Archive for the ‘Rumanos’ Category

Seguir leyendo »

Anuncios
Los acusados la trajeron de Rumanía prometiéndole trabajo
15.04.08 – 13:39 – EUROPA PRESS | Castellón
Seis acusados de prostuir a una menor de 17 años de nacionalidad rumana en 2007 aceptaron hoy entre dos y cuatro años de prisión tras el acuerdo que alcanzaron el fiscal y los abogados de las defensas durante el juicio que se celebró en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Castellón.
Así, el fiscal, que demandaba inicialmente entre seis y 12 años de prisión para los acusados, retiró la acusación por delito de detención ilegal y solicita para todos ellos penas por un delito relativo a la prostitución que oscilan cuatro años de prisión para V.V. e I.B, en calidad de presuntos autores, y dos años de cárcel para E.T.B., F.T.C., O.N.N. y M.C., como cómplices.
La magistrada dejó el juicio visto para sentencia, que, según dijo, “se dictará de acuerdo con el contenido del escrito de conformidad acordado por las partes”.
Los hechos, según el escrito del fiscal, sucedieron el 20 de abril de 2007, cuando la menor contactó con parte de los acusados en la localidad rumana de Arad, cita en la que le prometieron trabajo en España, por lo que ésta empendió el viaje desde su país en compañía de los mismos. Cuando la chica, a mitad del trayecto, sospechó que se trataba de una trama de prostitución pretendió regresar a Rumanía, pero los acusados le quitaron la documentación.
Una vez en Castellón , la obligaron a ejercer la prostitución en el camino Caminás, donde era vigilada, hasta que un día entabló conversación con un ciudadano rumana al que confesó lo que sucedía, por lo que se subió a su vehículo en un momento de descuido de las acusadas y se marcharon a Barcelona, donde denunció los hechos.

Se incorporó a la vía en Palma y fue interceptado por la Policía Local en la rotonda de Campos.

J.F.M. /B.P. PALMA. La Policía Local de Llucmajor interceptó la pasada madrugada a un conductor kamikaze que condujo en dirección contraria más de 20 kilómetros, poniendo en peligro al resto de conductores que circulaban correctamente por la carretera. El conductor fue finalmente interceptado y se comprobó que se trataba de un individuo de 29 años de edad, de nacionalidad rumana, que iba a los mandos de un deportivo.
El suceso ocurrió sobre las tres de la madrugada de ayer. El vehículo fue visto entrando en la autopista a través de la rotonda del Coll den Rabassa. El coche se introdujo en el carril contrario y se dirigió en dirección a Llucmajor. La Guardia Civil de Tráfico se puso en contacto con la Policía Local de Llucmajor para pedir ayuda para interceptar el vehículo. En ese momento no se conocía ni la marca ni el modelo del coche, pero se alertó de que ya se encontraba a la altura del circuito de Llucmajor. El coche era perseguido por varias patrullas de la Guardia Civil.
La Policía Local envió una patrulla para interceptar el deportivo. Entró en la autopista por la salida de s´Estanyol. A pocos metros los agentes observaron un turismo de color rojo, marca Seat, modelo León, que iba circulando en sentido contrario por la autopista en dirección a la rotonda de Campos. El coche policial se situó a su altura del turismo que huía, aunque en el carril contrario. A través de las señales luminosas del coche y del sistema de megafonía de la patrulla se ordenó al conductor que se detuviera. Ni una ni otra señal sirvieron de nada. El individuo no acató la orden.
Los agentes se dieron cuenta que en el coche viajaba una segunda persona, que iba sentada en el asiento del copiloto. Mientras tanto, el hombre que iba a los mandos del coche, y a pesar de los requerimientos que le indicaban que se parara, no sólo no los cumplió, sino que incluso aceleró el coche. La huida se prolongó unos 20 kilómetros. El coche tuvo que reducir su velocidad al alcanzar la rotonda de Campos. La Policía Local aprovechó esta circunstancia para interceptar al kamikaze.

