Archive for the ‘Robos’ Category

Seguir leyendo »

Anuncios
Las Provincias
15.04.08 – 13:15 – EFE | Valencia
La Policía Nacional ha detenido en Valencia al presunto autor de los delitos de conducción temeraria, atentado a agente de la autoridad, daños y hurto de vehículo.
Según han informado hoy fuentes policiales, un hombre 38 años, de origen boliviano, chocó en la madrugada del pasado lunes contra varios vehículos cuando viajaba con una furgoneta robada y a continuación se dio a la fuga.
Tras una persecución, la Policía detuvo en un descampado de la calle Arabista Ambrosio Huici de Valencia al citado individuo, que agredió a los agentes.

Consultar fuente

14/04/2008

Incautados efectos procedentes de compras fraudulentas por un valor de 100.000 euros

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Marbella han culminado una operación contra un grupo de delincuentes de origen rumano, dedicado a la clonación de tarjetas de crédito para su posterior uso fraudulento en establecimientos comerciales. Los agentes han intervenido 100 tarjetas clonadas y efectos procedentes de esta actividad ilícita por un valor de 100.000 euros.

Durante el desarrollo de la operación se han intervenido numerosos efectos procedentes de las compras fraudulentas, por un valor de 100.000 euros, multitud de documentación falsa coincidente con un centenar de tarjetas clonadas y preparadas, además de interceptar aparatos y medios electrónicos para ese fin.

Investigación

El pasado día diez de abril, los agentes detectaron la presencia de este grupo delincuencial en la localidad de Marbella. Realizaban compras selectivas en distintos establecimientos comerciales, entre ellos tiendas de exclusividad de Puerto Banus.

Tras realizar un seguimiento de las operaciones, se pudo desvelar todo el entramado de esta organización criminal, enmarcándose dentro de la modalidad delictiva denominada “Skimming”, realizada habitualmente por grupos delictivos organizados a escala internacional.

Las tarjetas eran falsificadas en Marbella, tras recibir datos de titulares de tarjetas vía internet desde el extranjero.

Modus Operandi

En primer lugar hay una etapa de captación de información de las tarjetas genuinas a través de la colocación de lectores grabadores, que almacenan la información contenida en la tarjeta de crédito una vez que es pasada la misma por este aparato. Pueden ser usados en las puertas de acceso a cajeros automáticos, en los teclados de los anteriores, etc.

Posteriormente, tiene lugar la etapa de volcado de información. Una vez que dicha información se encuentra en poder de la organización criminal, se procede al “volcado” de ésta, mediante el uso de equipos informáticos específicos, en la banda magnética de otras tarjetas, previamente sustraídas a otros titulares, o en otras en las que el soporte plástico es una falsificación integral, para posteriormente hacer disposiciones fraudulentas en efectivo.

Para el posterior empleo de estas tarjetas de crédito falsas o manipuladas es necesario un documento de identidad coincidente con los datos del titular de la tarjeta de crédito, bien íntegramente falso, o falsificado procedente de sustracciones mediante hurto o robo a sus legítimos propietarios En este último caso únicamente se altera la fotografía y/o los datos de filiación.

La actividad ilícita concluye con la reventa de un modo clandestino de los artículos adquiridos fraudulentamente. Suelen ser artículos de elevado precio, fácil colocación en el mercado, como son joyas y relojes de alto valor, perfumes, ropa de marca, electrodomésticos o complementos de firmas.

Detenidos

Petrica L. y Florin B., ambos de nacionalidad rumana.

Durante la operación se han llevado a cabo dos registros en dos habitaciones de hotel marbellí donde ocultaban parte del material incautado.

Efectos Intervenidos

  • Equipos de informática
  • Cámaras fotográficas
  • Complementos de lujo
  • Artículos de valor
  • Ropa de marcas exclusivas
  • Material de telefonía móvil
  • Un centenar de tarjetas clonadas
  • Numerosa documentación falsa.

http://www.mir.es/DGRIS/Notas_Prensa/Ultimos_comunicados/np041405.html

A. T., Alcoi
La Policía Nacional de Alcoi detuvo la semana pasada a un joven que se había escondido en el tejado de la casa en la que previamente había intentado robar, según informaron ayer fuentes policiales. La propietaria de la vivienda había dado aviso al 112 de que había visto a una persona en el interior de su domicilio, por lo que al lugar acudieron los agentes. Tras localizarlo refugiado en el tejado, lo detuvieron y lo trasladaron a la Comisaría.
Una vez en las dependencias policiales, se le intervino a este mismo hombre una cartera perteneciente a otra persona. Su dueño había denunciado el día anterior que se la habían sustraído en un bar del barrio de Santa Rosa. En este mismo hurto, el joven se había llevado otros efectos, que se encontraron debajo de un coche en el interior de un garaje en el mismo barrio. El vehículo presentaba, además, signos de haber sido forzado sin éxito. El arrestado, vecino de Alcoi, tiene 23 años, es de nacionalidad rumana y ya le consta una detención en España.
Por otra parte, dos vehículos chocaron el jueves por la tarde en el cruce de la N-340 con la carretera de la Font Roja, sin más consecuencias que daños materiales, según informó ayer la Policía Local de Alcoi.

