Posts Tagged ‘Europeos del Este’

Dos chalets de una urbanización cambrilense han sido el último objetivo de los ladrones. Asaltaron uno y la alarma les ahuyentó en el otro.
por eva rolduà |

Tienen el miedo en el cuerpo y no están dispuestos a perder la batalla. Los vecinos de la calle Pau Vila 8 y 10 de la urbanización de Molí de la Torre de Cambrils sufrieron la madrugada del martes al miércoles sendos robos silenciosos. El primero se llevó a cabo con éxito puesto que Manel no había conectado la alarma. Cuando acabaron con su vivienda, pasaron a casa del vecino, Valentín. En esta ocasión no hubo tanta suerte porque los sensores de movimiento hicieron saltar la alarma y ahuyentaron a los delincuentes. «Mi mujer enseguida notó que había alguien en casa. Les vio saltar por una ventana. Eran tres y se subieron a un Audi A4 oscuro».

Ayer por la tarde, los dos vecinos ya se habían puesto en contacto con dos empresas de alarmas. Ambos están dispuestos a reforzar la seguridad en su casa con mecanismos más sofisticados para intentar poner trabas a los ladrones.

En el caso de Valentín «se trata del segundo robo», decía. «El primero tuvo lugar hace dos o tres años pero también nos salvó la alarma. El problema es el miedo que te queda en el cuerpo y desde hace dos noches mi hija duerme con nosotros». «Creía que le daba algo a mi mujer». «Estoy pensando en poner una alarma perimetral de manera que cuando entren en el jardín ya suenen las alarmas».

«Buscaban oro y joyas»

Manel, que hace poco que se ha mudado a este chalet, afirma que no oyeron nada. «Esa noche estuve despierto hasta la una y media de la madrugada. Ellos entrarían en casa sobre las dos de la madrugada, cuando vieron que no había luz en casa».

Así que, los ladrones, forzaron la persiana de la cocina, movieron una nevera de doble puerta y se colaron dentro de la casa. Allí camparon a sus anchas. Abrieron armarios y puertas, cajones y cajas…». Para Manel, tenían claro lo que buscaban porque nos dejaron los móviles, las carteras, las tarjetas de crédito…Buscaban joyas y dinero y ese fue su botín».

Además, intentaron -sin éxito- llevarse un Audi A6 aparcado en el garaje. «Tengo por costumbre quitar las llaves y no las encontraron. Por eso no se lo pudieron llevar». Eso sí, por la casa pasó a la mañana siguiente la Policía científica en busca de huellas, y «aunque me dijeron que los ladrones iban con guantes al parecer sí que encontraron pistas», decía Manel. «La verdad es que estuvieron un par de horas mirando todo y buscando huellas y pistas. Estoy satisfecho de como me atendieron y de la profesionalidad de los agentes». Se da la circunstancia que cuando Manel vivía en Salou también fue víctima de un robo en su casa. «El ladrón estuvo viviendo díez días en nuestra casa mientras estábamos fuera de vacaciones».

http://www.diaridetarragona.com/

Anuncios