Archive for the ‘Proxenetismo’ Category

Seguir leyendo »

Anuncios
Los acusados la trajeron de Rumanía prometiéndole trabajo
15.04.08 – 13:39 – EUROPA PRESS | Castellón
Seis acusados de prostuir a una menor de 17 años de nacionalidad rumana en 2007 aceptaron hoy entre dos y cuatro años de prisión tras el acuerdo que alcanzaron el fiscal y los abogados de las defensas durante el juicio que se celebró en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Castellón.
Así, el fiscal, que demandaba inicialmente entre seis y 12 años de prisión para los acusados, retiró la acusación por delito de detención ilegal y solicita para todos ellos penas por un delito relativo a la prostitución que oscilan cuatro años de prisión para V.V. e I.B, en calidad de presuntos autores, y dos años de cárcel para E.T.B., F.T.C., O.N.N. y M.C., como cómplices.
La magistrada dejó el juicio visto para sentencia, que, según dijo, “se dictará de acuerdo con el contenido del escrito de conformidad acordado por las partes”.
Los hechos, según el escrito del fiscal, sucedieron el 20 de abril de 2007, cuando la menor contactó con parte de los acusados en la localidad rumana de Arad, cita en la que le prometieron trabajo en España, por lo que ésta empendió el viaje desde su país en compañía de los mismos. Cuando la chica, a mitad del trayecto, sospechó que se trataba de una trama de prostitución pretendió regresar a Rumanía, pero los acusados le quitaron la documentación.
Una vez en Castellón , la obligaron a ejercer la prostitución en el camino Caminás, donde era vigilada, hasta que un día entabló conversación con un ciudadano rumana al que confesó lo que sucedía, por lo que se subió a su vehículo en un momento de descuido de las acusadas y se marcharon a Barcelona, donde denunció los hechos.

La trajo de Rumanía bajo promesa de matrimonio.

R. Laguna, Valencia

Beata B. no sabía el calvario por el que la haría pasar su novio cuando la invitó a venir a Castelló desde Rumanía para casarse “bajo la promesa de contraer matrimonio y de una vida más próspera”. Durante tres meses Marian Cristian F. y su hermano Ciprian Neculai la llevaron de club en club obligándola a golpes a prostituirse y quedándose la recaudación. No fue hasta que le dieron una brutal paliza, de la que dieron parte en el hospital, que se pudo conocer su drama.
Ambos acusados reconocieron ayer los hechos ante un tribunal de la Audiencia de Valencia y aceptaron penas de ocho años de cárcel para Marian, y de dos, para Ciprian.
Los padres aceptaron que Beata B. viajara hasta España desde Rumanía, donde se alojaría en casa de los padres de Marian y Ciprian. Beata llegó en marzo de 2007 a Castelló y comenzó a vivir con la familia F.
Una semana después de su llegada, Marian la obligó a ejercer la prostitución golpeándola de forma reiterada y acompañándola todos los días a Valencia, donde la hacía trabajar en dos clubes, casi 20 ahoras al día. Al regresar a la vivienda, Marian la violaba. Como no ganaba suficiente, el 31 de mayo Marian y su hermano le dieron una paliza.

http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2008040800_10_430023__Sucesos-Condenado-obligar-novia-prostituirse-horas-diarias

08/04/2008

ZARPA III, más de 70 policías intervienen en la última fase del operativo.

Ésta es la tercera fase de una operación que se inició en noviembre del 2006 y en la que, de momento, hay 76 personas detenidas acusadas en su mayoría de trata de seres humanos, entre otros delitos, en Almería, Granada, Lérida y Gerona

Además, han sido detenidas más de 400 mujeres por estancia irregular en nuestro país y víctimas de la explotación sexual, y otras 53 personas han sido imputadas en Rusia

Desde el 2006, la organización habría enviado a Rusia más de 2.000.000 euros por las víctimas explotadas, dinero que era remitido utilizando testaferros u hombres paja

Las mujeres eran recluidas en pisos “patera”, bajo estrictas normas y la amenaza de sanciones económicas si se incumplían

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado la mayor red de tráfico de mujeres rusas para su explotación sexual y cuyo destino final era España y otros países de la Unión Europea. En esta última fase de la operación ZARPA han participado más de 70 policías y ha concluido con la detención 24 personas acusadas de delitos relativos a la prostitución, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, agresiones sexuales o blanqueo de dinero, entre otros. Además, 60 mujeres han sido detenidas por infracción a la Ley de Extranjería en distintos clubes de El Ejido y Roquetas de Mar (Almería).

Esta investigación policial comenzó en noviembre de 2.006 y, de momento, hay ya 76 personas detenidas imputadas en diversos delitos relacionados con la trata de mujeres y su explotación sexual en las provincias de Almería, Granada, Lérida y Gerona. Además, cuatrocientas personas, en su mayoría mujeres, han sido detenidas por estancia irregular y otras 53 han sido imputadas en Rusia como miembros de esta organización criminal cuya única finalidad era el lucro obtenido con la trata de mujeres desde Rusia para su posterior explotación sexual en España y otros países de la unión europea.

La operación ZARPA I se desarrolló en el mes de abril de 2007, en junio de ese año concluía ZARPA II y a comienzos del presente mes los agentes ponían en marcha el ultimo dispositivo policial para detener al resto de miembros de la mayor red de trata de mujeres. Esta fase ha sido posible gracias a los numerosos datos, indicios, pruebas, declaraciones y denuncias de víctimas obtenidas por los investigadores en las fases precedentes. Así se han destapado nuevas ramificaciones de la organización en la provincia almeriense, relacionadas con establecimientos de ocio nocturnos dónde las mujeres eran explotadas sexualmente.

Blanqueo del dinero

Los investigadores de las distintas UCRIF han determinado que esta red criminal en España estaba compuesta por parejas sentimentales o matrimonios hispano-rusos, a su vez propietarios o explotadores de los locales públicos de alterne. El hombre era generalmente el encargado de la gestión del local y su pareja la responsable de contactar con los traficantes o captadores de víctimas y controlar a las mujeres explotadas sexualmente.

Como norma general, el pago por cada víctima se realizaba mediante envíos monetarios a Rusia, donde aparecen diferentes remitentes y beneficiarios. Cada envío no superaba nunca los 3.000 euros para evitar ser fiscalizados por las autoridades monetarias rusas o españolas. Según los análisis de los investigadores, desde el año 2006 hasta la fecha actual, el dinero remitido a Rusia por la red podría superar los 2.000.000 de euros.

La organización había creado entidades societarias, mediante testaferros u hombres de paja, para gestionar y dar apariencia de legalidad a la actividad ilícita desarrollada en los clubes o locales de alterne. Blanqueaban el dinero obtenido irregularmente mediante la compra de numerosos bienes muebles e inmuebles que constan en los registros de la propiedad a nombre de los imputados como integrantes de la organización en España.

Estas sociedades permitían a su vez que miembros de la organización criminal de origen ruso obtuvieran permisos de residencia y trabajo en España, acreditando ante la Administración el requisito imprescindible de la oferta o precontrato de trabajo a nombre de dichas empresas.

Retenidas en pisos “patera”

Las declaraciones de las víctimas y los registros practicados demuestran que las mujeres eran tratadas como simple “mercancía” para la obtención de beneficios económicos por y para los explotadores. Hechos que quedan evidenciados al observar los domicilios o pisos “patera” donde alojaban a las víctimas. Las viviendas eran convertidas en “almacenes de personas”, en las que cualquier espacio físico era utilizado como dormitorio, acoplando en cada habitación el máximo número de camas con la finalidad de albergar al mayor número posible de mujeres. En alguna vivienda de tres dormitorios los agentes llegaron a contabilizar hasta trece camas. Además, las mujeres debían respetar unas normas ineludibles bajo la amenaza de “multas” económicas.

La investigación continúa abierta.

Locales registrados

CLUB “CARAMBOLA”, El Ejido (Almería)

CLUB “CANELA”, Roquetas de Mar (Almería)

CLUB “MANHATTAN”, El Ejido (Almería)

CLUB “H2”, El Ejido (Almería)

Efectos intervenidos

Siete vehículos de las marcas Mercedes, Chevrolet, BMW, KIA y Renault.

Dos furgonetas de Volkswagen.

Dos armas largas, de calibre 12mm, y abundante munición.

Dos cámaras de vídeo.

Cuatro cámaras digitales de fotografía.

Un aparato de descarga eléctrica con funda negra.

Numerosos pasaportes rusos, todos ellos de mujeres jóvenes de esa nacionalidad.

Diversa documentación de identidad.

Dos ordenadores portátiles y dos CPU.

Múltiples billetes de avión.

Cuantiosos resguardos de envíos de dinero a Rusia.

Todo tipo de documentos y efectos probatorios que corroboran la actividad ilícita desarrollada.

123.000 euros en billetes de distinto valor y moneda extranjera.

http://www.mir.es/DGRIS/Notas_Prensa/Ultimos_comunicados/np040801.html

Europa Press 

VALENCIA, 7 (EUROPA PRESS) – Un joven de 24 años aceptó hoy en la sección primera de la Audiencia Provincial de Valencia cumplir una pena de ocho años de cárcel por pegar y obligar a su pareja sentimental, que fue la que consiguió traerle a España desde Rumanía, a prostituirse en dos clubs de Valencia durante al menos tres meses, desde marzo a mayo de 2007. Asimismo, el hermano de éste, que actuaba como colaborador, cumplirá otros dos años de prisión.

Inicialmente, el ministerio fiscal reclamaba para el primer hombre, novio de la víctima, una pena de 25 años de prisión por los delitos de agresión sexual; prostitución; detención ilegal; maltrato en el ámbito familiar; y de violencia, y otros ocho para su hermano por los delitos de prostitución, detención ilegal y dos faltas de lesiones, aunque finalmente se llegó a un acuerdo con la defensa por el cumplirán ocho y dos años de prisión respectivamente. Además, indemnizarán a la víctima con 9.000 euros en total por las lesiones y el daño moral generado, y no podrán acercarse a ella a menos de 200 metros.

Según el relato del acusador público, la pareja de la víctima, M.C.F., de nacionalidad rumana, le convenció en marzo de 2007 para que lo trajera a España bajo la promesa de contraer matrimonio y de una vida más próspera. Ambos, quienes mantenían una relación desde 2004, se pusieron a vivir en un domicilio de Castellón, junto a la madre y el hermano del hombre.