http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2008041200_17_432075__Alacant-Detenido-hombre-escondio-tejado-tras-intentar-robar-casa

Rumanos en Madrid

CARMELO ENCINAS 12/04/2008

La escena aconteció en un súper del centro de Madrid. Dos tipos rumanos pasaban por la caja donde supuestamente pagaban todo lo adquirido. Les acompañaba un crío de tres o cuatro años abrigado hasta el cuello con un anorak que le ajustaba la cintura. Cuando el trío enfiló el tramo de salida los detectores de seguridad advirtieron que algún artículo cruzaba esa frontera de extranjis. El guardia de seguridad pidió de buenas formas que volvieran a pasar uno por uno y así lo hicieron los adultos, mientras el crío, a su aire, chupaba un caramelo. Esta vez la máquina no pitó, así que el segurata rogó en el mismo tono que también el niño pasara por el arco.

Ahí empezaron las malas caras y, tras unos segundos de tensión, el chavalín atravesó el arco desatando la escandalera del aparato. Los tipos no se arrugaron. Haciendo gala de un morrazo ilimitado escenificaron la indignación monumental que presuntamente les producía el que sospecharan del crío. Tal fue la bronca que montaron, tales sus aspavientos ante la clientela a la que convocaban, que el empleado de seguridad, acojonado, dejó marchar al grupo sin mayor exigencia. Antes de alcanzar la puerta, el más gallito, en la creencia de que alguien con corbata debía mandar mucho allí, se dirigió a mí. “Cómo va a robar el niño…”, me espetó, intentando abochornarme.

Tuve la oportunidad de callarme, pero hubiera reventado. Así que, tras aclararle que yo sólo acompañaba a un cliente, le dije que efectivamente el niño no había robado, pero que ellos en cambio sí, y que habían utilizado al chaval para pasar el botín. Antes de que reaccionara le reté a que abriera el anorak del crío. No hubo más. Salieron todo dignos y 50 metros calle abajo liberaron al pobre chavalín de la carga.

Les cuento esto para hacer hincapié en la cara inmensa que llega a tener esta gente y con qué desvergüenza utilizan a los menores. Lo hago además consciente de que el episodio es una anécdota comparado con la actividad delictiva que desarrollan las bandas infantiles de rumanos que operan en Madrid dirigidas por sus mayores.

No es asunto baladí. Estos críos actúan en pandillas bien organizadas por sus progenitores y son responsables de buena parte del castigo que la delincuencia callejera inflige a los turistas en el centro de la capital. La policía tiene identificadas al menos ocho bandas, pero pueden ser muchas más, sobre todo cuando llega el verano, en que los padres envían a sus hijos a España para que hagan su agosto aquí. Le dan a todo: son descuideros, tironeros y caen como avispas en los cajeros, las terrazas y sobre los coches parados en los semáforos. Las niñas suelen dedicarse a la mendicidad, pero si se pone algo a tiro lo cogen.

Ésta es la realidad sin ambages, como real es el hecho de que la inmensa mayoría de estos chicos son gitanos. La policía hace lo que puede, que no siempre es mucho cuando hay niños de por medio. Sólo la buena relación con la policía rumana permite últimamente practicar un seguimiento de estos menores para imputar a los adultos que les inducen. En esto no puede haber remilgos ni falsos complejos de racismo o xenofobia. Resulta de todo punto intolerable que una gran parte de los miembros de una etnia condene impunemente a sus hijos a la ignorancia, el oprobio y la delincuencia.

Es verdad que esos gitanos no son los únicos de aquel país que delinquen en el nuestro. Detectadas hay medio centenar de redes relacionadas con el tráfico de personas, expolio de cables y falsificación de tarjetas.

Lo cierto es que entre unos y otros proyectan entre nosotros una imagen desvirtuada e injusta del conjunto de los inmigrantes procedentes de Rumania, la inmensa mayoría de los cuales es gente honrada, y enormemente abnegada y trabajadora. Sé de muchos que han tenido la mejor experiencia con ellos en el sector de la construcción, la hostelería o el servicio doméstico, y eso merece un esfuerzo integrador.

Es muy importante que no cometamos el error de etiquetarlos arbitrariamente por su pasaporte. Lo es especialmente en Madrid, región en la que se ha producido en los últimos meses una llegada masiva de inmigrantes rumanos y donde son ya el colectivo foráneo más numeroso, por encima de los ecuatorianos.