Extraña actitud

El copiloto del vehículo inmediatamente acató las indicaciones de los agentes, no así el conductor del coche, que mantuvo la misma actitud que había mostrado durante la persecución. A los pocos minutos llegó una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico, que se hizo cargo del caso. El conductor fue inmediatamente detenido y trasladado a los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil.
Ayer mismo fue presentado ante el juez de guardia, acusado de un delito de conducción temeraria. El extranjero aceptó someterse a un juicio rápido. Se confesó culpable del delito que le imputaban. Fue condenado a una pena de cuatro meses de prisión, sustituibles con ocho meses de multa. Asimismo, no podrá volver a conducir un coche en 16 meses. El coche quedó intervenido en el depósito de la Policía Local de Llucmajor. Sin embargo, su dueño tenía previsto acudir en las próximas horas para recuperar su coche.

http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008041500_10_348602__Sucesos-Detenido-conductor-kamikaze-circulo-kilometros-autopista-sentido-contrario

Los tres varones, dos de ellos de nacionalidad española de 38 y 18 años y el tercero de 33 años y nacionalidad rumana, fueron detenidos tras presentar denuncia sus respectivas parejas sentimentales por lesiones de carácter leve.

En esta materia, la Guardia Civil de Viver tuvo más trabajo el pasado domingo pues, tras detener a uno de ellos sobre las 19.00 horas, media hora más tarde se tuvieron que desplazar a la cercana localidad de Caudiel para detener al segundo.

Igualmente, en los primeros trece días del mes de abril la Guardia Civil detuvo a 17 personas, tres de ellos por quebrantamiento de medida cautelar, además de las anteriores localidades, en Benicarló, Betxí, Burriana, La Llosa, Oropesa del Mar, Segorbe, Vall d´Uixó y Vinaròs.

Por nacionalidades, la gran mayoría son españoles (7), siendo detenidos también ciudadanos de Marruecos, Brasil, Ecuador y Rumanía. En la provincia de Castellón se han registrado en el 2008 un total de 150 personas arrestadas por estos motivos, según las mismas fuentes.

http://www.panorama-actual.es/noticias/not255980.htm

Europa Press 

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS) – La Audiencia de Barcelona juzgó hoy a un hombre acusado de violar a una chica en verano de 2005 cerca de la Carretera Alta de les Roquetes, en el barrio de Torre Baró de la capital catalana. La Fiscalía solicita un pena de 27 años de cárcel para el procesado, que indemnice a la víctima con 30.000 euros por las lesiones y los daños morales, y que pague una multa de 360 euros.

La tarde del 30 de julio de 2006, el imputado, Marius I., de 26 años y nacionalidad rumana, estaba con su mujer, su hermana y unos amigos en la playa de la Barceloneta, donde conoció a la víctima, Sonia G.P., una española de 19 años, quien también estaba con unos amigos.

Durante el juicio, celebrado en la Sección Vigésimo primera, la víctima sostuvo que acompañó al acusado y a tres de sus amigos al mirador de Torre Baró, pero al llegar dijo que quería regresar. No obstante, no la acompañaron ni le dejaron un móvil para llamar y pedir que le fueran a buscar.

Cuando buscaba una cabina telefónica, Marius I. la abordó, se le insinuó y, al rechazarlo, la empujó y la tiró por un terraplén. Posteriormente, la golpeó, la manoseó y le obligó a hacerle una felación.

Instantes después, el acusado habló por teléfono con un amigo –que no ha sido identificado–, a quien invitó a acudir al lugar porque tenía “una sorpresa”. Cuando llegó, ambos volvieron a forzarla.

La víctima aprovechó un momento en el que el otro individuo se había marchado para pedir auxilio a un joven que pasaba por el lugar. Cuando acudió en su ayuda, Sonia G.P. se zafó de su agresor y salió corriendo hasta una parada de autobús cercana donde fue atendida por otras personas.

El fiscal explicó que el joven que ayudó a la víctima ha recibido un mensaje anónimo amenazándolo para que no declarara como testigo, pero a pesar de ello compareció en el juicio y aportó la denuncia que presentó tras recibir las amenazas. El fiscal también aseguró que la hermana del procesado ofreció dinero a Sonia G.P. para que retirara la denuncia.

Por su parte, el acusado explicó que Sonia G.P. les invitó a una cerveza y después, cuando su esposa y su hermana se habían ido, los acompañó a casa de uno de ellos, donde bailaron y bebieron cerveza. En una ocasión, la chica intentó quedarse a solas con él en una habitación, pero Marius I. se opuso porque todos sus amigos sabían que estaba casado.

Más tarde, se dirigieron en coche al mirador de Torre Baró en busca de un bar, pero al encontrarlo todo cerrado, decidieron marcharse a casa. En ese momento, continuó el procesado, Sonia le tiró de la manga mirándolo fijamente y diciéndole algo que no entendió, pero que interpretó como una petición para que se quedara con él. El imputado accedió y se fueron cogidos de la mano a buscar un lugar donde tener relaciones sexuales, agregó.