Transcurrida una semana desde que se instalaron, el hombre, quien se encuentra en prisión provisional desde el 4 de junio del pasado año, retuvo la documentación y el pasaporte de su pareja, y le amedrentó con causarle lesiones a ella y a su familia si no ejercía la prostitución. Tras golpearle en varias ocasiones, ésta accedió. Para ello, le acompañaba diariamente a Valencia, donde le obligaba a prostituirse en dos clubs diferentes: en uno desde las 12.00 horas a las 22.00 horas, y en el otro desde las 23.00 hasta las 5.00 horas. El total de las ganancias se las quedaba el condenado.

A finales del mes de abril, el hombre se trasladó junto con su pareja a un piso de la calle Jesús de Valencia, lugar en el que le seguía golpeando a diario y amedrentando con no dejarla descansar ni dormir. A veces se unía a este comportamiento el hermano del condenado, C.N.F., quien le animaba a venderla por 3.000 euros si no ganaba el suficiente dinero para mantenerlos.

Desde esta última vivienda, el hombre, acompañado a veces por su hermano, trasladaba a diario a trabajar a su novia a un club donde permanecía desde las 12.00 a las 21.00 horas, y después a otro, desde las 23.00 a las 7.00 horas. Cuando regresaban a casa, le golpeaba nuevamente al considerar que no había ganado suficiente dinero, y le obligaba, tras abofetearle, a mantener relaciones sexuales.

De esta manera, según el relato del fiscal, la actividad que realizaban los dos hermanos era de “total vigilancia” de la actuación de la joven, ya que le retenían la documentación, la llevaban y ola recogían de los clubs en los que trabaja, la controlaban diariamente llamando cada hora a los locales para averiguar cómo le iba la noche, y carecía de la llave de la vivienda.

En esta situación de vigilancia y control, el 31 de mayo de 2007, sobre las 22.00 horas, ambos condenados se encontraron en un club y le obligaron a la víctima a que prestara sus servicios a un cliente. Como no les gustó el trato que ofreció, le sacaron por la fuerza del local, le dieron patadas y golpes y le obligaron a volver. Como consecuencia, ésta sufrió lesiones en la espalda, glúteo y nariz.

Posteriormente, el día 2 de junio de 2007, los agentes detuvieron a la pareja de la víctima y le intervinieron, en el cacheo, el pasaporte, la carta de identidad de la víctima y 485 euros, procedentes del dinero obtenido con el trabajo de la mujer.

http://es.noticias.yahoo.com/ep/20080407/ttr-un-joven-acepta-8-aos-de-crcel-por-p-c2ebf40.html

La Policía continúa con el desmantelamiento de una red que introdujo 6.000 mujeres en España

Redacción / EP
La Policía Nacional ha registrado cuatro clubes de alterne en el Poniente almeriense y ha detenido en la provincia a 15 presuntos proxenetas por su implicación en una red internacional de prostitución dentro de la tercera fase de la denominada operación “Zarpa”, cuyas dos primeras fases se saldaron con más de cien arrestos, entre ellos los principales “cabecillas” de la trama.

Fuentes cercanas al caso señalaron a Europa Press que en las actuaciones emprendidas el pasado 1 de abril, desarrolladas de forma paralela en otras provincias españolas, los agentes han detenido por el momento, también en Almería, a 60 mujeres de nacionalidad extranjera por su situación irregular en España.

Las mismas fuentes precisaron que la tercera fase de la operación, desarrollada por funcionarios de la Unidad central Contra Redes de Inmigración y Falsedades (Ucryf) y la misma unidad de la Comisaría de Almería, continúa abierta y que no se descartan nuevas detenciones, tal como adelanta hoy el diario “Almería Actualidad”.

A raíz de las dos primeras fases de la operación “Zarpa”, desarrolladas en abril y junio de 2007 por orden de la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de El Ejido (Almería), Ana Fariñas, se clausuraron ocho clubes de alterne de Vícar, El Ejido y Roquetas de Mar, en los que supuestamente trabajaban las mujeres que, según la Policía, eran tratadas “como auténticas esclavas”.

En total, la Policía Nacional calcula que la red podría haber explotado sexualmente en España a unas 6.000 mujeres de nacionalidad rusa que eran captadas de forma irregular en su país de origen a través de agencias de viajes.

DETENIDOS.
Entre los detenidos en las dos fases anteriores se encuentran 34 miembros de la red, entre ellos el principal responsable de la organización, Artur F., alias “Zakirov”, de 35 años de edad y nacionalidad rusa, para el que la juez decretó su ingreso en prisión incondicional.

Al parecer, Artur F. era el encargado de contactar en Rusia, país desde el que se dirigían y controlaba la red, con las agencias de viajes que captaban a las chicas, pagando 1.500 euros por cada una que venía a España.

Posteriormente, eran “entregadas” a los locales por una suma en torno a los 2.000 euros y, además, Artur F. obligaba a las chicas a reembolsarle los 1.500 euros que había pagado por ellas.

La titular del Juzgado de Instrucción número cinco de El Ejido ordenó el levantamiento parcial del secreto de sumario el pasado mes de noviembre y, por cuya “dilación”, cinco de los imputados en prisión iniciaron una huelga de hambre en el centro penitenciario provincial de El Acebuche, que se prolongó durante 15 días.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-ep/mostrar/20080403162117

Europa Press – jueves, 3 de abril, 16.21

La Policía continúa con el desmantelamiento de una red que introdujo 6.000 mujeres en España ALMERÍA, 3 (EUROPA PRESS) – La Policía Nacional ha registrado cuatro clubes de alterne en el Poniente almeriense y ha detenido en la provincia a 15 presuntos proxenetas por su implicación en una red internacional de prostitución dentro de la tercera fase de la denominada operación ‘Zarpa’, cuyas dos primeras fases se saldaron con más de cien arrestos, entre ellos los principales ‘cabecillas’ de la trama.

Fuentes cercanas al caso señalaron a Europa Press que en las actuaciones emprendidas el pasado 1 de abril, desarrolladas de forma paralela en otras provincias españolas, los agentes han detenido por el momento, también en Almería, a 60 mujeres de nacionalidad extranjera por su situación irregular en España.

Las mismas fuentes precisaron que la tercera fase de la operación, desarrollada por funcionarios de la Unidad central Contra Redes de Inmigración y Falsedades (Ucryf) y la misma unidad de la Comisaría de Almería, continúa abierta y que no se descartan nuevas detenciones, tal como adelanta hoy el diario ‘Almería Actualidad’.

A raíz de las dos primeras fases de la operación ‘Zarpa’, desarrolladas en abril y junio de 2007 por orden de la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de El Ejido (Almería), Ana Fariñas, se clausuraron ocho clubes de alterne de Vícar, El Ejido y Roquetas de Mar, en los que supuestamente trabajaban las mujeres que, según la Policía, eran tratadas “como auténticas esclavas”.

En total, la Policía Nacional calcula que la red podría haber explotado sexualmente en España a unas 6.000 mujeres de nacionalidad rusa que eran captadas de forma irregular en su país de origen a través de agencias de viajes.

DETENIDOS.

Entre los detenidos en las dos fases anteriores se encuentran 34 miembros de la red, entre ellos el principal responsable de la organización, Artur F., alias ‘Zakirov’, de 35 años de edad y nacionalidad rusa, para el que la juez decretó su ingreso en prisión incondicional.

Al parecer, Artur F. era el encargado de contactar en Rusia, país desde el que se dirigían y controlaba la red, con las agencias de viajes que captaban a las chicas, pagando 1.500 euros por cada una que venía a España.

Posteriormente, eran “entregadas” a los locales por una suma en torno a los 2.000 euros y, además, Artur F. obligaba a las chicas a reembolsarle los 1.500 euros que había pagado por ellas.

La titular del Juzgado de Instrucción número cinco de El Ejido ordenó el levantamiento parcial del secreto de sumario el pasado mes de noviembre y, por cuya “dilación”, cinco de los imputados en prisión iniciaron una huelga de hambre en el centro penitenciario provincial de El Acebuche, que se prolongó durante 15 días.

http://es.noticias.yahoo.com/ep/20080403/tes-detenidos-15-proxenetas-tras-registr-44b36e8_1.html

El fallo de la Sala de lo Penal del Alto Tribunal, desestimó los recursos de casación interpuestos por los letrados defensores de los siete penados, dos mujeres, D. P. y T. B. , de nacionalidad rumana, y cinco hombres, R. S. , I. S. , F. T. , G. T. , también de origen rumano, y el propietario de uno de los locales, que alegaron en sus apelaciones motivos como la vulneración de la presunción de inocencia, quebrantamiento de forma o error de hecho en la apreciación de pruebas.

Los hechos juzgados se remontan a septiembre de 2003 cuando, en un microbús hacia Almería, dos de los procesados robaron el bolso a la denunciante, una mujer rumana que viajaba a España para trabajar, le retuvieron su pasaporte y le dijeron que trabajaría con ellos en la localidad de Vera. Una vez allí, la joven fue obligada a residir en una vivienda sita en la urbanización Fuentemar, donde también vivían los otros cuatro miembros de la red, que, al igual que los dos primeros, la conminaron a que ejerciera la prostitución para todos ellos, que obtendrían un rendimiento económico.

Según recoge el fallo de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Almería, de junio de 2006, la mujer tuvo que ceder a prostituirse ante las ‘graves’ y ‘contundentes’ amenazas de sus captores, que la conducían a diario hasta un club en el que ejerció de prostituta tarde y noche con prácticas completas a clientes del local, en el que también trabajaban las detenidas D. P. y T. B. Tras negarse a aceptar esta propuesta, los seis detenidos le dijeron que tendría que pagarles 5. 000 euros si quería liberarse, la amenazaron con venderla a otras personas y con causarle daño físico a ella, a un hermano que residía en Francia y a un hijo menor que vivía en Rumanía y llegaron incluso a maltratarla.

Esta situación se prolongó hasta que el 13 de octubre de 2003 la retenida consiguió escapar del club y echó a correr por una carretera contigua al grito de ‘policía’, sin que una de las dos mujeres acusadas y el propietario del establecimiento, que también recibía una parte del dinero ganado por la joven, pudieran detenerla. Los procesados se encargaban de la ‘exhausta’ vigilancia de la chica, que tenía que entregarles además todo el beneficio obtenido y que, tras su tarea en el club, era obligada a permanecer en la vivienda de Vera, sin dinero y sin pasaporte, y bajo un permanente clima de amenazas.

