agentes “de forma alterada” y gritando.

Los agentes le indicaron que abandonase el lugar y se calmase, pero éste “siguió gritando y alentando al resto de compatriotas suyos que estaban en el lugar a que se unieran con él para menospreciar a los agentes”. Ante esta situación, le pidieron que se identificara, hecho al que se negó y comenzó supuestamente a insultar a los agentes.

Como cada vez se mostraba “más agresivo” y que persistía en su actitud, llegando a proferir amenazas contra los agentes, que le comunicaron que debía de subir al vehículo patrulla para proceder a su traslado a la Comisaría, momento en el que respondió “a manotazos y fuertes empujones” contra los policías, que le detuvieron. En las dependencias policiales se negó a identificarse, aunque en un cacheo preventivo se logró su identificación, según las mismas fuentes.

http://www.europapress.es/00292/20071231135430/castellon-sucesos-detenido-individuo-acusado-resistencia-desobediencia-agentes-autoridad.html

Walter Carvajal, que en abril de 2006 fue condenado a 18 años y medio de cárcel por el asesinato de un hombre en la localidad ribagorzana de Aler, sentencia que fue anulada, se ha fugado de España a pocas semanas de la repetición del juicio. Este ciudadano francés debía comparecer a diario ante el juzgado de guardia de Zaragoza, ciudad en la que residía junto a un familiar. Sin embargo, no lo hace desde el pasado 21 de diciembre.

Según ha comunicado el propio implicado a sus allegados, ha viajado a su país de origen, pese a la expresa prohibición del Tribunal Superior de Justicia de Zaragoza (TSJA). “Quizá tenga miedo de que le vuelvan a condenar a más de 18 años de cárcel como sucedió la vez anterior”, señalaron estas mismas fuentes.

A la espera del nuevo juicio, Carvajal, en prisión desde abril de 2003, fue puesto en libertad el pasado mes de noviembre. El TSJA autorizó su salida de la prisión de Zuera por superar el máximo de prisión preventiva que permite la ley (4 años), con una serie de medidas preventivas. Estaba obligado a comparecer “todos los días” ante la Audiencia Provincial de Huesca o lugar que se le autorice. Además, y dado que es de nacionalidad francesa y tiene su domicilio en Graus, una localidad muy próxima a la frontera, el TSJA le prohibió salir del país y le retuvo el pasaporte para evitar su fuga.

Sentencia anulada

Walter Carvajal se sentó en el banquillo de la Audiencia Provincial de Huesca en abril de 2006 para ser sometido a un juicio con jurado. En la vista oral se declaró culpable de haber disparado, el 5 de abril de 2003, al holandés, Johannes Engel, con el que había contraído una deuda, alegando que había recibido amenazas por parte de la víctima.

Se le condenó a 15 años y 6 meses de cárcel por asesinato, a 2 años y 6 meses por poseer una pistola con silenciador, y a 6 meses más por tener otra arma. El tribunal condenó asimismo al procesado al pago de indemnizaciones por un importe total de 148.000 euros a la mujer e hija de la víctima, y a mantenerse alejado de ellas en un radio no inferior a los 300 metros durante cinco años.

El fallo sólo estimó la aplicación de una atenuante de confesión espontánea en relación al asesinato, ya que, tras su detención, admitió el crimen antes de ser interrogado por los agentes y la posesión de una de las armas.

El acusado recurrió ante el Supremo y éste le dio la razón, obligando a repetir el juicio. Los magistrados del alto tribunal entendieron que la motivación del jurado fue suficiente respecto al hecho de que el acusado disparó contra el fallecido causándole la muerte, pues había confesado. Sin embargo, argumentaron que de la motivación del veredicto no se podía deducir con certeza la naturaleza repentina y sorpresiva del ataque. También se admitió la alegación del condenado de que no se había precisado cuáles fueron las pruebas periciales que llevaron a excluir las anomalías psíquicas del acusado, quien adujo una alteración del control de los impulsos.

Pendiente de juicio

El nuevo juicio con jurado está fijado en la Audiencia Provincial de Huesca para el mes de febrero, pero se desconoce si se podrá celebrar en presencia del acusado. La premura en fijar una nueva fecha para la vista oral se debió precisamente a su puesta en libertad. El juzgado de guardia de Zaragoza ya tiene constancia de su desaparición, y aunque no se ha dictado todavía una orden de busca y captura, la no comparecencia le convierte ya en sospechoso de fuga.