Marius I. aseguró que los dos acordaron tener sexo oral ante la falta de preservativos que evitaran un eventual contagio de una enfermedad de transmisión sexual que revelara la infidelidad a su esposa, a quien dijo querer “mucho” y no quería que lo abandonara.

Mientras mantenían relaciones, totalmente desnudos, apareció un hombre, Sonia se asustó, empezó a gritar, se acercó a él y éste se dirigió hacia el acusado, que cogió su camiseta y huyó corriendo por miedo a que lo pegara.

http://es.noticias.yahoo.com/ep/20080414/ttr-piden-27-aos-de-prisin-para-un-hombr-c2ebf40.html

La Policía Local de Picassent arrestó el viernes por la tarde a un presunto pederasta rumano que tenía una orden internacional de búsqueda y captura. El individuo, que no ofreció resistencia, fue puesto a disposición del juzgado de guardia de la Audiencia Nacional.

Según informaron ayer fuentes de la Guardia Civil, el joven rumano intentó hurtar varios frascos de colonia en un supermercado de Picassent, pero fue sorprendido por los empleados del establecimiento.

Tras tener conocimiento de los hechos delictivos, una patrulla de la Policía Local acudió con urgencia al lugar y detuvo al presunto ladrón. En un principio, el hombre estaba acusado sólo de un intento de hurto. Los agentes le pidieron la documentación y el individuo les entregó una fotocopia con una carta de identidad a nombre de Florica Tanica, según señalaron las mismas fuentes de la Benemérita.

Los policías locales trasladaron al sospechoso al cuartel de la Guardia Civil de Picassent, donde se identificó plenamente al presunto ladrón.

Tras comprobar que el joven rumano no tenía domicilio conocido en Valencia, la Guardia Civil averiguó que tenía pendiente una orden internacional de búsqueda y captura por agresiones sexuales a menores y otros delitos.

Su nombre figuraba en la lista de delincuentes reclamados por Interpol. Por ello, el individuo fue detenido y encerrado en un calabozo.

Un empleado del supermercado donde fue arrestado el presunto pederasta señaló que el hombre no intentó escapar cuando fue sorprendido en pleno hurto.

“Hablaba muy poco en castellano, y parecía resignado porque no tuvimos problemas para retenerlo hasta que llegó la policía”, señaló el empleado. “La patrulla de la Policía Local llegó enseguida”, añadió el trabajador del supermercado.

Arresto de otro pederasta
La Policía Nacional arrestó la semana pasada en Valencia a un mejicano de 74 años acusado de agredir sexualmente a una menor en Estados Unidos y dejarla embarazada. El pederasta eludió la acción de la justicia y escapó de California en 1999. Ocho años después, el fugitivo ha sido arrestado por el Grupo de Agresiones Sexuales y Desaparecidos de la Jefatura Superior de Policía de Valencia.

Celestino T. P. era vecino de la familia de la menor. Mantenía una buena relación con los padres de la víctima desde 1987, cuando la niña contaba con cinco años. Durante varios años, el pederasta desarrolló una fuerte influencia y control sobre la pequeña. Ella era consciente de que Celestino poseía varias armas de fuego. El hombre agredía sexualmente a la niña cuando su madre se iba a trabajar y él se quedaba al cuidado de la muchacha.

http://www.lasprovincias.es/valencia/20080413/sucesos/policia-local-arresta-picassent-20080413.html

Sava C., el joven rumano que el viernes atropelló a su sobrina de 18 meses de manera mortal cuando salía de Patiño para vender chatarra, quedó ayer en libertad después de prestar declaración en el juzgado de guardia. Sobre él pesa, no obstante, la acusación de homicidio involuntario. Tras su declaración, se considera que Sava C. no se percató de que había arrollado a la menor con su coche, con el cual se dedicaba a recoger chatarra con el padre de la fallecida.

Los responsables de la investigación trataron de averiguar durante la tarde del viernes y parte de la mañana de ayer si el hombre, que está acusado de un delito de homicidio por imprudencia, atropelló a la niña, también de origen rumano, de manera accidental, como defiende el detenido o si bien se percató del incidente pero decidió hacer como si no se hubiera dado cuenta del atropello.