El juez estimó también probado que, en las mismas fechas, este grupo organizado pagó una determinada cantidad de dinero a un individuo no identificado por otra mujer rumana a la que sometió al mismo trato amenazador e intimidatorio para que ejerciera la prostitución, si bien no llegó a practicar relaciones sexuales, pero estuvo igualmente privada de libertad, sin documentación ni dinero, hasta que la Guardia Civil procedió al registro de la vivienda el 16 de octubre de 2003.

La Audiencia Provincial condenó a D. P. , T. B. , R. S. , I. S. , F. T. , G. T. a ocho años de prisión cada uno por dos delitos de detención ilegal y, junto al propietario del local, a otros dos años de cárcel y multa de doce meses a razón de 15 euros diarios cada uno por un delito de prostitución, así como a indemnizar solidariamente a las dos víctimas en 30. 000 euros por daños morales. En su fallo, el TS estimó que el relato ‘lógico’, ‘sólido’ y ‘coherente’ de los testigos explicita los hechos nucleares de la acusación, es decir, que hubo privación de libertad deambulatoria y que las mujeres fueron coaccionadas a ejercer la prostitución con amenazas de los acusados, que se lucraron además de esta actividad.

http://actualidad.terra.es/provincias/almeria/articulo/se_ratifica_condena_banda_obligo_2357702.htm

EFE 

Mérida, 27 mar (EFE).- La Policía Nacional ha detenido a diez personas y ha desarticulado una organización dedicada al blanqueo de dinero procedente de la explotación sexual de más de 300 mujeres extranjeras, obligadas a ejercer la prostitución en diversos clubes de alterne de la provincia de Badajoz.

En la operación policial han sido detenidas cuatro personas españolas y seis extranjeras, ha informado hoy el Ministerio del Interior.

La operación ha sido realizada por la Unidad Central Contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales y la Brigada de Investigación de Delitos Monetarios, con la colaboración de agentes de la Jefatura Superior de Policía de Extremadura.

Las investigaciones se iniciaron por la Brigada de Delitos Monetarios de la Comisaría General de Policía Judicial al comprobar la existencia de tres ciudadanos españoles que gestionaban una estructura empresarial que utilizaba diversas cuentas en diferentes entidades bancarias.

Estas personas, puntualmente realizaban numerosos ingresos de dinero en efectivo, procedente de los beneficios obtenidos a través de varias sociedades en las que se integraban tres locales de alterne ubicados en diferentes localidades de la provincia de Badajoz y que después era reintegrado a través de cheques y pagarés desconociéndose su destino final.

El grupo investigado había obtenido en el último año, utilizando estos procedimientos, una cantidad superior al millón de euros y las compañías mercantiles adeudaban a la Seguridad Social más 500.000 euros y tenían más de doscientas reclamaciones por deudas pendientes.

Ante estas evidencias, la UCRIF Central y la Brigada Provincial de Extranjería de la Jefatura Superior de Extremadura realizaron varios controles en un club de alterne de Villanueva del Fresno (Badajoz), y en otros dos situados en la capital pacense, en donde fueron identificadas medio centenar de mujeres de varias nacionalidades.

En los controles de extranjería realizados fueron arrestadas, además, diecisiete personas por estancia irregular y en los registros efectuados en los locales figuran importantes cantidades de dinero, así como distintas cantidades de sustancias estupefacientes, como hachís, marihuana.

http://es.noticias.yahoo.com/efe/20080327/tes-desarticulada-una-red-dedicada-a-la-61bd63d_2.html

Redacción / EP
La Sección 26 de la Audiencia Provincial de Madrid juzgará mañana a una mujer acusada de secuestrar entre agosto de 2002 y junio de 2006 al hijo de una inmigrante, de nacionalidad nigeriana, para obligarla a ejercer la prostitución en diferentes ciudades hasta que saldara una deuda contraída por traerla a España.

La procesada se enfrenta a una petición fiscal de 27 años y medio de cárcel y multa de 5.220 euros por los delitos de secuestro, amenazas, prostitución, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y falsificación de documento oficial. Además, la Fiscalía Provincial de Madrid pide que indemnice con 40.000 euros a la víctima por las secuelas sufridas por el cautiverio de su hijo.

En el escrito de acusación, el fiscal relata que Joy D.O. contactó en 2002 con Becky F. y su esposo –en paradero desconocido–, quienes la propusieron venir a España para trabajar a cambio de 35.000 euros. Así, la acusada le envió 1.500 euros a Marruecos para pagar la patera que la trasladó a Tarifa y el autobús que la llevó a Móstoles.

Al llegar a este municipio madrileño, Joy D.O. dio a luz a un niño, a quien la procesada secuestró para forzarla a prostituirse hasta liquidar la deuda. La encausada le entregó como documentación una fotocopia del pasaporte y una solicitud de permiso de residencia a nombre suyo y con la fotografía de Joy.

La víctima ejerció la prostitución en varias ciudades de España, enviando el dinero a la procesada y a su marido para poder recuperar a su hijo. A finales de 2004, la mujer conoció a un hombre que la ayudó a escapar de un club de Granada.

Trató entonces de recuperar a su hijo, pero Becky F. la amenazó con no volver a ver al pequeño y con matar a su familia en Nigeria si no pagaba la totalidad de la deuda. Finalmente, agentes del Cuerpo Nacional de Policía hallaron al menor el 5 de junio de 2006 en una vivienda en Móstoles, situada en el número 12 de la calle de la Haya.

http://www.diariosigloxxi.com/texto-ep/mostrar/20080324131512

El Tribunal Supremo (TS) ha terminado por ratificar la sentencia de la Audiencia Provincial de Almería que condenó a un total de 62 años de cárcel a siete integrantes de un grupo organizado afincado en la localidad de Vera que indujo a dos mujeres de nacionalidad rumana, bajo amenazas y coacciones, a ejercer la prostitución en clubes de alterne de la zona.

El fallo de la Sala de lo Penal del Alto Tribunal desestimó, de este modo, los recursos de casación interpuestos por los letrados defensores de los siete penados, dos mujeres, D.P. y T.B., de nacionalidad rumana, y cinco hombres, también de origen rumano, y el propietario de uno de los locales, que alegaron en sus apelaciones motivos como la vulneración de la presunción de inocencia, quebrantamiento de forma o error de hecho en la apreciación de pruebas. Los hechos juzgados se remontan a septiembre de 2003 cuando, en un microbús hacia Almería, dos de los procesados robaron el bolso a la denunciante, una mujer rumana que viajaba a España para trabajar, le retuvieron su pasaporte y le dijeron que trabajaría con ellos en Vera.

Una vez allí, la joven fue obligada a residir en una vivienda de la urbanización Fuentemar, donde también vivían los otros cuatro miembros de la red, que, al igual que los dos primeros, la conminaron a que ejerciera la prostitución para que todos ellos obtuvieran un rendimiento económico. Tras negarse a aceptar esta propuesta, los seis detenidos le dijeron que tendría que pagarles 5.000 euros si quería liberarse, la amenazaron con venderla a otras personas y con causarle daño físico a ella, a un hermano que residía en Francia y a un hijo menor que vivía en Rumania y llegaron incluso a maltratarla. La Audiencia Provincial defendió que la conducían a diario hasta un club en el que terminó ejerciendo de prostituta tarde y noche con prácticas completas a clientes del local, en el que también trabajaban las detenidas D.P. y T.B. Los procesados se encargaban, según la sentencia, de la «exhaustiva» vigilancia de la chica, que tenía que entregarles además todo el beneficio obtenido y que, tras su tarea en el club, era obligada a permanecer en la vivienda de Vera, sin dinero y sin pasaporte, y bajo un permanente clima de amenazas.

Esta situación se prolongó hasta que el 13 de octubre de 2003 la retenida consiguió escapar del club y echó a correr por una carretera cercana al grito de «policía» sin que pudieran detenerla. El juez estimó también probado que, en las mismas fechas, este grupo organizado pagó una determinada cantidad de dinero a un individuo no identificado por otra mujer rumana a la que sometió al mismo trato amenazador e intimidatorio para que ejerciera la prostitución. Ella no llegó a practicar relaciones sexuales pero estuvo igualmente privada de libertad, sin documentación ni dinero, hasta que la Guardia Civil procedió al registro de la vivienda el 16 de octubre de 2003.

La Audiencia Provincial condenó a D.P., T.B., R.S., I.S., F.T., G.T. a ocho años de prisión cada uno por dos delitos de detención ilegal y, junto al propietario del local, a otros dos años de cárcel y multa de doce meses a razón de 15 euros diarios cada uno por un delito de prostitución, así como a indemnizar solidariamente a las dos víctimas en 30.000 euros.

http://www.ideal.es/almeria/20080323/almeria/manda-anos-prision-obligo-20080323.html 

EFE. 23.03.2008

  • Los imputados son tres rumanos, un marroquí y una española.
  • El local es el ‘Club del Rey’ de Salteras, en Sevilla.
  • La Fiscalía también solicitará indemnizar por daños morales a una de las prostitutas.

La Fiscalía solicitará el miércoles 16 años de cárcel por delitos de prostitución y contra los derechos de los trabajadores para los cinco encargados de un club de alterne de Salteras (Sevilla), en un escrito de acusación que tiene la particularidad de exigir su clausura indefinida.

El escrito de acusación del fiscal, al que ha tenido acceso Efe, solicita para tres rumanos, un marroquí y una española 16 años de cárcel a cada uno, porque supuestamente contactaban con chicas rumanas y, una vez en España, les retiraban el pasaporte para dejarlas indocumentadas e impedir que salieran del local.

El juicio contra los encargados del “Club El Rey”, situado en la carretera de Extremadura de Salteras, estuvo fijado para el pasado mes de febrero pero fue aplazado hasta el 26 de marzo porque faltó una de las procesadas.

El fiscal solicita, junto a las penas de cárcel, la “clausura indefinida” del pub, según prevé el Código Penal para los establecimientos que sean utilizados para cometer delitos contra la libertad sexual.

Según la Fiscalía, la acusada rumana F.N.C. viajó en noviembre de 2003 a su país y allí contactó al menos con una chica, a la que prometió trabajo y consiguió introducir ilegalmente en España junto con otras mujeres, que fueron trasladadas al “Club El Rey”.