Walter Carvajal tenía 53 años cuando el 5 de abril de 2003 disparó presuntamente cuatro proyectiles con una pistola con silenciador a Johan Engel, holandés de 40 años. Se le acusa de llevar a la víctima hasta Aler (núcleo de Graus), donde rehabilitaba una casa, para mostrarle un material de construcción con el que pretendía satisfacer una deuda contraída con él. En el juicio admitió que disparó sobre la víctima porque ésta había amenazado con “reventarle” si no le devolvía la cantidad adeudada.

Johan Engel, que mantenía tratos comerciales con el acusado, vivía en una autocaravana en Centenera, otro núcleo rual del municipio de Graus, mientras trabajaba en el acondicionamiento de una casa para traer de Holanda a su mujer y su hija.

http://www.heraldo.es/heraldo.html?noticia=216923 

TORTOSA (TARRAGONA), 3 Dic. (EUROPA PRESS) –   Un juez de Tortosa (Tarragona) ha decretado prisión provisional para un hombre de origen indio por los delitos de agresión, de obstrucción a la justicia y contra el derecho de los trabajadores. El hombre presuntamente estafaba a sus empleados, de origen nepalí, al no pagarles el sueldo y exigiéndoles pagos por cuestiones diversas.

La investigación se inició a raíz de la detención del ciudadano indio, de 39 años, el 23 de noviembre, por una agresión contra un compatriota y dos nepalíes. Los agentes policiales fueron advertidos por unos vecinos de una pelea que tenía lugar en una vivienda del barrio de Remolins. El detenido agredió gravemente a los dos nepalíes, uno de los cuales tuvo que ser atendido en el Hospital Verge de la Cinta de la localidad.

Las víctimas explicaron a la Policía Local que el agresor les estaba estafando y que había más personas implicadas. A raíz de esto, se inició una investigación que ha afectado hasta a 15 ciudadanos de origen nepalí. Todos ellos han declarado que trabajaban para el detenido, quien les ofreció trabajo, alojamiento y la posibilidad de regularizar su situación en el país, y a cambio les pidió una fianza de 100 euros, más 70 euros por el alquiler de una habitación donde dormían hasta tres personas y otros seis euros por el transporte.

Durante dos meses, estas personas habían realizado trabajos en el campo en diferentes lugares de las provincias de Tarragona y Castellón, pero todavía no habían recibido ninguna compensación económica. Según los declarantes, el detenido les había prometido 4,70 euros por hora de trabajo, trabajando diez horas al día y advirtiéndoles que deberían pagar una tasa de 87 euros cada uno para la Seguridad Social.

Además, durante los fines de semana les obligaba a hacer trabajos domésticos en su vivienda como pintar, limpiar y cocinar. En el decurso de la investigación, los ciudadanos nepalíes declararon también estar recibiendo presiones por parte del ahora detenido, quien les ofreció dinero para que no fueran a declarar contra él y les amenazó con hacer que los expulsaran del país e incluso con matarlos.

A raíz de esto, la Policía Local de Tortosa detuvo el viernes de nuevo al sospechoso, en este caso por un delito contra los trabajadores y por obstrucción a la justicia. Para garantizar la seguridad de las víctimas, el juez ha decretado la prisión provisional del detenido.

http://www.europapress.es/00284/20071203152307/sucesos-detienen-indio-estafar-amenazar-trabajadores-nepalies-tortosa-tarragona.html

Actualizado viernes 09/11/2007 16:48 (CET)

EUROPA PRESS

BARCELONA.- El Juzgado Penal número 3 de Lleida ha condenado a penas de hasta dos años y medio de cárcel a cuatro miembros de una familia por agredir a cuatro enfermeras de la Clínica Ponent de Lleida al conocer que su padre había fallecido mientras le auscultaban.

Según la sentencia, “el resultado lesivo no puede ponerse en duda”, ya que las cuatro enfermeras agredidas sufrieron lesiones que las obligaron a coger la baja laboral y presentaban sintomatología ansiosa a consecuencia de lo ocurrido.

Además, tras darse a conocer los hechos en la prensa local, uno de los hijos, Ramon J.D., telefoneó al gerente de la Clínica Ponent amenazándole y diciéndole textualmente: “Lo que ha salido en el periódico no es verdad, si no retiráis la denuncia vendrán 300 gitanos y pondrán la clínica patas arriba”.

Ramón J.D. ha sido condenado a dos años y medio de prisión por un delito de obstrucción a la justicia y por tres delitos de lesiones. Asimismo, debe pagar una multa de 180 euros por una falta de lesiones y otra de 1.080 euros por el delito de obstrucción a la justicia.

Los otros tres familiares, Carmen J.D., María Cruz G.D. y Jesús D.C., han sido condenados a un año y medio de cárcel por tres delitos de lesiones y a pagar cada uno de ellos 180 euros de multa por una falta de lesiones.

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/11/09/barcelona/1194622547.html