Los forenses continuaban ayer analizando diferentes pruebas y el cadáver de la niña de 18 meses.

http://www.laverdad.es/murcia/20080413/murcia/libertad-cargos-joven-rumano-20080413.html

A. T., Alcoi
La Policía Nacional de Alcoi detuvo la semana pasada a un joven que se había escondido en el tejado de la casa en la que previamente había intentado robar, según informaron ayer fuentes policiales. La propietaria de la vivienda había dado aviso al 112 de que había visto a una persona en el interior de su domicilio, por lo que al lugar acudieron los agentes. Tras localizarlo refugiado en el tejado, lo detuvieron y lo trasladaron a la Comisaría.
Una vez en las dependencias policiales, se le intervino a este mismo hombre una cartera perteneciente a otra persona. Su dueño había denunciado el día anterior que se la habían sustraído en un bar del barrio de Santa Rosa. En este mismo hurto, el joven se había llevado otros efectos, que se encontraron debajo de un coche en el interior de un garaje en el mismo barrio. El vehículo presentaba, además, signos de haber sido forzado sin éxito. El arrestado, vecino de Alcoi, tiene 23 años, es de nacionalidad rumana y ya le consta una detención en España.
Por otra parte, dos vehículos chocaron el jueves por la tarde en el cruce de la N-340 con la carretera de la Font Roja, sin más consecuencias que daños materiales, según informó ayer la Policía Local de Alcoi.

http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2008041200_17_432075__Alacant-Detenido-hombre-escondio-tejado-tras-intentar-robar-casa

GIRONA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) –

Los Mossos d’Esquadra detuvieron el miércoles en Santa Cristina d’Aro (Girona) a un joven como a presunto autor de un delito por conducir bebido al cuadruplicar el límite legal de alcoholemia, según informó hoy la Policía catalana en un comunicado.

Una patrulla observó alrededor de las 16.30 horas a un turismo que circulaba por la C-65 haciendo eses y ocupando los dos carriles de la circulación a una velocidad muy reducida.

El conductor hizo caso omiso de las señales acústicas y luminosas para que parara hasta que, en el kilómetro 3,8, impactó contra una valla de protección metálica del margen derecho, tras lo que paró su vehículo ocupando parte del carril derecho.

El joven, Nicolae Marius P., un rumano de 28 años vecino de Begur (Girona), presentaba evidentes síntomas de ir bebido, por el fuerte olor a alcohol, los ojos brillantes y el habla pastosa, según los Mossos.

Ante estos indicios le practicaron la prueba de alcoholemia, en la que dio un positivo penal –1,03 miligramos de alcohol por litro de aire expirado– hasta cuatro veces más de lo permitido.

El hombre quedó detenido en las dependencias de la comisaría de Sant Feliu de Guíxols. Después de comprobar que la dirección que facilitó como domicilio habitual era la correcta, quedó en libertad previa citación para declarar ante el juez, cosa que hizo esta mañana ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Sant Feliu.

http://www.europapress.es/catalunya/noticia-sucesos-detienen-conductor-santa-cristina-daro-girona-cuadruplicar-tasa-alcohol-permitida-20080411184720.html

Rumanos en Madrid

CARMELO ENCINAS 12/04/2008

La escena aconteció en un súper del centro de Madrid. Dos tipos rumanos pasaban por la caja donde supuestamente pagaban todo lo adquirido. Les acompañaba un crío de tres o cuatro años abrigado hasta el cuello con un anorak que le ajustaba la cintura. Cuando el trío enfiló el tramo de salida los detectores de seguridad advirtieron que algún artículo cruzaba esa frontera de extranjis. El guardia de seguridad pidió de buenas formas que volvieran a pasar uno por uno y así lo hicieron los adultos, mientras el crío, a su aire, chupaba un caramelo. Esta vez la máquina no pitó, así que el segurata rogó en el mismo tono que también el niño pasara por el arco.

Ahí empezaron las malas caras y, tras unos segundos de tensión, el chavalín atravesó el arco desatando la escandalera del aparato. Los tipos no se arrugaron. Haciendo gala de un morrazo ilimitado escenificaron la indignación monumental que presuntamente les producía el que sospecharan del crío. Tal fue la bronca que montaron, tales sus aspavientos ante la clientela a la que convocaban, que el empleado de seguridad, acojonado, dejó marchar al grupo sin mayor exigencia. Antes de alcanzar la puerta, el más gallito, en la creencia de que alguien con corbata debía mandar mucho allí, se dirigió a mí. “Cómo va a robar el niño…”, me espetó, intentando abochornarme.

Tuve la oportunidad de callarme, pero hubiera reventado. Así que, tras aclararle que yo sólo acompañaba a un cliente, le dije que efectivamente el niño no había robado, pero que ellos en cambio sí, y que habían utilizado al chaval para pasar el botín. Antes de que reaccionara le reté a que abriera el anorak del crío. No hubo más. Salieron todo dignos y 50 metros calle abajo liberaron al pobre chavalín de la carga.