Esta acusada, junto a la también rumana I.B., quitaron el pasaporte a las chicas “a fin de dejarlas indocumentadas e impedir que pudieran salir del local”, sostiene la Fiscalía.

Esta chica, que está amparada por la Ley de Protección de Testigos y va a declarar por videoconferencia en el juicio, sostiene que una vez instalada en el local, la obligaron “mediante amenazas y una vez mediante agresiones” a mantener relaciones sexuales a cambio de dinero con los clientes del club.

Los tres rumanos procesados “ejercían el control directo sobre las chicas que trabajaban“, mientras que la española y el marroquí imputados eran encargados de “recoger el dinero obtenido” por las jóvenes.

Junto a las condenas de cárcel, el fiscal solicita que los imputados indemnicen a la joven rumana en 24.000 euros por los daños morales causados.

http://www.20minutos.es/noticia/362055/0/prostitucion/carcel/cierre/

14.03.2008

Inmigración ilegal, explotación sexual, bodas de conveniencia y estafas a través de Internet.

Agentes de la Policía Nacional de la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación de Las Palmas y de la Comisaría General de Extranjería y documentación, han desarticulado una red, compuesta por ciudadanos de Nigeria y un ghanés, dedicada al tráfico de personas para su explotación sexual, bodas de conveniencia y estafas a través de Internet. Durante la operación “crazy” se han practicado catorce arrestos.La investigación, bajo secreto sumarial hasta fechas recientes, fue iniciada por la UCRIF de Las Palmas en marzo del pasado año. Las detenciones de los miembros de la organización se han producido de manera escalonada desde el pasado mes de octubre. La operación denominada “crazy”, en referencia al apodo del máximo responsable de la organización, Austine B., ha permitido la desarticulación de una importante estructura delictiva asentada tanto en Las Palmas y en Madrid. Se dedicaba al traslado de mujeres y hombres desde Nigeria hasta nuestro país, usando documentaciones previamente falsificadas, de residentes legales en España con similares parecidos físicos.

Para evitar el control de las autoridades policiales españolas, los “pasadores” facilitaban su entrada en Europa desde el país africano en vuelos que llegaban a París y Milán, para posteriormente acompañar a las personas traficadas hasta Madrid y Gran Canaria.

Las víctimas debían pagar un alto precio a Austine B., y a sus socios por venir a España. Si se trataba de varones el precio oscilaba entre los 8.000 y 12.000 Euros. Sin embargo, el precio a pagar era muy diferente si se trataba de mujeres, puesto que éstas adquirían una deuda con la organización antes de salir del país de origen, que en algunos casos ascendía hasta los 42.000 euros. Para saldarla tenían que ejercer la prostitución en la ciudad de Las Palmas y en la zona de la Playa del Inglés.

Una vez llegaban las mujeres hasta nuestra ciudad, eran controladas por otras tres de su misma nacionalidad, las llamadas Confort I., Hope I. y Juliet I., llamadas “mamis” o encargadas de la organización, las cuales se ocupaban de que fueran pagando poco a poco la deuda contraída. Para ello, residían junto a las chicas obligadas a prostituirse en pisos francos de la organización en las Palmas y no dudaban en amedrentar a sus compatriotas con palizas e incluso con artes de vudú.

Registros domiciliarios

El operativo, que se ha desarrollado en diferentes fases, permitió la entrada y registro en siete domicilios sitos en Las Palmas de Gran Canaria y Vecindario, aparte de dos locutorios regentados por miembros de la organización. En Madrid se procedió a la entrada y registro de otros dos domicilios, uno de los cuales se efectuó de manera coordinada por parte de funcionarios de la B.P.E.D. de Las Palmas y funcionarios adscritos a la Comisaría General de Extranjería y Documentación, junto con miembros de la Policía Holandesa, ya que los moradores de dicho domicilio estaban siendo investigados por la policía de ese país en relación a una red de tráfico de menores desde África.

En todos los registros se intervino abundante material informático, localizando un total de nueve personas presuntamente captadas por la organización, seis de ellas mujeres.

Igualmente se pudo averiguar que, en la actualidad, se encontraban en el domicilio del máximo cabecilla de la organización en la ciudad de Lagos (Nigeria), cinco personas, tres mujeres y dos hombres, preparados para ser traídos clandestinamente a España de forma inminente.

Estafas por Internet

Tres de los miembros de la organización, Mike A., Blessing I. y Kingsley O., se dedicaban de manera habitual, a las estafas en Internet a través del uso de numeraciones de tarjetas de crédito robadas a los turistas por las mujeres de la organización obligadas a prostituirse. Del mismo modo utilizaban los datos de tarjetas de crédito de personas residentes en Estados Unidos y el Reino Unido, obtenidas por contactos de la organización en dichos países y que les enviaban puntualmente a través de correos electrónicos.

Las mencionadas numeraciones eran posteriormente usadas para la adquisición en Internet de todo tipo de bienes, pero en especial para el acceso a las páginas de las agencias de viaje virtuales o de las compañías aéreas y adquirían billetes de avión para vuelos nacionales e internacionales así como reservas en hoteles, billetes que luego eran usados por los mismos miembros de la organización en sus actividades de tráfico de personas, o que eran vendidos a sus “clientes habituales” a un precio más bajo.

Asimismo, se detectó el uso fraudulento de más de un centenar de numeraciones de una afamada empresa crediticia norteamericana, que ha supuesto una estafa superior a los 300.000 euros. De la misma manera se pudo acceder, mediante la correspondiente autorización judicial, a cerca de una veintena de cuentas de correo electrónico de los miembros de la organización, interceptándose en torno a mil mensajes donde obraban datos bancarios de personas anónimas de E.E.U.U. y el Reino Unido.

Bodas de conveniencia

Otra de las actividades delictivas a las que se dedicaban los miembros de la organización, era a las bodas de conveniencia entre mujeres españolas y varones nigerianos, con el objeto de que estos pudieran legalizar su situación en España.

Para ello, los llamados Mike A.. y Kingsley O. captaban a chicas jóvenes canarias, aprovechando que uno de ellos conocía perfectamente el mundo de la noche en Las Palmas, al haber trabajado como portero y Dj. de varias discotecas de esta capital, a las cuales ofrecían la cantidad de 6.000 euros por trasladarse hasta municipios pequeños de Toledo y Madrid y contraer matrimonio con ciudadanos nigerianos a los que previamente ya habían cobrado la cantidad de 15.000 Euros. Los gastos del viaje y estancia para las bodas eran pagados mediante el uso de las tarjetas anteriormente referidas en Internet.

Usurpación de identidad en pruebas de carné de conducir

De la misma manera, esta estructura delictiva contaba con un especialista en superar las pruebas teóricas del carné de conducir en España. Dicha persona, el ciudadano ghanés Abdul A., se desplazaba a requerimiento del máximo responsable de la organización, el citado Austine, o de los otros miembros ya referidos, hasta cualquier punto de España para suplantar en el examen teórico de conducir, a cambio de 2.000 euros, a cualquier varón subsahariano de similares rasgos físicos que solicitara los servicios de la organización, llegando a detectarse en dos ocasiones dicho fraude en exámenes celebrados en las Palmas de Gran Canaria, así como otros tantos en Fuerteventura y Castellón.

Alquiler de permisos de residencia

Por otra parte, para dar apariencia de legalidad a sus actividades, los miembros de la organización “alquilaban” sus permisos de residencia a varones subsaharianos que los usaban para poder trabajar en España en empresas de la construcción y similares, lo cual les permitía no sólo cotizar en la Seguridad Social sin estar en realidad trabajando, sino que además accedían a préstamos bancarios hipotecarios y obtenían una parte del sueldo conseguido por la persona que en realidad estaba trabajando en su lugar.

Hasta el momento se ha procedido a la detención y se ha imputado por delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal, explotación sexual, falsedad documental, usurpación de estado civil, contra la salud pública, estafas y asociación ilícita a catorce personas, ocho hombres y seis mujeres, todos ellos de nacionalidad nigeriana excepto un ghanés, siendo decretado para nueve de ellos el ingreso en prisión.

http://www.mir.es/DGRIS/Notas_Prensa/Ultimos_comunicados/np031406.html

Dos hombres de nacionalidad búlgara han sido condenados a cuatro años de cárcel cada uno por obligar a ejercer la prostitución a dos mujeres en el Polígono Guadalhorce de la capital. Las inmigrantes, búlgaras también, denunciaron los hechos y declararon en el juicio como testigos protegidos. La Audiencia de Málaga, por otra parte, absuelve a los dos acusados de un delito contra la integridad moral, al considerar que no ha quedado acreditado que los hombres hubiesen llegado a introducir sus dedos en la vagina de las mujeres para comprobar si había ocultado dinero procedente del trabajo, y también a una mujer de la misma nacionalidad que los anteriores, que había sido acusada de colaborar con ellos.

Los hechos se remontan a marzo de 2006 cuando los dos acusados llegaron a España procedentes de Italia, donde habían pasado una temporada acompañados de las dos mujeres. Una vez en Málaga, las obligaron a ejercer la prostitución en el Polígono Guadalhorce, donde eran vigiladas directamente por uno de los procesados, que al final de cada jornada les exigía el dinero obtenido mediante dicha actividad.

Los dos hombres retuvieron los pasaportes de sus compatriotas para tenerlas controladas y las amenazaron con castigos físicos para obligarlas a prostituirse. Así, en las escuchas telefónicas que permitieron la intervención policial, se pone de manifiesto que los procesados las amenazaba con darles palizas si entregaba menos de 200 euros de recaudación y en una de ellas se hace referencia al ojo amoratado de una de las inmigrantes.

La mujer procesada junto a los dos hombres por colaborar con ellos en el control y vigilancia de las inmigrantes, ha sido absuelta por el tribunal que entiende que fue «una víctima más, objeto de una concreta y probada agresión y cuyo pasaporte estaba, igualmente, retenido».

Además de la pena de cárcel, la Audiencia de Málaga impone a los dos hombres el pago de una multa de 7.200 euros y a indemnizar a cada inmigrante mediante el pago de 9.000 euros.

http://www.diariosur.es/20080313/malaga/condenados-ocho-anos-obligar-20080313.html

Castelldefels. (Barcelona). (EFE).- Los Mossos d’Esquadra han detenido a dos personas en Castelldefels acusadas de obligar a una menor de edad de nacionalidad rumana a prostituirse, ha informado hoy la policía catalana mediante un comunicado.