Dar el mismo trato y consideración a quienes constituyen un activo para el desarrollo económico de Madrid que a los que vienen a robar es una estupidez que nos denigra. Hay que perseguir el delito con mano de hierro y expulsar sin contemplaciones a quienes abusan de nuestro Estado de derecho. Los 190.000 rumanos honestos que hoy viven en Madrid también lo agradecerán.

http://www.elpais.com/articulo/madrid/Rumanos/Madrid/elpepuespmad/20080412elpmad_5/Tes

La Policía Nacional implanta un operativo en Córdoba para hacer frente a un delito en auge.Desde 2007 han sido detenidas 52 personas y se han recuperado casi 6.000 kilos de este material.

12/04/2008 M.J. RAYA

El cobre se ha convertido en el metal de moda, no solo porque su precio haya subido como la espuma debido a la gran demanda que existe de este artículo a nivel mundial, sino porque se ha convertido en el objeto más preciado para los amigos de lo ajeno. Debido a la gravedad de este problema, la Dirección General de la Policía puso en marcha en toda España en 2007 un plan específico de respuesta contra el robo de cable de cobre, ya que solo en lo que va de 2008 han sido 400 toneladas de este metal las sustraídas a nivel nacional.

En el caso de Córdoba, desde la implantación de este operativo especial el primer trimestre de 2007 y hasta finales de marzo de 2008 la Policía Nacional ha detenido a 52 personas y ha recuperado casi 6.000 kilos de cobre y dos bobinas de aluminio.

El valor de esta mercancía podría haber alcanzado en el mercado ilícito un valor aproximado de 150.000 euros, aseguraron fuentes de la Policía Nacional. Normalmente, de forma individual o en grupos, los ladrones entran en los almacenes donde se deposita este tipo de material mediante escalo, rompiendo la cerradura o el sistema de cierre del recinto y cortan el cable para sustraerlo.

De las 52 personas detenidas en Córdoba por estos robos, 28 eran ciudadanos de origen español y otros 24, de nacionalidad rumana. Además, la Policía Nacional resalta que en relación con estos actos delictivos desde principios de 2007 se ha identificado también a otras 15 personas e indica que de los 52 detenidos, dos de ellos eran propietarios de chatarrerías en las que los ladrones vendían la mercancía robada. Fruto de toda esta labor policial, agentes de la Comisaría Provincial del Cuerpo Nacional de Policía en Córdoba recuperaron a su vez 16 planchas de cobre.

Por trimestres, en los tres primeros meses del año 2007, la Policía Nacional detuvo en Córdoba a 15 personas por el robo de cobre y cable, y en el segundo trimestre fueron seis personas las detenidas y se recuperaron 900 kilos del codiciado metal. Por su parte, de julio a septiembre del pasado año fueron arrestadas siete personas y recobrados 300 kilos y 10 mangueras de cobre, y en el último trimestre de 2007, el saldo fue de 11 detenidos y 2.500 kilos de este artículo confiscados, cuyo valor alcanzaba unos 50.000 euros, y 16 planchas de cobre recuperadas. Esta estadística da un total de 39 personas detenidas en todo 2007.

PROGRAMA PROPIO En los tres primeros meses de 2008 han sido 13 personas las arrestadas por la Policía Nacional en relación con este tipo de robo y 2 las identificadas. Además, se recobraron 2.000 kilos de cobre, valorados en unos 61.000 euros. Fuentes policiales expusieron que el perfil habitual de los detenidos por robar este metal son personas jóvenes. Los que tienen nacionalidad española son hombres, pero en los de origen rumano, los delincuentes pertenecen a ambos sexos.

Estas mismas fuentes resaltaron que el plan específico desarrollado a nivel nacional por la Dirección General de la Policía para evitar este tipo de hurtos se ha adaptado a Córdoba, provincia en la que se ha diseñado un programa operativo propio.

http://www.diariocordoba.com/noticias/noticia.asp?pkid=397050

11.04.2008

La Guardia Civil ha detenido en Priego de Córdoba a dos jóvenes, D.P., de 21 años, y a otro menor de 16 años de edad, ambos de nacionalidad rumana y con domicilio en La Roda de Andalucía (Sevilla), como supuestos autores de un delito de hurto de aceituna, pues se les intervino casi una toneladas de aceitunas, que trasportaban en una furgoneta.

Según informó hoy la Guardia Civil en un comunicado, el pasado lunes, sobre las 3.40 horas, agentes de la Benemérita observaron durante un servicio rutinario de seguridad ciudadana en el interior del casco urbano de Priego de Córdoba un vehículo que por sus características y ocupantes resultó sospechoso a los guardias civiles, por lo que decidieron identificar a sus usuarios y al registro superficial del vehículo, todo ello como actividad preventiva de policía de seguridad ciudadana.