Les cuento esto para hacer hincapié en la cara inmensa que llega a tener esta gente y con qué desvergüenza utilizan a los menores. Lo hago además consciente de que el episodio es una anécdota comparado con la actividad delictiva que desarrollan las bandas infantiles de rumanos que operan en Madrid dirigidas por sus mayores.

No es asunto baladí. Estos críos actúan en pandillas bien organizadas por sus progenitores y son responsables de buena parte del castigo que la delincuencia callejera inflige a los turistas en el centro de la capital. La policía tiene identificadas al menos ocho bandas, pero pueden ser muchas más, sobre todo cuando llega el verano, en que los padres envían a sus hijos a España para que hagan su agosto aquí. Le dan a todo: son descuideros, tironeros y caen como avispas en los cajeros, las terrazas y sobre los coches parados en los semáforos. Las niñas suelen dedicarse a la mendicidad, pero si se pone algo a tiro lo cogen.

Ésta es la realidad sin ambages, como real es el hecho de que la inmensa mayoría de estos chicos son gitanos. La policía hace lo que puede, que no siempre es mucho cuando hay niños de por medio. Sólo la buena relación con la policía rumana permite últimamente practicar un seguimiento de estos menores para imputar a los adultos que les inducen. En esto no puede haber remilgos ni falsos complejos de racismo o xenofobia. Resulta de todo punto intolerable que una gran parte de los miembros de una etnia condene impunemente a sus hijos a la ignorancia, el oprobio y la delincuencia.

Es verdad que esos gitanos no son los únicos de aquel país que delinquen en el nuestro. Detectadas hay medio centenar de redes relacionadas con el tráfico de personas, expolio de cables y falsificación de tarjetas.

Lo cierto es que entre unos y otros proyectan entre nosotros una imagen desvirtuada e injusta del conjunto de los inmigrantes procedentes de Rumania, la inmensa mayoría de los cuales es gente honrada, y enormemente abnegada y trabajadora. Sé de muchos que han tenido la mejor experiencia con ellos en el sector de la construcción, la hostelería o el servicio doméstico, y eso merece un esfuerzo integrador.

Es muy importante que no cometamos el error de etiquetarlos arbitrariamente por su pasaporte. Lo es especialmente en Madrid, región en la que se ha producido en los últimos meses una llegada masiva de inmigrantes rumanos y donde son ya el colectivo foráneo más numeroso, por encima de los ecuatorianos.

Dar el mismo trato y consideración a quienes constituyen un activo para el desarrollo económico de Madrid que a los que vienen a robar es una estupidez que nos denigra. Hay que perseguir el delito con mano de hierro y expulsar sin contemplaciones a quienes abusan de nuestro Estado de derecho. Los 190.000 rumanos honestos que hoy viven en Madrid también lo agradecerán.

http://www.elpais.com/articulo/madrid/Rumanos/Madrid/elpepuespmad/20080412elpmad_5/Tes

Los vecinos han observado un aumento de ratas, moscas y escarabajos en las cercanías de las casas.

donostia. La enorme cantidad de desperdicios acumulada en dos casas ocupadas por inmigrantes rumanos en el barrio Altzola de Elgoibar también ha aumentado la presencia de fauna en sendas viviendas y alrededores, por lo que el Ayuntamiento de Elgoibar ha realizado un tratamiento raticida en toda la zona. Según informaron los vecinos, existía el peligro de que se creara “un foco de ratas” en torno a los inmuebles.

“No sorprende que con tanta basura en esas casas se haya notado el aumento de ratas, moscas y escarabajos”, afirma Alfonso Rubio, portavoz de la asociación vecinal Zubibai. Sin embargo, la presencia de roedores tampoco es algo extraño en Altzola, ya que se trata de un barrio atravesado por el río Deba.