Seguir leyendo noticia

Los detenidos son Mircea P., de 35 años y vecino de Castelldefels, y Florin M., de 30 años y vecino de Barcelona, ambos de nacionalidad rumana.

Los hechos ocurrieron el pasado mes de junio cuando una menor llegó procedente de Rumanía a un pueblo de la provincia de Sevilla después de que uno de los dos detenidos la convenciese para que se desplazase a España con una falsa promesa de trabajo.

Una vez en el país le retiraron la carta de identidad de Rumanía y los dos detenidos la obligaron a prostituirse, a mantener relaciones sexuales con ellos y a entregarles 100 euros cada día.

Tres meses después de su llegada a España los dos detenidos trasladaron a la menor a Castelldefels, donde también la obligaron a prostituirse en la zona de la playa.

Los hechos se descubrieron el pasado 26 de febrero cuando la menor llamó al teléfono de emergencias 112, aprovechando que por primera vez sus captores la dejaban sola en una parada de autobús.

Poco después de la llamada la policía la descubrió en el interior de una tienda en la que se había refugiado. Los Mossos d’Esquadra detuvieron ese mismo día a los dos acusados y mantienen el dispositivo abierto, ya que no se descartan nuevas detenciones.

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080303/53441814682.html

La Policía Nacional arresta a un hombre y tres mujeres en un local de alterne de Valencia.

02.03.08 – A. CH. VALENCIA
Llegaban a la Comunitat Valenciana con una deuda de 2.000 euros contraída con una organización mafiosa. Pero los ardides delictivos del grupo de delincuentes hacían que, nada más pisar suelo español, las víctimas vieran como la cantidad a pagar se disparaba hasta los 5.500 euros.

La Policía Nacional ha puesto fin a las andanzas de la trama valenciana de esta red internacional dedicada a la introducción de mujeres brasileñas para el ejercicio de la prostitución. Los agentes de la Brigada de Extranjería y Documentación han detenido en Valencia a cuatro de sus miembros, tres mujeres y un hombre, según la Jefatura Superior de Policía.

Las investigaciones de la operación Luna se iniciaron a mediados del pasado mes, cuando los agentes supieron que en un local de alterne de Valencia podía estar explotándose sexualmente a mujeres en contra de su voluntad. La prostitución era el medio fijado por la red para que las mujeres pagaran la deuda generada como consecuencia del viaje a España.

El dispositivo se vio culminado el pasado 21 de febrero, cuando los policías registraron el club. En su interior localizaron 33 gramos de cocaína y 7.000 euros, así como documentación relativa al control que se ejercía sobre la actividad sexual de las mujeres .

Los agentes detuvieron al dueño del local, un joven marroquí de 30 años, y a tres mujeres de entre 20 y 45 años, de origen español, argentino y colombiano. Estas eran las encargadas de controlar a las mujeres que ejercían la prostitución.

La mafia desarticulada empezaba reclamando a las mujeres brasileñas 2.000 euros en concepto de billete de avión de ida y vuelta, reserva de hotel, seguro médico y dinero en efectivo para mostrar en frontera.

Pero una vez en Valencia, la deuda contraída subía a los 5.500 euros. Así, la mitad de sus ganancias en la prostitución iban destinadas a la amortización de la misma.

Las mismas fuentes señalaron que los arrestados, ante cualquier retraso del pago o incumplimiento de obligaciones por parte de las víctimas, les imponían a estas sanciones de hasta 40 euros.

A los detenidos se les acusa de ser presuntos autores de delitos relativo a la prostitución y contra los derechos de los trabajadores. El propietario del local de alterne está acusado también de un delito contra los ciudadanos extranjeros y contra la salud pública, por la droga hallada en el establecimiento. Desde la Jefatura Superior de Valencia indicaron que las tres mujeres fueron puestas en libertad por la policía tras tomarles declaración, con la obligación de comparecer ante el juez cuando sean requeridas. Mientras, el hombre pasó a disposición del juzgado de guardia.

Agentes de la Guardia Civil de León detuvieron el pasado martes, 26 de febrero, a cinco personas en distintos clubes de alterne de esta provincia, como presuntos autores de varios delitos, en su mayoría relativos a la prostitución. Al parecer, los detenidos se beneficiaban económicamente del ejercicio de la prostitución de varias mujeres, según informó hoy a Ical la Subdelegación del Gobierno en León.

La Guardia Civil de León inició una operación a principios del mes de diciembre, porque tenía la sospecha de que algunos individuos podrían facilitar la entrada en España de mujeres, sobre todo del este de Europa, para ejercer la prostitución en tres clubes de alterne de la provincia de León, por lo que recibían cantidades de dinero por parte de las propias mujeres como de estos establecimientos.

Los agetnes comprobaron que un joven rumano de 26 años, V.S.L., detenido por un presunto delito contra el derecho de los ciudadanos extranjeros contactaba con mujeres en su país y les ofrecía venir a España para trabajar como prostitutas en distintos clubes de la provincia, propiedad de dos hombres españoles, de 49 y 57 años de edad V.G.A. y J.L.L.P., detenidos como presuntos autores de delitos relativos a la prostitución. También, fueron detenidas dos mujeres de nacionalidad rumana, I.S., de 31 años de edad, como presunta autora de un delito de detención ilegal y otro de receptación y M.R., de 38 años de edad, como presunta autora de un delito de receptación.

Sexto detenido

Además, en el transcurso de la operación también constataron que una mujer estaba retenida en un club en contra de su voluntad, lo que implicó la detención de otra persona, como presunta autora de un delito de detención ilegal y otro de receptación. Los agentes comprobaron que en compañía de la sexta persona detenida existían efectos procedentes de diferentes robos.

Los seis detenidos junto a las diligencias instruidas, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de León.

http://www.diariodeleon.es/inicio/noticia.jsp?CAT=113&TEXTO=100000041171 

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico ilegal y a la explotación sexual de mujeres que se ha saldado con la detención de siete personas y la clausura de un club de alterne en Las Palmas de Gran Canaria. Se estima que la banda obtuvo unos ingresos entre 2006 y 2007 de un millón y medio de euros.

La investigación se inició a raíz de los controles realizados por la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación de Las Palmas, concretamente la Unidad contra las Redes de Inmigración y Falsedad Documental (Ucrif), ante la constatación de que las casas de contactos de la capital pasaron de ser establecimientos abiertos al público a domicilios particulares en los que actuaban organizaciones criminales.

Resultado del control ejercido, la Policía detectó en las inmediaciones de la calle General Vives un trasiego importante de mujeres de nacionalidad brasileña y de ciudadanos varones que entraban y salían del número 57 de dicha calle. En la casa, conocida como ‘Excita’, los agentes identificaron a varias ciudadanas brasileñas que ejercían la prostitución.

La organización desarticulada contaba con miembros afincados en Brasil, encargados de captar a mujeres jóvenes dispuestas a ejercer la prostitución en España. Una vez seleccionadas, sus fotos eran enviadas por correo electrónico a los dirigentes de la red asentados en Las Palmas a la espera de aprobación.

La cúpula de la organización costeaba todos los gastos de viaje de las mujeres para que pudieran traspasar la frontera española en calidad de turistas, lo que incluía billete de avión de ida y vuelta, dinero en efectivo para constituir la bolsa de viaje y reserva hotelera. A su llegada a Las Palmas, las mujeres eran trasladadas al establecimiento clausurado.

Una vez en el club, las chicas contraían una deuda con la organización equivalente al coste de su traslado a España y que podría rondar los 1.500 euros. Dicha deuda debería ser amortizada con los servicios sexuales que prestasen en el club y en tanto en cuanto no fuera liquidada no recibirían ningún dinero. Además no podían abandonar la casa libremente sin el consentimiento de los responsables del establecimiento.

Según la Policía, todas presentaban un perfil similar: chicas jóvenes, de escasa instrucción, con problemas económicos en su país de origen, con cargas familiares y problemas de deudas, entre otros. Se estima que entre los años 2006 y 2007 la organización introdujo en España a medio centenar de mujeres y obtuvo en torno al millón y medio de euros.

Tras el registro del establecimiento y varios domicilios, los agentes se incautaron de cerca de 6.000 euros en efectivo e identificaron cuatro mujeres que se encontraban en el interior de la casa, tres de ellas fueron detenidas por infracción a la Ley de Extranjería. Por ello, se procedió a la clausura judicial del local.

En total fueron detenidas seis personas acusadas de asociación ilícita, de delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, contra los derechos de los trabajadores y relativos a la prostitución y blanqueo de capitales. Los detenidos, en unión de las diligencias instruidas, pasaron a disposición de la Autoridad Judicial, decretando la prisión de todos ellos.

Estos fueron Carlos A.O., de 35 años, natural de Las Palmas de Gran Canaria, con varios antecedentes por diversos delitos; Antonio M.S., de 40 años, natural de Suiza, español, asimismo con varios antecedentes; Santiago A.O., de 37 años; Alberto S.G., de 30, ambos naturales de Las Palmas de Gran Canaria; Silvio C.G., de 25, cubano; Bruno, de 25 y Deborah C.V., de 24, ambos brasileños.

http://www.elcorreogallego.es/index.php?option=com_content&task=blogsection&id=11&Itemid=46&idMenu=6&idNoticia=270133 

La renuncia de un acusado a su abogado obligó ayer a suspender hasta el mes mayo un juicio contra 16 ciudadanos rumanos acusados de explotar sexualmente a mujeres de su misma nacionalidad a las que traían de su país a Zaragoza y Lérida, presuntamente, con la promesa de facilitarles trabajo en la hostelería o el servicio doméstico. El juicio debía durar dos jornadas, pero uno de los procesados alegó ante el tribunal de la Sección Primera que su letrado se hallaba en ese momento en una sala contigua, interviniendo en un juicio por asesinato.

Con todo, la vista oral solo se habría celebrado con la mitad de los acusados presentes en la sala, dado que cinco de ellos se encuentran en rebeldía y tres más, sobre los que pesan los cargos más graves, se hallan en paradero desconocido.

En el juicio debían intervenir quince testigos citados por el fiscal, siete de ellos en calidad de protegidos. Todos ellos son, según el ministerio público, jóvenes rumanas que fueron “captadas con engaño para el ejercicio de la prostitución”.