Los ocupantes del vehículo resultaron ser dos personas de nacionalidad rumana, una de ellas de 16 años de edad, mientras que en el interior de la furgoneta había gran cantidad de aceitunas, que eran transportadas en sacos y también esparcidas por el suelo, no pudiendo acreditar los ocupantes del vehículo su legítima procedencia, por lo que la carga fue preventivamente intervenida.

Ante este hallazgo, la Guardia Civil trasladó el vehículo y a sus ocupantes al puesto principal de la Guardia Civil de Priego de Córdoba, para la total identificación de sus ocupantes y averiguar la procedencia de las aceitunas.

Las primeras gestiones practicadas permitieron a la Guardia Civil saber que en esa misma noche se había cometido un robo de aceitunas en el puesto de compra que ‘Almazaras de la Subbética’ tiene instalado en la aldea de Las Lagunillas de Priego de Córdoba, de donde los autores, tras retirar la puerta de la batea de un camión que se encontraba en las inmediaciones cargado de aceitunas, para ser transportada al citado punto de compra, emplearon palas para cargar la aceituna en sacos que se encontraban al lado del camión, llegando a sustraer del referido camión hasta un total de 4.400 kilos de aceituna.

Los sacos de aceituna recuperados por la Guardia Civil, que arrojaron un peso total de 960 kilos, permitieron su reconocimiento sin ningún tipo de duda por el encargado del puesto de compra, quien indico que estos eran de los que se encontraban en los alrededores de la batea del camión donde se encontraban las aceitunas sustraídas.

Ante ello, la Guardia Civil procedió a la detención de los dos súbditos rumanos, como supuestos autores de un delito de hurto de aceitunas, mientras que las aceitunas recuperadas quedaron depositadas en la fábrica de aceites ‘Fuente Grande’ de Priego de Córdoba, a disposición de la autoridad judicial.

Ante este hecho, la guardia Civil recordó el riesgo que supone dejar almacenadas aceitunas en lugares que no disponen de vigilancia o protección, y solicitó la colaboración de todos los actores implicados para luchar contra la lacra de la sustracción de aceituna.

Terra Actualidad – Europa Press

http://actualidad.terra.es/provincias/cordoba/articulo/sucesos-_guardia_civil_priego_2392432.htm

Los detenidos, de origen kosovar, actuaban siempre de noche y tenían escondites en el campo donde guardaba herramientas y parte del botín.

11/04/2008

Tarragona. (EUROPA PRESS).- La Guardia Civil detuvo ayer a cuatro personas como los presuntos autores de al menos 13 robos en localidades de las provincias de Tarragona, Lleida y Huesca. Los arrestados, de origen kosovar, formaban una banda que actuaba siempre de noche y que tenía escondites en el campo donde guardaba herramientas y parte del botín, según informó hoy el Instituto Armado en un comunicado.

Los detenidos son Dren S., Avdiu R. y Remzi Q., los tres de 26 años, y Gezim C., de 24. Se les imputa los delitos de asociación ilícita; robo con fuerza, intimidación y de uso de vehículo, y usurpación de estado civil.

La investigación se inició al detectar, a finales de octubre de 2007, diversos robos en comercios y empresas con características similares que denotaban que tenían una misma autoría por parte de una banda especializada. A través de la operación ‘Cucò, la Benemérita encontró a los presuntos autores de los robos, que no realizaban ninguna actividad laboral.

Estudiaban sus objetivos
El grupo escogía primero el objetivo, estudiando su ubicación, los sistemas de seguridad y los objetos a sustraer, especialmente las cajas fuertes. Al tenerlo claro, robaban un vehículo para desplazarse hasta uno de los escondites o zulos donde guardaban las herramientas que les servían para forzar las entradas de los locales y sus cajas fuertes.

Cuando llegaban a la empresa, siempre de noche, anulaban las alarmas y las cámaras de vigilancia. A veces cortaban el suministro eléctrico provocando falsas alarmas para que acudieran patrullas policiales.

Una vez los agentes abandonaban el lugar, la banda accedía a los establecimientos fracturando las cajas fuertes con radiales, mazos, martillos, hachas y destornilladores, entre otros. Tras obtener el botín, volvían a su escondite donde dejaban las herramientas y parte de lo robado dependiendo de su volumen, y retornaban de madrugada a sus casas.

Además de las detenciones, la Guardia Civil registró los escondites en el campo y dos domicilios de Reus y Cambrils (Tarragona), en los que se incautó de diversos efectos robados, como cámaras fotográficas digitales, de vídeo, tarjetas de memoria y otros aparatos electrónicos.

También encontró una gran cantidad de herramientas, e intervino un vehículo propiedad de uno de los detenidos y dos que fueron devueltos a sus dueños. Está previsto que los arrestados pasen a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Reus (Tarragona).

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080411/53455149666.html