El tratamiento raticida que todos los años aplica el Ayuntamiento en la zona ha coincidido con la polémica surgida en torno a la casa Aurretxe y el inmueble contiguo, convertidos en estercoleros por los que han sido sus inquilinos okupas en los últimos meses. Esta misma semana los operarios del Consistorio elgoibartarra han limpiado los desperdicios acumulados en el exterior y han desescombrado el mirador que se desplomó el pasado 8 de marzo.

empresas de limpieza Por su parte, la asociación Zubibai ha hecho llegar al Ayuntamiento una solicitud para mantener una entrevista con el alcalde, Adolfo Etxeberria. Los vecinos de Altzola quieren que el máximo mandatario municipal les explique dónde pueden remitir sus denuncias. Según explica Etxeberria, en estos momentos el Consistorio está informando a los propietarios de los inmuebles a qué empresas pueden encargar la limpieza de toda la basura acumulada en el interior de las viviendas.

http://www.noticiasdegipuzkoa.com/ediciones/2008/04/12/sociedad/gipuzkoa/d12gip9.992575.php

Un joven rumano de 20 años ha resultado herido de gravedad a recibir una puñalada en el costado en una reyerta ocurrida anoche en el recinto de la antigua cárcel de Carabanchel, en la que otro joven también rumano ha sufrido heridas leves y otros dos han sido detenidos como supuestos agresores.

EFE Los detenidos -por amenazas y lesiones graves- son dos ciudadanos rumanos de 20 y 18 años, a los que la policía ocupó sendos cuchillos, ha explicado a EFE un portavoz de la Jefatura Superior.

La reyerta ocurrió sobre la 01:00 de la noche y al lugar se desplazaron efectivos del Samur-Protección Civil, que encontraron al herido más grave, de 20 años, con una herida por arma blanca en el hemitórax izquierdo, muy cerca de la axila, por lo que procedieron a estabilizarle y trasladarle al Hospital 12 de Octubre.

Junto a él se encontraba otro joven rumano, de 25 años, familiar o conocido del anterior, con múltiples contusiones en la cara y un corte profundo en un pie, que fue trasladado al mismo hospital.

http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008041300_10_348239__Sucesos-Herido-grave-joven-rumano-reyerta-antigua-carcel-Carabanchel

La Policía Nacional implanta un operativo en Córdoba para hacer frente a un delito en auge.Desde 2007 han sido detenidas 52 personas y se han recuperado casi 6.000 kilos de este material.

12/04/2008 M.J. RAYA

El cobre se ha convertido en el metal de moda, no solo porque su precio haya subido como la espuma debido a la gran demanda que existe de este artículo a nivel mundial, sino porque se ha convertido en el objeto más preciado para los amigos de lo ajeno. Debido a la gravedad de este problema, la Dirección General de la Policía puso en marcha en toda España en 2007 un plan específico de respuesta contra el robo de cable de cobre, ya que solo en lo que va de 2008 han sido 400 toneladas de este metal las sustraídas a nivel nacional.

En el caso de Córdoba, desde la implantación de este operativo especial el primer trimestre de 2007 y hasta finales de marzo de 2008 la Policía Nacional ha detenido a 52 personas y ha recuperado casi 6.000 kilos de cobre y dos bobinas de aluminio.

El valor de esta mercancía podría haber alcanzado en el mercado ilícito un valor aproximado de 150.000 euros, aseguraron fuentes de la Policía Nacional. Normalmente, de forma individual o en grupos, los ladrones entran en los almacenes donde se deposita este tipo de material mediante escalo, rompiendo la cerradura o el sistema de cierre del recinto y cortan el cable para sustraerlo.

De las 52 personas detenidas en Córdoba por estos robos, 28 eran ciudadanos de origen español y otros 24, de nacionalidad rumana. Además, la Policía Nacional resalta que en relación con estos actos delictivos desde principios de 2007 se ha identificado también a otras 15 personas e indica que de los 52 detenidos, dos de ellos eran propietarios de chatarrerías en las que los ladrones vendían la mercancía robada. Fruto de toda esta labor policial, agentes de la Comisaría Provincial del Cuerpo Nacional de Policía en Córdoba recuperaron a su vez 16 planchas de cobre.

Por trimestres, en los tres primeros meses del año 2007, la Policía Nacional detuvo en Córdoba a 15 personas por el robo de cobre y cable, y en el segundo trimestre fueron seis personas las detenidas y se recuperaron 900 kilos del codiciado metal. Por su parte, de julio a septiembre del pasado año fueron arrestadas siete personas y recobrados 300 kilos y 10 mangueras de cobre, y en el último trimestre de 2007, el saldo fue de 11 detenidos y 2.500 kilos de este artículo confiscados, cuyo valor alcanzaba unos 50.000 euros, y 16 planchas de cobre recuperadas. Esta estadística da un total de 39 personas detenidas en todo 2007.

PROGRAMA PROPIO En los tres primeros meses de 2008 han sido 13 personas las arrestadas por la Policía Nacional en relación con este tipo de robo y 2 las identificadas. Además, se recobraron 2.000 kilos de cobre, valorados en unos 61.000 euros. Fuentes policiales expusieron que el perfil habitual de los detenidos por robar este metal son personas jóvenes. Los que tienen nacionalidad española son hombres, pero en los de origen rumano, los delincuentes pertenecen a ambos sexos.