Todos los acusados, salvo uno, se enfrentan a una petición personal de pena de 51 años de cárcel como supuestos autores de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y catorce delitos relativos a la prostitución, en algunos casos de menores de edad. Un procesado, Ioan Daniel T. se expone a ocho años más de cárcel al estar acusado de violar a una joven “con la que mantuvo acceso carnal por vía oral”, según el escrito de acusación.

La defensa solicita la absolución de todos ellos alegando que no explotaban sexualmente a sus compatriotas. Sin embargo, el fiscal mantiene que, desde mediados del 2003 y durante un año, los 16 procesados formaban una organización que, tras traer mediante engaño a España a jóvenes rumanas, las obligaban a prostituirse en clubs de alterne del extrarradio de Zaragoza y de Lérida.

El ministerio público sostiene que las mujeres eran explotadas sexualmente hasta que satisfacían “supuestas deudas en concepto de viajes y de obtención de documentos”. Las muchachas se alojaban en dos viviendas, una en Casetas y otra en la urbanización Parque Roma, donde eran vigiladas por miembros de la banda que las amedrentaban para que no huyeran. En un caso, a una joven que ganó 8.000 euros prostituyéndose “contra su voluntad”, la organización solo le entregó 300. Y otra fue amenazada de muerte para obligarla a ejercer la prostitución.

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=390292 

Agentes de la Policía Nacional de Córdoba han detenido a dos personas de nacionalidad rumana, G.C.M., varón de 36 años, y M.L., mujer de 34 años, ambos pareja sentimental y domiciliados en Córdoba, como presuntos responsables de amenazas, coacciones contra una compatriota, a la que además obligaron a prostituirse.   Según informó la Policía en un comunicado, la víctima, E.S.G., de 23 años de edad y, al parecer, pariente de M.L. viajó hasta Córdoba desde Rumanía tras recibir una oferta de trabajo por parte de la mujer detenida que consistía en la asistencia domiciliaria a personas de la tercera edad.

Dado que la víctima carecía de recursos económicos, M.L le prestó una cierta cantidad de efectivo para trasladarse a ésta ciudad. A su llegada a Córdoba, según los hechos denunciados, pudo comprobar que tal trabajo no existía y que ante todo debía pagar la deuda contraída, ofreciéndole M.L. la posibilidad de trabajar en algún club de alterne ejerciendo la prostitución. Debido a esta situación de precariedad económica y personal, ya que a su cargo tiene un hijo pequeño en su país, además de tener que pagar los gastos de alojamiento, tuvo que aceptar la propuesta y entró a trabajar en varios clubes de alterne, siempre controlada por M.L.

Por otra parte, para garantizar el pago de la deuda y los gastos, así como para exigirle una parte de lo que ganaba con la prostitución, G.C.M. se apoderó de su documentación rumana y otros documentos personales.

Cuando la víctima se desvinculó de la prostitución por iniciar una relación sentimental, decidió marcharse del domicilio que compartía con los detenidos e intentó que le fueran devueltos sus documentos, pero G.C.M. le exigió el pago de una importante cantidad de dinero por los mismos y le amenazó para que no denunciase los hechos.

El pasado día 19 cuando G.C.M. se citó en un local público con la actual pareja de la víctima para intentar recuperar la documentación de ésta a cambio de una transacción económica, funcionarios policiales procedieron a su detención y cacheo, siéndole ocupada la Carta de Identidad retenida. Posteriormente se procedió a la detención de M.L., y ambos fueron puestos a disposición judicial.

http://www.europapress.es/00279/20080225174628/cordoba-sucesos-policia-detiene-dos-rumanos-obligar-compatriota-prostituirse.html 

Según Francisco Morenas Fernández, Inspector Jefe del Cuerpo Nacional de Policía, se calcula que “en España ejercen la prostitución unas 350.000 mujeres, de las que el 70% son extranjeras en situación irregular, especialmente de Rumania, Nigeria, Colombia, Brasil, Rusia y Ucrania“.

Las rutas utilizadas por las redes de trata de mujeres hacia España siguen cursos paralelos a los de las corrientes de inmigración irregular.

Los mayores flujos proceden de América del Sur, por una evidente afinidad cultural y lingüística.

Les siguen las corrientes desde África y desde los países de Europa del este, por razones de proximidad geográfica.

Además, España es utilizada como país de tránsito hacia otras naciones de la Unión Europea, Estados Unidos o Canadá, según explica el comisario del Cuerpo Nacional de Policía Carlos Botrán Prieto en su artículo “Explotación de la inmigración irregular”, publicado en la revista Ciencia Policial.

La trata de mujeres suele estar asociada a otras especialidades delictivas, como el tráfico de armas, el narcotráfico o la falsificación de documentos.

De hecho, las rutas de traslado y la red de intermediarios tienen con frecuencia vínculos comunes.

Según el inspector Morenas Fernández, algunas organizaciones criminales que con anterioridad se dedicaban al tráfico de drogas o al contrabando de tabaco ahora se dedican al tráfico de personas, ya que esta actividad les resulta “más rentable desde el punto de vista económico y menos peligrosa desde el punto de vista de la sanción penal”.

La mayoría de las víctimas de trata que entran en España lo hace de manera legal, con visados de turista o con contratos de trabajo que luego resultan ser falsos.

Una vez en territorio español, las mujeres se quedan de manera irregular, forzadas a ejercer la prostitución.

Según la abogada Beatriz García, de la organización de ayuda a la mujer prostituida Vagalume, de Santiago de Compostela, son las organizaciones de trata de personas quienes gestionan en la nación de origen los papeles necesarios para entrar en España.

Uno de los problemas a los que se enfrenta la lucha contra la trata de personas es que en la mayoría de los países de origen es relativamente fácil para las redes obtener documentos falsificados, desde partidas de nacimiento y pasaportes, hasta historiales bancarios y policiales, según constató BBC Mundo con varios especialistas y víctimas.

“En una semana me hicieron un pasaporte falso”, le dijo a BBC Mundo una joven que se hace llamar Yumela y que era menor de edad cuando fue trasladada bajo engaño desde Rumania hasta España.

Pese a esto, Beatriz García sostiene que el hecho de que se pida un visado dificulta la trata, porque el proceso de gestión exige más tiempo y dinero.

Desde que España exige visados de turismo a los ciudadanos colombianos y dominicanos hay menos mujeres de estas nacionalidades en los ambientes de prostitución, señala la abogada Beatriz García.

Por el contrario, puntualiza, “en Galicia (en el noroeste de España) hay una afluencia masiva de mujeres brasileñas, porque a ellas no se les exige visado”.

A finales de los años 90 llegó a la Península Ibérica un gran contingente de mujeres latinoamericanas.

Sin embargo, según le dijo a BBC Mundo María José Barahona, especialista en prostitución en España, los datos del 2006 revelan que el número relativo de prostitución latina en el país ha disminuido en los últimos años, “fundamentalmente porque ha aumentado la cantidad de mujeres que llegan desde Europa del este”, un flujo alimentado por la expansión de la Unión Europea.

Este dato fue confirmado por Rocío Nieto, de la organización madrileña APRAMP, que lleva dos décadas trabajando para frenar la prostitución.

“Ahora mismo prioritariamente tenemos a mujeres de Europa del este, que son también las que denuncian más”, le explicó a BBC Mundo.

“La mayoria de las mujeres latinoamericanas no vienen tan sumamente vigiladas, ni controladas, ni en redes tan violentas como las mujeres de Europa del este”, explicó.

En efecto, según el inspector de la policía Francisco Morenas Fernández, las redes de los países del este se caracterizan “por la excesiva violencia y crueldad, siendo las redes rumanas las más importantes”.

 http://www.larepublica.es/spip.php?article9733

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron este martes a ocho personas como presuntas integrantes de un grupo dedicado a la prostitución de menores, a las que tenían retenidas, según informa en un comunicado fuentes de la Comisaría Provincial de Alicante.

Los detenidos son tres hombres y cinco mujeres, identificados como R.P., de 34 años, de nacionalidad rumana; G.S., mujer de 30 y también rumana, I.C., una joven de 23 años de nacionalidad rumana; S.S.F., de 29 años y rumano; L.M.M.G., de nacionalidad española y 51 años;  E.F.H., colombiana de 36 años; C.J.C.G., mujer de nacionalidad dominicana y de 29 años; y D.A.B., también dominicana y de 24 años.

Venta de menores

Los arrestos son fruto de la operación Pitic, que se inició tras la denuncia presentada en el mes de abril de 2007 por una ciudadana rumana. Esta mujer alertó a la Policía de que su hermana, menor de edad, había sido vendida en España y estaba siendo explotada en el ejercicio de la prostitución por parte de un grupo de proxenetas de su misma nacionalidad.

En noviembre de 2007, tras varias investigaciones, se localiza a la víctima trabajando en un club de la provincia, con documentación falsa, y aunque aparentaba mayoría de edad, tenía en ese momento 17 años. La joven explicó que estaba privada de libertad, sometida a todo tipo de humillaciones y lesiones, por parte de las personas que la obligaban a prostituirse.

Además, manifestó a los agentes encargados del caso que ya desde los 15 años estaba obligada a prostituirse y que había estado en otro club de la provincia de Alicante, bajo identidad falsa, aparentando mayoría de edad.

Tras esta primera declaración, continuaron las investigaciones, y se comprobó que los integrantes de esta organización tenían más mujeres explotadas en el interior del mismo club en el que se localizó a la menor, y que eran vigiladas permanentemente por una controladora que formaba parte de la organización desmantelada.

Detención 

De este modo fueron detenidos ocho presuntos miembros del grupo y se realizaron registros en el club donde trabajaban. También fue liberada otra de las víctimas, quien había sido sacada de allí por la fuerza por parte de su controladora. No obstante, cuando pretendían huir fueron interceptadas por agentes que formaban parte del dispositivo policial y que se encargaban del control exterior del local.

De las investigaciones realizadas, se desprende que el dinero conseguido por el grupo desmantelado era enviado a Rumania a través de empresas especializadas en transferencias de dinero al extranjero, para lo que utilizaban la documentación de identidad de otras personas, entre ellas las de las víctimas del grupo, obligadas a prostituirse, para eludir las investigaciones policiales.

Así mismo, según la policía, “destaca la crueldad con la que el grupo trataba a las mujeres que sometía a prostitución, dado que no tenían ningún reparo a la hora de venderlas o comprarlas a otras organizaciones o personas a cambio de dinero”, por lo cual la investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones, según indicaron las mismas fuentes.