Estas mismas fuentes resaltaron que el plan específico desarrollado a nivel nacional por la Dirección General de la Policía para evitar este tipo de hurtos se ha adaptado a Córdoba, provincia en la que se ha diseñado un programa operativo propio.

http://www.diariocordoba.com/noticias/noticia.asp?pkid=397050

L. E., Castelló
La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Castelló juzgará a partir del próximo lunes a cinco personas, tres varones y dos mujeres, todos de nacionalidad rumana, salvo uno de ellos, que español, a quienes el fiscal, en sus conclusiones provisionales, les acusa de tener retenida, en contra de su voluntad a una menor, que, presuntamente fue obligada a prostituirse. Por esos hechos, el ministerio público solicita penas que suman 49 años de prisión, además de multas y una indemnización para la víctima cifrada en 100.000 euros.
Los hechos se iniciaron el 20 de abril de 2007 cuando la joven, de 17 años, contactó en una ciudad rumana con el acusado, V. V. ante la posibilidad de que éste le buscara un trabajo en España. A la citada acudió también E. T. y I. B., exponiéndoles la joven sus intenciones. V. V., conocido como “Bobby”, le ofreció trabajo de relaciones públicas y, tras aceptarlo, comenzó el viaje a España, en un turismo de uno de los acusados.
Antes de llegar a la frontera con Hungría, se encontaron con un amigo de “Bobby”, Marius, subiéndose la víctima al vehículo de éste y con el que cruzaron la frontera sin parar dado que aquél era trabajador.
Vigilancia
La joven, según considera el fiscal, vio que Bobby daba dinero a Marius, además de las gracias “porque si no fuera por él no podría traer a sus chicas”. Estas manifiesciones hicieron sospechar a la víctima de que se trataba de una trama de prostitución, por lo que pretendió volver a Rumanía, pero no pudo dado que V. V. le quitó el móvil y la documentación, al tiempo que los acusados le metieron en el vehículo amenazándola para que fuera con ellos.
El viaje continuó por Austria y Alemania hasta llegar a España el día 22. Durante el trayecto, la joven fue vigilada por I. B. y no intentó escapar por pánico a que la mataran.
Una vez en Castelló, V. V. recogió a dos prostitutas que trabajaban para él, O. N. N. y M. C. y anunció a la víctima que a partir de ese momento trabajaría con estas chicas ejerciendo la prostitución. Tanto la denunciante como I. B. se alojaron en un hotel del Grao hasta el día 26, siendo controlada por aquélla. A las 24.00 horas de ese mismo día, V. V. acudió al establecimiento y recogió a las dos jóvenes, llevándolas hasta un apartamento de Benicàssim, donde estaba alquilado otro de los acusados, F. T. C., alojándose todos en esa vivienda.
A partir de ese momento, la víctima ejerció la prostitución en el Caminàs, siendo vigilada por las acusadas, a las que entregaba el dinero que obtenía. En la noche del día 29, la joven contactó con un compatriota, al que confesó lo que sucedía, subiéndose a su coche en un momento de descuido de las acusadas y llevándosela a Barcelona, donde denunció los hechos.
Según mantiene el fiscal en su escrito de conclusiones provisionales, los acusados conocían la minoría de edad de la víctima. Ésta sufre síndrome de ansiedad que, de no tratarse, puede acabar dando lugar a otro de estrés postraumático.

http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2008041100_4_431456__Castello-Piden-para-cinco-acusados-retener-menor-obligarla-prostituirse-Castello

El Juzgado de Menores número 1 de Albacete ha condenado al joven G.G., que tenía 17 años cuando se produjeron los hechos, a una pena de internamiento en régimen cerrado durante siete años, seguido de un período de dos años de libertad vigilada, por matar a un hombre con una navaja.

Según la sentencia, el joven, de nacionalidad rumana, deberá indemnizar solidariamente con sus padres a los hijos del fallecido, Gogu S., con 100.000 euros; a su esposa, Ildico S., con 30.000 euros, y al padre, Ioan S., con 20.000.

Los hechos tuvieron lugar el 24 de junio de 2007 en el paraje El Mesón, en la finca La Línea de Barrax, cuando se desencadenó una discusión que acabó en pelea entre Gogu S. e I.M.F. y P.G. (primo y padre del acusado), por otro.