De los registros efectuados, fueron decomisados 5.500 euros en efectivo; documentaciones personales y fotografías de las víctimas obligadas a prostituirse; resguardos de envío de dinero a Rumanía; numerosas joyas y material electrónico.

Los detenidos y las diligencias policiales pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, según señalaron las mismas fuentes.

http://www.adn.es/local/valencia/20080220/NWS-3068-Detienen-Alicante-prostitucion-dedicado-menores.html

GIRONA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) –   El Cuerpo Nacional de Policía (CNP) detuvo la noche del jueves a ocho personas –seis encargados y dos propietarios– por delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal, prostitución y contra los derechos de los trabajadores, en una operación en tres clubes de alterne en la carretera N-II de Hostalets de Llers (Girona), según confirmó hoy a Europa Press el Cuerpo.

La primera redada fue en el club Moonight, donde los agentes detuvieron al propietario del local, Pablo O., de origen uruguayo y nacionalidad española, y los encargados, María M., española, y Agustín O., uruguayo. También identificaron a 46 mujeres de diferentes nacionalidades, entre ellas, rumana, rusa y brasileña, y detuvieron a dos de ellas por infracción a la Ley de Extranjería, según avanzó hoy el diario ‘El Punt’.

La segunda intervención fue en el club Eros, en el que se detuvo al dueño, Serge R., francés, y a los encargados Jordi B. y Liubov C. Además, fueron identificadas seis mujeres, cuatro de ellas rumanas, una rusa y otra nigeriana. Esta última fue detenida por no tener la documentación en regla para residir en España.

Finalmente, se realizó una redada en el local Somnis, en el que se detuvieron a dos encargadas, Petronila I. e Inés M. Se identificó a diez mujeres y se detuvo a una nigeriana por infringir la Ley de Extranjería.

http://www.europapress.es/00284/20080219122522/ocho-detenidos-proxenetismo-operacion-tres-clubes-alterne-hostalets-llers-girona.html

M.O.I. PALMA. La Policía detuvo el pasado viernes al gerente de un prostíbulo de la calle Manacor, en Palma, que tenía en su poder 130 plantas de marihuana en un invernadero y un kilo de cogollos. La operación, que arrancó a mediados de enero con el arresto de 14 prostitutas del local que no tenían permiso de residencia en España, ha permitido detener a otras cuatro mujeres que supuestamente ejercían como encargadas del club de alterne.
Según informó ayer la Policía, la segunda fase de la operación se llevó a cabo a finales de la semana pasada, cuando fue detenido el joven de 28 años que supuestamente administra el local, identificado como Antonio L.C.. Su padre, propietario del establecimiento, cumple una condena en prisión por delitos relativos a la prostitución. Al acusado se le intervinieron más de un centenar de plantas y casi un kilogramos de cogollos que supuestamente iba a vender.
También fueron arrestadas cuatro mujeres que presuntamente ejercían como encargadas del local por un delito relativo a la prostitución. Se trata de Amparo M.C., de 40 años, Susana V.C., de 48, Anely A.J., de 41, y Deusa A.S., de 46. Esta última está acusada también de tráfico de drogas, resistencia y desobediencia, ya que en el momento de su detención se enfrentó a los agentes.

http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=1809_10_332247__Sucesos-Policia-interviene-plantas-marihuana-gerente-prostibulo-calle-Manacor

MÁLAGA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) –   Agentes de la Policía Nacional han detenido y puesto a disposición judicial a una pareja como responsable de presuntos delitos de falsedad documental, robo con fuerza e inducción a la prostitución, tras haber detectado operaciones fraudulentas procedentes de un chalé-club privado ubicado en Benalmádena (Málaga), siendo por el momento 36 las tarjetas de crédito utilizadas de forma ilícita, con un importe real defraudado de 33.940 euros.

Las investigaciones, realizadas en el marco de la operación ‘La bolita’, comenzaron como resultado de tres denuncias formuladas por titulares o representantes de las tarjetas de crédito, en las que se informaba de las distintas operaciones de pago fraudulentas que se estaban realizando con las mismas, las cuales tenían denunciadas en calidad de sustraídas o extraviadas, según informaron desde la Comisaría Provincial a través de un comunicado.

Fruto de las indagaciones realizadas se comprobó que dichas operaciones de pago se realizaban desde una terminal de punto de venta (TPV) asociado a una cuenta corriente y a un número de teléfono, contratado por la ahora ya detenida, Aurelia Elena C., nacida en Rumanía y de 23 años, y que estaba ubicado en un chalé de Benalmádena, alquilado por el también arrestado, Ariel Marcelo L., argentino de 33 años.

Según las pesquisas, en este chalé, cuya administradora única es Aurelia Elena, aunque figuraba como firma comercial de restauración, se llevaban a cabo contactos y relaciones sexuales. Todos los servicios realizados se cobraban a través de la citada terminal.

Hasta el momento se ha detectado el uso fraudulento de 36 tarjetas de crédito diferentes, por un importe real defraudado de 33.940 euros, habiéndose intentado defraudar 243.640 euros, siendo el montante total de las operaciones de 277.582 euros en un periodo comprendido entre el 14 de octubre de 2007 y el 14 de enero de este año.

Como medida de seguridad, al día siguiente el mencionado terminal fue bloqueado ante la existencia de irregularidades en el cobro mediante este sistema de pago. La operación continúa abierta debido a la diversidad geográfica de la ubicación de los titulares de las tarjetas.

http://www.europapress.es/00279/20080218165723/malaga-sucesos-policia-detiene-dos-personas-detectar-operaciones-fraudulentas-club-privado-benalmadena.html

El juez pide 50 años de cárcel para él y para el dueño del club de alterne.

12.02.08 – L. ORTEGA CASTELLÓN
A. D. tenía sólo 15 años cuando llegó a la estación de autobuses de Castellón desde Rumanía, acompañada de su novio. El plan era coger un taxi que les llevara hasta Fanzara, localidad donde vivía la madre del chico, pero su intención se truncó muy pronto. Según la calificación del fiscal, en apenas unos minutos, mientras ambos buscaban un coche libre, se les acercó un Mercedes de color gris con cuatro personas en su interior y, usando la fuerza, les obligaron a subir y les llevaron hasta una casa de Betxí en la que fueron encerrados en un cuarto trastero. Los dos acababan de ser secuestrados por una mafia internacional dedicada a la prostitución.

El presunto jefe de la organización, su hijo y el gerente del local donde, según el fiscal, se obligaba a trabajar a las chicas, declararon ayer ante la Audiencia Provincial de Castellón en un juicio por el que el fiscal pide hasta 126 años de prisión para los tres acusados. Todos negaron formar parte de la organización.

Ion J. T., el presunto jefe de la mafia se enfrenta a 50 años de cárcel por dos delitos de detención ilegal, dos más de amenazas graves, un delito de inducción a la prostitución, uno de agresión sexual, uno de secuestro y otro de dirección de asociación ilícita. La misma pena se solicita para el gerente del club por dos delitos de detención ilegal, un delito de inducción a la prostitución, dos delitos de agresión sexual y un delito de pertenencia activa a asociación ilícita.

Según el escrito provisional del fiscal, el jefe de la banda retuvo y amenazó de muerte e a los dos jóvenes. Al chico le obligaron a realizar las tareas domésticas de la casa. A la chica la obligaron a iniciarse y ejercer la prostitución. Cada noche, las personas de la red encargada del transporte llevaban a la menor de edad hasta el club de alterne Malibu, en Vila-real. Allí, en connivencia con el procesado Antonio C. M., gerente del establecimiento, “explotaban sexualmente a la chica a la que retornaban, una vez concluidos los servicios, al domicilio donde permanecía encerrada en el cuarto trastero”, establece el escrito provisional del fiscal. El acuerdo con el gerente se cerró tan sólo un día después de que la organización captara a la chica. A él le gustó la menor y pidió a Ion que le facilitara un documento en el que se alterara la fecha de nacimiento por si venía la policía. En todo momento A. D. estuvo bajo la vigilancia de la red, una organización que ha sido definida por el fiscal de caso como “casi militar.”

La menor, siempre según el escrito fiscal, fue obligada a ejercer la prostitución desde el día siguiente a su llegada a Castellón durante veinte días. Cada noche mantenía una media de cinco relaciones que se cobraban a 50 euros. Diez iban al club y el resto se los quedaba la mafia.

Pasadas tres semanas, el jefe propuso al novio de la chica dejarle en libertad bajo la condición de que si quería recuperarla tenía que ir a Rumania y procurarle dos chicas más. Él se fue y sus pasos también fueron vigilados. Pese a ello, finalmente pudo hablar con su familia y con la de su novia y contarles lo sucedido. Días después lo haría a la policía.

Supuestamente la mujer engañó a las víctimas con falsas promesas de trabajo y las retuvo en su domicilio durante más de 72 horas.

ALMERÍA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) –

La Guardia Civil ha detenido a una mujer y a su compañero sentimental, identificados como M.L.R. y A.E., quienes, supuestamente tras engañar a dos jóvenes rumanas para venir a con falsas promesas de trabajo, las retuvieron contra su voluntad en el domicilio de ambos y las obligaron a ejercer la prostitución para abonar los costes del viaje, que ascendían a 2.000 euros.

Según informó la Comandancia de Almería en una nota, las víctimas permanecieron más de 72 horas detenidas desde su llegada al aeropuerto de Almería, hasta que el pasado día 7 una de ellas consiguió evadir la vigilancia de los detenidos para interponer denuncia ante el cuartel del término municipal de Roquetas de Mar.

La mujer, de 19 años, detalló a los agentes que M.L.R. le propuso a ella y una amiga viajar desde Rumania para trabajar en el sector agrícola y hostelero, además de prometerles que les facilitaría alojamiento una vez llegarán al localidad del Poniente almeriense.

Sin embargo, una vez en España y ya en el interior de la vivienda que la detenida compartía con A.E., les exigió el pago de 2.000 euros en concepto de gastos de avión y manutención a través del ejercicio de la prostitución. Tras negarse ambas, según continúa la denuncia, M.L.R. les agredió y les retuvo el pasaporte para impedir que pudieran huir.

Durante los 72 días que duró su cautiverio, presuntamente la pareja obligó a la joven de 19 años a mantener relaciones sexuales no consentidas a diario con, al menos, 21 clientes para cancelar la deuda contraída.

Los agentes de la Policía Judicial localizaron el pasado día 7 la vivienda propiedad de M.L.R. y A.E. tras un exhaustivo reconocimiento de varias zonas del término municipal con los escasos datos aportados por la víctima que, pese a su casi nulo conocimiento de español, describió el inmueble “con una palmera en el patio, vistas al mar y frente a un barco”.

Tras arrestar a la pareja, de 36 y 34 años de edad, se recuperaron los pasaportes de ambas jóvenes y se lograba encontrar a la segunda de ellas, quien durante la operación abandonó el interior de la casa, caminando, desorientada, por una calle cercana

El Juzgado de Instrucción número tres de Roquetas de Mar ha decretado el ingreso en prisión de M.L.R y la libertad con cargos de su compañero sentimental, a los que imputa como presuntos autores de un delito de detención ilegal y otro de inducción a la prostitución.

Los Servicios Sociales del Ayuntamiento de la localidad, por su parte, han prestado asistencia a las víctimas, a quienes gestionaron un alojamiento para preservar su intimidad y su posterior repatriación a Rumania, cuyo coste ha asumido el Consistorio.

http://www.europapress.es/00279/20080211143827/almeria-sucesos-detenida-pareja-acusada-obligar-dos-jovenes-rumanas-prostituirse-pagar-2000-euros.html

ZAMORA, 1 Feb. (EUROPA PRESS9   Siete mujeres extranjeras en situación irregular, que ejercían la prostitución en el club El Elefante de Oro de Coreses (Zamora) – , fueron sido detenidas por la Policía tras un control efectuado en el local. Las detenciones se producen dos meses después de que la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación llevara a cabo una operación que terminó con la detención de 16 personas en el mismo club, entre ellas el propietario del establecimiento y las personas que formaban parte de una red que captaba a las mujeres en Argentina.

Según informó hoy la Subdelegación del Gobierno a Europa Press,  la detención de las siete mujeres se produjo al ejecutar varios expedientes de expulsión resueltos por la administración, que habían sido iniciados hace dos meses durante el registro ordenado por el juzgado de instrucción número 4 de Zamora.

El control llevado a cabo en el club se desarrolló “con absoluta normalidad”, según las mismas fuentes. En el transcurso del mismo se identificaron a un total de 28 personas de nacionalidad extranjeras y se detecto que siete de ellas se encontraban en situación irregular por lo que fueron detenidas y trasladadas hasta las dependencias policiales.

Una vez en comisaría se inició un expediente sancionador de expulsión contra tres de ellas. Respecto a las cuatro restantes, que ya tenían resueltos los expedientes, se iniciaron los trámites para hacerlos efectivos.

Una de ellas fue expulsada ayer y otra fue ingresada en un centro de internamiento de Carabanchel (Zamora). Las otras quedaron todavía pendientes.

http://www.europapress.es/00283/20080201184630/sucesos-detenidas-siete-mujeres-ejercian-prostitucion-club-alterne-coreses-zamora.html

Según su testimonio, la amenazaron para que siguiera trabajando en un local de Sant Antoni a pesar de que quería dejarlo y la obligaron a denunciar a otros ciudadanos de su país como proxenetas EIVISSA | S. P. Una joven de nacionalidad rumana denunció ayer ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Eivissa, que realiza el servicio de guardia, a dos compatriotas que supuestamente le habían obligado a mantener relaciones sexuales con varios hombres a cambio de diversas cantidades de dinero y que, bajo amenazas, le habían obligado a presentar una denuncia falsa ante la comisaría de la Policía Nacional de Vila, informaron ayer fuentes de la Fiscalía. Por su parte, el matrimonio imputado negó todas las acusaciones que formuló la mujer contra ellos.
La denunciante también relató durante su toma de declaración que, supuestamente, había sido violada por uno de los dos imputados al poco tiempo de llegar a Eivissa, en el mes de agosto pasado, si bien desde el ministerio fiscal se reconoció la dificultad de que se pueda sostener esta imputación dado el tiempo ocurrido desde la supuesta agresión sexual.
Según el relato de la joven, la pareja de acusados (un matrimonio formado por A.N. y A.D., ambos rumanos) la captó en verano en su país natal para venir a Eivissa para ejercer la prostitución. A cambio la chica debía abonar 4.000 euros por el viaje y la estancia, cantidades que serían descontadas del dinero que lograra.
Una vez aquí, la joven empezó a trabajar en el club `New Star´ de Sant Antoni. Además de en este club de alterne, la pareja que le trajo de Rumanía captaba clientes que acudían al apartamento en que la joven residía o bien ella debía desplazarse para realizar servicios sexuales.
Con toda esta actividad, la denunciante asegura que lograba unos 1.000 euros a la semana durante el verano y unos 400 actualmente, cifras que se quedaban íntegramente los dos acusados, según su versión.
Una vez estaban cubiertos los 4.000 euros solicitados inicialmente por el matrimonio, la joven mostró su voluntad de dejar de trabajar para ellos pero entonces, y presuntamente bajo amenazas, le obligaron a seguir prostituyéndose.
Siempre según el relato de la joven, también fue coaccionada para que presentara, junto a A.N., una denuncia en la comisaría de la Policía Nacional de Vila contra un grupo de ciudadanos rumanos a quienes debía acusar de obligarle a a ejercer la prostitución.
Fuentes de la Fiscalía apuntaron la posibilidad de que, de confirmarse este punto, se tratara de una maniobra para acabar con otro grupo rival que traía chicas a Eivissa para los clubes de alterne.
La Fiscalía solicitó la prisión provisional con fianza de 6.000 euros para cada uno de los imputados.

http://www.diariodeibiza.es/secciones/noticia.jsp?pRef=3327_2_218515__PITISES-I-BALEARS-joven-rumana-denuncia-compatriotas-obligarla-prostituirse

Ideal de Granada. 29-12-2007. Carlos Morán.

http://www.ideal.es/granada/20071229/granada/menor-juicio-raptar-obligar-20071229.html

El secuestro se produjo en el área metropolitana y la mujer acabó en un club de Cataluña. Fue liberada gracias a a la localización de su teléfono móvil.

Es una de esas historias sórdidas y subterráneas en las que los verdugos también son víctimas. La Fiscalía de Menores de Granada va a sentar en el banquillo de los acusados a un chaval, originario de un país del este de Europa, que participó en el secuestro de una compatriota que, acto seguido, fue trasladada a un club de alterne de Cataluña para ser explotada sexualmente.

Los raptores coaccionaron a la infortunada mujer, madre de un niño pequeño, con una amenaza cruel: si hablaba, su bebé lo pagaría.

Unas semanas después de su desaparición, las Fuerzas de Seguridad del Estado liberaron a la joven. Los investigadores rastrearon y localizaron el móvil de la víctima, que, desde su cautiverio, solía telefonear a su familia, residente en un pueblo del área metropolitana de la capital, para saber cómo seguía su pequeño. A sus parientes les había dicho que había tenido que viajar a Italia para arreglar un asunto.

El secuestro se produjo un día de verano del año pasado. La mujer se había acercado hasta el centro de salud de su localidad para pedir la tarjeta sanitaria. Allí fue abordada por varios individuos entre los que se encontraba el menor que ahora va a ser juzgado.

Los delincuentes sacaron a la joven del ambulatorio a la fuerza y la trasladaron hasta una cafetería cercana. Después, viajaron hasta Jaén y, acto seguido, partieron hacia Cataluña, concretamente hacia una localidad de la provincia de Girona.

Allí, y con su voluntad también secuestrada por las graves amenazas que pesaban sobre su bebé, tuvo «tratos sexuales» durante algo más de un mes.

Ella no dijo nada a las autoridades, pero la preocupación de su familia -a la que no convencían unas explicaciones llorosas a través del teléfono- iba en aumento y el caso estalló.

Conversación cortada

En una de esas conversaciones a través del móvil, sus parientes incluso llegaron a escuchar cómo una voz masculina gritaba «¿No!» e, inmediatamente, quedó interrumpida la comunicación.

La Guardia Civil de Girona, alertada por sus compañeros de Granada, consiguió unas semanas después liberar a la joven y trasladarla de vuelta a casa.

El más joven de sus presuntos raptores, apenas era un niño, deberá sentarse ahora en el banquillo para responder por la comisión de un supuesto delito de secuestro y otro relativo a la prostitución. La Fiscalía reclama para él una pena de 18 meses de libertad vigilada.

Entre los sospechosos figura un policía local que fue arrestado por no auxiliar a la víctima.

B.P. PALMA. El Cuerpo Nacional de Policía en Palma ha desarticulado un grupo de ciudadanos rumanos por obligar a ejercer la prostitución a una compatriota, de 15 años, que supuestamente fue captada en su país de origen bajo una falsa promesa de un puesto de trabajo como cuidadora de niños. La Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsificación (UCRIF) ha detenido a nueve personas tanto en Mallorca como en Rumanía en la denominada ´Operación Alcántara´ por su presunta implicación en el caso. Entre ellas se encuentra un policía local que fue arrestado por denegación de auxilio y omisión del deber de perseguir delitos, ya que, según fuentes policiales, a pesar de tener conocimiento de la situación que vivía la menor en un club de alterne de la isla, no hizo nada para para impedirlo.
Las pesquisas se iniciaron hace dos meses cuando la Policía tuvo conocimiento a través de las autoridades de Rumanía que una adolescente de ese país había sido captada y trasladada a Mallorca para prostituirse bajo amenazas. Los agentes identificaron a los presuntos captores que trajeron engañada a la víctima. La perjudicada estaba convencida de que iba a trabajar en la isla como cuidadora de niños y enfermos. No obstante, nada más llegar a Mallorca, fue retenida en un domicilio de una tercera persona donde fue sometida a varias violaciones. Los supuestos captores también integraban un grupo delictivo dedicado a la prostitución callejera y a la comisión de hurtos en grandes superficies y en zonas de playa. Esta actividad era simultaneada con tareas en el sector de la construcción donde supuestamente usaban identidades falsas para trabajar.
La menor fue trasladada a un club de Can Picafort donde era obligada a ejercer la prostitución bajo un estricto control. Finalmente, la víctima consiguió huir del local y refugiarse en una vivienda.

http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=1748_10_316508__Sucesos-Nueve-detenidos-prostituir-menor-club-isla