Acudieron al lugar familiares de Gogu S. y G.G., quien recibió un puñetazo por parte de Gogu que le hizo caer al suelo. En ese instante, G.G. cogió una navaja de 10 centímetros de hoja y asestó una puñalada en el abdomen a Gogu S. que le llegó al corazón y fue mortal de necesidad.

http://www.laverdad.es/albacete/20080411/provincia/barrax-condena-siete-anos-20080411.html

La Guardia Civil ha detenido a los dos ocupantes de un turismo, uno de ellos de nacionalidad rumana, a los que sorprendió en la N-340, en la travesía de Almuñécar (Granada) con un pequeño cargamento de droga.

En esta actuación la Guardia Civil se ha incautado de 216 dosis de cocaína, 372 dosis de hachís, 20 dosis de marihuana y un kilogramo de una sustancia no identificada y que los agentes sospechan que es de la que se utiliza para cortar la droga.

La droga decomisada, al parecer, iba a ser distribuida al menudeo en la costa granadina este próximo fin de semana. La detención se produjo sobre las 14.40 horas a la altura del kilómetro 313 de la N-340, en la travesía de Almuñécar.

Veinte minutos antes, una llamada de la Comisaría de Policía Nacional de Motril alertaba de que los ocupantes de un turismo Audi A6 procedente de la provincia de Málaga transportaba droga en el vehículo.

El ciudadano rumano detenido estaba reclamado por un juzgado de Instrucción de Antequera por su implicación en otro hecho delictivo similar.

http://actualidad.terra.es/provincias/granada/articulo/sucesos-detenidos_n-340_hombres_sorprendidos_turismo_2392460.htm

El Mundo, HECTOR MARIN, 2008-04-11

Viajaron desde su país – engañados – en busca de una oportunidad. Esa puerta a la esperanza se convirtió en una angustiosa pesadilla. Un piso en el casco antiguo de Castelldefels – de 68 metros cuadrados – se fue una prisión durante siete días para dos hombres rumanos, de 38 y 28 años. Sus captores son cuatro compatriotas detenidos por los Mossos d’Esquadra y ya en libertad con cargos.

Los retuvieron bajo llave en un bajo de la céntrica calle de la Iglesia. Sin pasaportes ni teléfonos móviles, confiscados.Sin comida: «No te daremos nada de comer hasta que no robes lo suficiente», les decían. Los recluidos tenían que saldar una deuda: dos billetes de autobús (Rumanía – Barcelona) pagados por sus anfitriones.

Estos habían tenido enfrentamientos con algunos de sus vecinos, no demasiado sorprendidos por el caso: «Estamos hartos de ellos: llevan un año y medio de borrachera, con la música a tope; han hecho parrilladas en el patio a las tres de la mañana, vivían como en su país de origen», señaló uno de ellos.

El piso era una constante entrada y salida de chicas que ejercían la prostitución en clubs de alterne de Castelldefels, señalaron a este diario fuentes del entorno de los detenidos. Sin embargo, a los detenidos – Nastase B., 30 años; Corneliu P., de 30; Ionut B., 24; y Marian V., 21 – no se les imputa ningún delito de prostitución.Están acusados de extorsión, detención ilegal y falta de lesiones.

Los captores, no satisfechos con obligar a sus compatriotas a robar la ropa que previamente habían seleccionado en centros comerciales como L’Anec Blau o Barnasud, los amenazaban, insultaban y golpeaban. Antes habían sido embaucados telefónicamente. El anzuelo: una falsa promesa de sendos puestos de trabajo como albañiles. La realidad: sus familias, en Rumanía, pagarían las consecuencias si ellos abrían la boca. En sus carnes habían comprobado la contundencia de los golpes de los imputados: recibieron una terrible paliza tras intentar escapar – sin éxito – de su cautiverio.

Uno de los extorsionados fue detenido el 25 de marzo tras ser delatado por el detector antirrobos de un centro comercial, en L’Hospitalet. Al día siguiente, y tras colaborar con los investigadores, fue puesto en libertad con cargos. Sus captores lo esperaban.

Cuatro días después, tras una semana de retención ilegal, los dos hombres aprovecharon un descuido para escapar. Acudieron a la Policía Local de Castelldefels, situada a unos centenares de metros de su reclusión. Las dos víctimas residen ahora fuera de Cataluña, para evitar las posibles represalias. El Consulado rumano y los Mossos les buscan alojamiento, ya que no disponen recursos económicos.

http://mugakmed.efaber.net:3000/noticias/noticia/141778